Súper Gen Divino – Capítulo 1002: Valle Místico

Tercer Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Bao’er se sentó en una rama del árbol con una fruta en las manos. Luego, le dio un gran mordisco. La fruta desprendía mucho jugo y emitía una agradable fragancia.

Bao’er se comió la fruta entera en unos pocos bocados más. Luego se lamió los labios e inmediatamente fue a por otra.

Subió más al árbol y recogió todas las que pudo llevar. Se llenó la cara con la fruta, mientras decía, “¡Papá, ven a comer la fruta!”

Han Sen pensó con disgusto, “Ojalá pudiera ser tan despreocupado. Por desgracia para mí, primero tengo que lidiar con los monos.”

Han Sen no estaba en ese momento de humor para comer, y había al menos mil monos con los ojos fijos en Bao’er mientras ella masticaba su comida.

El Rey Simio hizo acto de presencia y, tras fijarse en ella, le gritó en su lengua simiesca. Todos los monos empezaron a dar saltos de alegría.

El Rey Simio brillaba en azul y saltó hacia Bao’er.

Han Sen agarró inmediatamente a Bao’er del árbol y activó su Aura Dongxuan. Pero esta vez, el Rey Simio parecía inmune a los efectos del séptimo sentido. Se dirigió directamente hacia Han Sen, sin pausa ni confusión.

Necesitando energía extra, Han Sen activó la Fuerza Sol de Jade y Larga Vida para acelerar y evadir el ataque.

El Rey Simio era increíblemente poderoso, y si Han Sen no utilizaba su modo Súper Espíritu Rey, no estaba seguro de salir victorioso.

Han Sen era mucho más lento que el mono, como ya se había demostrado. Pero tenía la suerte de contar con los árboles genéticos a su alrededor. Eran básicamente sagrados para los monos, y lo último que quería hacer el Rey Simio era destruir esos árboles en un arrebato. Reconociendo eso, Han Sen pudo utilizar los árboles como protección.

Bao’er tragó el último bocado de fruta que había recogido, y parecía hinchada. Se recostó en los brazos de Han Sen, satisfecha, sin preocuparse por la horda de monos furiosos.

Esquivando y zigzagueando, Han Sen estaba siendo perseguido por todas partes por el Rey Simio.

Corrieron por el valle durante mucho tiempo, pero entonces, Han Sen tropezó con una jarra de vino que había sido elaborada con jade.

La mitad de la jarra estaba en el suelo, y sólo su borde y su tapa estaban expuestos por encima de la tierra.

La razón por la que le llamó la atención a Han Sen, y por la que la jarra de vino era muy curiosa, era el hecho de que medía diez metros de altura. No podía comprender qué clase de ser la utilizaría para servirse vino.

“¿Me pregunto si los humanos o los Espíritus residen aquí?” Si tuviera que adivinar, Han Sen pensaba que lo más probable es que perteneciera a un Espíritu. No creía que los humanos pudieran hacer uso de una jarra de vino de diez metros de altura.

Sin embargo, antes de que pudiera admirarla más, el Rey Simio se acercaba. En el momento justo, Han Sen evadió el ataque. Pero cuando lo hizo, se dio cuenta de que había un cuenco de piedra gigante en el suelo.

Esto también sorprendió a Han Sen. Eran objetos curiosos, y sin embargo, estaban todos medio hundidos en el suelo.

También había un caldero de cuarenta metros de altura en la zona. Estaba todo oxidado, pero también había varias abolladuras en la zona.

Era extraño. Todo lo que había en la zona era significativamente más grande de lo que debería haber sido, e incluso la copa más pequeña medía unos cuantos metros.

Han Sen se preguntaba cuánto tiempo llevaban aquí, pero los indicios apuntaban a que era mucho tiempo. Todos los objetos que había allí estaban cubiertos de polvo.

Los objetos también habían sido elaborados con jade o con cobre. Y mientras que los objetos de jade estaban perfectamente bien con el avance del tiempo, los de cobre no estaban tan bien. Los objetos de cobre se habían oxidado y estaban claramente en estado de descomposición.

Han Sen recorrió el valle de punta a punta. No pudo detectar la presencia de un solo humano o Espíritu allí, pero ahora, había sido atrapado. Se había arrinconado en una esquina, que resultó ser un callejón sin salida, y no tenía escapatoria.

El Rey Simio seguía persiguiéndole y se acercaba. Se acercó a Han Sen con una velocidad vertiginosa, brillando con una luz azul todo el tiempo.

Han Sen saltó al aire, deseando volar por encima del mono rabioso.

Pero el Rey Simio saltó y trató de atacar a Han Sen. Afortunadamente, Han Sen era experto en maniobras aéreas y pudo esquivar el puño del mono en el aire. Mientras lo hacía, le gritó al mono, “¡Ja, Casi Kong! Yo puedo volar, apuesto a que tú no puedes hacerlo.”

Sin embargo, el Rey Simio no parecía enfadado. Parecía feliz, y una sonrisa se formó en su cara. Parecía que el mono se estaba riendo ahora de Han Sen.

Claramente había algo raro, y Han Sen lo sintió. Pero incluso con su Aura Dongxuan activa, no podía percibir qué había provocado ese malestar.

Habiendo casi salido del valle volando, Han Sen sintió como si chocara contra un muro. Detenido de repente, cayó junto a Bao’er.

Reactivó su vuelo y esquivó al Rey Simio, que se había acercado para seguir atacando.

Han Sen mantuvo su posición, pero no pudo ver qué había hecho que su vuelo anterior se detuviera repentinamente.

Mirando hacia arriba, no había ninguna pared ni objeto empañado con el que pudiera haber chocado accidentalmente.

Han Sen voló hasta donde chocó con algo sólido, pero esta vez fue despacio. Sintió como si entrara en contacto con una pared invisible, y cuando alargó la mano para tocarla, ésta le rebotó.

“¿Qué clase de poder ha creado este obstáculo invisible y celeste?” Han Sen intentó salir del valle desde otra parte del cielo, pero allí se encontró con los mismos resultados.

Mientras tanto, el Rey Simio seguía atacando mientras Han Sen esquivaba. Sin embargo, ya llevaba un tiempo así y sabía que no podría seguir así mucho más tiempo.

Han Sen decidió volver al túnel por el que había entrado en el valle, pero extrañamente había desaparecido.

Dio un puñetazo donde creía que había estado la cueva, y el poder de su golpe se desvió hacia él. Había mucho poder en ese puño, y Han Sen acabó haciéndose sangrar.

“¡Santo cielo! ¿Dónde diablos he ido a parar? ¿Qué es este lugar?”

 

 


5 1 votar
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x