Súper Gen Divino – Capítulo 995: Invencible frente a un Igual

Sexto Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Una luz blanca brilló con fuerza cuando Han Sen subió a las nubes físicas de Shen Xiao. Entonces, dijo, “Me temo que esta será mi última pelea en la tercera base espiritual. Nadie se atreverá a luchar contra mí, después de lo que están a punto de ver. Dicho esto, te concederé la oportunidad de renunciar antes de que empecemos.”

Los Espíritus que observaban, todos creyeron que Han Sen estaba tratando de escapar de la pelea con un farol.

Al principio, el Rey del Espacio Dividido no dijo una palabra. Silenciosamente se subió a las nubes de Shen Xiao, y luego dijo fríamente, “Tienes miedo, ¿eh? Deberías tenerlo.”

Han Sen se rió en respuesta, y dijo, “Puedes seguir creyendo eso, si te sirve de algo. Pero qué tal si te dejas de tonterías y tratas de matarme, como has estado diciendo una y otra vez.”

El Rey del Espacio Dividido blandió su mano como una espada que parecía desgarrar el tejido de la realidad.

Las grietas se extendieron por el espacio que rodeaba a Han Sen.

“Realmente maneja el elemento espacio. Aunque en realidad no destroza la dimensión, es bastante impresionante ver cómo se forman grietas en el propio tejido del espacio.” Han Sen deseaba aún más los genes ahora.

Pero viendo lo que ocurría a su alrededor, Han Sen no intentó retroceder. Quería ver si su Súper Espíritu Rey podía resistir el ataque.

Si no podía ir contra el espacio, entonces eso significaba que no era indestructible.

Así que Han Sen estiró su cuerpo mientras la luz corría por sus venas y músculos. La luz de su exterior se amplificó.

A medida que las grietas de la dimensión se acercaban, parecía que iban a destrozar su cuerpo.

Pero sin miedo, Han Sen estiró los brazos y se preparó para golpear a su enemigo, aparentemente sin importarle las grietas que se acercaban rápidamente.

“¡Idiota!” El Rey del Espacio Dividido se rió.

Aunque su poder era bajo, las grietas eran como armas voladoras que buscaban rebanar y cortar a Han Sen en pedazos.

Todos los Espíritus, al ver que Han Sen acababa de avanzar, pensaron que algo iba mal.

En el momento en que Han Sen atravesó las grietas, su cuerpo sangró.

Incluso el puño de Han Sen sangraba. Y mientras avanzaba, lo hacía con una luz roja, ya que sus ropas estaban teñidas con su sangre.

Ni siquiera los Espíritus Rey podían atravesar las grietas sin ser destruidos en un aluvión de laceraciones.

“Los poderes espaciales son demasiado fuertes. ¿Hay algo ahí fuera que pueda resistirlo?”

“El Rey del Espacio Dividido es realmente indestructible.”

“Ni siquiera El Soberano puede vencerlo. Si hay algo que pueda desafiarlo, apostaría a que es sólo un Espíritu que maneje el elemento tiempo.”

El Rey del Espacio Dividido lo miró con arrogancia, diciendo, “Qué tonto, tratando de trascender y atravesar la fractura del espacio.”

El cuerpo de Han Sen estaba cubierto de horripilantes cortes, y la trituración roja de su ser era como la marca de una telaraña. El Rey del Espacio Dividido creía que el cuerpo del Soberano se derrumbaría en un montón de carne picada si empujaba un segundo más.

Pero el puño de Han Sen se estaba acercando. Se estaba acercando peligrosamente.

La cara del Rey del Espacio Dividido cambió. Quería formular más grietas espaciales, pero era demasiado tarde para hacer algo.

El furioso puño de Han Sen iba a aterrizar, y lo mejor que podía hacer era establecer un endeble bloqueo.

El músculo chocó contra el músculo, y el hueso con el hueso.

Los Espíritus, al ver que el cuerpo de Han Sen se acercaba con un puño resplandeciente, observaron con gran intensidad cómo rompía los brazos del Rey del Espacio Dividido y se clavaba directamente en su cara de satisfacción.

¡Boom!

La luz blanca se unió para crear un orbe de poder incinerador que destruyó la cabeza del Rey del Espacio Dividido. El arrogante Espíritu salió volando hacia atrás, estrellándose contra la estatua en un montón de huesos rotos y sangre.

«Obtuvo un Gen Espacial Espíritu Rey»

Shen Xiao estaba tan tranquilo que se podía oír la caída de un alfiler. Nadie podía creer lo que sus ojos acababan de presenciar.

No podían creer que el Rey del Espacio Dividido hubiera perdido ante un solo golpe dado por El Soberano.

Los ojos del público miraban sin pestañear, incrédulos ante el espectáculo. En un silencio continuo, sus ojos parpadeaban entre Han Sen, que permanecía inmóvil, y el cuerpo destrozado del Rey del Espacio Dividido y la estatua ensangrentada.

“Voy a matarte.” El Rey del Espacio Dividido resurgió y no esperó ni un momento antes de lanzarse a atacar a Han Sen de nuevo.

El Rey del Espacio Dividido creó una multitud de grietas en el área. Era como si Han Sen estuviera en un mundo de cristal, que se rompía y colapsaba lentamente.

“Si realmente pudieras romper el espacio, sólo entonces podría temerte. Un gatito podría arañarme más fuerte que todo esto.” Han Sen lanzó su puño hacia adelante una vez más.

Una vez más, muchas de las rupturas dimensionales cortaron a Han Sen, pero el daño causado era sólo a nivel de la piel.

No hubo daños en sus músculos ni en su Súper Cuerpo.

El Rey del Espacio Dividido estaba increíblemente enfadado, y esa furia se extendía a su alrededor, haciendo que la zona que le rodeaba pareciera un globo de nieve roto.

Pero aun así, incluso esos ataques solo producían sangre. Ni una sola de esas grietas era suficiente para repeler realmente a Han Sen y su puño sediento.

¡Boom!

El puñetazo de Han Sen volvió a clavarse en la cabeza del Rey del Espacio Dividido, sin que el miedo, la vacilación o el dolor suavizaran el despiadado golpe.

El Rey del Espacio Dividido era poderoso, pero su cuerpo no estaba hecho para resistir a alguien como Han Sen.

Durante su fase de reaparición, Han Sen se acercó a la estatua. Y cuando el Rey del Espacio Dividido reaparecía, no había ningún dramatismo que precediera a la siguiente muerte. En cada reaparición, Han Sen estaba allí, esperando para su siguiente muerte. La estatua era como una máquina dispensadora de puntos genéticos espaciales, y el único sonido que se oía era el de un breve grito que se cortaba cada vez.

De hecho, ningún Espíritu se atrevía a emitir un sonido mientras veía cómo el Rey del Espacio Dividido era aniquilado por completo cada vez.

Era una escena aterradora, ver a un Rey increíblemente poderoso ser completamente destruido como una hormiga.

“Indestructible.” Todos los Espíritus tenían esta palabra resonando en sus cabezas.

 

 


5 4 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x