El rey no muerto del palacio de la oscuridad: Prólogo

Buenas a todos, recientemente me he unido a esta pagina como traductor. Voy a ir subiendo esta novela aquí, alrededor de 3-4 capítulos por semana, un capitulo cada dos días si todo va bien, aquí tenéis el primero, espero que lo disfrutéis xd


Y así, fui revivido.

 

Abrí los ojos y mi visión nublada y borrosa fue recibida con una habitación hecha de piedra.

 

En las paredes había hileras de estanterías con una matriz mágica de color rojo brillante dibujada en ellas.

 

Todo parecía tan nuevo, como si no hubiera visto ni sentido nada antes. Era como una tabla rasa, como si no hubiera tenido voluntad o conciencia o incluso inteligencia hasta ahora. Todos estos cambios se sentían como cuando uno se despierta de un sueño, excepto que era más vívido que uno.

 

Como si me hubieran traído de las profundidades del inframundo.

 

O como si me hubieran sacado del sueño eterno.

 

El sentido de la vista, el oído y el olfato. Mi mente está abrumada por la asombrosa cantidad de información que recibo a través de mis cinco sentidos.

 

Cuando la confusión alcanza su punto álgido dentro de mi cabeza, oigo una voz ronca dirigida a mí.

 

—¿Has recuperado la conciencia? ¿Cómo te encuentras….flesh man?

 

La voz parecía estar taladrando mi cabeza. Miré a mi lado y me di cuenta de que estaba tendido en una especie de plataforma elevada.

 

La voz provenía de un anciano que llevaba una túnica que parecía hecha de la propia oscuridad. Su rostro, ceniciento y con innumerables arrugas, extrañamente no se podía atribuir a una vida muy larga. Tenía unos ojos oscuros y ardientes, y no parecía en absoluto frágil.

 

Su cuerpo ligero como una pluma sostenía en la mano un bastón muy retorcido, deformado y terriblemente repulsivo.

 

No podía comprender la realidad a la que me enfrentaba. No podía darle ningún sentido. Lo único que pude hacer fue lanzar una mirada llena de sospecha al viejo.

 

Él continuó como si fuera algo natural que yo no diera una respuesta satisfactoria.

 

—Mi nombre es Horus Carmon. Uno que desafía el misterio, un mago y tu señor. ¡Flesh man! ¡Inclínate ante tu lord!

 

En el momento en que esas palabras fueron pronunciadas, en el momento en que atravesaron mis tímpanos, sentí que una extraña sensación recorría todo mi cuerpo.

 

Mi cuerpo comenzó a moverse en contra de mi voluntad. Se levantó de la plataforma con movimientos tan lentos como los de un bebé recién nacido. Se retorcía hacia delante y hacia atrás, y mi rodilla se doblaba en sentido contrario a mi voluntad. Antes de darme cuenta, tenía la cabeza colgando, con los ojos en el suelo, arrodillado frente al lord.

 

El olor a moho. El suelo de piedra gris. De repente, caí en la cuenta.

 

Todo se reflejaba tan vívidamente en mis ojos como si fuera pleno día, a pesar de que casi no se filtraba luz en la habitación.

 

Algo se sentía mal. Y con mi sensación de incomodidad como punto de partida, mi mente comenzó a ordenar lentamente toda la información. Mi cerebro, que estaba a tope procesando todos los nuevos datos que recibía del entorno, también empezó a poner en orden todos mis recuerdos.

 

De repente, mi cabeza recibió un fuerte golpe. Pude sentir el impacto, pero no el dolor.

 

No, no fue sólo eso. No podía sentir el “habitual” palpitar de mi corazón. O el frecuente dolor de cabeza que sentía como si mi cerebro fuera agitado por varios puñales diminutos. El mismo dolor que era inmune a cualquier tipo de analgésico también había desaparecido. Tampoco sentía el tormento que hacía parecer que mis entrañas se pudrían, derretían y retorcían a la vez. La mente que se había nublado bajo la tortura de la interminable agonía, se sentía lúcida y afilada como un cuchillo nuevo y pulido.

 

Por extraño que parezca, en ese momento, por primera vez, me sentí normal.

 

Además, en ese mismo momento, comprendí lo que se siente al ser humano.

 

Mientras estaba completamente aturdido por los acontecimientos totalmente imprevistos que se desarrollaban ante mí, la voz de lord Horus me sacó de mi ensueño.

 

—¡Flesh man! ¡Mi esclavo! ¡El que regresó de las profundidades de la perdición! Ahora te concederé un nombre, ¡bastardo sin nombre!

 

…bastardo sin nombre.

 

Eso no es correcto. Yo tenía un nombre. El nombre que mis padres me dieron cuando nací. Aunque hace tiempo que nadie me llama por él.

 

Pero, me detengo antes de pronunciarlo.

 

Era un presentimiento. Tuve la sensación de que no debía hacerlo justo ahora.

 

Quizás era una mala costumbre que provenía de la vida inútil y pesimista que vivía antes. Mantuve mi silencio y el señor me otorgó un nombre.

 

—Te llamarás “End”. End, como aquel cuya vida ha terminado. Usé la nigromancia para infundirte vida transitoria.

 

Vida transitoria.

 

Necromancia.

 

Incluso alguien como yo, que no había tenido ningún tipo de normalidad en la vida, que ni siquiera había recibido una educación adecuada, sabía que el hombre que tenía delante era un repulsivo mago oscuro. Un mago oscuro capaz de manipular a los muertos.

 

Repasé todo lo que acababa de pasar.

 

Y lo entendí. Lo entendí todo. Combinando mis recuerdos junto con las palabras dirigidas a mí, estoy seguro de que cualquiera sería capaz de entender la situación.

 

Estoy muerto. Y que el hombre que ahora está frente a mí, usó el poder de la magia oscura para revivirme de la muerte

Índice

5 9 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

5 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
Nickso
Nickso
hace 11 meses

Se ve interesante espero los demás cap

Dragonruso
Dragonruso
hace 11 meses

Genial tradujeron la novel ya no tendré que esperar que el manga avance

Gracias por la traducción

Tibe
Administrador
hace 11 meses

Buen inicio

KINGREY
KINGREY
hace 11 meses

Excelente prologo, gracias al traductor por traernos una nueva novela u.u

Brian
Brian
hace 11 meses

Gracias por la nueva novela

5
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x