Maestro del fin de los tiempos: Capítulo 302

Anterior |Índice| Siguiente


Viejo Rey Bestia de la Cresta Tangshan

En diez minutos, Xue Xingfu ya había llegado a la mansión de Qin Feng.

Fue solo después de haber presenciado a Qin Feng desatar su fuerza interna similar a un fluido que aceptó esta realidad.

“Sin embargo, mi fuerza física solo ha alcanzado el nivel E9 y mi conciencia está al mismo nivel. ¡Necesito seguir practicando!” Dijo Qin Feng. Como tenía la capacidad de absorción, naturalmente se había fijado un estándar muy alto.

Si alguien más hubiera querido el cuerpo que tenía Qin Feng, se necesitaría mucho trabajo durante un largo período de tiempo para que fuera posible.

“Hey, alcalde ¿Podrías dejar de sorprenderme?” Xue Xingfu se sintió muy avergonzado al enfrentarse a Qin Feng.

Qin Feng se rió entre dientes, cambiando el tema por completo: “Te llamé hace un momento porque planeo volver a practicar y después de eso, podría ir al frente durante tres meses. ¡Es mejor que estés preparado mentalmente!”

La expresión de Xue Xingfu se puso seria.

La línea frontal. Ahí era donde la humanidad realmente lucha contra las ultra bestias.

Dado que las rupturas allí no se podían sellar, escupía ultra bestias todos los días y era necesario matarlas constantemente para mantener las grietas bajo control y proteger la patria.

Los usuarios de habilidad de nivel D iban a la primera línea para ganar méritos, pero por supuesto esto era peligroso. Alcanzar el nivel D no significa que fuera algo bueno, ¡hubo muchas personas que murieron en la línea del frente!

Suponiendo que Qin Feng muriera accidentalmente en la primera línea, ¡la colonia Fengli colapsaría en un abrir y cerrar de ojos!

“¡Entiendo, por eso necesito mejorarme a un ritmo más rápido!”

La colonia Fengli necesitaba que otras personas la apoyaran.

“¡Por eso te voy a dar esto!” Qin Feng sacó una medalla de jade y se la entregó a Xue Xingfu, quien estaba un poco sorprendido. “¿Una Ficha del Dios de Batalla? ¡No puedo usar esta cosa y la Tumba del Dios de la Batalla ya ha desaparecido!”

Qin Feng sonrió. “¡Ha desaparecido, sí, pero de ahora en adelante aparecerá cerca de la colonia Fengli!”

¡Eso sorprendió a Xue Xingfu una vez más!

“Alcalde, ¿no me digas que quiere decir lo que yo creo que quiere decir?”

Qin Feng sonrió y no respondió. Sin embargo, en ese momento, ¡no había necesidad de una respuesta!

Xue Xingfu rápidamente se dio cuenta y lo descubrió.

Aunque la Tumba del Dios de la Batalla se había cerrado después de solo un día, como Zhou Hao era un oficial de primera línea y el mejor amigo de Qin Feng, Xue Xingfu, naturalmente, estaba al tanto de la situación y sabía sobre los principales eventos que habían ocurrido en las Cuatro Ciudades del Mar del Norte.

Estas cosas, desde su punto de vista, eran lejanas. Era como ver a las superestrellas cotillear antes del fin de los tiempos. Estos no eran mundos en los que vivía, pero aún así la gente se preguntaba.

¡Lo que no esperaba era que estas cosas se superpusieran entre sí!

¡Xue Yuan muerto, junto con su asistente!

¡Alguien llamado Cazador de Sangre!

El Séptimo Anciano de nivel D de la familia Xue murió por sus manos.

Se emitió una orden de matar para acabar con este demonio enmascarado, muchos niveles E lo persiguieron para matar a este usuario de habilidad del nivel D.

Entró en la Tumba del Dios de la Batalla, mató al patriarca interino de la familia Xue y luego, sin ayuda de nadie, derribó a miembros de familias de guerreros antiguos antes de alejarse pavoneándose.

¡Eso era solo un mito!

Sin embargo, esa persona mítica estaba sentada frente a él.

¡Xue Xingfu no sabía qué decir!

“Alcalde, ¿entonces est Ficha del Dios de la Batalla es para…?”

“Puedes entrenar en ella, la tumba. Puedes entrar al pabellón de artes marciales a tu antojo y elegir lo que más te convenga. El problema es que no puedes simplemente contarle a nadie sobre esto, ¡hablaremos de ello después de que hayas alcanzado el nivel E! ” Dijo Qin Feng.

“¡Bien, lo tengo!” Xue Xingfu asintió.

Zhou Hao también tenía un Ficha del Dios de la Batalla a mano.

Zhou Hao era la persona en la que más confiaba Qin Feng.

Xue Xingfu era la persona en la que más se apoyaba Qin Feng.

Si la fuerza de sus subordinados creciera, Qin Feng esperaba que fueran estas dos personas, por lo que al menos no habría alteraciones especiales dentro de la colonia.

“Oh, alcalde. Dijiste que ibas a practicar de nuevo, donde…” Xue Xingfu no había recibido ninguna noticia especial.

“¡Sí, voy ala Cresta Tangshan!” Dijo Qin Feng.

La Cresta Tangshan estaba al sur de la Ciudad Fu, lejos de Chengyang y Ciudad Marítima. Estaba lleno de tantas ultra bestias y plantas mutantes que era simplemente imposible para la gente viajar.

Si uno no era de nivel D, la exploración no era posible.

No solo eso, una vez al año habría ultra bestias que saldrían dela Cresta Tangshan para atacar Ciudad Fu, pero estos monstruos no eran tan masivos en cantidad como los que atacaban Ciudad Marítima ya que había algunos puestos avanzados especiales diseñados para detener estos ataques.

Aún así, algo terrible existía en las profundidades de las entrañas de la Cresta Tangshan.

Xue Xingfu quedó aturdido por un momento cuando se dio cuenta. Cuando se trataba de negocios, ¡naturalmente estaba bien informado!

“Ah, alcalde, ¿tu también quieres involucrarte? ¿Lo del rey bestia?

“¡Así es!”

“¡Entiendo!” Xue Xingfu respondió mientras recordaba las últimas noticias.

En los últimos meses, se había detectado una actividad extraña en la Cresta Tangshan. Algunas personas fueron enviadas a investigar y finalmente descubrieron la causa.

La Cresta Tangshan era extremadamente grande y en su centro, nació un emperador bestia de nivel D.

Más fuerte que un rey bestia, solamente un nivel D y por encima de ultra bestia podrían tener la oportunidad de evolucionar hacia un emperador bestia.

La fuerza del emperador bestia era inmensa, algo que podía causar mucho caos. Pero en la Cresta Tangshan, había otros reyes bestia y tenían sus propios territorios, ¡y ahora el emperador bestia estaba muriendo!

¡Se estaba volviendo demasiado viejo!

El emperador bestia venía de un plano diferente y se desconocía cuánto tiempo había vivido, pero se podía decir que era antiguo cuando lo miraban. Ahora, los otros reyes bestia querían matar al viejo emperador bestia y comerse su núcleo de cristal de energía y convertirse ellos mismos en un emperador bestia.

La Ciudad Fu transmitió inmediatamente esta noticia con el temor de que surgiera un nuevo emperador bestia. El viejo emperador bestia no estaba dispuesto a moverse porque era demasiado antiguo, y este nuevo emperador bestia estaría en su mejor momento. Si tuviera una alta inteligencia, podría decidir mudarse de la Cresta Tangshan y causar estragos en el territorio humano.

Eso era algo que sonaba imparable.

Eso sí, al ser terceros vecinos que no podían permitirse perder la guerra, entraron para aprovechar la situación. Después de todo, ¡los materiales de emperador bestia eran demasiado raros!

El nuevo alcalde de Ciudad Marítima, Lei Chen también fue allí. Por eso no estaba en Ciudad Marítima.

En cuanto al alcalde de la Ciudad Chengyang, Bai Tianyang, también estaba allí.

Las Tres Ciudades a lo largo del Sol habían enviado a su gente, sin mencionar las Cuatro Ciudades del Mar del Norte que también han intervenido. Debido a los recursos, la economía y la geografía, las Cuatro Ciudades tenían usuarios de habilidad más fuertes, por lo que probablemente habría más gente de las Cuatro Ciudades allí.

¿Cómo podría Qin Feng no participar en un momento tan floreciente?

Xue Xingfu no anticipó esto en absoluto. Fue porque Qin Feng acababa de unirse a un grupo de adolescentes en su disputa dentro de la Tumba del Dios de la Batalla y ahora iba a competir contra un grupo de alcaldes de ciudad. La brecha entre estos dos eventos era demasiado y no sabía cómo reaccionar.

Terminó suspirando. ¡Qin Feng se estaba volviendo demasiado fuerte, demasiado rápido!

“¡En ese caso, no molestaré más tu descanso!” Xue Xingfu pidió retirarse por el día y Qin Feng lo permitió.

Después de unos días de no haber descansado bien, Qin Feng se acostó en su cama suave y cómoda, y se quedó dormido mientras abrazaba a Bai Li.

Después de una noche sin sueños, cuando Qin Feng estaba a punto de irse el segundo día, Bai Li lo obligó a ponerse un uniforme de combate especialmente hecho.

Miró su propio reflejo y se dio cuenta de que se veía un poco más magnífico. La ropa no era llamativa, en cambio, tenía una vibra sutil que no llamaba la atención y hacía que su persona se viera más elegante.

¡De repente, sintió aprecio por el toque de una mujer dentro de esta casa!


Anterior |Índice| Siguiente

0 0 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 Comentario
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
ats
ats
hace 4 meses

Mujer suena a mucho, es más bien el toque de una niña casi un bebé xD

1
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x