Súper Gen Divino – Capítulo 939: Extraño Caballero Desleal

Primer Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Han Sen se quedó sorprendido. Por ahora, era una suerte que el Caballero Desleal no se hubiera bajado del árbol.

“No estás cerca de terminar, no hay manera de que bajes de ahí.” Han Sen miró al Caballero Desleal y se sintió un poco más seguro.

Han Sen, con la daga en la mano, se dio la vuelta y atacó a uno de los Caballeros Leales que avanzaban.

Las Serpientes Sangre de Dragón se enfrentaron a un caballero cada una, y Vientito también se enfrentó a uno.

Los Caballeros Leales eran casi tan fuertes como las Serpientes Sangre de Dragón, y sólo el que tenía tres halos tenía una ventaja notable en cuanto a fuerza. Afortunadamente para todos los implicados, fue la Serpiente Sangre de Dragón con seis cerraduras genéticas abiertas la que decidió enfrentarse a ese caballero. La serpiente escurridiza era rápida con sus pies, y saltó hacia la némesis acorazada para arañarla e infligirle una herida.

Vientito luchó contra un caballero que sólo tenía una cerradura genética abierta, y por tanto sólo tenía un halo. Su estado físico era bastante bajo, a fin de cuentas, pero tenía cuatro cerraduras genéticas abiertas. Los ataques de viento que empleó el peludo luchador hicieron estragos en las defensas de su enemigo.

Han Sen utilizó su armadura divina y su daga para enfrentarse a su objetivo, y le iba bien en la lucha. Sufrió algunos golpes, pero la armadura era lo suficientemente fuerte como para mantenerlo protegido.

¡Katcha!

La Serpiente de Sangre de Dragón, con seis cerraduras genéticas abiertas, encontró un hueco para clavar sus dientes en el cuello del Caballero Leal al que se había enfrentado. Los feroces dientes se hundieron en el cuello con facilidad, y arrancó toda la cabeza de los hombros del caballero en una espantosa exhibición. Sin embargo, antes de que la cabeza cayera al suelo, la serpiente giró y se la tragó.

«Cazada Bestia Divina Caballero Leal. No se ha obtenido ningún Espíritu de la Bestia. Carne no comestible.»

“Vaya, estas cosas son bastante débiles. Parece que el Caballero Desleal realmente ha estado acaparando toda la energía.” Han Sen se alegró mucho, pensando que aún podría reclamarlo algún día.

Y el hecho de que fueran débiles era bueno, ya que no tendría que agotarse en la batalla, a pesar de la falta de carne que recibiría. Dicho esto, sin embargo, no le importaría conseguir una de los espíritus de la bestia. Un espíritu divino de la bestia era, después de todo, un espíritu divino de la bestia.

¡Roar! La Serpiente Sangre de Dragón saltó hacia otro caballero.

Contra la Serpiente Sangre de Dragón con seis cerraduras genéticas abiertas, los otros caballeros en el campo no tenían ni la más mínima oportunidad.

Las cabezas de cuatro Caballeros Leales fueron rápidamente cortadas y engullidas por la serpiente. A pesar de lo impresionante que fue esto, Han Sen estaba desanimado por la falta de espíritus de la bestia que recibió.

Los otros dos Caballeros Leales seguían combatiendo. Con la situación controlada, Han Sen decidió darse la vuelta y mirar al Caballero Desleal para ver si había cambiado algo. Extrañamente, seguía allí, devolviéndole la mirada.

Pero como el Caballero Desleal no podía moverse, Han Sen no tuvo miedo. La serpiente acabó con los otros Caballeros Leales, pero aun así, no recibió ningún espíritu de la bestia.

“La suerte de hoy es demasiado pobre.” Han Sen ordenó a la serpiente que volviera al trabajo, excavando el árbol para transportarlo.

Tres serpientes excavaron la tierra alrededor del árbol, mientras que la más fuerte se dedicó a morder las raíces.

De repente, el Caballero Desleal empezó a gritar de agonía con una voz estridente e inhumana. Sin embargo, seguía unido al árbol y Han Sen estaba seguro de que no podría desprenderse.

“¡Deja de gritar, bebé grande! Sólo estoy moviendo el árbol, no te voy a matar.” Le dijo Han Sen al caballero.

El Caballero Desleal pareció oír lo que se le decía, y miró a Han Sen con el asesinato en los ojos.

“¡Deprisa, chicos de la serpiente! Cavad más rápido.” Han Sen se abalanzó sobre las serpientes, por si algo desafortunado estaba a punto de suceder.

Un sentimiento desconcertante había conseguido aferrarse a la parte posterior de la mente de Han Sen, y poco a poco los sentimientos de preocupación por los malos sucesos se cocinaron a fuego lento. Le produjo malestar y pensó que pronto ocurriría algo desagradable. La Emperatriz Shakra le había dicho que el caballero obedecería a la primera persona que mirara. En efecto, había visto a Han Sen, pero aun así, parecía bastante hostil.

“Tal vez debería preguntarle a la Emperatriz Shakra sobre esto, ella podría arrojar algo de luz sobre el asunto.” Para su disgusto, la Emperatriz Shakra fue convocada de nuevo.

“¿No puedes dejarme en paz un momento? Estoy intentando ganar puntos genéticos. ¿Qué quieres?” La Emperatriz Shakra sonaba un poco malhumorada.

“Lo que has dicho es incorrecto. Tienes que dar algunas explicaciones.” Han Sen procedió entonces a contarle lo que había ocurrido en su ausencia.

La Emperatriz Shakra miró los cadáveres que había en el lugar y dijo con auténtica sorpresa, “Vaya, qué raro. Parece que lo que había supuesto era al revés. El Caballero Desleal no se vio afectado por los Caballeros Leales, pero fueron los Caballeros Leales los que se vieron afectados por la fuerza dominante del Caballero Desleal. Creo que los hizo… desleales.”

“¿Significa eso que no podré domarlo?” Preguntó Han Sen, haciendo un rápido gesto para que las serpientes dejaran de cavar.

“Supongo.” Dijo la Emperatriz Shakra.

“¿Estás segura? ¿No hay otra forma de conseguir que ese caballero siga mis órdenes? El emperador debe haber tenido una manera, seguramente.” Dijo Han Sen.

“Sí, pero no funciona con la gente común.” Dijo la Emperatriz Shakra.

“¿Cómo lo sabes?” Preguntó Han Sen, mirando al Caballero Desleal.

“Fácil, requiere dominación. Si pudieras dominar al Caballero Desleal, demostrarle que eres el alfa y que eres inequívocamente superior al Caballero Desleal en fuerza, no te traicionaría. Te seguiría. Pero ten en cuenta que esta cosa, una vez madurada, podría acabar siendo una súper criatura. Derribar a un enemigo como ése no sería poca cosa.” Explicó la Emperatriz Shakra.

“¿Y no hay otra forma además de esa?” Preguntó Han Sen con el ceño fruncido.

“Si la hay, no he oído hablar de ella. Sin embargo, este Caballero Desleal infectó todo el árbol; así que no hagas nada imprudente. A veces es mejor cortar por lo sano y abandonar mientras se está a tiempo.” Justo cuando la Emperatriz Shakra terminó su discurso, sonó un rugido. A continuación, el ruido de la madera rompiéndose llegó desde lo alto del árbol. El Caballero Desleal había roto su vínculo con el árbol.

Parecía tan frío como el hielo, ya que la parte trasera de su armadura de cobre estaba manchada de sangre. Allí también parecía roto, como si no hubiera terminado de crecer.

 

 


5 8 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 Comentario
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
xriax
xriax
hace 2 meses

Santa madre ya valio

1
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x