Súper Gen Divino – Capítulo 992: La Escama Invertida de Dragón

Tercer Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

El corazón de la Emperatriz Shakra palpitó en su pecho al ver a Bao’er golpear el suelo con el anillo en un alegre juego de niños. Deseó recuperarlo.

Pero si mostraba algún interés por el anillo, sabía que Han Sen se lo quitaría para siempre.

Bao’er siguió jugando con él, y la Emperatriz Shakra esperaba que pronto perdiera su interés por él.

Mientras Bao’er movía los brazos, con el puño apretando el anillo, parecía que se le iba a escapar de las manos en cualquier momento.

“Bao’er, eso pertenece a los muertos. No deberías hacer eso.” Han Sen temía que acabara comiéndose el anillo.

Bao’er era más fuerte que nadie que él conociera, pero en cierto nivel, seguía siendo un bebé. Todavía se sentía obligado a ser tan protector como cualquier padre razonable debería.

Cuando la Emperatriz Shakra le oyó hablar, esperó que Han Sen le dijera que se deshiciera del anillo.

Sabía que aún tenía que actuar con frialdad y no mostrar ningún interés, así que se contuvo durante un rato y se limitó a observar a Bao’er.

Pero entonces, Bao’er dejó de jugar y se quedó sentada. Jugueteó con el anillo entre sus gordos y arrugados dedos de bebé. Parecía que estaba considerando si debía conservarlo o tirarlo.

De repente, levantó la mano como si fuera a preparar un lanzamiento.

El regocijo y la emoción de la Emperatriz Shakra volvieron inmediatamente, y en su corazón empezó a gritar, “¡Tíralo! Sí, lánzalo.”

La mano de Bao’er levantó el anillo… y se detuvo. No lo lanzó, y la cara torcida de la niña sugería que todavía estaba pensando en si quedarse o no con el anillo.

El rostro de la Emperatriz Shakra volvió a ensombrecerse. Pronto, Han Sen encontraría la escama. Y cuando lo hiciera, su oportunidad de hacerse con el anillo también se esfumaría.

Pero entonces, Bao’er retiró su brazo levantado, como si finalmente fuera a tirar el anillo.

Esto alegró a la Emperatriz Shakra. Pero la montaña rusa de emociones no mostraba signos de desaceleración, ya que el brazo de Bao’er cayó con el anillo aún en su poder. La mente de la Emperatriz Shakra estaba furiosa, gritando, “¡Sólo hazlo!”

Finalmente, Bao’er tomó una decisión. Su rostro parecía serio, y parecía dispuesta a lanzarlo en dirección a la Emperatriz Shakra.

“Sí, eso es. Vamos, nena. Vamos.” la Emperatriz Shakra abrió los brazos, como si quisiera hacer un gesto para que se lo lanzara de verdad, y se preparara para cogerlo.

Sin embargo, la cara de Bao’er abandonó su alegría infantil. Estaba seria, como un jugador de béisbol, preparándose para lanzar hacia el bateador.

Al ver a Bao’er preparada para lanzar, las manos de la Emperatriz Shakra se abrieron de par en par. El brazo del bebé se lanzó hacia delante, pero… ningún anillo salió de la mano.

Bao’er sonrió a la Emperatriz Shakra como un pequeño demonio. Se levantó, con el anillo firmemente en sus manos, y corrió hacia Han Sen.

Bao’er se subió a la espalda de Han Sen y le mostró el anillo.

Han Sen aceptó el anillo y sonrió a la Emperatriz Shakra.

La Emperatriz Shakra, tras ver sus pícaras sonrisas, supo que había sido engañada.

Han Sen debía saber que el anillo tenía algo especial desde hacía mucho tiempo. Para poner a prueba su fidelidad, y si el anillo era o no un objeto digno de ser tomado, le gastó una broma.

“¡Idiota! ¡Idiota el padre! ¡Hija gilipollas!” La mente de la Emperatriz Shakra era un infierno de odio furioso, especialmente cuando se dio cuenta de que había sido engañada por un bebé.

Han Sen cogió el anillo. No sabía de qué le serviría, si es que le servía de algo, pero si la Emperatriz Shakra lo deseaba tanto, sabía que estaría mejor con él.

Sin embargo, Han Sen no dijo nada. Ignoró a la Emperatriz Shakra y siguió buscando. Levantó la armadura y vio una escama que parecía la de un pez. Casi parecía un caparazón.

“Hermano Dragón, estás muy muerto, ¿verdad? Eso significa que no necesitarás esto, ¿verdad? No te preocupes, esqueleto, le daré un buen uso. Tienes mi palabra. ¿Y quién sabe? Puede que te haga famoso de nuevo.” Dijo Han Sen a la cáscara marchita, mientras arrancaba la escama de su torso huesudo.

Quizá fuera porque el cuerpo estaba seco, pero no tuvo problemas para coger la escama.

Cuando sus dedos palparon la escama, estaba fría al tacto. La escama era blanca y semitransparente.

“Shakra, ¿es ésta la escama invertida que mencionaste?” Preguntó Han Sen.

“Sí.” Respondió fríamente la Emperatriz Shakra.

“¿Hay algo más en este lugar que merezca la pena coger?” Preguntó Han Sen, con un tono de ligera burla.

la Emperatriz Shakra quería matar a Han Sen. Si no fuera por el anillo, tampoco se habría enterado de la existencia de la escama.

“No.” Dijo fríamente la Emperatriz Shakra.

El Rey Dragón murió en su intento de ascender de zona. No era su tumba ni su refugio, así que era probable que dijera la verdad y que no hubiera nada más que valiera la pena tomar.

Encontrar el anillo fue una suerte. Y sólo por la terquedad del emperador estaba allí para que Han Sen lo reclamara.

“Bueno, si no hay nada más para nosotros aquí, deberíamos irnos.” Han Sen regresó entonces por donde había venido y volvió a colocar a la enfadada Emperatriz Shakra en el Océano Espiritual.

Con Bao’er al frente, guiando el camino, el viaje de vuelta al refugio no duró mucho. Descansando en su sala, Han Sen jugueteó con el anillo y la escama que había recuperado.

“La Emperatriz Shakra quería mucho esta cosa. Me pregunto qué hace exactamente.” Han Sen no podía discernir qué hacía especial a ninguno de los dos objetos.

“Bueno, un tesoro es un tesoro. Y además, he estado necesitando un anillo para tensar mi arco.” Han Sen se colocó entonces el anillo en el dedo.

Sin embargo, cuando se lo puso, el rojo del anillo pareció cobrar vida. Brilló amenazadoramente, y el sonido de un dragón rugiendo retumbó en la sala.

 

 


5 4 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x