Súper Gen Divino – Capítulo 892: El Poder de una Moneda


¡Muahahaha! He preparado un tesoro falso para cuando esos héroes vuelvan no me roben los verdaderos. !Muahahaha!

¡Muahahaha! Se lo han llevado ¡Muahahaha! y no sospechan nada ¡Muahahaha!

!Mis tesoros están a sal… ¡Eh! Este es el tesoro falso. Pero si el tesoro falso está aq…

!NOOOOO! ¡DAL! ¡DDDAAAAAALLLLLLLLL!


Capítulo Patrocinado por D.A.L.

¡Disfrútenlo!

Después del tiempo que los tres habían pasado juntos, ya no recelaban de la presencia de Han Sen y se sentían cómodos con él por allí. Ese día, tras salir al jardín, Han Sen cogió el cubo de agua como hacía habitualmente.

Cuando Han Sen llegó a la planta acuática, el sapo de cobre seguía allí. A la planta acuática le habían salido tres monedas de cobre que tenían un brillo casi dorado. Aunque esa fruta no parecía aún completamente madura, era obvio que se estaba acercando.

Han Sen planeaba matar al sapo y acelerar el crecimiento de la planta acuática él mismo.

Sin embargo, hacía mucho tiempo que no luchaba y pensó que probablemente se había oxidado un poco. Primero se ejercitó un poco y simuló los poderes de trueno del zorro plateado. Corrió frente al sapo de cobre y le apuntó.

¡Boom!

El sapo de cobre se sobresaltó ante el repentino intruso, por lo que saltó fuera del agua enfurecido. Entonces escupió una moneda de cobre a Han Sen.

Han Sen sabía que su ataque no heriría al sapo, ya que no había empleado mucha fuerza. Tenía miedo de herir a la planta acuática, así que primero quería alejar al sapo de ella.

Al ver que la moneda de cobre escupida por el sapo se acercaba rápidamente a él, Han Sen lanzó otro golpe y la hizo saltar por los aires.

El sapo, al ver que su moneda de cobre salía volando por los aires, soltó un miserable chillido de rabia. Después de esto, se transformó en un sapo plateado que parecía una estatua.

Han Sen sintió que la fuerza vital del sapo aumentaba significativamente. Pensó para sí mismo, “¿Ha desbloqueado este pequeñín su segunda cerradura genética?”

¡Ribbit!

El sapo plateado escupió otra moneda, pero esta vez era de plata.

Han Sen la miró, sabiendo que tenía que ser poderosa debido a que era el poder de una segunda cerradura genética.

Han Sen ejecutó el Puñetazo Trueno Sónico más poderoso que pudo reunir contra el proyectil monetario.

Un rayo plateado, como un sol plateado convirtiéndose en una supernova, envolvió la moneda en su brillante luz.

Pero no la detuvo. La moneda atravesó la luz plateada y golpeó el puño de Han Sen.

¡Pang!

Han Sen cayó hacia atrás mientras la moneda rebotaba. Al rebotar en su puño, se dio cuenta de que la moneda se había fundido y su forma se había torcido.

Pero la fuerza del golpe hizo que su puño se entumeciera. Mientras su mano temblaba, pensó para sí mismo, “Una segunda cerradura genética abierta ofrece un aumento considerable de potencia. Aunque yo no he abierto la mía, mi nivel físico debería compensar esta carencia actual. Debería ser capaz de matar a este sapo, si me lo propongo.”

Han Sen no había esperado que la primera criatura con la que luchó en la tercera zona de El Santuario de Dios ya hubiera abierto su segunda cerradura genética. Para matar a ese enemigo, tendría que dar y usar todo lo que tenía.

El sapo dejó escapar otra ¡Ribbit! cargado de rabia.

Su cuerpo plateado empezaba a retirarse, recubriendo de oro el cuerpo de la bestia de río. Ahora era como una estatua de sapo dorado, y era tan feo como lujoso.

“¡Mierda! ¿Tercera cerradura genética? ¡Tienes que estar bromeando!” La determinación de Han Sen de derrotar al sapo se disolvió rápidamente ante esa espantosa visión, así que se giró en redondo y salió corriendo.

Han Sen simuló el aumento de velocidad del Hijo de la Luz de Dios para poder correr y correr, sin dejar de mirar atrás.

Con la increíble forma física de Han Sen, confiaba en su capacidad para matar criaturas con sus segundas cerraduras genéticas abiertas. Pero cuando se trataba de una criatura con su tercera cerradura genética abierta, Han Sen no iba a quedarse esperando. Sería inútil y él lo sabía.

La última vez que Han Sen estuvo en la Alianza, leyó información que afirmaba que cualquier cosa o persona que tuviera su tercera cerradura genética abierta estaba, como mínimo, por encima de los seiscientos de aptitud física.

Estar dos niveles por encima de Han Sen y poseer un nivel físico superior al de Han Sen significaba que la lucha contra el sapo era una causa perdida. Lo único que podía hacer era alejarse de allí y huir de la escena.

El sapo era de clase primitiva, al menos, porque las criaturas ordinarias sólo podían alcanzar el segundo nivel. Las criaturas de clase primitiva podían alcanzar el cuarto nivel, y eso significaba que el sapo tenía que ser primitivo o superior.

Las criaturas primitivas que habían abierto su tercera cerradura genética podían enfrentarse cómodamente a las criaturas de clase mutante, por lo que Han Sen no tendría ninguna oportunidad contra un monstruo así.

Cuando una criatura nacía, empezaba con su primera cerradura genética abierta. Desbloquear más cerraduras dependía de su aptitud y nivel. Sin embargo, también tenían que esforzarse.

Sin embargo, algunos humanos se habían encontrado con criaturas primitivas con una quinta cerradura genética abierta. Y como sólo tenían que abrir dos cerraduras genéticas más para enfrentarse a criaturas mutantes, eso significaba que eran especiales. Tan especiales, que el número estimado de tales criaturas primitivas existentes estaba en algún lugar en el rango de proporción de una a cien mil. Era bastante raro ver a una clase primitiva con su cuarta cerradura genética abierta.

Han Sen no sabía cuántas cerraduras genéticas había abierto el sapo en su totalidad, pero no quería arriesgar nada. Aunque la fuerza vital del sapo era la de una criatura primitiva, habría cero posibilidades de que derrotara al sapo si se revelaba que había abierto su cuarta cerradura genética.

Después de correr una buena distancia, Han Sen oyó el chillido del sapo. Una moneda de oro fue escupida y enviada volando hacia Han Sen como una bala.

Han Sen ejecutó su Aura Dongxuan para intentar esquivarla.

Pero la moneda parecía viva, y se las arregló para girar y varias su aproximación para confundir a su objetivo mientras estaba en el aire. Cambió de dirección justo cuando se acercaba, y parecía que iba a golpear el cuerpo de Han Sen.

Con un repentino shock al darse cuenta de que estaba a punto de ser golpeado y que no podría esquivar, lo único que podía hacer ahora era lanzar un Puñetazo Trueno Sónico para desviarlo.

¡Pang!

El Puñetazo Trueno Sónico era poderoso, pero sólo había abierto su primera cerradura genética. El puñetazo fue superado por el proyectil y la moneda pudo atravesar la fuerza y golpear directamente el puño de Han Sen.

Han Sen utilizó toda su fuerza para intentar alejar la moneda de un puñetazo, pero para su sorpresa, la moneda que atravesó su puñetazo sónico no golpeó con fuerza su puño. Cayó plana contra sus dedos, como si hubiera sido magnetizada.

Al segundo siguiente, Han Sen sintió que pesaba mucho más. Sentía como si llevara una montaña sobre sus hombros, y eso le hizo caer al suelo.

“Este sapo tiene un poder extraño.” Han Sen no estaba dispuesto a permanecer tumbado. Consiguió arrastrarse hasta ponerse de pie, pero el intenso y aplastante peso permanecía. Con este impedimento de velocidad, ahora sería imposible escapar del sapo.

¡Ribbit!

El sapo no cedió, croó y disparó otra moneda hacia Han Sen.

 

 


Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .