El rey no muerto del palacio de la oscuridad: Capítulo 6

Aquí teneis 2/3, el siguiente para el sábado, espero que os guste xd


Sospechas

 

Puedo sentir la fuerza que recorre mi cuerpo. Realmente me pregunto cuánto tiempo ha pasado desde que me dieron una nueva vida.

 

El señor ha empezado a mirarme con fuerte sospecha.

 

—…Todavía no hay ningún cambio…hmph…aunque ya debería haberse vuelto mucho más fuerte…

 

En el laboratorio, una vez terminada nuestra rutina diaria de caza, el señor gimió en silencio y me miró a la cara. Fingí la cara de una marioneta.

 

Hay una regla general para todo. La investigación sobre los muertos vivientes no parece haber avanzado mucho, ya que la práctica de la nigromancia está prohibida. Según los libros, se calcula que un flesh man necesita entre seis meses y un año para evolucionar a ghoul.

 

No hace falta decir que esto varía de un no muerto a otro.

 

Si un no muerto está encerrado en una habitación sin medios para acumular muertes, entonces no importa cuánto tiempo pase, nunca sufrirá ninguna evolución. Por otro lado, un no muerto que participa en una guerra a gran escala, evolucionará a una velocidad tremenda. Esto significa que el tiempo necesario para evolucionar de un rango a otro es extremadamente variable.

 

Sin embargo, en lo que respecta a mi caso, el señor me ha estado ayudando a acumular muertes tras las cuales me cura cada día. Sería inconcebible que yo tardara más tiempo que la media de los flesh man en evolucionar.

 

Probablemente no ha pasado ni un año desde que resucité. Y estoy seguro de que no ha pasado tanto tiempo desde que empecé a sentir hambre.

 

Pero parece que ese corto período fue más que suficiente para que el señor pensara que algo no estaba del todo bien conmigo.

El señor toca con un dedo huesudo mi brazo. Me mira a los ojos y recita una especie de conjuro. No puedo entenderlo, supongo que es algún tipo de hechizo de nigromancia.

 

Siento que el poder surge en mi interior. Una intensa sensación de que mis extremidades se calientan como si fueran a alargarse. Y sin embargo, persisto en silencio.

 

—¿No parece ser un caso de mana insuficiente…? ¿Qué me estoy perdiendo?

 

Hace una mueca y me mira con una expresión de fastidio en su rostro.

 

No cabe duda de que el señor era un excelente mago. Es evidente por el hecho de que haya construido su mansión en lo profundo del bosque, que era el hogar de varios monstruos feroces. También por el incontable número de libros y cadáveres que pudo obtener.

 

Sin embargo, el señor estaba limitado por sus prejuicios y su experiencia en la nigromancia.

 

Los flesh man son los más débiles de los no muertos. Pueden ser creados fácilmente y un cuerpo muerto era todo lo que se necesitaba. Fáciles de utilizar, pero extremadamente vulnerables. Una marioneta móvil que sólo es capaz de seguir órdenes, no tiene voluntad ni propósito propio, y por lo tanto es incapaz de mover un músculo, a menos que se lo ordene su señor.

 

Mis predecesores son también una de las razones por las que el señor está atrapado en las garras de sus prejuicios.

 

Mis predecesores deben haber sido un tipo de flesh man corriente. Todos ellos debieron seguir tontamente las órdenes del señor y su progreso de evolución debió ser evidente.

 

De repente ganan inteligencia. Según los libros, los muertos vivientes que evolucionan de un flesh man a un ghoul podrían dividirse en dos categorías.

 

A saber, los que aceptan su situación y los que se oponen con vehemencia.

 

Por otro lado, el señor no pudo obtener una respuesta de mi parte. Coartado por su profundo conocimiento del cambio de rango que se produce con los no muertos, el señor es incapaz de comprender mi caso. Soy un no-muerto sin parangón que ha conseguido seguir sobreviviendo hasta ahora. El señor no sabe cómo comprobar si realmente he evolucionado.

 

Aunque el señor sabe que me he vuelto más fuerte como resultado de la acumulación de energía negativa, sus sospechas siguen siendo débiles.

 

La apariencia de un no-muerto no se altera al evolucionar.

 

Ciertamente he cambiado por dentro, pero el señor parece haber olvidado el mejor método de distinción posible.

 

Si yo fuera él, habría pasado tal orden como un tiro en la oscuridad.

 

‘¿Evolucionaste, bastardo? Di la verdad’.

 

Estoy atado a los mandatos del señor. Si alguna vez se planteara tal pregunta, no tendría otra opción que ceder. Sin embargo, el señor, que conoce bien la naturaleza básica de los no muertos, que es que no poseen inteligencia, nunca plantearía una pregunta así.

 

Nunca podría comportarme fuera de lugar ni hacer nada inesperado, ya que para él no soy más que una ‘cosa’.

 

Después de haber examinado todo mi cuerpo, frunció las cejas y gritó en tono contrariado

 

—¡Roux, tráeme un cuchillo!
✧ ✧ ✧

 

Pude escuchar unos suaves pasos que se detuvieron frente a la puerta, y el silencio durante un rato, como si hubiera alguna vacilación, tras lo cual la puerta se abrió con un chirrido.

 

Hay un ser vivo más en esta mansión además del señor.

 

Aunque la escala de peligrosidad es baja, siempre he tenido un ojo puesto en esa figura.

 

Entró una chica asustada y vestida con trapos sucios.

 

Era una chica joven con el pelo negro. Diría que tenía unos veinte años. Desaliñada y de baja estatura, con brazos y piernas escuálidos.

 

Y como rasgo definitorio tenía un largo y estrecho collar negro alrededor del cuello. Era una esclava y esa era la prueba.

 

Sus ojos estaban apagados y nublados como los de un no-muerto. Sus labios estaban agrietados y si uno no tuviera cuidado podría confundirla fácilmente con un flesh man.

 

No sabía su nombre. Pero la chica a la que el señor llamaba ‘Roux’, era una esclava de su propiedad.

 

Aunque los muertos vivientes eran poderosos y capaces de matar monstruos, no eran aptos para ningún trabajo delicado. Así que su trabajo consistía en ayudar en el laboratorio y atender al señor.

 

Limpiaba la mansión, preparaba la comida y guardaba los libros. A diferencia del señor, ella no parecía poseer visión nocturna, lo cual era evidente por el hecho de que necesitaba una luz para caminar por los pasillos. Al contrario que el señor, no parecía tener una rutina fija. Estuve a punto de tropezar con ella varias veces durante mis expediciones de búsqueda.

 

La miré con calma. Sería un problema que Roux se cruzara conmigo, alguien que se supone que está en el sótano y acaba informando al señor. Sin embargo, al mismo tiempo, ella nunca podría hacer eso.

 

Los esclavos no tienen voluntad propia, como los no muertos. El collar que lleva al cuello es una herramienta mágica que hace que un esclavo se someta a las órdenes de su amo.

 

Tenía el poder de controlar los pensamientos del esclavo hasta cierto punto y es capaz de doblegar su voluntad para obedecer sus órdenes.

 

Roux estaba más inclinado a temer al señor que yo, y pude ver que el miedo también habitaba en los ojos que me miraban.

 

Ella poseía voluntad, pero no libre albedrío. Sólo podía hacer lo que le ordenaba el señor.

 

—El cuchillo.

 

Roux entra en pánico y saca un cuchillo de su bolsillo y se acerca al señor. Éste toma el cuchillo de su mano extendida y le golpea con indiferencia en la cabeza, haciéndola perder el equilibrio.

 

—Escoria holgazana.

 

Contrariamente a su tono lleno de malicia, no había ira en los ojos del señor. Me temo que lo hizo simplemente por despecho. Incluso si no fuera por eso, el señor no la trató ni mejor ni peor de lo que normalmente se trataría a un esclavo.

 

Roux se derrumba. El señor hace crujir sus nudillos y me clava el cuchillo en el brazo derecho.

 

El dolor sórdido que sentí que emanaba de mi brazo era probablemente cien veces más débil que el que habría sentido originalmente si hubiera estado vivo. Y eso también apuntaba al hecho de que había una progresión en mi proceso de evolución.

 

Los muertos vivientes están malditos. Yo, que no era más que un ‘cadáver en movimiento’, estaba cada vez más cerca de convertirme en una existencia aún más repulsiva debido a la acumulación de energía negativa.

 

Esto es ciertamente más horrible que ser un flesh man sin sentido del dolor. Sin embargo, no era nada comparado con lo que tenía que soportar cuando estaba vivo.

 

No se derramó mucha sangre de la herida. Todavía no debe haber una circulación adecuada de la sangre en mi cuerpo. Según los libros, un no muerto ‘superior’ posee un cuerpo similar al de un ser humano.

 

El señor me punzó la herida para comprobar mi estado.

 

Lo aguanto con la cara sin traicionar ninguna de mis emociones. Me duele, me duele, me duele… no me duele. Sí… no duele.

 

El señor soltó lentamente el cuchillo. Escupió a Roux una orden mientras mantenía sus ojos fijos en mí.

 

—…sigue siendo un flesh man por lo que veo… ¡Tú! Infórmame si hay algún cambio en el estado de la herida.

 

—Ah….h…

 

—¿Dónde está mi respuesta?

 

—Gah…

 

Un sonido violento llena la habitación. Se dice que los magos fortalecen su cuerpo con la ayuda de la magia.

 

El señor puede parecer todo piel y huesos, pero debe ser fuerte a su manera. Tras recibir una patada en las tripas, Roux sale volando como una pelota.

 

El señor se limita a mirarla sin ninguna emoción en su rostro.

 

El corte en el brazo rezumaba sangre y dolía.

 

Siempre que me hería durante la caza, el señor me curaba con magia. Era una medida necesaria si pretendía hacer un uso prolongado de un flesh man, ya que no posee la capacidad de regenerarse.

 

El tiempo que tarda en curar una herida. Uno de los mayores factores que distinguen a un ghoul de un fleshman es que este último no tiene capacidad de regeneración. Eso es lo que debió querer decir cuando le ordenó que informara de cualquier cambio en mi estado.

 

Parece que el señor está tratando de averiguar mi evolución desde un ángulo diferente, en lugar de limitarse a la manifestación de un sentido de sí mismo.

 

Bueno, teniendo en cuenta el número de monstruos que he matado, era natural que considerara extraño que no mostrara ningún cambio. Esperaba que esto sucediera tarde o temprano.

 

Sin embargo… es demasiado ingenuo. Sus planes se volverían inútiles si dice sus intenciones delante de mí.

 

Empecé con mi plan después de que me devolvieran a la morgue como de costumbre.

 

Doblo el brazo para comprobar cuánto ha sanado la herida. Los ghouls tienen mejor capacidad de regeneración que los humanos. La herida ya había comenzado a cerrarse. La regeneración no se produjo en un instante como cuando se aplica la magia curativa, pero una herida de esta gravedad sólo debería tardar un día en curarse.

 

Además, cuanto más alto es el rango de un no muerto, más fuerte es la capacidad de regeneración. Tengo la suerte de estar todavía en la etapa de un ghoul. Levanto mi mano izquierda y lentamente hago garras afiladas con mis uñas. Las garras no tenían nada que envidiar al cuchillo que utilizó el Señor para clavarse en mi brazo.

 

Me clavé las garras en mi propio brazo, para que la herida apareciera como cuando se hizo por primera vez. El dolor emanaba de la herida y se abría paso lentamente y enviaba descargas a mi corazón.

 

De alguna manera, esto fue más doloroso que cuando el señor clavó el cuchillo en mi brazo.

 

El caso es que nunca me había herido. Pensaba que yo, que no había poseído un cuerpo normal desde que tenía uso de razón… no podría hacerme daño ni aunque saliera el sol por el oeste.

 

Mis ojos están secos ya que este cuerpo no produce lágrimas, pero mi corazón está llorando. Siento un dolor que proviene de lo más profundo de mi cabeza, pero lo reprimo. Esto es algo que debo… hacer.

 

Debo matar al que me ata. Tendré que matar a lord Horus Carmon que tiene el control absoluto sobre mí. Él es inhumano. No soy más que una especie de esclavo para él.

 

Tengo que esperar mi tiempo hasta que me vuelva más fuerte. Haría todo lo necesario para crear una oportunidad.

 

El señor es fuerte. Además, tiene un control absoluto sobre mí. No es un oponente al que pueda vencer como lo soy ahora. Pero eso no significa que no haya habido ningún caso de un no-muerto que haya desafiado con éxito a su señor.

 

Había varios libros en la biblioteca que habían registrado casos de desafío mostrados por un no-muerto como una palabra de advertencia.

 

En este momento, el señor ha impuesto pocas restricciones a mis movimientos. Si la situación sigue igual, y evoluciono en un no-muerto aún más fuerte… las probabilidades pueden estar en mi contra, pero puedo ser capaz de derrotarlo.

 

Puede que el sea absoluto, pero no es omnipotente.

 

Me clavo en la herida, lentamente, como para endurecer mi determinación. La herida puede tener un aspecto un poco diferente al de la realizada con un cuchillo, pero dudo que la diferencia sea perceptible.

 

Tras comprobar el tamaño de la herida, saco las garras y cierro la boca alrededor de ellas. Utilizo mi lengua para lamer la sangre y el tejido de ellas. Mi paladar, que incluso consideraba delicioso el corazón del oso, no siente ningún placer al probar mi propia carne y sangre.

 

Sería un problema si alguien notara mi mano ensangrentada. Mientras pasaba la lengua por mis garras, oí de repente un sonido.

 

Levanté la vista. No sé cuándo… no me había dado cuenta en absoluto.

 

Allí estaba Roux, mirándome con los ojos muy abiertos. La piel alrededor de sus ojos estaba magullada y sus labios estaban hinchados y sangrando. Sus ojos tenían ojeras… parecía un muerto viviente. Pero, su línea de visión estaba evidentemente en la dirección de los dedos en mi boca.

 

Nuestros ojos se encontraron. Antes de que pudiera decir algo, ella se escabulló como un conejo asustado.

 

Fallé. Me han visto. Puede que sea una esclava, pero estoy seguro de que incluso un esclavo puede darse cuenta de que mi comportamiento se sale de lo normal.

 

Empiezo a perseguirla pero decido no hacerlo en el último momento. No puedo correr tras ella. Estoy seguro de que el señor me descubriría si lo hiciera. ¿Qué podría hacer incluso si la alcanzara? ¿Convencerla? ¿Es esa siquiera una opción factible en mi mente?

 

Soy un no-muerto. Un no-muerto que fue creado por el mago, lord Horus Carmon.

 

No se puede confiar en mí de ninguna manera. Nunca confiaría en mí si fuera ella.

 

En ese caso, no necesito perseguirla. Se acabaría el juego si el señor me descubriera persiguiéndola. Porque… el señor nunca me ordenó hacer tal cosa.

 

Me calmé. No quedaba ni una sola gota de sangre en mis dedos.

Índice

4.8 4 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
tp_shin
tp_shin
hace 11 meses

Gracias por el cap.

perziiiii
hace 11 meses

se agradece

2
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x