Estrella Tragada: Volumen 8, Capítulo 28


Este es el cap de la semana pasada, en unas horas(o mañana) tendrán el 29. Ademas, ya estoy haciendo el PDF para este volumen, lo tendrán cuando se publique el ultimo capitulo del volumen(cap 36)


Graves Pérdidas

Traducido: Ulric
Editado y Corregido: Osirius

Dentro de la oscuridad de la sala de escucha, Luo Feng sólo podía sentir una sensación de vacío en su mente, no podía escuchar nada del mundo exterior en absoluto.

“¿Hemos fallado?”

“¿Hemos fallado? ¿Realmente hemos fallado? ¿Cómo hemos podido fracasar? ¿Cómo hemos podido fallar?” A Luo Feng le invadió una oleada de remordimiento y dolor, con respecto al ataque, ¡había puesto demasiadas, demasiadas esperanzas en él! Desde el fracaso de la bomba de hidrógeno, a la humanidad sólo le quedaba una jugada, dejar que Hong y Dios del Trueno, los dos más fuertes de la Tierra, se enfrentaran.

Sin embargo, ni siquiera una lucha a muerte daba garantías.

Y el cañón láser de grado B6 que había adquirido era algo que tenía mucha garantía. ¡Toda la élite de la Tierra estaba emocionada por el cañón! ¡Todos esperaban ese ataque!

¡De hecho!

¡El cañón B6 era incomparablemente poderoso! Destruyó fácilmente el cerebro de la bestia de cuernos dorados, disparando incluso al espacio. ¡¡¡Sin embargo!!! ¡¡¡Nadie podría haber esperado que incluso con su cerebro volado y dejado sólo con su boca, la bestia de cuernos dorados todavía estaba viva y no muerta!!!

“¿Cómo es posible que no haya muerto, cómo ha podido pasar eso?” Dentro del espacio del puño de la muñeca, Babata estaba conmocionado y sacudiendo la cabeza, “No está bien, no está bien. Ya sean humanos o animales, el alma se mantiene dentro de la propia conciencia, ¡y eso está en el cerebro! Destruir el cerebro significa una muerte segura. A menos que la huella del espíritu esté en cada célula, donde con una sola célula, puede renacer.”

“¡Sin embargo, un nivel Estelar definitivamente no puede alcanzar tal etapa!” Babata negó constantemente con la cabeza, “¿A menos que la bestia de cuernos dorados tenga algún talento especial?”

¡Nadie lo sabía!

Dentro del universo, el conocimiento de las bestias espaciales era muy poco, demasiado poco. Incluso en toda la vida del maestro del Planeta Yun Mo, nunca se había encontrado con una bestia de cuernos dorados. La comprensión de la bestia de cuernos dorados era demasiado escasa.

Dentro de la sala de escucha.

“¡Deprisa, el cañón láser, deprisa y recupera el cañón láser!” Jia Yi rugió de repente.

Los once restantes en la casa fueron sacudidos a sus sentidos.

“¡El cañón láser!”

Los ojos de Luo Feng también se abrieron de par en par, mirando la pantalla, sólo para ver al robot metálico negro agarrando el cañón láser y escapando frenéticamente, en la otra escena, una enorme silueta le perseguía frenéticamente por detrás.

“La velocidad de vuelo del robot metálico es de dos mil ciento diez por segundo, el monstruo devorador en el fondo marino en persecución, se mueve a una velocidad de treinta y seis mil sesenta y nueve por segundo, la distancia entre los dos es de quinientos veinte kilómetros, cuatrocientos sesenta kilómetros, trescientos noventa y ocho kilómetros…” Dentro de la sala de escucha, la voz mecánica sin emoción dijo sin parar, las expresiones de todos cambiaron.

“Deprisa, deprisa, deprisa.” Dios del Trueno dijo con urgencia.

“No va a conseguirlo.” La cara de Hong estaba pálida, negando con la cabeza, “Los dos tenían originalmente una distancia de mil kilómetros mas o menos. La velocidad del monstruo devorador es de treinta y seis kilómetros por segundo, la del robot es demasiado lenta. En treinta segundos lo alcanzará. El cañón láser no tendrá la oportunidad de hacer un segundo disparo.”

El grupo de guerreros viajeros estelares que estaba al lado entró en pánico con tanta fuerza que sus puños se apretaron lo suficiente como para oír el crujido de sus articulaciones.

Luo Feng se quedó mirando la pantalla.

Como el monstruo devorador avanzaba bajo el agua, los satélites no podían obtener una imagen de él. Sin embargo, ¡todavía podía seguir y rastrear la gran fuerza vital del monstruo de cuernos dorados! Después de todo, su fuerza vital era demasiado grande. Especialmente ahora, con su velocidad aumentando rápidamente al doble de la anterior, su fuerza vital era mucho más fuerte.

¡A tres mil doscientos metros bajo la superficie del océano, las alas del monstruo de cuernos dorados eran más grandes que antes, las escamas en ellas estaban más juntas, los grabados dorados en las escamas parecían tener algún poder mágico, permitiendo que la velocidad del monstruo de cuernos dorados bajo el agua aumentara a un nivel increíble!

¡Furia!

La bestia de cuernos dorados estaba furiosa como nunca antes, incluso el ataque anterior de la bomba de hidrógeno sólo le causó una herida superficial. ¡Esta vez, sin embargo, el daño fue diez veces, no, cien veces peor! Esta herida, que no se parecía a ninguna otra anterior, despertó la locura y la rabia dentro de sus huesos.

De repente, la velocidad de la bestia de cuernos dorados disminuyó.

“¡Ang!”

Los dos cuernos, uno largo y otro corto que habían estado flotando en su espalda, el largo de repente se iluminó con luz dorada y se convirtió en un rayo de luz dorada, ¡disparando directamente hacia arriba!

¡Xiu!

¡Tan rápido como un rayo!

El cuerno dorado atravesó instantáneamente más de tres mil metros del océano, rompiendo la superficie. Fue demasiado rápido, ¡no le dio tiempo al robot negro a evadir! Las dos manos del robot negro de metal estaban agarrando el cañón B6, el cañón aún estaba en plena preparación.

“¡Impacto!”

El cuerno dorado atravesó inmediatamente el hermoso cañón láser de cristal, deteniendo la preparación del cañón. Con un estallido, el cañón se rompió como el cristal, y al mismo tiempo, el cuerno dorado había atravesado violentamente el cuerpo del robot de metal negro. El robot negro de metal de itrio era extremadamente robusto.

Weng…

El robot se convirtió en una estrella fugaz, saliendo despedido en el aire y volando decenas de kilómetros hacia atrás antes de caer directamente al océano con estrépito y hundirse.

Dentro de la sala de escucha, Hong, Dios del Trueno, Luo Feng y los demás miraban la pantalla.

En la pantalla, la silueta en el océano se hundía gradualmente más y más…

“Luo Feng, el robot ha sufrido un ataque inmensamente poderoso, haciendo que los sistemas de control dentro de su cuerpo se dañen, ya no puedo controlarlo.” La voz de Babata resonó en la mente de Luo Feng, Luo Feng cerró los ojos, un robot de reparación no significaba nada en absoluto. ¡Sin embargo… el ataque que llevaba las esperanzas de la humanidad, había fracasado!

“Lo siento, Luo Feng, dentro de mi base de datos, hay muy poca información respecto a las bestias espaciales. En cuanto a la bestia de cuernos dorados, hay aún menos. Sólo conozco algunos conocimientos comunes.” Babata se disculpó.

Él también conocía a qué sabía este fracaso para el resto de la humanidad.

Silencio.

Sólo había silencio en la sala de trabajo.

Jia Yi se situó junto a la ventana y sacó un paquete de cigarrillos de su bolsillo. Encendió uno y fumó solo.

“Dame uno también.” Zhu Xi cogió uno y también fumó.

Todos los demás estaban sentados en silencio o cerraban los ojos con dolor. Básicamente, todo el mundo estaba extremadamente silencioso.

“¡Fuerte defensa, increíble velocidad, e incluso puede explotar con una velocidad aún más impactante que antes! ¡No sólo eso, incluso con el cerebro destruido, todavía puede sobrevivir y atacar! ¡Incluso tiene la habilidad de un lector espiritual, ya que puede controlar su cuerno para atacar a distancia! Además, su poder es enorme.” La mente de Luo Feng repetía la información: “Tiene un mundo interno que puede ingerir directamente una gran cantidad de metal en ese mundo.”

“¡Y su velocidad de crecimiento es extremadamente impactante!”

¡Dios mío!

¿Cómo llegó una bestia espacial así a la Tierra, y cómo podrían resistir?

“Weng weng…”

De repente vibró un reloj comunicador, las doce personas de la sala de trabajo se giraron casi al mismo tiempo, era el reloj de comunicaciones tácticas de Mo Henderson. Pulsó el botón e inmediatamente llegó una voz americana en inglés: “¿Tienen alguna idea por ese lado? ¿Hay más ideas? Pregunten a Luo Feng, pregunten a los dos presidentes, ¿hay más formas?”

“De acuerdo, preguntaré.” Mo Henderson dijo en voz baja antes de colgar.

Mo Henderson miró a los demás.

Luo Feng negó con la cabeza.

Hong y Dios del Trueno se miraron, apareciendo una sonrisa al mismo tiempo en sus rostros. Una extraña sonrisa que parecía contener un sentimiento de aceptación de la muerte, una sonrisa que estremecía el alma.

Ese fracaso fue un duro golpe para todos los países. Originalmente llenos de esperanza, muchas personas vieron con entusiasmo cómo se destruía la cabeza del monstruo de cuernos dorados, algunos incluso se desmayaron por su emoción. Sin embargo, todo esto se vino abajo y la escena cambió del cielo al infierno, habían entrado en una pesadilla.

¡El monstruo devorador, era más aterrador y más poderoso de lo que la humanidad había imaginado!

Incluso sin su cabeza, seguía siendo tan fuerte como antes, ¡y su velocidad era aún mayor!

“Dios mío.”

“Oh, Señor, salva a tus hijos.”

“Dios.”

Algunas de las élites de la Tierra, incluso las que no eran religiosas, comenzaron a rezar en silencio. ¡Sólo en tiempos tan terribles y desesperados el hombre desearía un milagro o una intervención divina! Y en ese momento, ¡incluso estas élites esperaban tal intervención! Obviamente… ¡estaban desesperados y totalmente impotentes!

……

El estrato rocoso del lecho marino, a veinte tres mil metros más o menos bajo la superficie.

El cuerpo del monstruo de cuernos dorados yacía en la oscuridad, todo su cuerpo brillaba con hilos de luz dorada, su cabeza a la que sólo le quedaba la boca, tenía sangre y carne entrelazadas, la piel se reconstruía y las escamas reaparecían. En poco tiempo, ¡volvió a crecer! Incluso sus orejas han crecido de forma constante, y su par de ojos dorados oscuros también han vuelto a crecer.

Por fin.

Toda su cabeza había vuelto a crecer, con un cuerno corto y otro largo en su frente, lo único era que las escamas de su cabeza eran más tiernas y no tan duras como las del resto de su cuerpo. En sus pupilas se podía ver la rabia, ¡una rabia infinita! ¡Era como un fuego ardiente!

“Aullido…”

“Aullido…”

Un aullido de tono bajo que contenía ira resonó continuamente.

¡Su herida era demasiado grave!

Nunca olvidaría el instante en que la luz blanca atravesó su cuerpo. ¡La luz era tan rápida que ni siquiera podía evadirla y no tenía poder para resistirla! Todo el poder de su cuerpo se había reunido en… ¡su cuerno! Era incomparablemente robusto e incomparablemente afilado. A pesar de que el láser lo había golpeado muy lejos, no fue destruido a pesar de estar muy dañado.

“¡Wu!”

Una vez que su cuerpo se recuperó por completo, el monstruo de cuernos dorados sintió un hambre como nunca antes. ¡Su mundo interno también estaba extremadamente desbordado! ¡Cada célula de su cuerpo gritaba!

Había gastado demasiada energía, su poder había disminuido mucho.

Necesitaba un sustento de emergencia, “Wu…” El monstruo de cuernos dorados soltó un aullido bajo, saliendo a toda prisa del estrato de roca hacia arriba. ¡Necesitaba comida! Necesitaba metal.

En la sala de escucha de la casa de Luo Feng, el cielo exterior se estaba oscureciendo.

Luo Feng y las otras nueve personas miraban a dos personas… Hong y el Dios del Trueno.

“No hay posibilidad de sobrevivir si seguimos así. Este monstruo devorador es demasiado poderoso, demasiado extraño.” Hong negó con la cabeza: “Se hará más fuerte con sólo crecer, incluso si los humanos nos escondiéramos dentro de las ruinas arqueológicas, acabaríamos siendo asesinados por él. Además, creo que ha sufrido graves heridas tras recibir el ataque del cañón láser. Sospecho que su última explosión de velocidad fue una reacción por el fuerte daño. Incluso podría haber sido su última arremetida antes de morir.”

Después de decir esa última frase, incluso el propio Hong no lo creía.

“Incluso si no era una última arremetida, su poder sería definitivamente mucho más bajo que antes.” Hong dijo: “¡Tenemos que aprovechar esta oportunidad mientras está débil y matarlo!”

“Correcto, una vez que perdamos esta oportunidad, no habrá ninguna otra.” Dios del Trueno asintió.

Luo Feng y los demás estaban un poco tristes.

¿Iban a ver cómo Hong y Dios Trueno arriesgaban sus vidas?

“Dios del Trueno y yo tenemos nuestro propio dominio. Si realmente lo arriesgamos todo, hay esperanza.” Hong sonrió, a su lado, Dios del Trueno también asintió y sonrió.

 

Cualquier error que encuentren de ortografía, coherencia, etc. Por favor, coméntenlo, ayudarán mucho a los futuros lectores.


CAPÍTULO ANTERIOR  | ÍNDICECAPÍTULO SIGUIENTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .