El rey no muerto del palacio de la oscuridad: Capítulo 11

Buenas a todos, aquí el ultimo capitulo de la semana 4/4, el próximo para el martes, espero que disfruten xd


El rey de los no muertos

 

Puse toda mi fuerza en ello. Mis largas garras atravesaron fácilmente el cráneo del señor.

 

Los ojos de Roux se abrieron de par en par en estado de shock al presenciar el repentino ataque. Sin embargo, era demasiado tarde.

 

No sentí ningún regocijo, sólo un oscuro placer. Supongo que eso demuestra en qué monstruo me he convertido.

 

Saqué mis garras del suave cráneo. La sangre caliente comenzó a brotar y eso hizo que mi boca se curvara en una sonrisa.

 

He ganado, ahora soy libre. Todo lo que tengo que hacer es salir del bosque y puedo ir a cualquier parte.

 

No tengo intención de luchar contra los caballeros de la muerte. Debería salir rápidamente de aquí. Encontrar un bosque similar a este y vivir mis días cazando bestias.

 

Hasta que me harte de esta nueva vida.

 

… Entonces, de repente oí algo que sonaba como un clic.

 

—¡Qué demonios!… ¿Qué… es esto?

 

—…!

 

Escuché una voz que debería ser imposible de oír.

 

No podía entenderlo. Pasaron unos instantes y sentí que el pavor se apoderaba de todo mi cuerpo que me ponía los pelos de punta.

No cabe duda de que mis garras atravesaron el cráneo del señor. Él no se evadió ni se defendió.

 

La fuente del sonido estaba justo delante de mí. El señor, cuya cabeza recuerdo haber atravesado, estaba allí mismo, en el mismo lugar que momentos antes, hablando tranquilamente.

 

La cabeza que supuestamente había sido empalada, no tenía ni un solo rasguño.

 

¿Qué…? ¡Eso es imposible! El señor no es un no-muerto. Yo, un ghoul, puedo decir claramente que el señor es un ser humano vivo y que respira.

 

No me había dado cuenta, pero la sangre de mis garras y toda la sangre que había escupido, no se veían por ningún lado.

 

Esto no puede ser. Esto es absurdo. ¡Imposible! Estoy seguro de que he matado al señor, ciertamente lo hice.

 

—Así que posees inteligencia… ahora. O tal vez lo has hecho durante algún tiempo, interesante.

 

—… !!

 

Todavía no. Esto no ha terminado todavía.

 

Me armé de valor y empujé mi brazo con todas mis fuerzas. Esta vez no apuntaré a su cabeza, sino al corazón.

 

Mis cinco garras atravesaron fácilmente su frágil cuerpo junto con la túnica. Había un gran agujero en el centro de su cuerpo. Pude sentir la sangre caliente en mi mano y el sonido de la sangre que brotaba.

 

Una vez más, oí el extraño sonido de un chasquido.

 

Y oí la voz del señor una vez más, lo que no debería ser posible teniendo en cuenta que acababa de atravesar su torso. Su voz no contenía ira, sino lo que parecía ser admiración.

 

—La razón por la que no estoy muerto no es porque no hayas apuntado a mi corazón. Pero eso es inteligente de tu parte, muy inteligente. No sé cuánto tiempo has tenido intelecto, pero incluso después de evolucionar estabas esperando tu momento… ¿Buscando una oportunidad para matarme? Ku ku ku… No tenía ninguna expectativa, pero esto es mucho más brillante de lo que podría haber imaginado. Parece que me ha dado material de primera. Debería agradecerle a Huck.

 

Es un monstruo. Yo, incluso como ghoul no sería capaz de escapar de una puñalada en el corazón ileso.

 

Es imposible. Así que… esto es lo que significa ser un nigromante.

 

Sabía que no sería capaz de enfrentarme a él. Así que decidí aprovechar la oportunidad perfecta para pasar a la ofensiva.

 

Yo, al borde de la desesperación, me sostengo por el hambre y el deseo de vivir.

 

Saco mi brazo. Y al momento siguiente, la sangre y el tejido de mi brazo se dispersan como la niebla.

 

Varios pensamientos pasan por mi cabeza en un instante.

¿Y ahora qué? ¿Cómo voy a matar algo que puede sobrevivir a un golpe en el cráneo y el corazón?

 

No, no del todo. No es que pueda sobrevivir a golpes letales. Tampoco es algún tipo de poder regenerativo superior. Sí, por un medio u otro, algo está haciendo que el ataque nunca haya ocurrido en primer lugar…

 

Escapar no es una opción, tampoco puedo defenderme. Me decido en un abrir y cerrar de ojos. Mataré hasta que me maten. Y por primera vez, grito delante del señor.

 

—¡Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!

 

Levanto mis garras con la intención de atravesarlo. Justo antes de que mis afiladas garras pudieran desgarrarle, oigo la voz de lord Horus atravesar mi rugido.

 

—¡Alto!

 

La orden me golpea como un rayo.

 

Mi brazo se convulsiona y se deshace ante la repentina obstrucción de su movimiento. Los tejidos comienzan a romperse y mi brazo empieza a palpitar con un dolor sordo. El cuerpo que me era devoto, el cuerpo que no tenía freno, está priorizando el mandato del señor sobre mi voluntad.

 

Mis garras no podrán alcanzar nunca más esa carne.

 

Casi lo tuve. Pero ahora, por mucho que quisiera que mi brazo se moviera, no se movería ni un centímetro.

 

Por fin, en ese momento, acepté mi derrota.

 

Cualquier resistencia es inútil. No puedo ganar. Nunca. El hombre frente a mí es un monstruo. Más que yo. No puedo compararme con él.

 

El señor se da la vuelta para mirarme congelado en su sitio. No pude ver ira en su rostro, sino sólo un oscuro deleite ante la situación.

 

Y eso, retrató con precisión la diferencia de poder entre nosotros. El señor se enfadó por el falso informe de Roux (que en realidad era cierto). Y sin embargo, mi rebeldía después de estar al acecho para aprovechar la oportunidad perfecta para lanzar un ataque no era nada para enfadarse.

 

Si tuviera que preocuparme por mi vida, estoy seguro de que habría alguna señal de ello en el rostro del señor. Mi rebelión no había tenido el menor éxito, ni siquiera un poco.

 

El señor reveló su secreto como para molestarme.

 

—Kukuku. End, admito que eres inteligente, pero no sabes nada de magia. La razón por la que perdiste es por tu suposición de que sólo tengo ‘una vida’. ¡Ah! Te permito hablar.

 

—Qué, quieres decir…

 

Llevaba tiempo intentando atacar, pero era como si mi cuerpo se hubiera convertido en piedra. Ni siquiera se movía.

 

La sonrisa del señor se amplió mientras sacaba lentamente una roca redonda y plateada de su bolsillo.

 

Nunca había visto una piedra así. Tenía un extraño brillo, antes debía tener una superficie lisa, pero ahora tenía una gran grieta.

 

—Kukuku… He dividido mi vida en ciento veinte fragmentos. Todo lo que hiciste fue apagar dos de ellos. Para que tú, mi subordinado, me mataras, tendrías que quitarme la vida ciento veinte veces en un solo instante. Y eso es todo. Puedes esperar que cualquier nigromante de alto grado haya hecho lo mismo.

 

La roca se resquebrajó aún más y se rompió en pedazos sobre la palma del señor. Pero ahora no es el momento de mirar eso.

 

¡¿Ciento veinte vidas… dice?! Eso no puede ser cierto. No había tales detalles incluso en los cuentos de hadas que he leído antes. Su cobardía no tiene límites.

 

Pero al mismo tiempo, ahora entendía de dónde venía su confianza y no tenía otra opción que aceptarla.

 

Si eso es cierto, no tengo ninguna posibilidad de ganar. Si se tratara de una o dos vidas, probablemente podría tener éxito lanzando un ataque sorpresa, pero es improbable hacerlo 120 veces. Nunca hubo ninguna posibilidad de que mi rebelión tuviera éxito desde el principio.

 

Me golpeó un intenso sentimiento de arrepentimiento. Sin embargo, ya era demasiado tarde. No había tenido otra opción. Sólo era cuestión de tiempo.

 

Lo más importante es lo que me espera.

 

¿Qué va a pasar… conmigo? ¿Cómo va a lidiar el hombre que tengo delante con un ghoul que ha llevado a cabo una rebelión?

 

Lo fulmino con la mirada mientras él me la devuelve con una mueca y dice,

 

—Pero… es un dolor de cabeza si vas a seguir apuntando a mí. End, a partir de ahora, te prohíbo que vuelvas a levantar las armas contra mí y también que hagas cualquier movimiento que pueda ponerme en desventaja.

 

Por supuesto que llegaría a esto.

 

Sin embargo, las mismas palabras que hasta hace un rato hubiera preferido morir a escuchar, en realidad me alivian. Porque, esa orden me asegura que el señor no tiene intención de deshacerse de mí al menos por el momento.

 

Y sentí una profunda desesperación hacia ese alivio.

 

Bueno, eso me generó nuevas dudas, pero las dejaré de lado por ahora.

 

No puedo perder el ánimo. Necesito… mantenerme firme y tener fe.

 

Horus Carmon. Te mataré, sin falta. No eres nada comparado con mi vida anterior cuando podía sentir la muerte acercándose a mí cada día que pasaba.

 

Usaré cualquier medio necesario. Y no importa cuántos años, cuántas décadas tome, saldré victorioso.

 

—Kukuku …¡Qué espíritu de lucha tan terrible! Una oscura determinación que no se marchita ante el inmenso poder. La inteligencia para pasar desapercibido después de pasar por la evolución y ganar un ego. El que siempre he deseado, eres el rey de los no muertos. Así que ha llegado el momento de que se cumpla mi eterno deseo. Aunque, los asesinos inmortales, los caballeros de la muerte están casi sobre nosotros… fufufu, hahahaha…

 

El señor puso los ojos en blanco y dejó escapar una risa estridente.

 

Sus ojos brillaban en la oscuridad. Pude ver a Roux que casi se había convertido en un no muerto, agachada en el suelo, temblando.

 

¡Oh, ríe! Ríete todo lo que quieras. Lo único que importa es que seré yo quien se ría al final de todo.

 

—Voy a darte un buen uso, End. Tu consentimiento no es realmente un asunto de interés.

 

—Déjame libre. Cumpliré.

 

Bueno, él ya lo sabe todo. La falsa obediencia no lo va a engañar. Pero sé que eso es lo que espera de mí.

 

Lo fulminé con la mirada, a lo que el señor se rió alegremente como había predicho.

 

—Ahh, sí he oído que era la muerte por una enfermedad. ¡Qué feroz es usted! Aun así, supongo que está bien. End, te permito moverte.

 

—… Hazlo, una vez más.

 

—… Te permito moverte.

 

Mi cuerpo que había estado congelado hasta ahora, recuperó fácilmente su movilidad en el momento en que la orden fue emitida.

 

Me di la vuelta inmediatamente y corrí hacia la puerta a toda velocidad. Ignorando el sordo latido de mi brazo, corrí hacia las escaleras.

 

Oí un grito nervioso detrás de mí mientras subía las escaleras.

 

—End, no corras!

 

—!…

 

Entonces, no tenía sentido. Quiero decir que sabía que era imposible desde el principio, pero no podía no intentarlo.

 

Me quedé inmóvil, mientras el exasperado señor se acercaba a mí.

 

—Bueno, parece que no puedo bajar la guardia a tu lado. Pero esas son las cualidades que esperaría del rey de los no muertos.

 

✧ ✧ ✧

 

Y así comenzó mi vida como cautivo.

 

Aunque todo parecía igual por fuera, así comenzaron mis días de estar atado de pies y manos por grilletes invisibles.

 

Índice

5 6 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
tp_shin
tp_shin
hace 4 meses

Esto acaba de mejorar drásticamente, con la adición del mago ayudando ya totalmente al prota espero que su fuerza se eleve exponencialmente y además esta trama más oscura y rencorosa me gusta bastante más, que el intento de escape de antes. Gracias por el cap.

Kani
Kani
hace 4 meses

Jejeje vaya que se pone interesante

2
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x