Maestro del fin de los tiempos: Capítulo 340


Anterior |Índice| Siguiente


Malas Intenciones

“¿Te gustaría tener un poco?” Bai Li tomó el pequeño cuenco de cristal y lo colocó justo frente a la cara de Yan Fang.

Yan Fang tragó un bocado de saliva, su garganta estaba seca y su corazón latía salvajemente.

Después de todo, estas eran semillas de loto prístinas.

Trató de ganarse a Bai Li ofreciéndole una fruta lujosa, pero ahora sentía que Bai Li acababa de arrojarle dinero a la cara.

Yan Fang estaba realmente avergonzado, ya no podía perder la cara.

“Yo… ¡pasaré!” Dijo Yan Fang.

Bai Li retiró la mano con firmeza y abandonó el acto humilde.

“Hmm, a mi esposo tampoco le gusta comerse esto. Él dice que un poco de esto es suficiente, ¡cualquier cosa más sería un desperdicio!”

Bai Li se comió otra semilla de loto. Sería un desperdicio para Qin Feng comer más semillas, ya que había un límite en cuanto a cuánto un cuerpo humano podía llevar el poder de las semillas, y Qin Feng había alcanzado sus límites.

Sin embargo, no había tal límite para una ultra bestia como Bai Li.

La cara de Yan Fang se puso azul cuando vio a Bai Li devorar las semillas.

En este momento, miró la figura sombría de Qin Feng desde lejos. ¡Solo podía imaginar lo difícil que era para Qin Feng tener una dama como ella!

¡El precio que costaba complacer a una belleza como Bai Li era demasiado!

Yan Fang tendría que reconsiderar sus planes.

En este momento, Qin Feng estaba en medio de la batalla y sintió la situación entre Bai Li y Yan Fang desde la distancia.

“¿Por qué te buscó?” Qin Feng usó su conciencia para comunicarse con Bai Li.

Bai Li, igualmente, respondió con su conciencia.

“Quería obsequiarme con una fruta de pulpa helada, pero no proporcionaba suficiente energía y era del tamaño de una uña. ¡Chico tacaño!”

“Yan Fang no es tacaño.” se rió Qin Feng.

Por eso criar a una chica era un trabajo difícil y otros no podían secuestrarla fácilmente.

Bai Li era una joven novia criada por Qin Feng, pero al principio, Qin Feng la crió como su propia hija. (No men, re turbio.)

No había forma de que otros pudieran engañarla y engañarla tan fácilmente.

“Hmph, lo llamé tacaño como una excusa para sí mismo, ¿crees que no sabía lo que estaba haciendo? Sabía que era solo un regalo griego* (jugada de ajedrez) y que no tramaba nada bueno, las chicas de estos días no pueden aceptar nada de extraños, ¡especialmente té con leche!”

“¿Qué más viste?” El rostro de Qin Feng se oscureció.

“Poco. ¡Además, mi conciencia me dice que Yan Fang tiene malos motivos!”

Yan Fang pensó que Bai Li era solo una dulce niña inocente. De hecho, Bai Li era más sensible que nadie, e incluso podía sentir claramente el aura de las personas que la rodeaban.

“De hecho, está planeando algo malo. ¡Supongo que intenta crear problemas o comprar el corazón de la gente! ¡Espera allí, estaré allí en un momento!”

Qin Feng aceleró sus movimientos y despejó a las bestias gusano circundantes con la velocidad del rayo mientras se dirigía hacia Bai Li.

Las cejas de Yan Fang se fruncieron cuando sus agudos sentidos detectaron que Qin Feng se estaba acercando a ellos. Rápidamente relajó su rostro.

“Señor Qin, es mejor verlo trabajar en persona que escuchar los rumores. ¡Hay tanto alboroto por tu lado que no pude evitar venir y observar un poco!” Dijo Yan Fang.

“Muy bien entonces, termina rápido. Si no te importa, ayuda a mi novia también. No le gusta ensuciarse las manos.”

“¡Jaja, a las chicas no les gusta pelear, así que debemos protegerlas!”

“Sí, pero ella no es débil. Si se pone de humor para pelear, ¡no estoy seguro de si yo sería un oponente digno para ella!”

Yan Fang no sabía si Qin Feng estaba bromeando o no, pero sabía que Bai Li era poderosa. De lo contrario, no habría tenido la tentación de venir aquí para robar a la novia de Qin Feng.

“Se hace tarde, limpiaré esta área y regresaré más tarde. ¡Señor Yan, haga su mejor esfuerzo también!”

Después de decir eso, Qin Feng levantó el cañón de mano y lo disparó al suelo.

Las bestias gusano se enfurecieron y se arrastraron fuera del suelo.

La expresión en el rostro de Yan Fang cambió.

“Huh, continúas con tu trabajo, ¡yo me voy primero!”

Al ver que Qin Feng era tan descarado, Yan Feng se acobardó y se retiró rápidamente. Aun así, fue emboscado por un gusano de arena dorada de nivel D y le tomó diez minutos derrotarlo, dejándolo asustado con sudor frío.

¡Por otro lado, Qin Feng comenzó su masacre una vez más!

En un día, Qin Feng había matado a casi diez mil gusanos de arena dorada, lo que se consideró un logro excesivo.

Buzz

Los helicópteros de combate llegaron para saludar a la multitud, y uno de ellos se detuvo sobre Qin Feng.

“Señor Qin, soy yo, ¡lo llevaré de vuelta!”

Qin Feng escuchó a la persona a través de su conciencia, luego la figura apareció en la puerta del helicóptero aerodeslizador.

Era Han Nuan, el artillero de nivel E a quien había rescatado ayer.

“¡Vamos!”

Qin Feng se aferró a Bai Li cuando aparecieron llamas de pavo real detrás de él, lo que le permitió despegar hacia el cielo.

Los dos entraron en el helicóptero aerodeslizador y Han Nuan cerró la puerta de la cabina. Maniobró el helicóptero aerodeslizador de regreso al Pueblo Shadong.

“Señor Qin, señorita Bai, muchas gracias por ayer. Ayer tuve demasiadas cosas con las que lidiar, y hoy finalmente encontré esta oportunidad para agradecerles debidamente a los dos. ¡Oh, y esto, gracias Señorita Bai!”

Han Nuan sacó un blaster de descomposición comprimido, era el mismo blaster que Bai Li le había dado a Han Nuan para salvar su propia vida.

Han Nuan estaba un poco avergonzada.

“No tengo mucho dinero conmigo en este momento, así que solo llené la energía dentro del bláster hasta la mitad. Además, solo encontré este trabajo hoy, ¡así que me temo que voy a ser pobre en este momento!”

Han Nuan fue capturada por Deng Gong, y el equipo de runas espaciales que tenía debe haber sido quitado.

Se podría decir que volvió al punto de partida.

Sin embargo, Han Nuan tenía otras ideas.

“Señor Qin, si no le importa, puedo pagar mis deudas trabajando a sus órdenes. Has estado limpiando los gusanos de arena dorada recientemente, así que puedo ayudarte a organizar los materiales del gusano de arena y te puedo garantizar que mi tarifa será mucho menor que la de entregar los materiales a la Organización Wanzong, ¿qué tal?”

Han Nuan miró expectante a Qin Feng.

“¿Quieres ser mi agente para el Pueblo Shadong?” Qin Feng hizo sonar el apoyabrazos y le dijo a Han Nuan.

“¡Sí, y creo que puedo manejar bien el trabajo! ¡Por eso me recomendé!”

Qin Feng asintió. Sabía que Han Nuan no le mentiría porque no se atrevía a hacerlo.

Con la fuerza actual de Qin Feng y el prestigio que había obtenido en varias batallas, no sería difícil creer que muchas personas querrían ser subordinados de Qin Feng.

Pero no tuvieron la oportunidad.

Han Nuan fue la primera en tener esta oportunidad, y definitivamente no sería el último.

“¡Claro, y espero que no me decepciones!”

“¡No te preocupes, señor, haré todo lo posible!”

Qin Feng no aceptó el bláster.

“Ya que ahora eres mi subordinado, no puedes no tener ningún arma, así que quédate con esto para protegerte.”

“¡Ah, bueno, gracias, señor!” Esto le aseguró aún más a Han Nuan que no tomó la decisión incorrecta.

Qin Feng planeaba que Xue Xingfu viniera al Pueblo Shadong una vez que hubiera avanzado al nivel E, pero ahora parecía que ya no había necesidad de tantos problemas.

¡El círculo de subordinados de Qin Feng también se estaba expandiendo gradualmente!

Una vez que el helicóptero aerodeslizador regresó al Pueblo Shadong, Qin Feng le dio toda la cosecha del día a Han Nuan.

Han Nuan estaba asombrada mientras contaba el lote de productos.

Antes de esto, la Organización Dacheng tenía usuarios de aptitud de nivel C para exterminar a los emperadores bestias. Les toma mucho esfuerzo y dos meses de preparación reunir a la manada de ultra bestias y finalmente matar al emperador bestia. Los materiales que habían obtenido de la misión se apilaron como montañas.

La Organización Dacheng tenía al menos de cuatrocientos a quinientos miembros, todos los cuales eran élites.

Pero Qin Feng era un equipo de un solo hombre y podía superar a la Organización Dacheng con solo un día de trabajo.

Esto hizo que Han Nuan se sintiera extremadamente emocionada.

“Para las estadísticas de hoy, se estima que hay doscientos cuarenta millones en materiales.”

“Muy bien, ve a lidiar con eso, ¡no hay necesidad de devolverme este dinero!”

Solo eran materiales por valor de doscientos millones. A Qin Feng no le importaba demasiado en este momento.

“Ah, claro, ven al frente conmigo mañana y ayúdame a recolectar los materiales. ¡Recuerda venir a recogernos a las ocho en punto!” Instruyó Qin Feng.

“¡Roger, señor!” Han Nuan respondió.


Anterior |Índice| Siguiente

3 comentarios

  1. Bai Li era una joven novia criada por Qin Feng, pero al principio, Qin Feng la crió como su propia hija. (No men, re turbio.)

    Si me dieran un dolar por cada vez que he escuchado esa trama, tendria 3, no es mucho, pero es extraño que lo haya visto 3 veces.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .