Awakening: Capítulo 5–OO y XX


Toku y Nobita sonrieron espeluznantemente.

Los tres cerraron la puerta y luego sacaron una media para cubrir su cabeza, al igual que un ladrón.

“Prende la cámara de video, no me puedo contener más.” Yamamoto dijo mientras se quitaba su ropa.

Masashi descifró lo que ellos estaban intentando hacer. Filmando a la víctima en caso de que ella sepa la verdad entonces ellos podrían usarlo como una amenaza.

(Es tiempo de entrar en acción, de lo contrario será demasiado tarde.)

Yamamoto ya había quitado la camisa de Naoko-Sensei violentamente. Sus corazones estaban latiendo muy rápido cuando vieron ese cuerpo maduro.

“Yamamoto, rápido. No puedo soportarlo.”

“Lo sé. Cállate.” Él arrancó la falda de Naoko-Sensei violentamente.

De repente la habitación se volvió de color negro.

“Mierda, ¿Qué ocurrió? ¿Un apagón?”

Entonces ellos escucharon que la puerta se abrió y una figura corrió adentro. Los tres de ellos se espantaron. “¿Quién está ahí?”

Esa persona no dijo nada, pero corrió hacia ellos con una velocidad increíble.

Los tres cayeron en el suelo antes de que pudieran reaccionar.

Masashi miró su dedo con orgullo. (Parece que mi Kung fu no se ha debilitado).

“Eh…Ah…” El gemido de Naoko-Sensei llegó a sus oídos.

Masashi prendió la luz y su mente se quedó en blanco por un momento al ver el cuerpo. Tomó una respiración profunda y la llevó al cuarto de maestros de al lado.

El abrió el grifo y empujó su cabeza debajo de ello.

“Toser… ¿Qué estás haciendo? …” Al final, ella empezó a recobrar su conciencia.

Masashi la soltó y le entregó una toalla.

“Tú…. ¿eres Masashi?” Naoko-Sensei lo miró con confusión.

“Ven, lava tu cara primero.”

“¿Por qué estás aquí?”

“Mírate primero.”

“¡¡¡¡¡Ah!!!!” Ella gritó con un volumen insoportable, luego cubrió su cuerpo.

“Tú, ¿Tú hiciste esto?” Su voz estaba enojada.

“No fui yo. Fue el grupo de Yamamoto. Los golpeé. Ellos están afuera. Puedes ir a echar un vistazo.”

“¿De verdad?”

“Solo echa un vistazo y entenderás.”

Ella intentó levantarse, pero su pecho aún estaba descubierto, por lo que inmediatamente se agachó.

“Usa esto.” Masashi le entregó su uniforme.

“Gra…, gracias.”

“Te esperaré afuera.”

(Tal persona considerada.) Pensó Naoko.

Al final salió usando el uniforme. Se dio cuenta de que ella también se arregló un poco.

“Afortunadamente ellos no desgarraron tu falda. De otra manera podría estar de mala suerte.”

Naoko-Sensei miró sus pantalones, y repentinamente sintió un impuso de reír. Pero ella se contuvo.

“Esos chicos están aquí, ¿ves?” Masashi quitó las medias de la cabeza de Yamamoto.

Naoko comprendió que había ocurrido por Yamamoto desnudo y la cámara de video.

“¿Usted bebió algo que alguien le dio?”

“Una chica me dio una lata de Coca-Cola. ¿Puede ser ella?”

“Eso parece. Estabas drogada y casi lo lograron.”

“Entonces, entonces ellos … ¿Me hicieron algo?.” Ella sintió difícil preguntar a su estudiante por tal problema.

“No escuchaste, dije ‘casi’. Eso significa que no. Los golpeé cuando estaban a punto de quitarte tu falda.”

“¿Como los noqueaste?” Ella no pudo imaginar a Masashi tomando a los tres a la vez.

“Simple, por emboscada, ¿Alguna otra pregunta?” Él no quería indagar más en el problema.

“No.”

“Entonces puedes volver primero. Me encargare de ellos.”

Naoko tenía miedo. “¿Puedes encargarte de ellos?”
Masashi se rio. “Has visto demasiadas películas. No quiero ser un asesino.”

Al escuchar eso, ella sintió que era demasiado sensible.

Masashi sacó a los tres a la clase de al lado, entonces puso a Yamamoto en el podio. Repentinamente vio a Naoko-Sensei parada en la puerta. “¿Por qué todavía estas aquí?”

“Puede… ¿Puedes volver conmigo? Tengo miedo.” Después de esa experiencia, la naturaleza de la mujer superó su orgullo como maestro. Ella era como una pequeña niña asustada por la oscuridad.

El frunció el ceño. “Está bien. Espérame afuera. Mejor si puedes manejar su coche. ¿Ok?”

“Ok, te esperaré. Apúrate.” Incluso su tono sonó como la de una niña pequeña.

Después de que la audiencia innecesaria se fue lejos, Masashi estaba jugando con los tres chicos inconscientes.

Una vez que los puso en posición, se encontró con la Coca-Cola en la oficina de Naoko Sensei, luego buscó el cuerpo de Nobita. Había efectivamente una bolsa con unas píldoras azules. El mesclo las píldoras con la coca lo vertió dentro la boca de ellos. Después de haber hecho esto, limpio sus huellas dactilares de la lata y la tiró en la basura.

“Afrodisiaco más éxtasis. Entonces la posición de 69. Mirando hacia adelante. No puedo esperar para venir mañana.”*

NT:LOL Jajajaja me recordó al manga de Prison School, en el cap donde hacen el 69 :v

“¿Por qué eres tan lento?”

“Vamos, todavía tengo que ir a mi casa a cenar.”

“Puedo invitarte a cenar. Quiero agradecerte”

“La próxima vez, No quiero que las personas confundan cualquier cosa, en el camino vístete.”

“Entonces está bien.”

Masashi la miró. “Déjame conducir. Parece que estás medio despierta.”

“No sé porque, pero me siento muy somnolienta.”

“No te preocupes, son los efectos de las pastillas. Solo basta con que tenga una buena noche de descanso.”

“Si no me equivoco, solo tienes 16 años. Aun no tienes licencia de manejo.”

“No te preocupes, tener licencia y ser capaz de manejar son dos conceptos diferentes.”

“¿Eso significa, que realmente no tienes una licencia?” Preguntó ella con pánico después de procesar su respuesta.

“Está bien. Si vemos a la policía solo cambiaremos de asientos.” Él no quería desperdiciar esa oportunidad después de no ser capaz de manejar después de algunos años. En solo 8 segundos, el carro aceleró de 30 Km a 120 Km.

Naoko-Sensei nunca supo que su coche podría llegar a esa velocidad, pero no estaba feliz sobre ello en lo más mínimo. Se agarró fuertemente de su cinturón de seguridad con una cara asustada.

“Oh cierto, ¿Dónde vives? Olvidé preguntarte.”

“¡QUE! ¡Preguntas esto después de manejar por una hora!” Su cuerpo tembló.

(Olvida eso, el me salvo después de todo.) Ella contuvo su temperamento y le dio la dirección pacientemente.

Masashi tuvo que reducir la velocidad del carro debido a que no estaba familiarizado con las calles. Y Naoko dejó escapar un suspiro de alivio.

“Vamos a poner algunas canciones.”

Naoko prendió la radio y se escuchó una voz femenina.

“Love Me Tender*. Nunca pensé que iba a escuchar tal canción en este día.”

NT: Significa: Ámame tiernamente/afectuosamente.

“¿También te gusta esta canción?” Naoko estaba sorprendida.

“Tenía un amigo que realmente le gustaba esta canción y lo cantaba muy bien. Desafortunadamente murió.”

Naoko cayó en silencio.

“Sensei, ¿Cómo vamos desde aquí?”

“Oh, has un giro a la derecha y estaremos allí.”

Era una mansión de dos pisos con un entorno muy tranquilo.

“Parece que los maestros tienen un muy buen salario. La renta de este lugar no es barata.”

“No es nada especial. ¿Quieres pasar, o esperas a que me cambie y te pueda invitar a cenar?”

“No gracias. Deberías tomar un buen descanso. Nos vemos.” Se dio la vuelta y camino lejos.

La cara de Naoko parecía decepcionada.

Entonces, repentinamente vio que el volvió y se sintió muy excitada. Ella corrió hacia él.

“Me olvidé de decirte una cosa más. No le digas a nadie lo que pasó esta noche. En cuanto a la razón, lo descubrirás mañana. Recuerda.” El finalmente se fue.

 

 


Anterior Capítulo | TOC | Siguiente Capítulo

 

Anuncios

8 comentarios

  1. Como macho que se respeta debió de acompañar a la pobre, no necesariamente tenia que intentar algo con ella… bueno, supongo que no tiene la intención de relacionarse con ella, pero intervino en su vida, que asuma las consecuencias!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s