Súper Gen Divino – Capítulo 1008: Manada de Lobos

Noveno Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Lin Weiwei y los suyos miraron confundidos a través de la oscuridad, y Han Sen no dijo nada más.

No tardó en cambiar su rostro y exclamar, “¡Han Sen tiene razón! Muchas criaturas se acercan rápidamente.”

Lin He oyó el repiqueteo de las patas en el suelo del bosque, que se hacía más fuerte a medida que las criaturas se acercaban a ellos. Se sorprendió al saber que Han Sen se había percatado de su presencia diez segundos antes que él. Lin He ya había abierto siete cerraduras genéticas, y para que Han Sen tuviera mejor conciencia, debía tener un número mayor desbloqueado. Cómo era posible tal cosa, no podía adivinarlo.

Lin Weiwei también miró a Han Sen con sorpresa ahora. Estaba tan sorprendida como Lin He al saber que Han Sen era más rápido en darse cuenta de la amenaza que se acercaba.

Los merodeadores fantasmas se estaban acercando, y el sonido de los pasos podía ser escuchado por todos ellos. Los combatientes, presas del nerviosismo, invocaron sus espíritus de la bestia y empezaron a sudar.

No sabían lo que se les venía encima y no sabían cómo les iría cuando empezara la batalla.

Pronto, una sombra verde parpadeó entre la maleza cercana. Un par de ojos esmeralda les miraron desde la oscuridad.

Aparecieron más sombras parpadeantes y sus siluetas se perfilaron con los crujidos y chasquidos verdes de la electricidad.

“Papá, quiero jugar con los gatos.” Dijo Bao’er, dando una palmada con repentina alegría.

“No son gatos, Bao’er. Son lobos.” Han Sen esbozó una sonrisa irónica, mientras determinaba que las formas eran de lobos al acecho. Han Sen atribuyó el interés de Bao’er por las figuras de animales a su afición por las luces brillantes.

Sin embargo, los demás no estaban ni la mitad de relajados que Han Sen y Bao’er. Había al menos trescientos de esos lobos verdes, pero afortunadamente no parecían demasiado fuertes.

Aun así, el entorno no favorecía a los humanos. En este peligroso bosque, los propios árboles podían considerarse enemigos. Una vez que los lobos atacaran, tendrían que vigilar sus pasos, y sería demasiado peligroso salir corriendo. Si chocaban contra un árbol, se incinerarían y morirían de una manera espantosamente dolorosa.

¡Roar!

Un lobo relámpago lanzó un rayo de electricidad a una persona del equipo, que fue rápidamente repelido con un puño ardiendo de fuego.

¡Pang!

El fuego y la electricidad chocaron en el aire. El bloqueo fue exitoso, pero el hombre tuvo que retroceder varios pasos para mantener la guardia.

Todos estaban ahora muy alarmados por la repentina violencia.

El hombre que desvió el rayo se llamaba Chen Hu. No era el más fuerte del grupo, pero había desbloqueado cinco cerraduras genéticas y su estado físico era de poco más de mil quinientos. Aunque logró repeler el ataque, no fue un desvío impecable. Los lobos eran fuertes, al parecer, y Han Sen apostaba a que eran criaturas de clase mutante.

El lobo que atacó parecía idéntico a los demás de su manada, y esto le decía a Han Sen una cosa, todos tenían la misma fuerza. Todos eran de clase mutante.

El grupo de humanos era un colectivo fuerte, pero apenas podían enfrentarse a los trescientos lobos que habían aparecido para hacerlos pedazos.

El lobo del frente aulló y saltó hacia Han Sen.

Sin embargo, Han Sen se alegró de que eso ocurriera, y pensó para sí mismo, “Por fin ha llegado mi hora de brillar. Me estoy cansando de que Weiwei me haga parecer un novato. ¿Cómo puede tener la audacia de hacerme parecer un novato?”

Han Sen se arremangó, listo para luchar. Pero antes de que pudiera hacer un movimiento, Lin He sacó una espada larga y saltó rápidamente. Un momento después, dos de los lobos estaban muertos y unos cuantos heridos.

El golpe de esa espada larga era rápido y cruel.

¡Slash! ¡Slash!

Los lobos retrocedieron, los heridos se alejaron cojeando mientras gemían.

Lin He estaba encantado, sabiendo que era lo suficientemente poderoso como para matarlos. A pesar de lo bueno que era para él, temía que su equipo no estuviera a la altura y no lograra repeler a los invasores.

Así que decidió adelantarse y atacar antes de que los lobos pudieran tomar represalias. Quería hacer saber a los lobos que su paso no debía ser perturbado, y que no eran una compañía de viajeros con la que meterse.

Los lobos se habían asustado con toda seguridad. Sin embargo, a pesar de su visible miedo y temor, parecían decididos a no marcharse.

Lin He pensó en intentar huir con los suyos, pero de repente sonó un aullido más fuerte. Los árboles que les rodeaban temblaron con los relámpagos que iluminaban el cielo en respuesta a ese anuncio.

Todos miraron en la dirección de la que procedía el aullido, y vieron un gigantesco lobo azul posado en una roca. Un relámpago azul brilló a su alrededor mientras su aullido terminaba.

La cara de todos cayó en la miseria.

Podrían haber sido capaces de matar a las trescientas criaturas mutantes, y estaban lo suficientemente seguros como para intentarlo. Pero cuando apareció el lobo alfa, esa confianza se evaporó, dejándolos temblar de miedo.

“¡Es una criatura divina!” Han Sen frunció el ceño. No tenía miedo de luchar contra una criatura divina, pero no estaba seguro de cómo sería enfrentarse a un lobo alfa que fuera de clase divina.

Muchos lobos alfa eran inteligentes, y si los humanos no podían matarlo rápidamente, tendrían muchos problemas para seguir adelante.

Han Sen se había encontrado una vez con un Rey Zorro divino en la primera zona de El Santuario de Dios. Era capaz de controlar a toda su tribu de zorros, y enfrentarse a él fue una tarea monumental para Han Sen.

Cuando los lobos subordinados se enteraron de que estaban siendo respaldados por su alfa, su miedo desapareció. Con los corazones renovados de valor, saltaron hacia adelante.

“¡Corred, insensatos! Atraeré su atención.” Ordenó Lin He, mientras corría hacia los lobos con su espada en la mano. Estaba decidido a acabar con ese alfa.

 

 


5 2 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x