Release that witch – Capítulo 1385


Establecimiento de un Acuerdo Básico


Ahora, fue el turno de Roland de quedar atónito.

Su largo silencio le hizo suponer que sus preguntas habrían sido inútiles. Nunca esperó que la Soberana de la Pesadilla explicara de inmediato los orígenes de la isla flotante con tanto detalle, lo que provocó que reaccionara con lentitud.

“¿Qué pasa con tu expresión?” Valkries abrió los ojos y dijo con tristeza. “No estoy traicionando a mi raza, sino simplemente reconociendo la forma de ver las cosas de Heathtalese. La Batalla de la Voluntad Divina no puede asegurar la continuación de mi raza, pero sí asegurar que sigamos siendo piezas de ajedrez para Dios, así que… detener a Dios es lo correcto.”

“Uh, esa es claramente mi propia posición, ¿Verdad?” Roland inconscientemente se rascó la nuca. La transformadora de hace mil años no pudo estabilizar la conexión con el Reino de la Mente, entonces, ¿Cómo pudo obtener tanta información? Pero, aunque tardó en reaccionar, Roland era consciente de que solo podía seguir escuchándola.

“Así es, finalmente has entendido ese punto.” Inmediatamente se compuso y no escatimó esfuerzos para asumir una apariencia magnánima cuando inició un apretón de manos. “Aunque Dios ya se ha fijado en nosotros, creo que no es demasiado tarde…”

Valkries no respondió a su apretón de manos.

“Antes de eso, me gustaría hacerte una pregunta”.

“¿Qué?”

“Si el final era lo que había mencionado el Oráculo, ¿Cuáles son tus planes para manejar la relación entre nuestras razas?”

La expresión de Valkries se volvió solemne. Roland se dio cuenta de que la pregunta lo determinaría todo. Su planteamiento de esta pregunta fundamental demostró que había comenzado a considerar la posibilidad de una colaboración y realmente pensó en una salida para su raza. Roland incluso sintió débilmente que, si ella no aceptaba su respuesta, podría separarse a la fuerza del Mundo de los Sueños, incluso si eso significaba la muerte.

“Para ser honesto, no lo he pensado” Después de un momento de silencio, Roland habló.

Valkries frunció el ceño y respondió con frialdad: “Entonces, todo lo que dijiste antes fue un capricho, ¿Y nunca creíste que podría cooperar contigo?”

“No, lo consideré antes, pero este asunto es demasiado complicado” Se rió amargamente; su respuesta no dio en el blanco, pero no estaba dispuesto a fabricar una excusa que sonara dulce. Valkries no era una tonta y nunca fue bueno para poner excusas. En lugar de burlarse de sí mismo, prefería decir la verdad. “La guerra entre humanos y demonios ha durado mil años. Esta animosidad no se puede eliminar en un corto período de tiempo, y es casi imposible recrear el mundo de los sueños en la realidad. La única forma que se me ocurre temporalmente es separar ambas razas, para que tu especie abandone el mundo humano para siempre.”

“¿A dónde?”

“Esa es la pregunta que tenemos que considerar en detalle. Pero el mundo exterior es tan grande que supongo que habrá un lugar para que los demonios llamen hogar.”

Los dos se miraron durante mucho tiempo y Valkries solo rompió el silencio después de que la alta temperatura de su café se enfriara. “Si hubieras reaccionado instantáneamente y me hubieras asegurado que te encargarías de todo, la probabilidad de que esto fuera una trampa habría sido extremadamente alta. Pero ahora, siento que eso es lo que realmente quieres hacer.”

“Uh… ¿No haber pensado en algo fue la respuesta correcta?”

“Puedes decir eso.” La Soberana de la Pesadilla exhaló. “Admito que este es un puente de troncos largo y angosto. El camino que tomaremos es impredecible. Pero incluso si la esperanza es sombría, tengo que intentarlo porque solo yo soy capaz de hacer esto por toda mi raza.”

Roland notó que sus manos se apretaban con fuerza cuando pronunció esas palabras.

Obviamente, ella no tenía una voluntad tan fuerte como las palabras que salieron de su boca.

Al mismo tiempo, sabía que definitivamente no era una decisión fácil. Para la mayoría de la gente, estar perdido en el abismo era la norma. Cuando no se puede sondear un resultado, renunciar a avanzar o retroceder era una forma de exoneración.

“No estés demasiado complacido.” Valkries lo miró. “El Dios que planeó la Batalla de la Voluntad Divina no se quedará de brazos cruzados y nos ignorará. Si el mundo entero fue creado por Dios, no creo que tengas ninguna posibilidad de ganar. Existe la posibilidad de que el resultado final tenga a ambas razas completamente destruidas, sin dejar ningún rastro de nosotros.”

“Estoy de acuerdo.” Roland respondió con franqueza. Extendió su mano hacia ella una vez más. “Es por eso que estamos todos juntos en el puente de troncos.”

Esta vez, la Soberana de la Pesadilla extendió su brazo derecho y sostuvo el suyo.

“Entonces, a la Deidad de los Dioses” Al ver que habían llegado a un acuerdo, Roland cogió el teléfono, pidió una nueva taza de café para Valkries y se volvió hacia ella. “¿Tienes alguna forma de contactar a Hackzord? Tratemos de hacer que mueva la isla flotante hacia atrás, o también podríamos permitir que el Primer Ejército entre y se acuartele en ella. También sería bueno, ya que lo hace junto con el rumbo de mi grupo hacia la Tierra sin fondo.”

“Es demasiado tarde.” Valkries negó con la cabeza.

“¿Qué?”

“Mi idea anterior de hacer que Hackzord ingresara al mundo de los sueños era la esperanza de obtener información sobre el mundo real y convencerlo de esta probabilidad. Nunca esperé que la situación se deteriorara tanto. Él cree en la sugerencia de Ursrook y probablemente fue quien le suplicó al Rey que movilice la Deidad de los Dioses. Tal como están las cosas, la situación se ha desarrollado hasta un punto sin retorno.”

“Te refieres a…”

“¿Estás pensando que el Señor del Cielo solo es capaz de controlar la carta de triunfo de nuestra raza? Una vez que la Deidad de los Dioses llegue al Frente Occidental, es imposible retirarla, y mucho menos Hackzord, creo que ni yo seré capaz de convencer el Rey y los otros Grandes Señores” Valkries se encogió de hombros. “Además, la movilización de la Deidad de los Dioses definitivamente traerá una gran cantidad de presión. Si quieres que Hackzord la retire, supongo que la probabilidad de éxito es cero. En otras palabras, soy la única dispuesta y capaz de cooperar contigo, en este momento.”

“¿En este momento?” Roland captó agudamente el significado sutil detrás de sus palabras. “¿Tienes otras formas de influir en Hackzord?”

Valkries no negó nada. “Lo entiendo. Es imposible hacer que desobedezca al Rey en circunstancias poco claras mientras corre todos los riesgos, pero no es difícil recordarle que evite el peligro. Por lo general, Hackzord está más preocupado por mantenerse a salvo…”

La comisura de los labios de Roland se torció. Esas palabras, cuando se expresaron con amabilidad, decían que Hackzord era un demonio cauteloso y, en el mal sentido, un cobarde.

“Escribiré una carta y haré que deje la Deidad de los Dioses. Eso es lo único que puedo hacer. Mientras puedas entregar la carta, hay un 80 a 90% de posibilidades de que me escuche. Pero si las llamas de la guerra ya han estallado, no tienes otra forma que no sea derrotar a la Deidad de los Dioses” Valkries pronunció sus palabras con cuidado. “Solo derribándolo, Hackzord se dará cuenta de que la Batalla de la Voluntad Divina no terminará bien, y la probabilidad de que lo convenza definitivamente aumentará.

Así que tiene que vivir, hasta que la Deidad de los Dioses sea… destruida, esa es también la base de nuestra colaboración” Desvió la mirada, evitando que Roland viera su expresión. “Si no puedes hacer eso, trátalo como si no hubiera dicho nada.” (NTE: tsundere?)


[Índice]

5 2 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x