Release that witch – Capítulo 1384


Dando un Paso Adelante


“Voy a salir.”

“¿Vas a ir a la Asociación Marcialista?” Valkries salió de su habitación en camisón y vio a Fei Yuhan empacando su equipaje en la puerta principal.

“Sí, nos estamos acercando a la batalla final, tengo que darme prisa” La otra parte se detuvo abruptamente. “¿Vendrás más tarde?”

Mirando la expresión solemne de Fei Yuhan, Valkries se distrajo por un momento antes de asentir con la cabeza. “Si no hay nada más.”

“En ese caso, me voy.”

Las puertas se abrieron y cerraron y el frío en el aire se disipó rápidamente. Valkries bajó la cabeza y miró sus palmas abiertas. Luego, gradualmente, las cerró en un puño.

“Maldita sea, ¿Qué estoy haciendo?”

En el mes que había estado en el Mundo de los Sueños, se había integrado completamente a esta sociedad. No solo se convirtió en miembro de la Asociación Marcialista, sino que también se unió a algunos otros para luchar contra los Males Caídos.

Para evitar que el mundo fuera destruido, tenían que ir en contra de Dios. Esa podría haber sido la razón por la que ella participó, pero Valkries sabía en su corazón que era un método de represión. El verdadero problema que tenía que enfrentar no estaba en el Mundo de los Sueños, sino fuera de él: no estaba dispuesta a aceptar el hecho de que no podía hacer nada para quedar atrapada aquí y, por lo tanto, participó en las batallas para que pareciera que ella estaba haciendo algunos esfuerzos para resolver la Batalla de la Voluntad Divina.

Estaba bien si las batallas fueran simplemente crueles y difíciles, después de todo, estaban peleando contra “Dios”. Pero el hecho es que los Males Caídos solo aparecían en lugares invisibles para las masas. Las ciudades permanecieron tranquilas y pacíficas. Cuando no había misiones, todos pasaban el tiempo tomando el té por la tarde o reuniéndose para cenar por la noche.

Esto estaba en marcado contraste con lo que estaba acostumbrada.

Lo que la hizo sentir peor fue el hecho de que se estaba acostumbrando a una vida así…

Cuanto más dulce era el suave pan peninsular, más intensa era la culpa y la vergüenza que sentía en su corazón. El futuro de su raza era desconocido, y para ganar la Batalla de la Voluntad Divina, muchos lo habían dado todo; sin embargo, disfrutaba de su libertad y de su vida sin preocupaciones. Este contraste hizo que Valkries se sintiera miserable, tanto que hubo momentos en que sintió la necesidad de desahogar su ira con las personas que la rodeaban.

La verdad más dolorosa era que su racionalidad aún existía sin tener ninguna distorsión o cambio debido a la inmensa presión. Su conciencia clara le dijo que tales acciones no destruirían el Mundo de los Sueños, ni la ayudarían a escapar de ninguna manera. Incluso traería peores circunstancias a su ya terrible situación.

Al mismo tiempo, la razón por la que la Soberana de la Pesadilla se había detenido a sí misma de hacerlo era porque se dio cuenta de que no odiaba a Fei Yuhan tanto como pensaba.

Aunque la mujer humana había escuchado a escondidas su conversación con Roland, esa era una elección razonable ya que quería comprender su propio destino. Además, la respuesta de Fei Yuhan al hecho de que ella existió en el Reino de la Mente y reveló todo lo que había hecho en el pasado fue algo notable.

Era pura, llena de curiosidad, decidida y clara en sus objetivos… Estos rasgos hicieron que Valkries la asociara con la “Transformadora”, Heathalese.

La brillantez de unos pocos fue suficiente para trascender la brecha entre razas, como la forma en que la Transformadora fue aceptada en la Escuela de la Nube.

Esta fue finalmente su razón para no irse.

Pero esta brillantez no solo disminuyó la presión sobre ella, sino que la dejó aún más perdida.

De hecho, Valkries estaba vagamente consciente del método para beneficiar verdaderamente a su raza, pero sus emociones le impidieron enfrentarlo. Una vez dado el paso, no había posibilidad de dar marcha atrás, y toda la presión y el riesgo serían suyos. Como tal, fue difícil para ella tomar una decisión.

En términos de confrontar el destino, ella era muy inferior a la mujer humana.

Justo en ese momento sonó su teléfono.

La persona que llamó fue Roland.

Valkries dudó por un momento antes de aceptar la llamada. “¿Qué pasa? Si me llamas para darme un informe unilateral del campo de batalla, sin obtener la confirmación de Hackzord, nunca…”

“Solo quería preguntar, ¿Qué pasa con la isla flotante?”

La primera frase de la otra parte la dejó atónita.

Café Rose.

Ella había escuchado a Roland, Valkries se recargó en su silla, exhausta. Ella exhaló suavemente y murmuró: “Deidad de los Dioses…”

“Deidad, ¿Qué?”

Ella lo miró en silencio, con la esperanza de ver una reacción en sus ojos, pero el resultado le dijo que no era un plan premeditado; El mismo Roland realmente desconocía lo que había descubierto. La exposición de la Deidad de los Dioses fue una completa coincidencia, algo que sucedía todo el tiempo, pero que no afectaría mucho la situación en su conjunto. Como la carta de triunfo de toda la raza, los superiores probablemente querían que los humanos fueran testigos de la maravilla lograda por el poder mágico. Después de todo, informar a la otra parte de su existencia los haría caer en la desesperación y el miedo.

Pero Valkries pensó más.

La Deidad de los Dioses era el arma definitiva destinada a luchar contra el Reino Cielo-Mar. Que apareciera en el frente occidental claramente significaba una cosa.

La situación en el frente occidental había caído en una situación difícil.

Si no fuera por eso, el Rey nunca hubiera aceptado usar la Deidad de los Dioses para derrotar a los humanos.

Era una ruta condenada a muerte.

Solo si el Frente Occidental hubiera sufrido una pérdida tan grande, los altos mandos movilizarían a la Deidad de los Dioses para revertir la situación. Esa fue la única razón que podría llevar a las Brujas a poder ver la Deidad de los Dioses. Esto significaba que todo lo que Roland había informado anteriormente era cierto, lo que era una confirmación de su sinceridad.

A menos que Roland se haya enterado de la existencia de la Deidad de los Dioses de otro Gran Señor.

Pero la probabilidad de que eso sucediera era minúscula. Si los otros Grandes Señores estaban dispuestos a colaborar con él, no había necesidad de que él realizara un acto tan elaborado con ella.

El dolor de Valkries hizo que apretara los puños.

Pero su racionalidad le impidió mentirse a sí misma.

Sintió como si sus piernas estuvieran al borde de un acantilado con solo un puente de un solo tronco para caminar. El conflicto de emociones casi la estaba tragando. Justo cuando la presión devastadora estaba a punto de abrumarla, las palabras de Fei Yuhan a la gente aparecieron repentinamente en su mente…

En ese entonces, había abierto ligeramente las puertas de la sala de conferencias y escuchó esa refutación inflexible.

“Temer el futuro y renunciar a seguir adelante es simplemente la mentalidad de los cobardes, incluso si sabemos que la derrota es el resultado final, ¡Debemos hacer todo lo posible para cambiar eso!”

“Para hacer todo lo que podamos… y seguir adelante…”

Valkries miró a los ojos de Roland durante mucho tiempo antes de cerrarlos.

“Lo que viste se llama la Deidad de los Dioses” Ella repitió: “Es la carta de triunfo que mi raza había preparado para ascender al Reino Cielo-Mar, y también el legado transmitido al asimilar la civilización subterránea. Hace unos cientos de años, mi raza ya escapó de nuestra dependencia de la Niebla Roja. —la restricción de Niebla Roja que conoces. Una de las respuestas más directas que tuvimos fue poder producir una torre capaz de producir Niebla Roja y moverse libremente, pero eso fue difícil de lograr. Solo mover una torre masiva era un problema en sí mismo, y mucho menos mover toda la mina de la Piedra de Represalia de Dios bajo tierra.

Hasta que Corazón Resentido obtuvo una comprensión completa de la tecnología de poder mágico de la civilización subterránea y llevó los cimientos al siguiente nivel, vimos la luz de la esperanza. No tengo claro qué cambios le ocurrieron a Corazón Resentido, pero en esencia, es capaz de restaurar la Torre del Nacimiento en un gigantesco núcleo de poder mágico, y aumentar los efectos del núcleo. Mientras haya una abundancia de poder mágico, conduce a un fenómeno a gran escala, uno casi equivalente al de un milagro. Por lo tanto, el Rey le otorgó un nombre: la Deidad de los Dioses.” (NTE: de mas esta decirlo a estas alturas, pero entiéndase “deidad” como una cualidad y no una entidad, por ejemplo, la “nobleza” puede ser los nobles en sí o una cualidad que no es exclusiva de los nobles.)

Valkries eligió dar ese paso.


[Índice]

5 2 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x