El rey no muerto del palacio de la oscuridad: Capítulo 4

El ultimo de esta semana, 4/4, hasta el martes nada mas, espero que disfrutéis xd


La investigación

 

No soy ajeno a la cuenta atrás de las horas. Si pudiera desear algo, sería un reloj.

 

Aunque todavía no puedo saber la hora del día, ya conozco la rutina diaria de lord Horus.

 

Para ser más preciso, más que su rutina, lo que he averiguado es cuándo visita esta sala en particular.

 

Siempre visita la morgue cuando ya ha oscurecido, no ha habido excepciones hasta ahora.

 

Si mis cálculos no son erróneos, visita la morgue una vez al día, por la noche y sin falta me lleva al bosque a cazar.

 

El tiempo de caza varía de un día a otro, pero siempre volvemos a la mansión antes del amanecer y el señor me reúne en el depósito. Al principio, me acompañaba hasta la morgue y me colocaba allí. Pero con el paso del tiempo, no sé si es que caminar todo el trayecto se había convertido en una tarea para él, empezó a ordenarme que volviera solo a la morgue.

 

No viene a visitarme hasta que llega la hora de ir a cazar.

 

Tengo muy pocos conocimientos sobre los muertos vivientes. Una de las cosas que sé es que los no muertos son débiles a la luz del sol, me temo que esa es la razón por la que el señor me trae a cazar de noche.

 

No sé qué hace el señor durante el día, puede ser un excelente mago, pero sigue siendo humano.

 

A diferencia de mí, él necesita dormir. Supongo que el señor utiliza el tiempo que estoy fuera de servicio, para comer, dormir y responder a las llamadas de la naturaleza.

 

Que yo sepa, en esta enorme mansión sólo viven dos personas, incluido el señor.

 

El señor es el único del que tengo que cuidarme. Bueno, tengo que desconfiar de los dos, pero mientras tenga cuidado podré evitar sus ojos.

 

Salgo de la morgue de puntillas y llego a las escaleras.

 

Sólo las habitaciones de la mansión están bien iluminadas, el resto está prácticamente a oscuras, ya que las pocas ventanas existentes están tapiadas con tablas de madera. Aun así, pude ver con mucha claridad como si estuviera iluminada.

 

La mansión tiene muchos puntos ciegos, así que debería estar bien mientras tenga cuidado.

 

Me animo a mi mismo, aprieto los puños y concentro mi mente.

 

Después de renacer, me di cuenta de lo caótico que era mi cuerpo antes.

 

El latido del corazón, el sonido de la respiración. Es cierto que se sentía muy extraño poseer un cuerpo sin todo eso, pero mi vista, mi oído y mi olfato eran mucho más agudos que antes.

 

Si concentro mi mente, debería ser capaz incluso de captar los sonidos de la respiración de otra persona.

 

Y como las viejas costumbres son difíciles de erradicar, doy un largo suspiro y afianzo mi decisión, dando el primer paso hacia la verdadera libertad.

✧ ✧ ✧

 

Procedo con cuidado a explorar la mansión que está envuelta en la oscuridad.

 

El objetivo es el estudio o la biblioteca o casi cualquier lugar donde pueda encontrar documentos relacionados con mi condición actual.

 

Afortunadamente, sé leer y escribir. Al estar confinado en la cama, la lectura era mi único placer.

 

El único idioma que puedo leer es el “Lattice”, que es el idioma oficial del país en el que nací. Dado que el señor parece utilizar el mismo idioma, no debería tener ningún problema en ese sentido.

 

En cualquier caso, sólo quiero cualquier tipo de información que pueda conseguir.

 

Por ahora, he decidido empezar a buscar lejos del supuesto laboratorio que siempre ocupa el señor.

 

A diferencia de la mansión en la que vivía antes, este lugar no tenía decoraciones innecesarias, salvo las alfombras de las habitaciones. Daba la impresión de ser un lugar frío e inhumano.

 

Tengo que tener cuidado para que no se me escape demasiado sonido de los pies.

 

Estaré bien si no hago ruido, ya que cualquier sonido sería enmascarado… por los otros pasos.

 

Si cierro los ojos y me concentro, puedo distinguir pasos regulares y sólidos que resuenan en la mansión. Había más de un conjunto de pasos.

 

Hay dos personas, incluyendo al señor, que viven en esta mansión. Si contamos a los muertos vivientes, seguro que hay muchos más.

Había varios centinelas de guardia en toda la mansión. Además, todos eran centinelas no muertos.

 

Este lugar es el palacio de lord Horus, por así decirlo, el oscuro palacio habitado por el rey de los no muertos.

 

Los pasos de los centinelas no-muertos seguían un patrón regular y como no intentaban amortiguarlos, puedo distinguirlos fácilmente incluso desde lejos. Oigo los pasos que vienen tanto por delante como por detrás de mí.

 

No puedo escapar de ellos, me retiro al final del pasillo y me agacho.

 

No hay impaciencia en mí, estoy preparado para echar a correr en cualquier momento, así que me acomodo y espero.

 

Mis temores se hacen realidad cuando lo que aparece de repente de la oscuridad es un esqueleto ligeramente impregnado de oscuridad. La diferencia entre un esqueleto ordinario y uno no muerto, era que las partes vitales de este último estaban cubiertas por una armadura ligera y estaba armado con una espada. También que seguía en pie a pesar de no poseer cerebro ni corazón.

 

La armadura y el casco chocan contra los huesos y hacen un ligero ruido de traqueteo. Puedo escuchar a dos de esos esqueletos caminando a la par como si quisieran bloquear el paso.

 

Verlos caminar a pesar de no poseer ninguno de los órganos vitales era demasiado antinatural y aborrecible que, de haberlos encontrado cuando estaba vivo, podría haberme desmayado de la impresión.

 

En los cuentos se les llamaba “esqueletos”. Vestidos con armadura y equipados con una espada y un escudo, tal vez deberían llamarse “Caballeros Esqueleto”.

 

Me crucé con ellos muchas veces esta semana pasada mientras acompañaba al señor en nuestro camino hacia el bosque.

 

Una vez me tocó pelear contra uno de ellos. En contraste con su apariencia, el caballero esqueleto era ágil y tenía una excelente habilidad con la espada. Aunque tenía la ventaja en términos de fuerza y peso corporal, no era un oponente al que pudiera ganar por ahora.

 

Puede que no sienta ningún dolor, pero cualquier daño físico infligido a mi cuerpo hará que mis movimientos se vuelvan lentos no importa como. Tal vez podría enfrentarme a uno de ellos, pero dos a la vez sólo harían que me cortaran en pedazos.

 

Mi lucha no ha terminado, incluso si por algún milagro termino ganando contra ellos. Esta guarida del mago malvado estaba fuertemente custodiada contra los intrusos.

 

Un ejército siempre presente de caballeros esqueléticos patrulla los pasillos. Darles esquinazo es casi imposible. No se cansan ni necesitan dormir, igual que yo.

 

Pero si mis suposiciones son correctas, debería estar bien, de todos modos, tenía que tirar los dados.

 

El caballero esqueleto se detiene y, con el cuerpo inmóvil, baja rápidamente la cabeza y me mira.

 

Me encojo como un ovillo y me quedo completamente clavado en el sitio. Un segundo parecen diez o cien.

 

El caballero esqueleto me miró a través de sus cuencas oculares vacías durante un rato antes de apartarse como si hubiera perdido el interés. Se dio la vuelta para reanudar su patrulla.

 

Exhalé un habitual suspiro de alivio y comencé a relajar mi cuerpo agarrotado.

 

Había supuesto que no me atacarían.

 

No es que fuera invisible a sus ojos, simplemente, les habían ordenado que no atacaran… a un compañero no muerto como yo.

 

La primera vez que me crucé con ellos, los caballeros esqueletos se abalanzaron de repente sobre mí con las espadas desenvainadas, y el señor tuvo que ordenarles que no me atacaran. Desde entonces, han estado obedeciendo la orden sin pensar.

 

No sé si los caballeros esqueleto poseen alguna inteligencia como yo, pero a juzgar por su comportamiento dudo que tengan voluntad propia. Además, teniendo en cuenta que querían atacarme a pesar de que yo estaba con el señor en ese momento, diría que no son más que marionetas que se mueven según las órdenes del lord.

 

Irónicamente, una de las ventajas de estar en la mansión del señor, es el hecho de que soy uno de sus muertos vivientes.

 

Debido a eso, no seré atacado por sus otros subordinados no muertos. Sólo tengo que tener cuidado con los que definitivamente poseen inteligencia. Esos serían el propio señor y el otro ser en la mansión, pero, sería mi fin ser descubierto por el lord especialmente.

 

Si alguna vez descubriera que yo andaba libremente, se daría cuenta de que sus órdenes no eran minuciosas.

 

En ese caso, me mataría o, peor aún, me ordenaría revocar mi libertad con toda seguridad. Teniendo en cuenta mi futuro, eso es algo que ciertamente debo evitar que ocurra.

 

Había superado con éxito un obstáculo, me levanté lentamente y comprobé si podía sentir la presencia del señor cerca.

 

Tras la confirmación, extendí la mano hacia la puerta que estaba más cerca de mí.

✧ ✧ ✧

 

Abrí con cuidado las puertas e inspeccioné las habitaciones de una en una.

 

Por suerte, ninguna de las puertas había sido cerrada con llave. Era consciente de que el señor cerraba personalmente su laboratorio antes de que nos aventuráramos en el bosque todos los días, pero no parece preocuparse por el resto como para tenerlas cerradas.

 

Todas las puertas tenían una cerradura sin llave en su lugar, al girar el pomo, la puerta se abría fácilmente. Ahora que lo pienso, el sótano también tenía un ojo de la cerradura, pero nunca lo he visto cerrado.

 

Me temo que se debe al hecho innegable de que el señor es el gobernante absoluto de esta mansión.

 

Ningún ser de la mansión desafiaría jamás al lord Horus Carmon. Independientemente de si era un no-muerto o una persona viva, todos los seres que ocupaban esta mansión eran esclavos del señor. Así que, básicamente, no había necesidad de cerrar ninguna puerta.

 

Seguro que un nigromante que rompe el tabú con sus prácticas tiene su cuota de enemigos. Era el deber de los caballeros esqueletos proteger la mansión contra cualquier intruso de este tipo.

 

No estoy seguro del número real, pero me atrevería a decir que hay docenas de caballeros esqueléticos patrullando dentro de la mansión. Patrullan en parejas, lo que parece un poco exagerado en términos de defensa.

 

No tengo ninguna habilidad para forzar cerraduras, si alguna de las puertas hubiera estado cerrada con llave, habría tenido que pensar en la forma de evitarla. Tuve suerte.

 

Parece que la mayoría de las habitaciones no estaban siendo utilizadas.

 

Los muertos vivientes no tienen uso de una habitación, esta mansión es simplemente demasiado grande para dos personas. Aunque la mansión no abarcaba dos niveles, era bastante amplia por lo que pude ver desde el exterior.

 

La mayoría de las habitaciones estaban cubiertas de polvo. Estaban completamente amuebladas, pero no parecía que nadie hubiera vivido en ella. Tiré de un cajón para verificar mis especulaciones y, como era de esperar, estaba vacío, las habitaciones necesitaban una limpieza a fondo, ya que al pasar un dedo por los muebles quedaba una fina capa de polvo.

 

Reprimo el fastidio que me produce la búsqueda infructuosa y sigo adelante.

 

Atravieso el sótano y me alejo del laboratorio del señor. No creo que él visite nunca el extremo más alejado de la mansión, pero nunca se es demasiado precavido.

 

Suponiendo que haya algún tipo de estudio o biblioteca, supongo que es muy probable que se encuentre muy cerca del laboratorio del señor.

 

Me detengo sorprendido por mi propia revelación, si yo fuera él, mantendría el estudio cerca de mi propia habitación para facilitar el acceso.

 

Sin embargo, cuanto más cerca esté del laboratorio, mayores serán las posibilidades de que me descubran.

 

No noté ningún tipo de cama en el laboratorio. Puede que el señor sea un mago malvado, pero dudo que incluso él duerma en el suelo, estoy seguro de que utiliza otra para ese fin.

 

Encontrarme con él significaría mi fin, cualquier error por mi parte resultará en la muerte o la pérdida de la libertad. Tirar la cautela al viento… debería ser mi última opción.

 

Después de caminar unos minutos, en contra de mis temores, me encontré con una habitación con hileras de estanterías al final del pasillo.

 

La habitación parecía el doble de grande que las que había encontrado hasta el momento, tenía unas estanterías gigantescas y el olor a libro antiguo llenaba el ambiente.

 

Estaba en silencio y no había otros ocupantes. Las estanterías estaban abarrotadas de gruesos volúmenes de libros y quizá se quedaron sin espacio, pues también había pilas de libros por toda la habitación.

 

Pasé un dedo por la estantería y, a diferencia de las demás habitaciones que había inspeccionado antes, aquí no había polvo acumulado. Supongo que un sirviente limpia la habitación con regularidad, lo que significa que no puedo quedarme aquí demasiado tiempo.

 

Siempre me han gustado los libros. No estaba en condiciones de leer nada justo antes de morir, pero los libros han sido mis únicos amigos desde que tengo uso de razón.

 

Un poco emocionado, echo un vistazo a los lomos de los libros. Al hacerlo, no pude evitar fruncir el ceño.

 

Me sorprendió que la mayoría de los libros estuvieran escritos en una lengua diferente al Lattice, que era la única que conocía.

 

Me pregunto si son grimorios de algún tipo o si están escritos en algún tipo de código que sólo un nigromante puede comprender. Ni siquiera puedo reconocer el idioma.

 

Eso me desanima un poco, pero me recompongo.

 

De todos modos, nunca habría tenido tiempo de leer todos los libros de esta habitación. Quizá sea mejor no tener demasiadas opciones.

 

Vuelvo a echar un vistazo a los libros, y me encontré con un libro que estaba escrito en Lattice.

 

Era un libro antiguo, se titulaba “La historia y los peligros detrás de la Abominable Fuente de la Inmortalidad”.

 

Sacar el libro de la estantería atestada no fue fácil. Conseguí sacarlo e intenté abrirlo.

 

Lo primero que me llamó la atención fue la siguiente frase,

 

—Los muertos vivientes son seres malditos. Las almas interferidas por un nigromante se convertirán en prisioneros eternos del tormento, sólo para ser liberados cuando sean azotados por los dioses sagrados.

 

Mi rostro se torció en una sonrisa ante lo inesperado de la frase. Sentí que acababa de escuchar una especie de broma morbosa.

 

Si los muertos vivientes estaban malditos y en este mismo momento, mi alma está siendo atormentada, entonces ¿cómo llamarías a mi amarga vida pasada?

 

Ese dolor, las penurias y el interminable tormento del cuerpo, sólo pueden entenderlo los que lo han sufrido.

 

Aquellos días en los que el dolor era tan terrible que no podía conciliar el sueño, cada día que pasaba, menos personas venían a visitarme. Los rostros de los curanderos de la magia de la luz que habían perdido toda esperanza y el sentimiento de impotencia que sentía ante mi propia muerte inminente.

 

Los bendecidos nunca podrían entender los sufrimientos de los malditos.

 

Lo que no soporto es que me priven del libre albedrío, dicho eso, renacer como un no-muerto no me desespera.

 

Antes, cuando estaba vivo, si me hubieran dicho que transformarme en un no muerto me liberaría de mi interminable agonía, habría aceptado sin la menor duda.

 

No hace falta decir que no guardo ningún resentimiento hacia lord Horus Carmon, incluso si llegué a ser así como resultado de la práctica de artes abominables.

 

Este libro no parece que vaya a ser de ninguna utilidad.

 

Lo cierro y lo meto entre dos libros y decido buscar unos que sean de más ayuda.

Índice

5 7 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
tp_shin
tp_shin
hace 11 meses

Gracias por el cap.

Kani
Kani
hace 11 meses

Gracias por el cap

2
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x