Release that witch: Capítulo 850



Un lobo solitario

 

“Uno, dos, tres, cuatro…”

Lorgar sacó las monedas de oro de su bolso sobre la mesa y las contó dos veces con cuidado, frunciendo el ceño con fuerza.

Solo había 21 monedas.

En menos de medio mes, había agotado tres cuartas partes de sus ahorros. Estaba segura de que, si continuaba viviendo de esta manera, tendría que huir de regreso a su hogar en desgracia, arrojando todo su orgullo y elevadas aspiraciones en arenas movedizas.

“Los precios en una gran ciudad son muy altos, ¡particularmente en la casa de vino de Evelyn!

Las bebidas son exageradamente caras. Es como un robo a mano armada.

“No …” lloriqueó Lorgar mientras bajaba la cabeza abatida, y sus orejas también caían. Tenía que admitir que la tienda de vinos nunca le había robado y que voluntariamente había sacado sus reales de oro para comprar las bebidas. De hecho, la dueña de la tienda incluso había expresado su preocupación por ella muchas veces cuando había gastado mucho dinero allí. La propietaria también le había dicho que después de unirse a la Unión de Brujas, podría obtener una botella gratis cada mes. Sin embargo, lo que dijo la dueña no se registró en su cerebro.

“Fui derrotada por mi propio deseo.

O por mi curiosidad.

Pero…

No es mi culpa. Esas bebidas del caos son tan encantadoras. Incluso el rocío de la mañana del Oasis Arturo no sabe tan bien. Sus increíbles sabores están más allá de toda descripción y cada una de las coloridas bebidas es única y sabrosa. La casa de vinos merece su reputación.(NTE: solo como aclaración, “rocío de la mañana” es posiblemente el nombre de alguna bebida, quizás un vino o licor, no se refiere al verdadero rocío de la mañana.)

Si todas las bebidas de la casa de vinos tenían el mismo sabor, incluso si eran tan sabrosas como la infusión de los Tres Dioses, Lorgar confiaba en que podría controlarse. Después de todo, sabía que beber una cantidad adecuada de vino le haría bien a un guerrero, pero beber demasiado sería destructivo. Sin embargo, las bebidas del caos eran demasiado impredecibles. No podía esperar a probar otro sabor e inconscientemente había gastado su dinero de manera descuidada.

Sintiéndose frustrada, Logar movió la cabeza de un lado a otro, frotando su frente contra la mesa fría, tratando de aclarar su cabeza.

“No, debo dejar de complacerme.”

Le había intrigado las casas de vinos de la ciudad. Descubrió que el lugar que vendía bebidas terriblemente caras también resultó ser un lugar realmente bueno para ampliar su horizonte y recopilar información. Sentada en cualquier lugar dentro de la casa de vinos, podía escuchar conversaciones de comerciantes que venían de todos los reinos del norte. A diferencia de los comerciantes ambulantes en la Región más al sur, la mayoría de los comerciantes aquí eran ricos y podían dar comentarios perspicaces sobre las cosas que la Chica Lobo nunca había escuchado antes. Ella se había beneficiado mucho al escuchar estas charlas. También podría conocer a algunas de las brujas aquí, a través de las cuales también podría obtener información privilegiada sobre la Unión de Brujas.

Desafortunadamente, el dinero que le quedaba difícilmente podía respaldar su plan de quedarse en la ciudad esperando ese tipo de oportunidades.

Tenía que actuar ahora.

Para vencer su deseo por las bebidas, iba a encontrar a alguien con quien luchar y era mejor que saliera de la ciudad para hacerlo. De esta manera, podría mantenerse alejada de la casa de vinos de Evelyn en Neverwinter y olvidarse de todo durante el combate.

Cuando la Chica Lobo cerró los ojos, el camino de arena surgió en su mente.

“Si eso es. Este debe ser un desafío que me dieron los Tres Dioses.”

Ella se animó al pensarlo.

Se dio unas palmaditas en las mejillas para refrescarse, guardó todos los reales de oro en su bolso y comenzó a empacar sus pertenencias.

No había perdido todo el medio mes en la casa de vinos. Ashes le había presentado a su salvavidas, la señorita Nana Pine, y ahora sabía que Nana, Lily y Leaf eran las tres brujas que tenían la habilidad de curar en Neverwinter. Estaba feliz de descubrir que no solo servían al gran jefe. Estas tres brujas dirigían un hospital en la ciudad y todos los residentes aquí podían pagar para recibir sus tratamientos, que eran mucho más baratos que las Bebidas del Caos.

En tales circunstancias, la Chica Lobo pudo obtener atención médica cuando la necesitaba, incluso si no trabajaba para el gran jefe. Eso era mejor de lo que esperaba.

Entre las tres brujas, la Señorita Nana tenía el poder curativo más fuerte, pero solo funcionaba directamente en el paciente. Afortunadamente, Lily y Leaf pudieron crear medicinas mágicas, como la botella con polvo gris en la mano de Lorgar, que se llamaba “medicina especial para heridas infectadas por metales.” Fue hecho por lady Leaf y podía detener el sangrado rápidamente. (NTE: “special medicine for metal-infected wounds” puede dar a entender varias cosas, su traducción literal suena más a un antídoto para los que han ingerido arsénico, plomo, cadmio, etc, es decir, un antídoto contra envenenamiento por metales pesados, pero, por lo que dicen que hace, es solo un hemostático.)

Lily produjo otro frasco de medicamento líquido llamado “Agua limpiadora.” Parecía agua corriente de pozo, pero era capaz de resistir las infecciones. Lorgar pensó que su efecto coincidía con su nombre. Cuando la herida de un guerrero estaba expuesta, la infección era incluso más fatal que la pérdida de sangre y el dolor. Este conocimiento común hizo que Lorgar reconociera rápidamente el valor de esta poción. Si no tuviera una vida útil, definitivamente compraría toda la poción de purificación que pudiera encontrar.

Podía comprar ambos medicamentos en el hospital. Dados sus efectos, pensó que sus precios no eran altos en absoluto. Sin duda, eran la mejor protección para cualquier guerrero que quisiera desafiar sus límites y luchar contra oponentes fuertes. Estaba segura de que podría derrotar a cualquier enemigo fuerte siempre que pudiera usar estos medicamentos correctamente.

Las otras cosas de su plan no habían ido tan bien. En primer lugar, todos los trucos que había preparado para explorar el reino del norte habían resultado inútiles ya que Neverwinter no tenía la “Asociación de Ratas” que los comerciantes ambulantes le habían mencionado. En segundo lugar, los residentes aquí parecían no saber nada sobre demonios. Había preguntado a varias docenas de personas, pero aun así no había conseguido ninguna pista. En cambio, había despertado sospechas e incluso había sido seguida por algunos hombres de negro.

A estas alturas, solo había conocido a los demonios de las descripciones de Ashes y una conversación que había escuchado en la casa de vinos de Evelyn. Una vez habían aparecido en una ciudad abandonada en el desierto al norte de Neverwinter.

De acuerdo con sus experiencias pasadas, no debería tomar la iniciativa para atacar a un oponente al que conocía tan poco. Sin embargo, todavía se urgió a actuar, ya que estaba ansiosa por deshacerse de la tentación de las Bebidas del Caos y demostrar su valía ante el gran jefe.

Ella pensó que, dado que este viaje era un desafío, inevitablemente estaría lleno de obstáculos y contratiempos.

Ella estaba bien preparada en su corazón.

Fuera de la ciudad de Neverwinter, encontró un denso bosque deshabitado. Se quitó la ropa y se transformó en el gran lobo, lanzándose hacia el norte con su mochila en la boca.

No sabía la ubicación específica de la ciudad abandonada o cuándo podría encontrarse con un demonio, pero tenía suficiente paciencia. Como un lobo del desierto que tenía un oído y un olfato agudos, creía que podría vivir fácilmente durante mucho tiempo en este desierto, que era un lugar peligroso para una persona común. Esta habilidad le había permitido descubrir y matar enemigos ocultos una y otra vez en la Región Sur.

Estaba segura de que podría volver a copiar su éxito.

Al pisar el suelo mezclado con nieve derretida, de alguna manera sintió que los Tres Dioses la llevarían a encontrarse con el verdadero enemigo.

No corrió muy lejos antes de escuchar un silbido repentino en el aire. Sonaba como si algo crujiera rápidamente en el aire.

¡Sabía que alguien se abalanzaba sobre ella!

Este sonido familiar alertó a la Chica Lobo.

En el duelo sagrado en el Escenario en llamas, el Águila de Cuatro Alas le había lanzado un ataque sorpresa con este método. No había podido esquivar un golpe tan rápido en ese momento, pero ahora tenía suficiente experiencia para lidiar con él.

Como excelente guerrera Mojin, nunca se permitiría ser golpeada dos veces por el mismo tipo de ataque.

Lorgar se balanceó sobre una pierna mientras giraba todo su cuerpo hacia un lado, planeando enfrentar al atacante que se aproximaba de frente. Se mantuvo firme en el suelo con sus robustas patas traseras, tensó los músculos y abrió las garras, lista para contraatacar ferozmente cuando el enemigo aterrizara.

En el momento siguiente, vio a un gran monstruo caer al suelo donde ella había estado, salpicando mucha nieve en el aire. Sus alas eran incluso más anchas que las del águila de cuatro alas. Cuando aterrizó, el suelo pareció temblar.

Mientras tanto, lo escuchó gemir como si estuviera muy sorprendido por el hecho de que no alcanzó su objetivo.

“¿Coo?” (NTE: siguiente capítulo, Maggie time XD)


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .