Search

Súper Gen Divino – Capítulo 587: El Uso de los Hongos Rojos

Séptimo Capítulo Semana 3

¡Disfrútenlo!

Zhu Ting no temía ser envenenado, sólo que el propio Han Sen era lo suficientemente tóxico.

“¡Hermano Zhu, no te preocupes! Tu Perfume Mortal es el mejor, no hay necesidad de que le temas a esos pequeños hongos. Aunque sean venenosos, no hay forma de que puedan envenenarte a ti, el rey del veneno, ¿verdad?” Han Sen hizo todo lo posible para consolarlo.

“Supongo que…” Zhu Ting dijo con arrogancia, pero luego cambió su rostro y dijo, “¡Pero esto es diferente! Sé que soy bueno, pero bueno o malo, diez mil no son suficientes.”.

“No hay problema. Estoy dispuesto a elevar la oferta monetaria por este amable servicio suyo a la friolera de veinte mil.” Dijo Han Sen con una sonrisa.

Zhu Ting se enfadó, y alegó, “Han Sen, ¡no tratas a los profesionales con el respeto que se merecen! ¿Veinte mil? Poner ladrillos me daría más. Tú… me… haces… uh… algo está mal.”.

“¿Qué es? ¿Es el veneno? ¡No te preocupes, tengo la medicina preparada! Rápido, métete esto en la garganta y te llevaré al centro de desintoxicación para que te limpien los intestinos.” Han Sen rápidamente tomó la medicina de la que le habló el Profesor Sun.

Pero cuando miró hacia atrás, la cara y los ojos de Zhu Ting se habían vuelto rojo rubí. Jadeaba como un toro enfurecido y sudaba profusamente mientras miraba a Han Sen.

“¡Hermano Zhu, no me mires así! Pensé que tu Perfume Mortal te hacía inmune a los venenos mortales. Quién lo diría…” Antes de que Han Sen pudiera terminar su frase, Zhu Ting comenzó a arrancarse la ropa de su cuerpo. Para su sorpresa, un cuerpo musculoso se reveló debajo. ¡Zhu Ting tenía un tableta de ocho!.

“¡¿Caramba, qué estás haciendo?!” Han Sen extendió sus manos para evitar que Zhu Ting se acercara más.

Los ojos de Zhu Ting estaban rojos por la lujuria, y mientras avanzaba sobre Han Sen, trató de ponerse encima de él para arrancarle la ropa. Zhu Ting trató de besarlo con la ferocidad de un oso caliente.

“Quiero… quiero…” Zhu Ting gimió y gimió entre sus murmullos.

“¡Santo cielo! Esos hongos no pueden ser afrodisíacos, ¿verdad?” Han Sen empujó a Zhu Ting lejos de él y salió corriendo de la habitación. Le cerró la puerta a su lujurioso agresor y la cerró con llave.

¡Pang! ¡Pang! ¡Pang!

Zhu Ting golpeó la puerta de piedra como un loco.

“¡Hermano Zhu, aguanta! Voy a conseguirte una mujer.” Han Sen se alegró de que las puertas del refugio fueran de piedra. Debido a la fuerza necesaria para derribar tal puerta, no había forma de que Zhu Ting pudiera escapar.

“¡No puedo soportarlo más!” Zhu Ting gritó desde detrás de la puerta de piedra.

“¡Aguanta! Usa tu mano primero, mientras yo voy a buscar a una mujer mientras tanto.” Han Sen comprobó que la puerta estaba bien cerrada, y luego salió corriendo.

Después de caminar por el Refugio Blackgod por un tiempo, Han Sen se encontró con una mujer pobre que estaba dispuesta a vender su cuerpo para llegar a fin de mes. En un instante, ella regresó con Han Sen.

“¡Hermano Zhu, he traído una mujer para que se ocupe de todas tus necesidades!” Cuando Han Sen abrió la puerta, vio a Zhu Ting tendido en el suelo con unos cuantos jirones de tela sobre su cuerpo. Bolas de tejido arrugado yacían esparcidas por la habitación.

“Han Sen, ¿eres siquiera un ser humano? ¡No puedo creer que me hayas dado pastillas para ponerme cachondo!” Zhu Ting estaba furioso, y corrió hacia Han Sen, tratando de agarrarlo por el cuello.

Han Sen esquivó el asalto y trató de razonar con él, diciendo, “Hermano Zhu, ¿ves? Te he traído una mujer. Pero ¿quién hubiera imaginado que terminarías tan rápido, eh?”

“¡Rápido, mi culo! Estuviste ahí fuera durante dos horas, y aquí estaba yo, solo y casi sangrando. Y además, ¿qué clase de mujer me has traído? ¡Esta gorda vagabunda parece pesar doscientos kilos! ¿Es una criatura mutante?” Zhu Ting le gritó enojado a Han Sen.

“Una mujer con un poco de carne es buena, nunca lo entenderás.”

Han Sen esperó un poco para que Zhu Ting se calmara. Entonces preguntó, “Hermano Zhu, aparte de esto, ¿puedes decirme algún otro efecto que el hongo rojo haya tenido sobre ti?”

Antes de responder, Zhu Ting extendió su mano y dijo, “Dame mi dinero.”

“Sí, sí, sí.” Han Sen buscó en sus bolsillos y le presentó a Zhu Ting unos cuantos billetes de mil. Arrepintiéndose de lo que había ocurrido a Zhu Ting, dijo, “Sé que se suponía que sólo debía darte veinte mil, pero toma treinta mil. Considéralo mi forma de disculparme y tratar de compensar lo que te acabo de hacer pasar. Y el pago por esa mujer saldrá de mi propio bolsillo, no hay necesidad de que cubras los honorarios.”

Zhu Ting pensó que lo que decía estaba bien, hasta que mencionó a la mujer. Entonces su cara se volvió sombría. De repente, le devolvió el dinero a Han Sen. “Nadie quiere tu dinero por lástima. Si quieres darme algo, dame tu medicina. ¡Dame más de tu medicina roja!”

“¿Por qué? ¿Para qué la quieres?” Han Sen abrió bien los ojos y miró a Zhu Ting.

“Eso no es asunto tuyo. Me lo debes, ¿no? ¡Considera esto una retribución!” Zhu Ting dijo, con un temperamento iracundo.

Han Sen sacó el último bocado de hongo que quedaba. Se lo presentó a Zhu Ting, pero cuando trató de agarrarlo, Han Sen retiró su mano. Le sonrió a Zhu Ting y le dijo, “Ya te di una porción. Esta es la única que me queda. Si la quieres, tendrás que decirme qué hace.”

“¿Aparte de ponerme cachondo, quieres decir?” Zhu Ting dijo, antes de extender su mano de nuevo.

Han Sen evitó que lo agarrara de nuevo y dijo, “Dímelo claramente.”

Zhu Ting le dijo a Han Sen que el hongo no sólo aumentaba el deseo de actividad sexual, sino que también fortalecía los riñones. Los efectos fueron poderosos que incluso ahora, sus riñones estaban realmente calientes. Era como si tuviera dos bolsas de agua caliente dentro de él. Estaba rebosante de tanta energía que, incluso después de jugar consigo mismo durante tanto tiempo, todavía no se sentía cansado.

“Eso es realmente bueno.” Después de que Han Sen escuchó lo que el hongo rojo hizo, se puso muy feliz. Algo así definitivamente beneficiaría su progreso en Fuerza Sol de Jade.

Aprenderlo por sí mismo sin ningún tipo de suplementos tomaría mucho tiempo, después de todo. El hongo rojo tendría efectos increíbles, y si iba a consumir un hongo entero, Han Sen se preguntó si podría terminar su estudio de Fuerza Sol de Jade.

Pero el efecto secundario más evidente del hongo era bastante tentador para Han Sen. Si lograba que Ji Yanran lo comiera, se preguntaba qué podría pasar.

Aún así, no podía sacar el hongo rojo del refugio y Ji Yanran no estaba cerca de la Planicie Helada.

Al final, Han Sen no le dio el último pedazo de hongo rojo a Zhu Ting. Ss efectos sexuales eran demasiado aterradores. Era tan poderoso que ni siquiera el Perfume Mortal podía controlarlo. Han Sen estaba preocupado de que Zhu Ting pudiera usar el hongo rojo para un mal propósito, así que se negó a entregarlo.

Zhu Ting se fue enojado. Recogió los treinta mil y maldijo a Han Sen numerosas veces antes de irse.

Han Sen entonces regresó a su habitación y cerró la puerta con llave. Miró el último trozo de hongo que tenía en la mano. Lo observo y miró hasta que al final, se lo metió en la boca.

La masticó un poco, y pronto la agradable sensación de sus dientes se convirtió en un calor en su vientre. Su riñón ya estaba bastante caliente, y ahora, estaba aún más caliente. Era como si tuviera dos pequeñas estufas dentro de él, generando un suministro interminable de energía.

Al mismo tiempo, Han Sen sintió que todo su cuerpo se calentaba. Lo que estaba debajo del cinturón podía sostener el cielo. Empezaba a sentirse caliente, y estaba abrumado por el deseo de arrancarse la ropa.

Han Sen apretó los dientes y mantuvo esa sensación, activando Fuerza Sol de Jade. Quería usar Fuerza Sol de Jade para absorber el poder del hongo rojo.

Mientras lo hacía, alguien llamó a la puerta. Desde el otro lado, una voz de mujer le llamó.

 

 


Comentarios

5 2 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

6 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
Ats
Ats
hace 4 años

Uff esa mujer que llamo va a ocupar silla de ruedas xD

JMML
JMML
hace 4 años

Gracias por los capítulos

Pereza7
hace 4 años

Gracias por los caps!

Key
Key
hace 2 años

Manli o Annie? xD

Lautarobarreth
Lautarobarreth
hace 2 años

CORREEEE

TuWaifu
TuWaifu
hace 1 año

O mierd4

Apóyanos

Te podría interesar

6
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
Skip to content