Release that witch – Capítulo 869


La Ofensiva del Frente Oriental

 

“¿Eso es Valencia?” Iron Axe ajustó su telescopio y estaba observando una ciudad que parecía gris y marrón en la distancia.

“Debería ser Valencia según el mapa. Después de todo, solo hay un río Sanwan. No podemos equivocarnos” dijo su lugarteniente, Bearpaw. Al igual que Iron Axe, también era un ex cazador que vivía en ciudad fronteriza y se encontraba entre el primer grupo de soldados de la milicia de Roland.

“Se ve un poco raro…” Iron Axe frunció el ceño.

“¿Por qué?”

“Valencia es una ciudad importante en la Región Oriental y un centro comercial bien establecido de Graycastle. Junto con la antigua ciudad del rey y la Ciudad del Águila, formaron la Región Central más próspera del reino. Escuché sobre su nombre incluso en la región más al sur” dijo Iron Axe, “pero ¿no crees que es extraño que hayamos visto muy pocos barcos mercantes aquí en estos días?”

“No tengo idea de eso” Bearpaw se encogió de hombros y dijo. “Los ataques piratas anteriores podrían haber aterrorizado a los comerciantes, por lo que es posible que no se atrevan a venir aquí para hacer negocios nuevamente”

“Esos ataques ocurrieron hace dos años. No importa cuánto daño hayan causado, los comerciantes ya deberían haberse recuperado del impacto”

La muralla de la ciudad se veía abigarrada e hinchada. Parecía haber sido engrosada recientemente, pero probablemente debido a la falta de piedras, simplemente enyesaron la pared marrón original con un poco de barro rojo mezclado con una gran cantidad de grava y materiales de madera, haciéndolo parecer la primera pared de escombros que tenía ciudad fronteriza. Además, la superficie de esta muralla estaba cubierta con una capa de cosas brillantes. Debido a la distancia, Iron Axe no pudo discernir claramente qué eran. (NTE: Abigarrar, componer una cosa con elementos muy diversos, sin guardar orden o conexión entre ellos.)

Sin embargo, obviamente no fue una reconstrucción completa de la muralla de la ciudad. Las secciones de pared enlucidas ahora eran dos veces más gruesas que la pared vieja, pero algunas otras partes seguían siendo las mismas que antes. Visto desde la distancia, parecía áspero y accidentado y no se parecía en nada a la construcción de una ciudad famosa por su riqueza.

“A quién le importa. No importa qué, debemos ocupar esta ciudad” Bearpaw sacó una fruta de linterna de fuego y se la tiró a la boca. “Su Majestad nos ordenó capturar toda la Región Oriental, así que tenemos que tomar todas las ciudades que vemos en esta región, incluso si no se llama Valencia”

Al escuchar eso, Iron Axe negó con la cabeza impotente. Bearpaw seguía siendo una persona de mal genio como lo había sido en el pasado. Una vez que había fijado su objetivo, lo perseguiría con una jabalina en la mano, y cuando hubiera regresado con su captura, los otros cazadores todavía estarían ocupados colocando trampas y enviando perros para acechar a sus presas. Se había dicho que incluso el animal más feroz del bosque, los osos negros, se habrían mostrado reacios a enfrentarse a él. Así fue como obtuvo su nombre Bearpaw. (NTE: Bearpaw seria pata/garra/zarpa de oso)

Iron Axe creía que Bearpaw habría sido ascendido a un puesto más alto que un teniente si hubiera aprendido a usar su cerebro. Incluso Van’er ya era el comandante en jefe del Batallón de Artillería.

Bearpaw continuó. “Pero lo que importa no es la batalla en sí, sino cómo restaurar el orden después de ella. Si arruinamos la Región Oriental, el Ayuntamiento seguramente nos encontrará fallas. Sin embargo, si no recurrimos a la violencia, será difícil para esos funcionarios controlar la situación aquí. ¿Su Majestad te dijo cómo lidiar con estas ciudades?” Iron Axe estaba un poco sorprendido por el pensamiento de Bearpaw.

“No, Su Majestad simplemente me confió que tome decisiones dependiendo de la situación.”

“Eso es un verdadero dolor de cabeza para ti. Pero tú eres el jefe aquí y seguiré tus instrucciones” Bearpaw sonrió.

Iron Axe estaba intrigado. “¿Oh? ¿Qué quieres decir con este dolor de cabeza?”

“¿Realmente no lo sabes o solo me estás poniendo a prueba?” Bearpaw apoyó la palma de la mano contra su frente. “Definitivamente vas a tener dolor de cabeza cuando tengas que pensar en cómo lidiar con esos nobles. Han tenido esta tierra durante tanto tiempo, esperando una oportunidad para defenderse, pero solo pueden ver a Su Majestad cada vez más fuerte. La situación aquí es complicada. Cuando tomes una ciudad aquí, la mayoría de los nobles se rendirán, pero sin Lady Nightingale, ¿cómo vas a asegurarte de que te digan la verdad?” (NTE:  …. ¿no habían dicho que este tipo era un idiota que solo sabe cargar hacia adelante hace unos párrafos?)

“Continua.” Iron Axe asintió y se dio cuenta de que Bearpaw no era un imbécil en su totalidad.

“Oye, ¿realmente nunca has pensado en esto?” Bearpaw lo fulminó con la mirada. “Este Ejército del Frente Oriental no tiene muchos soldados. Solo podemos colocar un número limitado de ellos en cada ciudad que capturamos, y apenas pueden ocuparse del centro de la ciudad, ¡Pero esta región solía ser el dominio de Timothy! Estaría bien si los nobles están dispuestos a cooperar con nosotros, pero ¿qué pasa si son maliciosos y aún piensan en recuperar el poder? Incluso si solo hay un pequeño número de esas personas, todavía no tendremos paz de ellos. Una vez que salgamos de una ciudad, harán del Ayuntamiento un títere o incluso matarán a los funcionarios que enviamos aquí. Tienen muchas formas de lograrlo, como el veneno, el asesinato y el soborno. Estos problemas no se pueden prevenir con fusiles de chispa.”

“¿Tienes alguna sugerencia?” Iron Axe preguntó con curiosidad.

“Jefe, eso es asunto tuyo.” Bearpaw puso los ojos en blanco y escupió las semillas al río.

“Supongamos que ahora eres el comandante en jefe del Ejército del Frente Oriental. Vamos, hablemos de ello hipotéticamente.”

“Bueno …” pensó Bearpaw durante un buen rato y luego exhaló un largo suspiro. “No hay una solución perfecta para este problema. Si Lady Nightingale no puede venir a ayudarnos, solo podemos contar con el tiempo para resolver este problema. O podemos contratar más ratas y tomar algunas medidas preventivas. Podemos seguir el ejemplo de Neverwinter y formar un equipo de policía para preservar el orden. Mientras tanto, debemos utilizar la menor cantidad posible de nobles locales hasta el final de esta guerra.”

“Efectivamente …” susurró Iron Axe.

“¿Qué?”

“No, nada.” Iron Axe guardó el telescopio. “Ahora puedes ir a informar a la gente de los otros barcos para que se preparen para aterrizar. Estamos cerca del muelle de los suburbios.”

“¡Entiendo!” Bearpaw se emocionó al saber que se avecinaba una batalla. “He estado flotando en el río durante demasiado tiempo. ¡Ahora, finalmente podré estar en combate aquí!”

Al ver a su teniente irse emocionado, Iron Axe exhaló relajado y se inclinó sobre la portilla en la sala de mando, perdido en sus pensamientos.

No pudo evitar recordar la escena en la que Edith había tenido una conversación con él antes de que él se marchara de Neverwinter.

El lugar que Edith había dispuesto para esta charla había sido una habitación privada en la taberna de Evelyn, que no era un lugar para discusiones formales. Iron Axe esperaba que Edith, una funcionaria del Ministerio de Defensa, lo felicitara de antemano por el éxito de esta acción militar, tratando de construir una buena relación personal con el ejército. Sin embargo, cuando entró en la habitación, no había visto a nadie más que la perla de la región norte y había escuchado de ella algo totalmente más allá de sus expectativas.

Lo que habían discutido era exactamente el problema mencionado por Bearpaw.

Iron Axe todavía recordaba claramente todo lo que había dicho Edith.

En ese entonces, se había quedado atónito por su primera frase. “¿Sabes por qué Su Majestad te dejó comandar el Ejército del Frente Oriental?”

“Solo obedezco sus órdenes y nunca pregunto el motivo.”

“Pero las órdenes no incluyen todos los detalles de una acción, especialmente aquellos que no pudieron ser expuestos.” La perla de la región norte había dicho lentamente mientras bebía su bebida del caos. “Pensaste que te habían elegido porque eras el más adecuado. Pero, ¿es cierto? Conoces a los muchachos de la Región Oriental mejor que yo. Cualquier ejército regular bien entrenado que consta de 500 o 600 soldados puede derrotarlos como si aplastaran malas hierbas secas y rompieran madera podrida. En otras palabras, cualquier comandante de batallón regular será suficiente para hacer frente a la batalla en el Frente Oriental. Por el contrario, el Ejército del Frente Occidental tiene que luchar contra la Ciudad Santa de Hermes. El combate allí será más complicado y peligroso. Si no hubiera sido por algo especial sobre ti, el rey te habría pedido que lo ayudaras a liderar el Ejército del Frente Occidental y hubiera encontrado a alguien más para comandar el Ejército del Frente Oriental.”

“…” Iron Axe se había quedado sin palabras en ese momento, pero de alguna manera estaba de acuerdo con Edith en su corazón.

Edith luego le explicó más. “En cuanto a esta cosa especial acerca de ti, es simple. Esa es tu actitud hacia los nobles. Como hombre Mojin, naturalmente, no temerás ni tolerarás a los nobles de Graycastle, y tratar con los nobles rebeldes es la clave para reconquistar a los nobles de la región oriental.”

Al igual que Bearpaw, ella también había analizado la situación por él. Su análisis fue tan detallado y convincente que tuvo que estar de acuerdo en que los métodos ordinarios no pueden estabilizar la situación en la Región Oriental.

“Su Majestad necesita recursos, tanto personas como materiales, y no tiene tanto tiempo para lidiar con este montón de escoria.

El único problema es … Su Majestad no dio una orden clara al respecto.

Le había planteado esta pregunta a Edith y ella había respondido diciendo: “Su Majestad es un señor misericordioso y no puede dar una orden clara para esto, por lo que necesita que nos encarguemos de esto por él. Además, insinuó, esta vez, el Ayuntamiento enviará a 265 funcionarios a la Región Oriental junto con usted. Su Majestad ha gastado mucho dinero y esfuerzo en capacitar a estos funcionarios y planea enviarlos para que administren la región por él. Hay más de dos veces el número de soldados del Ejército del Frente Oriental que de oficiales en esta región. Debes saber la razón de esto.”

Iron Axe recordó que un rayo había cruzado su mente en ese momento.

Edith le había recordado al final. “No defraudes a Su Majestad.”

De repente, un informe interrumpió su pensamiento. “Mi señor, el Primer Ejército está listo para desembarcar. ¡Podemos ir al muelle en cualquier momento!”

Iron Axe respiró hondo y ordenó con voz profunda: “Desembarquemos y acampemos. Prepárense para la batalla.”


[Índice]

5 5 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
PonchOTK
PonchOTK
hace 1 mes

Gracias por los capítulos!!!
PD. Esa Edith no deja de sorprenderme, está en todo!

Kani
Kani
hace 1 mes

Gracias por los capítulos

Brian
Brian
hace 1 mes

Gracias muy bueno el pack

Sergio
Sergio
hace 2 dias

Esa Edith como mola, se merece una ola, ueeeeeeeeee!!!!!!
Despues que Roland se jubile, lo sustituirá Edith, aunque no se si es adecuada para tiempos de paz

4
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x