El extra que nunca muere: Capítulo 19 – 3


<Capítulo 19: Evan D. Sherden. Maldiciones – 3>

 

EZ: Capítulo Semanal si… disfrútenlo…


El grupo de Evan se levantó después de tomar un descanso y tuvo una última reunión operativa en el refugio antes de entrar en el 5º piso. Evan les dio varias instrucciones sobre cómo afrontar situaciones difíciles y otra información sobre la 5ª planta para que pudieran conquistarla fácilmente.

 

Al fin y al cabo, el Maestro del Piso estaría ahí esperándoles.

 

“El único propósito de su existencia es impedir que las personas pasen al siguiente piso. Pero quería preguntarle algo, Maestro. ¿Hay más de una escalera que baje a los siguientes pisos desde el 5º piso?”

 

“Acertaste, Shine. El calabozo es bastante vasto, por lo que no es práctico tener una sola escalera para avanzar más. Si ese fuera el caso, aventurarse hacia abajo podría ser mucho más traicionero de lo que ya es”.

 

Evan ya tenía un mapa del calabozo, y dirigía al grupo para no perderse en el confuso laberinto.

 

Las escaleras estaban situadas en varios lugares. Si alguien había establecido un nivel de contribución apropiado para despejar el calabozo, entonces era bendecido por Dios cuando encontraba una de las escaleras, y sus niveles también subían.

 

“Entonces, Maestro Evan, ¿hay más de un Maestro de Piso vigilando todas las escaleras del 5º piso?”

 

“Así es. Hay cinco o seis escaleras en cada piso del calabozo, así que habrá cinco o seis Maestros de Piso patrullando el 5º piso.”

 

“…¿Podremos obtener algún tipo de logro especial, Maestro?”

 

Raihan, que había estado escuchando a Evan con el ceño fruncido, finalmente habló. Su atención cambió cuando Evan dijo que “hay varios Maestros de Piso”.

 

“Quiero decir si obtendremos algún tipo de logro por derrotar a todos los Maestros de Piso…”

 

“Me alegro de que estemos todos en el mismo sentido. Así es. Ese es nuestro objetivo en el 5º piso del calabozo!”

 

“¡En efecto, eres increíble, Maestro!” Shine se quedó en silencio mientras Belois elogiaba a Evan.

 

No, por supuesto, las cosas que habían estado haciendo hasta ahora eran ridículas, pero el logro de matar a todos los Maestros de Piso que bloqueaban las escaleras… ¿Quién más conocía este logro?

 

“Estoy seguro de que tienes alguna solución”.

 

“Es en el futuro, el futuro. Hay cosas que no se pueden arreglar con mi poder profético”.

 

“Más bien, ya es grande lo mucho que sabe el Maestro. ¿No sabes que hay un límite en la información que puedes reunir incluso con la adivinación? Lo he buscado en algunos libros”.

 

“Bien, entonces vayamos directamente al quinto piso. Probablemente ninguno de los otros logros sea tan grande, así que sólo tenemos que centrarnos en bajar los niveles lo más rápido posible y derrotar a los Maestros de Piso.”

 

“Y… están discutiendo de nuevo”, Evan y Belois dejaron atrás a Shine y Raihan, que empezaron a discutir entre ellos.

 

El 5 piso del calabozo era especialmente grande y tenía muchas trampas, sobre todo callejones sin salida. La recompensa del logro era enorme, por lo que el nivel de dificultad también era inmenso. Por lo tanto, era natural que los jugadores fueran al 5º piso con avidez de riqueza.

 

Una vez que se bajaba al 5º piso, no se podía volver atrás. La escalera ya se habría convertido en una trampa que se activaba al instante, y morirías. Era una de las reglas fundamentales del calabozo.

 

“Bien, el mapa está completo”.

 

Por suerte, Evan y el grupo consiguieron completar el mapa antes de enfrentarse al Maestro de Piso. De hecho, a diferencia del juego, había sido posible evitar cualquier ruta que llevara a un callejón sin salida gracias al amplio campo de visión y a la capacidad de detección asistida basada en la habilidad de alquimia evolucionada de Evan.

 

“Poder despejar los pisos del calabozo con más facilidad en la realidad que en los juegos es toda una ironía. Entonces, vamos a buscar al Maestro de Piso. Hay uno cerca”.

 

“Oh, sólo hemos estado en el 5º piso durante dos horas. No importa lo importante que sea derrotar al Maestro de Piso, incluso si lo derrotamos, ¿se contaría como si hubiéramos despejado este piso también?” preguntó Raihan, y Evan meneó la cabeza.

 

“No, no se reconocerá como si hubiéramos despejado el piso en sí. Hyung, no vamos a luchar sólo contra uno de ellos, así que todavía tendrás la oportunidad de conseguir algunos logros considerables”.

 

“Ah… lo entiendo, maestro Evan. Gracias”, asintió Raihan. Más tarde se dio cuenta de que no era necesario despejar el calabozo a estas alturas.

 

Evan creó primero una ruta desde el lugar en el que se encontraban en ese momento para poder localizar al Maestro de Piso y recibir sus logros rápidamente.

 

Cuando llegaron a su destino, los labios de Evan se curvaron en una sonrisa.

 

‘También hay un logro por derrotar a todos los Maestros de Piso. Por supuesto, es un logro que no puede obtener un jugador novato que desafíe el calabozo por primera vez, y es difícil incluso para los expertos despejarla sólo con los recursos reunidos en un tiempo limitado.’

 

El jugador tenía que ser muy minucioso a la hora de diseñar el personaje principal: tenía que prestar mucha atención a sus compañeros al principio, y también tenía que ser muy cuidadoso a la hora de adquirir habilidades y entrenamiento inicial, y por último, tenía que recoger todas las pociones que pudiera.

 

Incluso entonces, si no se conseguían buenas habilidades bajando del 1º al 4º piso, era mejor rendirse limpiamente y bajar al 6º piso en su lugar. Entre los jugadores de alto nivel, sólo algunos consiguieron el logro ‘Agua podrida.’

 

‘Sin embargo, la diferencia de subida de nivel después de obtener este logro no era tan grande y el producto de bonificación seguía siendo ridículamente bajo…’

 

La mayoría de los jugadores de su vida pasada se apartaron de intentar adquirir este logro, ya que a algunos ni siquiera les importaba debido a la escasa bonificación que lo acompañaba.

 

“Pero esta vez lo necesito. Lo necesito tanto ahora…!”

 

“…Hay algo que el Maestro Evan necesita que se haga a toda costa. Y creo que es uno de los logros”.

 

“Lo has entendido bien”.

 

“No se preocupe, Maestro. Definitivamente le ayudaremos a conseguirlo de cualquier manera posible”.

 

¿Había estado Evan pensando en voz alta todo este tiempo? De repente, la actitud del grupo cambió. Ahora estaban más decididos, como si estuvieran en una misión muy importante. Era realmente tranquilizador.

 

“Oh, miren eso”.

 

“¿Es eso un cuarto, Maestro?”

 

“Sí, lo es.”

 

Tres minutos más tarde, el grupo llegó a su destino bastante antes de lo esperado. Había una puerta al final del pasillo. Había un agujero en el centro del mismo, y a su alrededor se habían dibujado intrincados jeroglíficos. Aunque la forma de la puerta era un poco peculiar, definitivamente era un ‘cuarto.’

 

“La batalla con el Maestro de Piso sólo puede iniciarse con un número limitado de miembros del grupo. Por eso la sala está dispuesta de esta manera. Si entramos en esta ‘Sala de Batalla del Maestro de piso’ y derrotamos al Maestro de piso, entonces podremos acceder a la escalera que hay más allá.”

 

“Ahí está, Maestro Evan”.

 

En ese momento, alguien apareció desde un pasillo oscuro cercano. Evan lo reconoció. Era un Caballero de la Muralla de Hierro…

 

Su nombre era Roban.

 

“No esperaba que realmente viniera aquí en menos de dos días, Maestro. Además, tienes un aspecto tan fino… Por muy grande que seas, y sé que tus habilidades son extraordinarias, pensé que el calabozo sería, sin embargo, otra historia.”

 

“¿Es así? En realidad, habríamos llegado antes si no nos hubiéramos perdido”.

 

“Haha”, Roban estrechó la mano de Evan.

 

“Por si no lo sabes, el comandante de los caballeros me ha ordenado que esté a la espera a partir de ahora”.

 

“Ah, ¿entonces estás aquí para protegernos?”

 

“Sí, por supuesto. Aunque el joven maestro Evan es muy capaz, sigue siendo un lindo y joven niño de 12 años a los ojos del marqués”, Roban volvió a reír antes de hablar en un tono más serio.

 

“Sé muy bien que las cosas de aquí no serían capaces de tocarte de todos modos. Aun así, no se te permite bajar al 6º piso. Si lo haces, estaré ahí para impedirlo”.

 

“Entiendo que estás actuando bajo las órdenes de mi padre”.

 

“Sé que puede sentirse frustrado, Maestro Evan. Los Caballeros de la Muralla de Hierro también apoyarán al Maestro en todo lo posible, para que llegue el día en que puedas liberarte rápidamente de las restricciones y caminar libremente. Así que, quiero que seas paciente por ahora, por favor”.

 

“Sí, gracias”.

 

“Por supuesto que sabes cómo entrar en la sala de batalla…”

 

“Sí, lo sé. Como este es el 5º piso, no necesitaremos una piedra preciosa todavía”.

 

Entrar en la Sala de Batalla del Maestro de Piso era siempre algo muy importante. Básicamente, el Maestro de Piso era un monstruo definido como clase ‘jefe’, y por lo tanto, comparado con otros monstruos, no sólo tenía las habilidades básicas, sino también armamento especial.

 

Era difícil invocar libremente a un monstruo tan especial en cualquier momento en el calabozo, por lo que ésta exigía una ‘oferta’ a los retadores para invocar al Maestro de Piso. Se requerían monedas de oro en el 5º piso, y a partir del 10º piso, se requerían monedas de oro junto con piedras preciosas.

 

“Bien entonces, todos están listos, ¿verdad?”

 

“Por supuesto, Maestro”.

 

“Roban, voy a luchar contra el Maestro de Piso en esta sala, así que por favor retrocede”.

 

“De acuerdo, Joven Maestro. Nos vemos en un minuto”.

 

Evan tomo una moneda de oro y la introdujo en el agujero del centro de la puerta. Entonces toda la puerta brilló con un color dorado brillante y, al mismo tiempo, un sonido ensordecedor retumbó desde el interior. El Maestro de Piso fue llamado.

 

“Raihan hyung, avanza y levanta tu escudo. Lua, los atacarás conmigo desde el frente. Mataremos primero a los monstruos que protegerán al Maestro de Piso”.

 

“De acuerdo.”

 

Evan sacó dos Cuentas de Batalla y sostuvo una en cada mano. Al mismo tiempo, Belois creó siete flechas en un abrir y cerrar de ojos, todas hechas de fuego. Roban se quedó boquiabierto y quiso gritar,

 

‘¿Siete flechas de fuego a esta edad? Definitivamente no es nada fácil distribuir los poderes mágicos en todas ellas por igual. ¿Cómo han crecido tanto en esta mazmorra en sólo dos días?’

 

Tras asegurarse de que todos estaban preparados, Evan ordenó a Raihan que avanzara. Raihan se dirigió hacia la puerta de piedra que tenía adelante.

 

La puerta de piedra se fundió y desapareció como un espejismo, y pudieron entrar en la sala. Todos los miembros del grupo siguieron a Raihan sin dudar.

 

[¡Kwoah!]

 

En el momento en que el grupo entró de lleno en la sala, muchos gritos y alaridos resonaron por toda la habitación.

 

Un enorme goblin se alzaba orgulloso en el centro de la espaciosa sala. Era el Guerrero Goblin, ¡y llevaba una armadura!

 

“¡Nos están disparando flechas!”

 

“¡Por aquí!”

 

Raihan activó un grito divino.

 

Eso fue suficiente. Con el Guerrero Goblin en el centro, los Arqueros Goblin que estaban de pie uno al lado del otro se desviaron hacia Raihan como si fueran succionados, y todos cayeron indefensos ante el cebo de Raihan. Mientras tanto, Raihan se movío brillantemente.

 

“¡Ahora es nuestro turno!”

 

Evan apuntó con las Cuentas de Batalla a los Goblins Arqueros que estaban en el lado izquierdo del Guerrero Goblin, mientras que Belois lanzaba magia a los Goblins Arqueros de la derecha.

 

[¡Wow!]

 

El Guerrero Goblin, que fue alcanzado por una de las Cuentas de Batalla, fue atormentado por las ondas de choque y las llamas y murió al instante.

 

“Bien, entonces, apuñalémoslo una vez con la cimitarra y dirijámonos a la siguiente sala de batalla”.

 

“Hey, esperen un segundo”.

 

“Hmm. Todas las armas del Goblin Guerrero se han vuelto inútiles y no se pueden utilizar porque todas se rompieron tras las ondas de choque producidas por las Cuentas de Batalla”.

 

“No, esperen un momento”.

 

“Maestro Evan, vamos.”

 

“¡Por qué todos dan por sentado esto! ¡hey! Esperen, ¡¿por qué murió tan fácilmente?! ¡Ni siquiera lo ataqué directamente!”

 

Roban ladeó la cabeza al ver que el grupo regresaba a los 10 segundos de entrar, habiendo ganado la batalla con éxito. Pero entonces sus preguntas desaparecieron al darse cuenta de que Evan era el que lideraba el grupo.

 

“¡Todos esperen! ¿Está realmente muerto? ¿Por qué fue tan débil? ¿Es acaso un Maestro de Piso?” Evan seguía sin estar convencido del inesperado giro de las circunstancias.

Si lo desean bien pueden darle clic a la siguiente img si no tienen dinero para donar pero quieren apoyarme [leizer5991], gracias por adelantado para quienes lo hagan [recuerden el link los redirecciona a la pag de inicio del blog, pondré estos mismos en el cap final de los subidos de las novelas del día].


Anterior | Indice | Siguiente

5 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .