Súper Gen Divino – Capítulo 894: Comiendo Carne


Segundo Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Han Sen estaba agotado después de lo sucedido, pero consiguió arrastrarse hasta el cadáver desfigurado del Sapo de la Moneda y colocarlo en su mochila. Se acercó a la planta acuática y aplicó una de sus gotas de agua a sus raíces. Observó la reacción positiva de la planta acuática, que absorbió instantáneamente la gota de agua. Luego montó a Rugidor Dorado y se fue a casa.

En el patio trasero, Chu Ming y Qu Lanxi aún no habían regresado. Así que Han Sen aprovechó la ocasión para cortar, limpiar y preparar el sapo para la cena. Hizo un guiso con él.

Quería comerlo con sus nuevos amigos. Habían hecho mucho por él y le habían tratado bien a pesar de lo que había hecho antes de su primer encuentro. Deseaba tratarlos bien a cambio.

Al fin y al cabo, sólo era una criatura corriente. No había necesidad de que Han Sen fuera tan tacaño cuando se trataba de compartir una criatura ordinaria.

Han Sen no era un cocinero notable, y carecía de muchos talentos de la profesión, pero podía preparar platos básicos de forma sencilla y agradable. Durante medio día, utilizó un pequeño fuego para cocinar el contenido de su guiso, y la fragancia de la comida hirviendo a fuego lento perfumó toda la casa.

Después del atardecer, cuando el sol finalmente se sumergió en el horizonte, Chu Ming y Qu Lanxi regresaron a casa. Parecían felices.

“¡Ah, habéis vuelto! He cazado una criatura para todos nosotros y he preparado un guiso. Deberíais venir a probarlo.” Han Sen repartió dos cuencos del guiso.

“¿Has cazado? ¿Dónde, si se puede saber?” Preguntó Qu Lanxi con mucha sorpresa, mientras miraba el guiso que le habían dado.

“Lo maté en las orillas del río Escamas de Jade…” Han Sen iba a decir algo más, pero fue interrumpido.

“¿Qué es esto? ¿Un sapo?” Chu Ming miró la carne del sapo, que aún burbujeaba en el guiso caliente. Dejó el cuenco y sacó un trozo entero de carne. Entonces, dijo, “¿Por qué estamos comiendo sapo? Hemos traído a casa la carne de una criatura ordinaria carne de cordero de sangre. La hemos conseguido por un precio bastante barato. Tirad este sapo de mala muerte por la ventana y preparemos esto, en su lugar.”

Llevaban muchos años allí, pero el dúo nunca se atrevió a matar criaturas ordinarias, y sólo seguían comprando esa carne. No consideraban que Han Sen había conseguido matar a una criatura ordinaria, y eso era lo que les habían preparado. Chu Ming no habría levantado la nariz ante el sapo que le habían dado, de haber conocido su origen.

“Mi guiso…” Han Sen quiso explicar que se trataba de una criatura de clase ordinaria, y que al ser el cuerpo completo, contendría muchos más puntos genéticos que los cortes de carne comprados.

Pero después de decir dos palabras, Chu Ming cogió la olla de estofado y la empujó a las manos de Han Sen y dijo, “Está bien, comeremos el tuyo mañana. No solemos cenar bien. Así que, ¡disfrutemos de esto esta noche, en su lugar!”

Qu Lanxi dijo entonces, “Es el destino el que nos ha reunido. No es frecuente que podamos disfrutar de una cena de lujo. Ahora, tengo vino conmigo, una botella que traje de la segunda zona de El Santuario de Dios. Voy a abrirla esta noche, como una cálida cena de bienvenida para ti.”

“Lo cocinaré, entonces.” Han Sen se sintió conmovido por sus palabras, así que dio carpetazo al guiso que había preparado distribuyéndolo en cuencos separados y guardándolos. Luego, empezó a cocinar el cordero en su lugar.

Cuando la carne estuvo hecha, Qu Lanxi abrió su botella de vino. Los tres cenaron alegremente el churruscado cordero, y se aseguraron de disfrutar hasta el último bocado de la comida, ya que era bastante tierna y suculenta, y no tenían mucha cantidad. No les importó que la cantidad que tenían les impidiera aumentar sus puntos genéticos.

“Hermano San Mu, esta carne sabe bien, ¿verdad? La carne ordinaria es diferente, ¿no crees?” Chu Ming se estaba poniendo un poco achispado, pero estaba de buen humor.

“Lo es, lo sé.” Han Sen asintió con la cabeza. Ahora también estaba exuberantemente feliz. Estaba radiante de alegría por su suerte de encontrarse con dos humanos amistosos y acogedores a su llegada a la tercera zona de El Santuario de Dios. Y lo que es más, la carne de allí sabía realmente bien.

“San Mu, te has curado casi por completo. ¿Vas a buscar un trabajo? Cuando entreguemos la mercancía al Espíritu, estarás jodido. Si nuestro Árbol Espadas de Tinta no hubiera sido destruido, podríamos haberte ayudado. Pero por desgracia, ahora no podemos.” Comento Chu Ming.

Qu Lanxi intervino para decir, “Sí, una vez que estés completamente curado, el lugar donde luchan las bestias es donde debes ir. Allí encontrarás mucha acogida. Este árbol no dará frutos hasta dentro de una década, así que no confíes demasiado en él todavía.”

“Iré allí a echar un vistazo mañana, y veré si puedo encontrar un trabajo.” Dijo Han Sen.

Después de que Han Sen venciera al sapo, no estaba dispuesto a subestimar el poder de una simple criatura ordinaria en este nuevo reino. Puede que el Bosque de las Espinas fuera demasiado para él, así que todavía no estaba dispuesto a aventurarse allí. Necesitaría mucha más preparación antes de empezar a pensar en hacerlo.

Sin embargo, Han Sen quería saber más sobre el Refugio Qing Ming y el Refugio Espinas. También deseaba volver a la Alianza y hablar con su madre y Ji Yanran, a quienes empezaba a echar mucho de menos.

Han Sen preguntó a Qu Lanxi por el coliseo que había sugerido y por el Refugio Qing Ming. Iba a ir allí al día siguiente.

Aunque no había mucha carne, era suficiente para llenar sus estómagos y calentar sus corazones. Lo mismo podía decirse del vino, también.

Al día siguiente, Han Sen se despertó con un gallo diferente. Miró hacia el patio y vio a Chu Ming y Qu Lanxi siendo abordados por un caballero que montaba un tigre. El hombre tenía los ojos verdes, lo que significaba que era un Espíritu.

Aparte de ese hombre, había una docena de criaturas allí. Todas ellas miraban fijamente al dúo.

El Espíritu miró al árbol y dijo, “Sigue cuidándolo, como lo has hecho. Si lo cultivas con éxito, recibirás beneficios de él. Si el árbol muere, el perdón no será fácil.”

“¡Sí, señor Qing Ming!” Los dos tenían un aspecto terrible y bajaron la cabeza, sin querer objetar nada de lo que se les decía.

“Ah, ¿así que ese es el Caballero Qing Ming?” Han Sen observó al Espíritu marcharse, pacientemente.

Sólo era un Espíritu de clase caballero, así que no le costaría mucho a Han Sen hacerse más fuerte que él. Han Sen era capaz de controlar cuándo y cómo debía crecer el árbol, así que no iba a permitir que un Espíritu asumiera el control sobre él.

“¡Mierda! El Caballero Qing Ming descubrió lo del árbol. Todos esos cubos de agua, ¡todo fue para nada! Y si el árbol muere, ¡seguro que morimos con él!” Chu Ming se veía miserable.

Qu Lanxi se limitó a suspirar. Sabía que no podía haber ocultado la existencia del árbol al Caballero Qing Ming para siempre, pero no se había dado cuenta de que él lo descubriría tan pronto.

“El árbol no crecerá hasta dentro de diez años, por lo menos, así que no te deprimas demasiado todavía. Iré a calentar el sapo para ustedes dos, así que vengan a comer. Seguro que os sentiréis mejor después de un buen desayuno.” Después de consolarlos a ambos y calentar el guiso, Han Sen les trajo sus cuencos.

“No tengo ganas de comer. Voy a volver al jardín.” Chu Ming agitó la mano y salió.

“Lanxi, ¿qué tal si pruebas un poco?” Preguntó Han Sen, mientras le pasaba el cuenco.

“Acabas de llegar aquí y todavía no has empezado a ganar puntos genéticos. He alcanzado el máximo de mis puntos genéticos normales, así que deberías comer esto. Mejorará tu rendimiento en el trabajo, sin duda.” Dijo y luego apartó el cuenco.

 

 


4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .