Súper Gen Divino – Capítulo 906: Infiltrándose en el Refugio


Sexto Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Han Sen y Qu Lanxi no escatimaron en tiempo para correr hacia el Refugio Qing Ming. Allí, vieron a Chu Ming colgado por encima de la puerta. Su cuerpo estaba cubierto de sangre seca, y otras heridas rezumaban sin curar. Parecía estar muriendo.

Han Sen se enfureció rápidamente. Los humanos eran tratados como poco más que esclavos de corral en la tercera zona de El Santuario de Dios, y cualquier pequeño error era recibido con castigos malvados y brutales.

Sin embargo, si Han Sen no hubiera revivido el árbol en primer lugar, Chu Ming no habría sufrido ese trato. Chu Ming no se merecía nada de eso.

Qu Lanxi tampoco estaba tranquila en absoluto. Muy enfadada, intentó bajar a Chu Ming de donde estaba colgado.

Han Sen, que no estaba cegado por la necesidad de salvar a Chu Ming a costa de ellos mismos, detuvo rápidamente a Qu Lanxi. La llevó a un lugar en el que no fueran vistos inmediatamente.

“¡No seas imprudente! No puedes salvar a Chu Ming si eso significa meterte en problemas.” Le dijo Han Sen a Qu Lanxi, mientras la sostenía en sus brazos.

“No puedo ver cómo sucumbe lentamente a la muerte; ¡no mientras pueda hacer algo!” Suplicó Qu Lanxi, con voz dolorosa.

“Lo sé. Yo tampoco pienso dejarle morir.” Han Sen hizo una breve pausa y luego dijo, “Es que ahora no es el momento. Los dos habéis firmado un contrato, ¿no es así? Aunque lo salves ahora, seguís siendo propiedad de Qing Ming. Vuestras vidas están en manos de él, y es por su capricho que ambos pueden ser asesinados. No incites su ira más de lo que ya ha sido.”

“¿Entonces qué hacemos?” Qu Lanxi preguntó.

“Nos colamos en la sala espiritual y tomamos la piedra espiritual. Es la única manera de liberarse del Caballero Qing Ming.” Los ojos de Han Sen brillaron con el asesinato mientras hablaba.

“¿Estás diciendo que reclamemos el refugio espiritual? ¿Es algo que podemos hacer? ¿Es tal cosa posible?” Qu Lanxi miró a Han Sen con ojos esperanzados, pero aún dudaba de la posibilidad de lo que había afirmado.

El Caballero Qing Ming era un espíritu de élite que había desbloqueado cuatro de sus cerraduras genéticas. Tenía muchos compañeros Espíritus y criaturas a su servicio, por lo que irrumpir en la sala espiritual no sería poca cosa.

“Sí, lo es. Sólo es un refugio para caballeros.” Dijo Han Sen con severidad. Continuó hablando con frialdad diciendo, “Si el Refugio de las Espinas no estuviera cerca, podría derribar este lugar sin problemas.”

“Haré lo que me ordenes. Lo que desees de mí, lo haré.” Qu Lanxi miró a Han Sen. Lo que fuera a sugerir no sería en absoluto fácil, pero estaba dispuesta a intentarlo sin importar lo que le dijera.

“Chu Ming sigue vivo, así que no hay motivo inmediato de preocupación. Deberíamos volver y preparar nuestro próximo movimiento. Cuando matemos al Caballero Qing Ming y reclamemos la piedra espiritual, tendremos que escapar al Bosque de las Espinas.” Dijo Han Sen, volviéndose para mirar a Chu Ming.

Mientras hablaban, apareció un Espíritu que blandía un látigo. Se puso delante de Chu Ming y golpeó su cuerpo desnudo y maltrecho.

¡Crack!

La piel de Chu Ming recibió otro latigazo, formando otra lesión en su cuerpo ensangrentado. Aunque estaba al borde de la muerte, Chu Ming todavía era capaz de gritar con fuerza.

El Espíritu no habló, y continuó azotando insensiblemente a su sufrido siervo. Con cada espantoso latigazo, los gritos de agonía de Chu Ming se hacían cada vez más silenciosos.

Qu Lanxi se roía los labios nerviosamente, casi hasta el punto de sangrar. En cuanto a Han Sen, había llegado a un punto de comprensión, reconocía lo difícil que podía ser para los humanos vivir en la tercera zona de El Santuario de Dios.

Sin embargo, el Espíritu no estaba dispuesto a dejar morir a Chu Ming todavía. Aunque golpeaba con fuerza, no atacaba en ningún punto crítico.

“Vamos.” Dijo Han Sen, mientras tiraba de Qu Lanxi para salir del refugio.

De vuelta a la cabaña, Han Sen miró al moribundo Árbol de Sangre de Dragón. Con su análisis, pudo determinar que efectivamente estaba vivo, pero sólo débilmente.

Sacó su daga del color sangre y trató de desenterrar las raíces. Quería ver si podía moverlo, pues no quería dejarlo donde estaba.

Todavía necesitaría una docena de años para crecer, por lo que necesitaría unas doce gotas de agua más. Pero Han Sen no tenía tiempo ahora, así que lo único que podía esperar era trasladarlo a otro lugar.

Después de desenterrar el árbol, tuvo que quitar muchas de sus raíces. Desgraciadamente, esto sólo hizo que el árbol se debilitara aún más.

Con un paño, Han Sen envolvió las raíces del árbol y les dio una gota de agua. Luego, colocó todo el árbol en la espalda de Rugidor Dorado.

En cuanto al Pino de Sangre que Han Sen había plantado cerca del río, también lo desenterró. Se preguntó si todavía podría cultivarlo en otro lugar.

No temía al Caballero Qing Ming, y no sería difícil para Han Sen acabar con el Refugio Qing Ming, pero Han Sen no podía enfrentarse al Refugio de las Espinas de clase realeza. Por ello, sólo podía esperar esconderse en lo más profundo de las enmarañadas ramas del Bosque de las Espinas una vez que su planificado acto estuviera hecho.

Después de ver lo poderoso que era la Espíritu femenino, sabía que sólo podía luchar contra los Espíritus de la realeza con el modo Súper Espíritu Rey activo.

Pero su duración era demasiado corta. Si el Refugio de las Espinas soltaba a muchas criaturas para darles caza, aunque Han Sen pudiera escapar, Qu Lanxi sería sin duda asesinada.

Por eso no podía reclamar el Refugio Qing Ming una vez que el Caballero Qing Ming hubiera sido derrotado. No podía dar a conocer su presencia, y en cuanto el Espíritu que presidía el refugio fuera asesinado, tendría que salir corriendo y abandonar la zona lo antes posible.

Han Sen y Qu Lanxi se prepararon para la agotadora tarea que tenían por delante, y él le dijo, “Espera cerca de la puerta. Cuando atraiga a los Espíritus y las criaturas hacia el interior del refugio, eso te dará el tiempo que necesitas para liberar a Chu Ming y llevarlo al Bosque de las Espinas.”

“Sólo una cosa, ¿podemos realmente hacer esto? ¿Tenemos lo que se necesita?” Qu Lanxi parecía preocupada. Estaba muy nerviosa, pero Han Sen no podía culparla. Después de todo, estaban en el precipicio de derribar un refugio espiritual. Aunque Han Sen era más fuerte que los transcendidos normales, estaba solo. Una parte de ella creía que su huida de la sala espiritual del refugio no sería tan sencilla como él la hacía parecer.

“Sí, lo haremos. Cree en mí.” Han Sen vio lo nerviosa que se estaba poniendo, y por eso se lo dijo con voz segura.

Qu Lanxi era una mujer madura, y era de las que sólo se asustaban cuando se trataba de algo extremadamente serio o grave. No se asustaba fácilmente.

Han Sen le dio unas palmaditas en la cabeza como si fuera una niña, lo que hizo que se sonrojara. Entonces, Qu Lanxi dijo, “Te esperaremos en el bosque.”

“No me quedaré muy atrás, lo haré rápido.” Dijo Han Sen, con confianza.

Volvieron a caminar cerca del Refugio de Qing Ming, y Han Sen le hizo un gesto para que se quedara un poco atrás.

“Tienes que volver con vida.” Suplicó Qu Lanxi, mientras se mordía los labios.

“Lo haré.” Han Sen sonrió y entró en el refugio.

Con el poder de Han Sen, incluso sin su modo Súper Espíritu Rey, sería tan fuerte como el Caballero Qing Ming. El único problema sería que Han Sen sólo tenía una cerradura genética abierta.

Y con tantas criaturas y otros Espíritus alrededor, Han Sen sabía que no podría reclamar el refugio en su estado actual. Pero la fortuna le había sonreído, y tenía un par de cosas en su poder para ayudar a igualar las probabilidades. Tenía el Espíritu de la bestia Bicho Férreo y la daga roja.

 

 


Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .