Search

After Story V — Arifureta: Capítulo 411

Autor: Lo primero es una disculpa, no pude alcanzar hasta la parte de la oni Nee-san. Lo siento. Aunque no será capaz de compensarlo, espero que ustedes lectores sean capaces de disfrutar la niña pequeña sin igual.

Ex: Afortunadamente ayer y hoy ya han sido buenos días, por lo que aquí está el capítulo, espero que los disfrute, yo por mi parte iré en un rato al odontólogo para por fin resolver lo del diente (se que a nadie le interesa, pero bueno).

Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Expectro


Anterior |Índice| Siguiente


After Story IV ― Arco de Lord Abyss – Capítulo 3: Woaow, la Niña Pequeña es tan Fuertee

Retrocediendo un poco en el tiempo.

Después de que el lord y Hinata se apresuraron a ir a la residencia principal, el sitio donde estaban retenidos los enemigos también se convirtió en un caótico e intenso alboroto.

“¡Kuh, tan problemático!”

Quien inconscientemente maldijo fue Tsuchimikado Tsubaki.

La gran muralla que bloqueaba el camino ya había desaparecido, a cambio de eso a esa masa le crecieron muchas piernas, como una criatura de cuerpo blando, si se tuviera que hacer una comparación, era como si la tierra tuviera la forma de un kraken haciendo un gran alboroto.

Las fluidas extremidades de tierra que eran tan gruesas como troncos atacaban por encima del suelo o golpeaban el piso con fuerza. Cada vez que pasaba el impacto sacudía el suelo.

Su objetivo eran las siluetas negras que volaban alrededor. Por supuesto:

「「「¡¡Fujajaja!! ¡Demasiado ingenuo! ¡¡Es tan dulcemente ingenuo como un refresco que ha perdido toda su carbonatación hasta el punto de solo quedar el azúcar!!」」」

「「「¡¡Fujajaja!! ¡Yo, que he sobrevivido a una batalla contra metal fluido, no tengo punto ciego!」」」

「「「¡¡Fujajaja!! No puedo divertirme en absoluto contra algo así de fácil――¿¡guhea!?」」」

Eran los clones del lord.

Su número eran doce. Incluso si fueran aplastados, pulverizados o tragados, los nuevos clones saldrían de la nada si uno de ellos quedara. Eran como los trozos negros de mierda de la cocina.

No, tal vez fue de mala educación compararlas con esto. Porque eran calladas. En comparación estos clones:

「Fuh, ¿a dónde estás mirando?」

「Fuh, eso es solo una imagen.」

「Fuh, eres diez años demasiado joven para atra――¿¡gohah!?」

De esa forma, siempre resoplaban mientras decían algo. Eran extremadamente ruidosos y molestos. Más aún porque si existía la posibilidad harían una pose vergonzosamente genial, o se subirían las gafas de sol, o darían un espléndido giro, y así sucesivamente.

Pero a pesar de que actuaban como si estuvieran bromeando así:

「No pasarás por aquí. ¡Ya debería haberte dicho eso, ‘Camelia Blanca de la Destrucción Deslumbrantemente Maldita’!」

“Tsu, se pasó por alto a otro-”

Su fuerza solo podría describirse como anormal. Para cuando lo notó ya habrían acortado la distancia y un ataque que le enfrió el interior vendría volando.

Incluso ahora, un clon de alguna manera estaba saltando usando granos de tierra esparcidos en el aire como punto de apoyo y pateó hacia Tsubaki.

Ese ataque fue bloqueado por un brazo que surgió de la tierra debajo de sus pies. Pero justo después de eso, el grito de Tonjutsu de Viento Estilo Abismo lo que sea que se escuchó. Se creó una bala de cañón de viento y se voló el brazo de tierra.

Incluso mientras sentía que el interior de su estómago iba a vomitar, le dio forma de almohada a la tierra detrás suya para amortiguar su cuerpo.

No resultó gravemente herida, pero la estaban empujando hacia atrás. Lo mismo se había repetido muchas veces desde antes.

Trató de dirigirse con fuerza hacia la residencia principal, pero el rasgo de dividirse más sin importar cuántos fueron derrotados y la peculiaridad del ataque proveniente de fuera de su percepción para cuando lo noto la retenían aquí sin importar qué.

Pensar que su sentido de presencia sería así de fino sin una marca como Hinata acompañándolos…

No, tenían presencia en un sentido diferente…

「Fuh, sepa que es imposible alejarse de nosotros, ‘Camelia Blanca de la Destrucción Deslumbrantemente Maldita’.」

“¿Puedes dejar de llamarme con un nombre extraño como ese?”

「¿Mu? ¿Entonces es mejor usar algo simple como ‘Abundante Flor Blanca Camelia’?」

“¡Vuelve a investigar cuál es el significado de simple-!”

En serio, a pesar de que era tan molesto que no podía ser ignorado, no tenía presencia en absoluto. Pese a que cada acción y palabra que provenía de él le tocaba los nervios, ya estaría fuera de su mente para cuando lo notara. Geez-, geez-, esta existencia de broma la hizo reaaaaalmente querer pisotear con frustración.

Parecía que el interior del corazón de Tsubaki estaba lleno hasta el borde de irritación. Se aplicó desesperadamente autosugestión a sí misma 「Cálmate, solo cálmate yo. ¡Estate tranquila! ¡No te dejes arrastrar por el ritmo del oponente!」.

Aumentó la precisión de su control de la tierra y por el momento trató de recuperar la calma tomando una visión general del campo de batalla.

Había muchos más trozos de tierra rodando. Estaban inmóviles en varias formas como arte vanguardista porque todos habían sido congelados. Naturalmente, la causa fue el tonjutsu de hielo de los clones.

El campo de batalla se transformó en una exhibición de extrañas estatuas que consistían en muchos trozos de tierra de formas indeterminadas. Kiyotake y sus hombres estaban luchando con alrededor de diez clones allí. Los shikigamis Orochi y Oomukade ya no se podían ver. Parecía que habían sido derrotados.

「No hay señales de que los clones aumenten más que esto. ¿Debería verlo como su límite…?」

Aunque no podía ser optimista. Lo que resultó problemático inesperadamente no fue solo el joven que tenía ante ella.

“¡Endou-saaann! Tal vez me convierta solo en un obstáculo aquí, ¿¡así que puedo escapar!?”

Las quejumbrosas palabras de Fukube resonaron en el campo de batalla donde gritos enojados y mantras volaron alrededor.

「¡Por supuesto!」

“¿¡Eh!? ¿¡En serio!?”

「¡Eso es si deseas ser maldecido y tomado como rehén! ¡Fujajaja!」

“¡Por supuesto que es así! ¡La zona segura es a tu lado! ¡Quiero llorar!”

Las cejas del hombre de mediana edad se curvaron hacia abajo con un tono y una expresión que parecía como si quisiera llorar. Se veía realmente patético. Si uno solo viera esa escena, cualquiera enviaría reflexivamente una mirada como si encontraran heces de paloma caídas encima, ese era el nivel garantizado de patetismo.

Sin embargo, sus acciones eran un completo contraste con eso.

“¿¡Hiih, moriré!?”

Incluso mientras gritaba así, el movimiento de Fukube fue espectacular. A veces mostraba una agudeza como el viento, y otras enseñaba una fluidez como la del flujo de agua.

Incluso ahora, un shiki con la forma de un samurái con armadura estaba balanceando su espada poderosamente, pero Fukube esquivó moviendo su cuerpo hacia un lado mientras daba un paso hacia adelante, luego, sin pausa, alcanzó fácilmente al samurái con la hoja a su lado.

“¡Kuh, solo eres un simple policía!”

Parecía que los onmyoujis de Tsuchimikado no eran simples conjuradores, todos ellos habían estado entrenando en un tipo de arte marcial antiguo.

Juzgando que no lo lograría a tiempo usando jutsu con lo rápido que se acercaba Fukube, apretó un talismán mientras lanzaba un puñetazo. El golpe fue verdaderamente magistral. Contra un oponente que solo incursionó en las artes marciales lo noquearía de un solo golpe por el fuerte ataque.

Pero:

“¿¡Guah!?”

Quien gritó no fue Fukube sino el hombre. Desde el comienzo de la batalla, siempre habían sido los conjuradores de Tsuchimikado quienes terminaban así.

El golpe fue alejado con la mano derecha que sostenía una pistola con una facilidad como la de alejar una hoja que fue arrastrada por el viento, y luego, sin ninguna pausa, la palma de su mano izquierda golpeó la mandíbula del oponente.

Los ojos del hombre se pusieron en blanco y se desmayó con eso. La fuerza abandonó sus rodillas y se derrumbó.

Además, cuando Fukube apartó el puño también disparó su pistola dos veces seguidas sin siquiera mirar hacia dónde apuntaba.

Las dos balas de goma volaron como si fueran guiadas para golpear el plexo solar de dos conjuradores a los que apuntaba Fukube. Ambos fueron impactados.

Uno se desmayó por el impacto. El otro se agachó mientras sostenía su estómago, incapaz de siquiera hacer ruido debido a su diafragma convulsionando.

「¡Umu, como se esperaba de un funcionario del gobierno de 『Japón』! ¡Excelente y hermoso!」

“¡Todo es gracias al súper trabajo extra que me hicieron pasar! ¡Es la mala tradición de 『Japón』!”

Incluso mientras hacía tal intercambio alegre (?), otro conjurador en la parte de atrás se desmayó con un disparo preciso que se abrió paso a través de los huecos entre los shikis.

Cuando solo quedaba una bala en la recámara, Fukube hizo un gesto de barrido para arrojar el cargador usando la fuerza centrífuga, esquivó un pájaro blanco que atacó desde el cielo con un movimiento mínimo de oscilación mientras que ya había terminado su recarga para cuando ella se dio cuenta.

Además, pisó un shiki serpiente blanca que lo atacó para sellar su movimiento, luego con una sincronización magnífica giró su cuerpo para permitir que un mono blanco que cargaba contra él pasara de largo.

Naturalmente había una serpiente blanca debajo de su pierna girando, por lo que fue pisoteada. Fue aplastada y volvió a ser un trozo de papel. Al mismo tiempo, disparó y cayeron otros dos conjuradores.

「Fuh. Qué hombre más aterrador. ¡Es como ver a nuestro Rey Demonio-dono como un humano normal!」

Los tres clones que estaban posicionados alrededor de Fukube compartieron reflexivamente ese pensamiento dentro de su corazón.

Movimiento corporal que persigue la racionalidad hasta el extremo y disparos con precisión sin igual.

Sonaba mal llamarlo una versión inferior, pero la fuerza de combate de Fukube superó con creces las expectativas del lord hasta el punto de que la imagen de cierto brutal pistolero superior cruzó por la mente del lord.

No pudo evitar evaluarlo en el mismo nivel o tal vez incluso superior que cierto agente de apoyo cómico de 『Gran Bretaña』. En otras palabras, era un luchador de primera clase fuera de las personas especiales como los Retornados.

Quizás porque estaba teniendo tal pensamiento innecesario, un espectro, Ushiki mostró un salto que no se adaptaba a su enorme cuerpo y brincó sobre los clones, aterrizando frente a Fukube.

Solo su aterrizaje causó un sonido e impactos atronadores. Fukube hizo “!?” Con los ojos muy abiertos. El lord involuntariamente volvió a ser Kousuke soltando “Ah, mierda”.

El brazo de Ushiki que era grueso como un tronco fue levantado y su puño, que era como una piedra, se abalanzó, en el momento en que ocurrió:

“¡No vayas por un viejooo!”

Incluso mientras gritaba tal cosa, Fukube inmediatamente descartó su pistola y dio un paso hacia el poderoso brazo por su cuenta. Luego tomó el brazo enrollando sus brazos alrededor de él y giró su cuerpo mientras doblaba su postura hacia adelante.

Era obvio que la diferencia de altura no le permitiría lanzarlo con técnica de judo. Debe ser por eso que Fukube no se lo echó al hombro y lanzó al espectro, sino que dio una voltereta hacia adelante para producir un poder de rotación que lo arrastró――

「¿¡Oh!? ¡Qué magnífico lanzamiento de hombro!」

El cuerpo musculosamente enorme de tres metros de altura flotaba en el aire. Las gruesas piernas dejaron el suelo como si fuese una broma y se dirigieron al cielo.

Esa vista fue tan espléndida que el lord lo elogió reflexivamente, por lo que incluso los conjuradores de Tsuchimikado se sorprendieron con la boca abierta.

Un segundo después, “Zun” hubo un sonido de impacto junto con un temblor cuando el enorme cuerpo de Ushiki golpeó el suelo.

Era una vista que era un ejemplo de “lo suave controla lo duro”. Seguramente incluso Minamoto no Yorimitsu, quien fue llamado como el asesino de monstruos más fuerte, aplaudiría y animaría si estuviera presente en este lugar, sin duda.

Además, Fukube que cayó sobre el grueso pecho de Ushiki no se detuvo, fluidamente sacó un cuchillo de su cintura y lo apuñaló en la cuenca del ojo.

Ese movimiento probablemente fue una acción reflexiva que vino de la desesperación, pero el movimiento extremadamente asesino fue suficiente para enviar un escalofrío al interior de los de Tsuchimikado.

Además, aunque no tenía sentido destruir el cerebro porque era un espectro, por casualidad parecía que el núcleo de la invocación de shikigami, el talismán del recipiente estaba ubicado allí, por lo que Ushiki convulsionó por un momento antes de desaparecer.

“I, Imposible… mi Ushiki, contra una simple persona común…”

Su maestro Kiyotake fue sacudido y retrocedió.

「¡Espléndido! ¡Qué brillante! ¡Bien hecho oh asesino de oni Fukube!」

La tensión de los clones se elevó al máximo y aplaudieron estruendosamente.

Fukube expuso una expresión pálida y se rascó el cabello bruscamente con una mano temblorosa mientras se ponía de pie. Y entonces:

“… ¿Puedes hacer tu trabajo, Endou-san?”

Rostro inexpresivo, mirada nihilista y voz monótona. Fukube envió una sentencia crítica hacia el lord con una condición que era como la de un asalariado que había sido un esclavo corporativo al extremo en una empresa oscura.

Estaba enojado. Extremadamente enojado. Fue una reacción adulta de Fukube sin dejarse llevar por su sentimiento, pero por el contrario ello lo hizo más aterrador.

Por supuesto que lo haría. Era más o menos tácitamente, pero habían acordado que el lord estaría a cargo de los shikigamis.

Que Ushiki lograra evadir a los clones y acercarse a Fukube fue definitivamente un fallo del lord. Desde la perspectiva de Fukube, que casi se convierte en carne picada, era natural que quisiera dar una o dos reprimendas. En este momento también se había quedado sin medicina para el estómago, no había duda de que su estrés estaba en limit break.

Y por tanto Fukube-san hizo una expresión que parecía querer decir 「No menosprecies el trabajo de un adulto, niño…」. En respuesta a eso:

「「「Ah, sí. Perdón.」」」

Los clones volvieron a su comportamiento base y se disculparon.

Un clon tomó la pistola y se la ofreció con la cabeza inclinada. Fukube-san la agarró sin decir nada y estando inexpresivo, entonces rápidamente verificó si había algún daño.

Incluso los conjuradores de Tsuchimikado sintieron una extraña presión sobre ellos y dejaron de moverse.

En cierto sentido, era algo que no podía evitarse.

Después de todo, de cierta forma esta fue la primera campaña para la mayoría de los conjuradores de Tsuchimikado. Esta fue la primera vez que pelearon seriamente usando tantos shikis y jutsus. Era simplemente natural porque solo habían recuperado su poder hace unos meses.

Por el contrario, aunque su apariencia solo parecía la de un asalariado gastado, lo más probable es que Fukube fuera un veterano.

El número de conjuradores de Tsuchimikado que cayeron ya era más de cuarenta. La mayoría de ellos fueron derribados por Fukube.

Además de eso, incluso derrotó a un espectro tipo oni en este momento. Si después de eso cambió de su aspecto patético a una figura que exudaba ira, no se podía evitar que todos los presentes tragaran saliva.

Gracias a la inesperada verdadera fuerza de Fukube, incluso el plan de tomarlo como rehén para detener el movimiento de los clones no parecía que pudiera llevarse a cabo.

“¿¡Qué están haciendo todos simplemente parados aturdidos!? No paren con las maldiciones-”

Tsubaki llamó a los shikigamis Jubusen no Kikai y Kamaitachi, además de agregar asaltos de llamas y torbellinos en oleadas a los ataques de bulto de tierra para contener a los doce clones. No pudo soportar ver la situación y levantó la voz con ira.

Kiyotake y el resto volvieron a sus sentidos con jadeos y lanzaron sus jutsus simultáneamente.

Los shikigamis restantes eran el zorro espiritual de tres colas, Raijuu e Inugami, además de los diversos tipos de shikis. Todos atacaron a los clones y a Fukube con el apoyo de los conjuradores.

“¡Cuánto tiempo más, Endou-san!”

Fukube disparó dos veces y esquivó un shiki mientras preguntaba con una expresión amarga. Sus balas de repuesto casi se agotaban.

Y más que eso, en realidad el propio Fukube ya estaba en su límite.

No importa cuál sea la situación, Fukube básicamente siempre actuaría de manera frívola sin mostrar sus sentimientos reales. Que exudara un aura amenazante en este momento también era una prueba de que su autocontrol se estaba agotando.

La causa era su fatiga física, pero más que eso también estaba el amontonamiento de maldiciones que se acumulaban sobre él poco a poco a medida que pasaba cada segundo.

Los jutsus de Kiyotake y los otros se detuvieron inmediatamente con las balas de goma que disparó, así como los ataques de los clones. E incluso si lograban activar sus jutsus, las maldiciones sobre Fukube se disiparían si un clon lo tocaba.

Pero el efecto de las maldiciones en Fukube que funcionaron durante varios segundos antes de que fueran canceladas definitivamente lo estaban cansando poco a poco.

Por otro lado, los lores también se encontraban en la misma situación.

「¡El cuerpo principal ya llegó! ¡Solo un poco más! ¡Esto puede detenerse después de un poco más!」

Había una sonrisa intrépida en su rostro, pero su voz temblaba levemente. No solo eso, alrededor de diez clones desaparecieron a la vez.

No era difícil imaginar que se estaba volviendo difícil para el cuerpo principal dejar libre algo de fuerza para este lado.

“¿¡Endou-san!?”

「¡No hay problema!」

El clon respondió de manera tranquilizadora hacia el agitado Fukube, pero no se podía negar que la cantidad de personas que retenían la tierra y a Tsubaki había disminuido.

Lo que no podía olvidarse aquí era que la característica del bulto de tierra era la propagación infinita.

“¡Así que finalmente estás en tu límite!”

Tsubaki formó un sello de mano con ambas manos. Los clones atacaron para evitar que hiciera cualquier cosa, pero parecía que la concentración del cuerpo principal no era broma, por lo que la fuerza de combate de las copias aquí se redujo a la mitad, y encima de ello incluso su movimiento se entorpeció ligeramente.

Por lo tanto, tanto el kraken de tierra como los shikigamis Jubusen no Kikai y Kamaitachi lograron detenerlos con sus feroces ataques. Los clones estuvieron un paso tarde para detener la finalización del jutsu.

“――Sokujou ― Mansei Zoudai ― Chikai Juuman ― Toyoto Kengen ― Kyuukyuu Nyoritsuryou (Magnificación de los Mil Espíritus ― Impregnación de la Frontera de Tierra ― Manifestación de la Abundante Tierra ― Realización con prisa)”

El “jutsu para acelerar la propagación de los bultos de tierra” que se le había impedido lanzar todo este tiempo debido a la interferencia de los clones finalmente se completó.

Bultos de tierra brotaron del suelo del área circundante como una erupción volcánica. Era como una gran cascada que caía al revés.

「¡Fuh, no está mal!」

「¡Pero la palabra derrota no existe en el diccionario de nosotros el abismo!」

「「「Tonjutsu Combinación Máxima de Hielo y Agua del Estilo Abismo, [Shin’en no Hyougoku(Cocito Absoluto)]!!」」」 (TI: Prisión de Hielo del Abismo)

Los clones restantes a veces también querían usar lenguaje occidental para nombrar sus técnicas. Formaron un círculo alrededor de Fukube para protegerlo y apuñalaron el suelo con sus espadas en una espléndida sincronización.

Corrientes furiosas brotaron en todas las direcciones y cambiaron los bultos de tierra en barro a la vez que sellaron sus movimientos congelándolos.

Pero no tenían margen para bloquear las maldiciones de Kiyotake y sus hombres, así como los ataques de los shikigamis. Las balas de Fukube también se agotaron inmediatamente. Los clones cayeron uno a uno.

Por supuesto, inmediatamente crearon nuevos clones como reemplazo, pero…

「¡Nuuh, este trozo de tierra es realmente interminable!」

Más que nada, el bulto de tierra era simplemente anormal. El lord fue derrotado en una batalla de propagación lo cual incluso podría decirse que era su especialidad. La habilidad de esta cosa estaba obviamente en un nivel legendario que se desvió del marco de un mero espectro.

“E, Endou-san, todo está bien, ¿no?”

「¡No, está fuera de mi alcance!」

“¿¡Eh!?”

「Originalmente no soy bueno en batallas de exterminio de amplio rango. ¡Así que es inevitable! ¡¡Después de todo soy un asesino!!」

「¡No soy bueno con enemigos sin forma!」 el lord le dijo eso al estupefacto Fukube mientras se reía. Inmediatamente después de eso, el clon fue golpeado por un ataque suicida del Raijuu que voló hacia él y desapareció.

Justo después de eso, otro clon acabó con el espectro con un kunai, pero…

El clon que acababa de desaparecer finalmente no tuvo reemplazo.

No se detuvo allí, el resto de los clones, excepto uno, desaparecieron por sí solos dejando un sonido sin vida “Poof” detrás.

“Fufu, parece que ni siquiera necesitamos ir al sitio del ritual”.

「Así parece.」

¿Oh? El clon parecía…

El clon incluso paro con su técnica de hielo. Espíritu de lucha desapareció rápidamente de él y en su lugar desprendió un aura como la de un anciano completamente exhausto. Tsubaki y los demás también dejaron de moverse al ver eso.

Entonces debieron haberse sentido convencidos de su victoria.

Kiyotake y los otros rieron con los dientes al descubierto. Tsubaki miraba hacia abajo con condescendencia desde arriba de su bulto de tierra con un acto de superioridad.

“Oh dios, ¿ya estás tan exhausto que ni siquiera puedes seguir parado?”

「Sí, estoy en mi límite. Mentalmente.」

El clon comenzó a debilitarse y se sentó en el suelo mientras se abrazaba las rodillas. No se detuvo ahí

「Hics, ¿por qué un corazón es algo que puede morir fácilmente?」

Empezó a llorar. Tsubaki y el resto inconscientemente se sintieron sacudidos e intercambiaron miradas al ver a su oponente sollozar genuinamente.

「Fue horrible, horribleee. Me emocioné demasiado al punto que hasta yo mismo me asusté. Me reía como Nagumo en su modo LOCO, sabes. Fue vergonzoso. Si hay un agujero, quiero meterme dentro.」

“Ah~, umm, ¿Endou-san?”

「Es aún más doloroso porque Hinata-chan vio todo sabes. Una niña como esa pensó que tenía que ir a un psiquiatra… Fufufu, es extraño, ¿no?”

“Sí, ahora mismo eres realmente extraño”.

Fukube miró a los conjuradores y shikigamis que los rodeaban por completo. Vio hacia el cielo y murmuró “Quiero beber medicina para el estómago, una última vez al final…”. Parecía que había renunciado a todo después de ver la condición del clon.

Tsubaki y los demás estaban muy sorprendidos por su drástico cambio en comparación con el comienzo de la batalla, pero ver la transformación del clon que era como si alguien cuya vida hubiera caído en el abismo los confundió “L, La mente de este tipo es demasiado inestable, ¿no?” y no sabían qué hacer.

Aunque no querían acompañar por más tiempo que esto a este tipo de criatura blasfema difícil de describir que redujo sus puntos de cordura tan naturalmente como respirar.

“… Cough. El ritual se completó. Esta es nuestra victoria. Ríndanse pacíficamente. Si hacen eso al menos perdonaremos su vida”.

“Rin”, hubo un sonido de campana. Tsubaki también habló con una voz suave.

Pero el joven cuyo corazón debería haberse roto por la derrota sonrió a pesar de que parecía muy doloroso. Y entonces:

「Más nueva técnica, [Difundir la agonía mental del cuerpo principal al hacer que el clon se deprima].」

Murmuró tal cosa.

“¿Ah?” Tsubaki y el resto tenían signos de interrogación flotando sobre su cabeza, pero el clon desapareció antes de que pudieran preguntarle qué dijo――

“――[Banki Koufuku(Capitulación de todas las mentese)s]”.

“¿¡Qu-!?”

El kraken gigante fue envuelto por una luz y se desmoronó junto con la hermosa voz de una niña.

No hubo reacción incluso cuando intentó convocarlo de nuevo. Era como si el espectro hubiera regresado completamente a ser tierra normal.

“¡Madre!”

Kiyotake envió rápidamente un shiki pájaro blanco volando antes de agarrar el brazo de Tsubaki y suavizar el impacto de su caída.

En ese momento una voz resonó una vez más.

“Tus palabras antes de esto, permíteme devolvértelas a mi manera”.

La voz resonó dignamente. Todos allí jadearon y volvieron la mirada hacia el lugar de donde provenía la voz. Allí vieron a Hinata en los brazos de Kousuke cuyos ojos parecían muertos.

“El ritual falló. Esta es su derrota. Les pido a todos que se rindan pacíficamente”.

Hinata fue bajada lentamente por Kousuke, quien parecía un asalariado al que le dijeron que pasara la noche en la oficina por tercer día. Luego declaró eso con una impresionante postura mientras estaba de pie en el suelo. Hizo comprender a Tsubaki y compañía.

“No me digas, Jii-san y los otros fueron derrotados…”

Kiyotake negó con la cabeza en negación de la realidad. Los otros conjuradores también tenían los ojos bien abiertos como platos.

Entonces Tsubaki también vio a Hinata y hacia la dirección del sitio del ritual aturdida. Un segundo después.

“… ¡Todavía no! Sokujou-”

Llamó a la tierra una vez más y agitó la mano. Nuevos bultos de tierra brotaron del suelo circundante. Corrieron hacia Fukube que estaba completamente rodeado por el clan Tsuchimikado.

Debe estar planeando tomar a Fukube como rehén.

“No, se acabó. ¡¡[Fuumetsu(Destrucción de Sello)]!!”

Con una sola palabra. Solo eso destruyó la forma de la serpiente gigante. Las palabras de la actual Hinata que estaba levemente envuelta de luz pura blanca eran todas palabras de poder que contenían fuerza en ellas.

Quizás porque sabían eso, los shikigamis fueron presionados y retrocedieron a pesar de que no eran el objetivo.

“Tsk. ¿¡Qué están haciendo todos simplemente parados!? ¡Aseguren a la princesa! ¿¡Están todos bien con que el más querido deseo de Tsuchimikado termine aquí!?”

“Rin”, otro sonido de campana. Kiyotake y compañía adoptaron su posición de lucha. Era como si los despertaran de su sueño, no, como si los arrastraran a un sueño. Sus ojos estaban nublados.

Hinata entrecerró los ojos ante eso. Al mismo tiempo, Kousuke regresó en un instante al lado de Hinata con Fukube, quien era cargado como princesa, sin que nadie se diera cuenta. Parecía que había recuperado a Fukube en medio de la conmoción.

“Endou-san, podría enamorarme de ti”. (Ex: En este punto ya no sorprendería)

“Lo siento, Fukube-san. En este momento mi mente no puede seguir ese tipo de broma…”

“Así parece. Tus ojos están muertos”.

Hinata sonrió con ironía ante esa conversación mientras formaba un sello de espada con la mano.

“Endou-sama. ¿Puedes protegerme durante un poco más?”

“Quiero que me permitan dormir como un muerto física y mentalmente, y que sea como si nada hubiera pasado, pero haré lo mejor que pueda”.

“Aunque insignificante, también aguantaré un poco más. Sin embargo, Fujiwara-san, ¿tenemos alguna posibilidad de victoria?”

Hinata sonrió con gracia ante la pregunta de Fukube.

Fue una afirmación sin palabras. La confianza se desbordaba de ella.

Luego fue probado por la incomparable paliza justo después de eso.

Su pie izquierdo dio un paso hacia adelante mientras dentro de su corazón cantaba Tenpou. (Autor: Tenpou es un signo astrológico en onmyouji. Hay nueve de ellos)

“――¡Shikashikuma ― Tsurusemino ― Itomoretooru ― Arishifuwe ― Tsumihitono ― Noroitoku!”

Ese era el canto secreto para repeler devuelta una maldición. Las maldiciones aplicadas a Kousuke y Fukube se disiparon por completo, además, las maldiciones que Kiyotake y el resto desataron en ese momento también se reflejaron completamente a ellos.

Gritaron por el dolor en el pecho, colapsaron al recibir ataduras en sus cuerpos o cayeron de rodillas por alta fiebre. Les llevaría algún tiempo disipar sus propias maldiciones sobre sí mismos.

Con un solo movimiento, casi el ochenta por ciento de los oponentes se vieron incapaces de poder luchar. Personas como Kiyotake, que lograron escapar o defenderse del rebote de la maldición, hicieron expresiones horrorizadas.

Los usuarios de shikigami enviaron desesperadamente sus órdenes con aspectos aterrorizadas. Jubusen no Kikai, Inugami, zorro espiritual de tres colas y entonces el Kamaitachi cerraron rápidamente la distancia.

“Yendo directo al grano, esto es imposible para mí. Endou-san, te los dejo a ti”.

“Venid a mí, bastardooos”.

“¿Tu edad mental retrocede?”

“Fufu, entonces tal vez debería aumentar nuestros aliados. ¡Shinshi Yuuchoku(Mensajero Divino Imperial) ― Kaiko Kyoufuku(Mandato a Todos los Zorro) ― Kyuukyuu Nyoritsuryou!”

Tennai – Tenshou. La pierna derecha de Hinata dio un paso adelante y cuidadosamente emparejó su posición con la pierna izquierda mientras hacía resonar sus palabras de poder ‘Este es el edicto de zorro blanco(Kuzunoha)-sama, nuestro mensajero divino. Todos los zorros deberán obedecer rápidamente’. Con eso, no había forma de que el zorro espiritual de tres colas pudiera resistirse.

――Kuoooonn.

Hizo un solo ruido antes de lanzar un ataque sorpresa de fuego de zorro extra grande al Jubusen no Kikai volando a su lado. El espectro esquivó en pánico.

El invocador original del zorro espiritual de tres colas, un hombre en la flor de la vida, fue sacudido “¿¡Mi atadura fue robada!?”. Intentó desesperadamente recuperar la conexión, pero el zorro espiritual en cuestión siguió la orden de Hinata de subyugar al monstruo oni mientras se veía algo feliz. Continuó atacando.

Si los oponentes eran únicamente dos shikigamis, entonces solo Kousuke y Fukube, no, incluso si solo era el actual Kousuke quien estaba abrumado por la fatiga y el dolor del corazón, podría manejarlo fácilmente.

Kousuke hizo que hilos de acero revolotearan silenciosamente a su alrededor y construyó una telaraña improvisada. El Kamaitachi fue restringido. Al mismo tiempo, se deslizó a través de las garras del Inugami que se acercaba y contraatacó con un golpe directo de una patada giratoria.

“Incluso recuperó sus recuerdos completamente… esos tontos inútiles-”

“¿Es esa tu verdadera naturaleza? Tu vulgar yo interior se ha estado filtrando desde hace un rato, ¿sabes?”

Tenpo – Tenkin – Tenshin. También dio pasos firmes hacia adelante con cada cántico con su pierna derecha, pierna izquierda y pierna derecha nuevamente.

Tsubaki entró en frenesí ante la mirada directa de Hinata. Convocó una corriente de tierra fangosa y al mismo tiempo formó un sello de espada con un grito enojado.

Casualmente, el mismo cántico hizo eco a la vez que el de ella.

“Naumaku Samanda Bazara Dan Kan-”

“¡Naumaku Samanda Bazara Dan Kan!”

Cualquier creyente en el sintoísmo o el budismo definitivamente había escuchado ese cántico por el dios que gobernaba sobre la destrucción y el renacimiento, la aniquilación del mal y todo tipo de gracia divina, el mantra de orar en súplica por la ayuda de Acala se activó al mismo tiempo.

Sin embargo, el resultado se produjo en un instante y de una forma innegable.

La fangosa corriente de tierra fue envuelta en una llama blanca y perdió su fuerza. Tsubaki cayó impotente de rodillas con ambos brazos hacia su propio cuerpo. Era un jutsu inmovilizador que Taisei usó con Hinata en la carretera, pero este parecía ser mucho más poderoso.

Una maldición “Maldita seaaaaaa” que sonaba muy alejado de su elegante imagen se escapó de Tsubaki. Aunque los mantras eran los mismos, el de Tsubaki no funcionó en absoluto. Le mostró la diferencia en sus estatus.

“¡Madre! Lo disiparé de inmediato-”

“Hazlo rápido-”

Tsubaki respondió con irritación hacia Kiyotake y los demás mientras seguía luchando incluso ahora.

“¡On Mayura Kirandei Sowaka! ¡¡Kanehana Neko ― Juuon Byouku ― Kongou Kaijuu ― Kyukyu Nyoritsuryou– (Flor de Gato de Metal ― Agonía de Enfermedad de Resentimiento Maldito ― Mezcla de Todas las Maldiciones)!!”

Niebla se formó alrededor de Hinata. El vapor de agua que emitía un aura siniestra envolvió a Hinata y compañía. Fukube sintió que iba a caer de rodillas por la repentina alta fiebre y el feroz letargo que lo asaltó, mientras que Kousuke soltaba una voz apática “Nnaa~” agonizante (?)――

“On Kurodaya Un Jaku Sowaka”.

Hinata recitó Tenchuu mientras daba un paso más hacia adelante con su pierna izquierda y recitaba su mantra.

Esas fueron palabras pidiendo la ayuda de Ucchusma, quien devoró y purificó la impureza por completo. El poder de quemar la suciedad de esa persona eliminó el agua traedora de enfermedad.

Pero lograron ganar tiempo con eso. Kiyotake y compañía consiguieron disipar la restricción, por lo que Tsubaki se puso de pie mientras gritaba para convocar el bulto de tierra nuevamente.

“¡Detengan a la princesa sin importar qué!”

El área del bosque que estaba a cierta distancia de aquí retumbó. Desde allí la tierra se acercó como una avalancha. Como era de esperar, este bosque de montaña de Tsuchimikado había sido tomado por el espectro de tierra.

Kiyotake y los demás organizaron sus ataques finales para ganar tiempo hasta que la tierra llegara aquí.

“Esto es loco. ¡Realmente no tiene fin!”

Fukube estaba empapado en sudor frío como quien desespera ante la inundación del río. Apretó las manos sobre su estómago. Como era de esperar, quería beber medicina para el estómago.

“¡Hinata-chan!”

Kousuke miró hacia atrás por encima de su hombro para sugerir que escaparan.

“No, quedémonos aquí. Solo encárgate de los shikis, por favor”.

Hinata no mostró ninguna agitación.

En su pequeño cuerpo había una gran columna vertebral. Sus ojos estaban tranquilos como un manantial en el bosque, mientras que al mismo tiempo había una ardiente voluntad en ellos. Realmente no parecía una niña que ni siquiera había cumplido los diez años todavía. Incluso lucía como una existencia divina que sobrepasaba a los humanos.

“Entendido. Absolutamente te protegeré, así que haz lo que quieras”.

“Fufu, muchas gracias, Endou-sama. Como pensé, es muy desafortunado que seas un humano”.

“¿¡Por qué!?”

“Si eres algún tipo de demonio o espíritu, podría nombrarte como mí Zenki(Oni del Frente)”. (Ex: Traducción: Si pudiera utilizaría mis poderes para hacer que nunca jamás te pudieras separar de mí, JAMÁS)

“¿¡Me trataste como inhumano porque quieres convertirme en tu shikigami!?”

No debería tener ningún recuerdo antes de esto, por lo que debió apuntar a eso en su subconsciente.

Extraño. Su expresión sonriente se sintió vagamente aterradora… (Ex: Felicidades, tu amistad con Kouki se ha profundizado)

Kousuke decidió que no vio nada y volvió a concentrarse para interceptar a los shikis que se acercaban.

Enfrentó a los pájaros blancos corriendo con kunais y shurikens, mientras que Fukube retuvo a los perros blancos con artes marciales y un cuchillo para no permitir que molestaran a Hinata.

“¡No importa lo prodigiosa que seas, mi Sokujou no tiene fin! ¡Es imposible que destruyas la montaña misma! ¡Detén tu inútil resistencia!”

“¡Es posible para mí!”

Tsubaki hizo “¿Eh?” con un aspecto estupefacto ante la facilidad con la que respondió Hinata.

“Tenchuu――tú, estás poseída por algo, ¿no es así?”

“Q, Qué estas, no, más importante aún, ¿qué murmuraste hace un momento…?”

“Tennin――yo también soy buena poseyendo”.

“Tsu, esas palabras, ¡no me digas!”

Hinata solo movió su pierna derecha para dar un paso adelante. Con eso Tsubaki finalmente notó algo y mostró agitación.

Obviamente parecía inquieta de que algún tipo de jutsu fuera a activarse, pero… ya era demasiado tarde.

“Ten’ei”.

El último paso. Su pierna izquierda avanzó justo al lado de su pierna derecha que había sido movida de antemano. Pisó el suelo.

Inmediatamente, una luz blanca pura surgió en las huellas que dejaron los pasos de Hinata. Las huellas irradiaban luz y se conectaban entre sí en una línea. Así, lo que emergió fue la forma del Carro con dos estrellas más.

“… ¿¡Uho!?” (TI: Uho, una ceremonia realizada por un hechicero para proteger a un noble que se embarca en un viaje)

Su otro nombre era Kyuusei Henpai. Era una magia ritual que se realizaba caminando. Trajo tranquilidad y pureza a la zona. Dicho de otra manera, el ritual formó un santuario en el área alrededor de Hinata.

El lugar no solo purificó la enemistad que deseaba dañar al conjurador, sino que también purificó cada maldición. Este lugar se convirtió en un tipo de sitio ceremonial sagrado.

Los shikis fueron destruidos, los shikigamis, los espectros fueron devueltos a la fuerza y ​​todas las maldiciones de los onmyoujis fueron negadas y dispersadas.

También dispuso del lugar para que fuera más que suficiente para invitar a una exaltada existencia.

“Te lo suplico humildemente”.

“Para-. ¡¡No dejen que lo llame!!”

Tsubaki ordenó con un grito. Kiyotake y los otros la obedecieron apresuradamente.

Pero como era de esperar, no pudieron usar ninguna maldición. Incluso el bulto de tierra en el que confiaban no podía entrar en el radio de cincuenta metros alrededor de Hinata. Sin otra opción, gritaron y cargaron hacia adelante. Planearon usar artes marciales para someter directamente a Hinata.

Por supuesto:

“No permitiré que ninguno de ustedes toque ni un solo cabello de la princesa”.

“¿Oh? ¿El lord se está mostrando de nuevo?”

“…”

No había forma de que Kousuke y Fukube lo permitieran. Si era combate cuerpo a cuerpo, entonces ambos eran abrumadoramente superiores.

“Con respeto y sinceridad, esta humilde sinceramente implora a Uka no Mitama no Kami”.

La luz blanca pura fluyó desde Hinata. Un aire terriblemente claro y fresco llenaba toda la zona.

“Si se me permite ofrecer una invitación para lo divino, le suplico que envíe al primer mensajero divino, el origen de mi línea de sangre”.

La forma en que estaba cubierta de resplandor mientras oraba hacia una existencia sagrada con todo su corazón y alma se parecía más a una sacerdotisa sagrada del santuario que a una onmyouji.

Entonces resonó la voz de una mujer. Era una voz desconocida.

“¡Hinata! ¡Es Okaa-sama! ¡Por favor para! ¡Hay circunstancias para esto!”

Kousuke, Fukube e incluso Kiyotake y compañía se volvieron hacia allí. Mostraron expresiones de desconcierto y sorpresa hacia la dueña de la voz.

Tsubaki se quitó la tela blanca que ocultaba su rostro.

Su rostro era hermoso con una tensión rígida en él. Kousuke incluso reflexivamente murmuró “¿Una Hinata-chan adulta?” al verla. Su cara se parecía mucho a una madura Hinata.

Fujiwara Chikage, la madre de Hinata estaba allí.

Kousuke y los demás volvieron la mirada hacia Hinata con asombro. Seguramente ella también estaba sacudida――

“¡Ofrezco mi cuerpo, para golpear y purificar cada desgracia, cada pecado!”

¡No estaba sacudida en absoluto! ¡A pesar de que la verdadera identidad del enemigo era su madre, sus ojos y voz no temblaron en lo más mínimo!

La cara de Chikage se torció y un tsk se escapó de su boca. Al mismo tiempo, se completó la ceremonia secreta que solo estaba permitida para Hinata en todo el clan.

“Desciende de lo alto del cielo siguiendo la invitación. ¡¡Mi protector, el dios de la noble santidad blanca, vuestro nombre es, Kuzunoha!!”

Un grito agudo sacudió el aire.

La luz convergió detrás de Hinata. Se convirtió en una esfera de luz y en poco tiempo la esfera tomó forma.

Se transformó en un zorro blanco que estaba envuelto en un resplandor divino.

Fue el zorro blanco que guio a Kousuke y Hinata en ese otro mundo. Los ojos de ese zorro blanco miraban a Hinata con extraordinaria amabilidad.

Inmediatamente después de eso, la forma del zorro se desmoronó una vez más antes de ser absorbida por Hinata y desaparecer.

Con eso, sucedió lo mismo que esa vez.

El largo cabello negro de Hinata se volvió lentamente blanco. Orejas y cola de zorro aparecieron. Sus ojos brillaban de plateado.

Y entonces:

“¡¡Con la gran invocación del ritual plegaria a los cielos imperiales, agreguen, agreguen, sepulten, pido purificación, pido exorcismo!!”

Hinata dio una palmada de oración que resonó agradablemente. Las ondas de luz se extendían en muchas capas una y otra vez con Hinata en el centro.

Al cielo, a la tierra, a los árboles del bosque.

Las ondas de un blanco puro penetraron a través de todo, purificaron y sofocaron cualquier suciedad, devolviéndolas a la naturaleza.

No había ningún lugar para la resistencia. Los bultos de tierra que invadían todo el bosque de la montaña dejaron de moverse como si estuvieran dormidos. Los practicantes del clan Tsuchimikado también estaban perdiendo fuerzas y cayeron de rodillas.

Pero no hubo agonía. Más bien era como si les hubieran salpicado con agua fresca y clara de la montaña. Estaban aturdidos por lo agradable que se sentían.

Excepto una persona.

“¿¡AAAAAAAAAAAAH!?”

Solo Chikage, no, su forma estaba volviendo parpadeantemente a la figura de Tsubaki con un velo. Ella se retorcía mientras se rascaba el pecho.

No se sabía cuánto tiempo continuó ese espectáculo milagroso y divino.

Kousuke y Fukube también lo estaban observando con miradas fascinadas antes de que la luz finalmente retrocediera después de que pasara un tiempo.

Las orejas y cola de zorro desaparecieron de Hinata como si fuesen un espejismo. Su cabello blanco puro también volvió a su color negro original. El cuerpo de Hinata se balanceó y casi se cayó antes de que Kousuke la atrapara apresuradamente.

“¿Estás bien, Hinata-chan?”

“U, e, estoy bien. Aunque me siento un poco cansada…”

Su tez estaba un poco mal. No parecía que estuviera mintiendo por su sonrisa relajada, pero parecía que finalmente había llegado a su límite.

Pero ella había mostrado su fuerza como el onmyouji más fuerte de esta generación hasta la satisfacción de su corazón.

Era verdaderamente sin igual. Los otros onmyoujis e incluso los espectros no le hacían frente en absoluto.

Fukube mantenía sus ojos vigilantes en Kiyotake y compañía, pero solo se veían muy confundidos y no mostraban signos de moverse. Y, sobre todo, ni siquiera parecía que pudieran moverse.

Kousuke exhaló aliviado e intercambió una sonrisa de alivio con Hinata. Pero fue entonces que:

“¡¡Soku, jou-, Sokujouuu-, responde-, Sokujou!!”

Una voz histérica resonó.

Viendo allí, Tsubaki estaba agachada. Continuó llamando a su mejor y más fuerte carta de triunfo que era la tierra sin fin, pero no recibió la más mínima respuesta.

“De ninguna manera, ¿cómo puede ser eso?, ¿una sola montaña realmente se purificó? Imposible-”

Como para negar la realidad, Tsubaki todavía estaba tratando de hacer algo incluso ahora mientras se retorcía. Su grado anormal de obsesión y rechazo a darse por vencida estaba lleno de inquietud.

Hinata comenzó a caminar hacia ella resueltamente sin ningún miedo.

Se detuvo frente a Tsubaki y recitó un pequeño mantra para atarla antes de rasgar la tela blanca que le cubría la cara.

La cara debajo no tenía el menor parecido con Chikage. Lejos de eso, el rostro de la mujer solo podría describirse como plano, más bien su falta de cualquier rasgo podría decirse era su característica más conspicua.

La mujer la fulminó con la mirada. Sus ojos mostraban rabia, odio y además miedo que no podían ocultarse en absoluto.

Hinata entrecerró los ojos hacia esa mujer y habló con una voz que sonó claramente.

“¿Quién eres tú”

Kousuke y Fukube miraron a Hinata interrogantes.

¿No se hacía llamar Tsuchimikado Tsubaki? Preguntaron con los ojos.

“¿Qué estás diciendo? Soy Tsuchimikado Tsubaki――”

“Eso no funcionará conmigo”.

No hubo sonido de campana, tal vez porque estaba inmovilizada.

“No eres Tsubaki-sama de ninguna manera. No hay forma”.

“Qué estás――”

“Después de todo, Tsubaki-sama había fallecido antes de que yo naciera”.

“¿No es así, Kiyotake-san?”Hinata se dirigió a Kiyotake. El joven se sacudió y tembló en respuesta.

“Eh, no, madre… mierda-, qué demonios… ¿Ella murió? Si recuerdo correctamente, pero la mujer allí…”

Como atraídos por la horrible confusión de Kiyotake, los otros miembros del clan Tsuchimikado también estaban mostrando desconcierto.

Pero la atadura que se les aplicó ya había sido purificada por Hinata.

Por lo tanto, después de un rato, Kiyotake miró a la mujer que se presentó como Tsubaki y murmuró.

“Tú… ¿Quién eres?”

Mientras todos estaban confundidos, Hinata formó un sello de mano espada y lo empujó directamente hacia la mujer que se hacía llamar Tsubaki.

“Te lo pregunto una vez más. Tú, que llevaste al clan Tsuchimikado por mal camino e intentaste arrastrar a Fujiwara, no, a este país al caos, ¿quién puedes ser?”

Absolutamente no permitiría que esta mujer mintiera, engañara o incluso se quedara en silencio.

Ante los ojos de la niña que estaban llenos de ardiente voluntad, la misteriosa mujer se quedó en silencio por un segundo antes de que sus labios se abrieran y se riera.


Autor: Muchas gracias por leer esto cada vez.

Muchas gracias también por los pensamientos, opiniones e informes sobre errores ortográficos y palabras omitidas.

※ Gardo, el capítulo 33 de Zero está publicado.

Es el final del segundo volumen de la novela ligera. De alguna manera, Miledi es adorable en cada momento. Extraño.

Ex: Estuvo bien el capítulo, pero honestamente sabe un poco mal el desempeño de Kousuke, sé que estuvo bajo el constante ataque de múltiples poderosas maldiciones, pero aun así dejo que desear, especialmente de este lado al final, espero que después se redima. También, ya estoy ansioso por ver la participación de Hajime con el misterioso grupo y con los poderes onmyoujis.


Anterior |Índice| Siguiente

Comentarios

5 3 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
rick 4421
rick 4421
hace 2 años

“¿Tu edad mental retrocede?” viendo su situacion me sorprenderia que no este peor que soldado de vietnam siendo honesto peor ahora que tiene una loli omyouji yandere XD
Gracias por el cap

Apóyanos

Te podría interesar

2
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
Skip to content