Release that witch: Capítulo 824



El símbolo de la caída

Al acercarse al frente, pudo ver claramente al grupo de refugiados sin el telescopio.

Hombres, mujeres, ancianos y niños. Todos estaban harapientos y tambaleantes, luciendo débiles y frágiles. Eran incluso más débiles que la milicia común, sin mencionar el Ejército del Juicio.

Nail estaba más seguro de su juicio.

Pero sabía que la iglesia tenía una píldora que podía mejorar la fuerza física de quien lo ingiriera en un segundo. Considerando que podrían usar las píldoras Berserker, Nail les dijo a los miembros de su escuadrón que sostuvieran las ametralladoras pesadas dentro del campo de tiro de supresión antes de acercarse solo y gritar: “Esta es la línea de defensa fronteriza del Reino de Graycastle. Está prohibido dar un paso adelante. ¡Deténganse o dispararemos!”

Aparentemente, esa gente también lo vio. No dejaron de moverse; en cambio, aceleraron su paso con entusiasmo.

Nail disparó dos veces hacia arriba y repitió su advertencia, pero continuaron corriendo hacia él.

“¡Señor Nail, vuelva!” Gritó el veterano detrás de él. “Ni siquiera saben lo que son los fusiles de chispa. ¡No se detendrán por muy fuerte que grites!”

Al escuchar eso, Nail gritó apresuradamente que dispararía flechas, y esas personas finalmente respondieron. Sin embargo, después de un momento de vacilación, continuaron avanzando y agitaron ambas manos hacia el Primer Ejército, gritando mientras corrían.

Solo podía decir que estaban llorando pidiendo ayuda.

“¡No, deténganse!” Nail todavía estaba tratando de detenerlos hasta que sus compañeros de equipo lo arrastraron de regreso a la línea defensiva. Cuando esas personas cruzaron la primera línea de estacas, las llamas brotaron de los dos fortines al mismo tiempo. Balas silbantes volaron por encima de sus cabezas y cayeron cerca de las estacas, salpicando polvo de nieve y sumergiendo sus gritos.

Inmediatamente hubo una niebla de sangre entre la multitud.

Esta vez finalmente dejaron de avanzar.

A excepción de los refugiados que habían recibido disparos y cayeron, los demás cayeron de rodillas uno tras otro y luego se arrojaron a la nieve. Aterrados como estaban, no se dieron la vuelta. Parecía que tenían más miedo de algunas cosas aún más espantosas detrás de ellos.

“¡Detente! ¡Detente! ¡No dispares!” Nail se quitó la chaqueta, se levantó y señaló hacia los fortines, arriesgándose a ser alcanzado por una bala perdida. Los escuadrones de ametralladoras finalmente soltaron sus gatillos. Probablemente notaron su extraño movimiento, dos escuadrones más salieron de los fortines y se acercaron a la línea del frente.

Caminando por el campo todavía humeante, un escuadrón de cinco hombres sosteniendo sus fusiles, siguió a Nail y se acercó lentamente a los extraños. Aquellos desconocidos estaban temblando, pero no se atrevieron a moverse de nuevo a pesar de la nieve helada.

“¿De dónde eres?”

Nadie respondió.

“¿No has escuchado la pregunta de nuestro líder de escuadrón?” gritó el veterano. “Si no respondes, te tratarán como espías y te colgarán.”

“Mi, mi, mi … mi señor…” alguien finalmente habló esta vez. “Nosotros … todos venimos de Hermes.”

“¿Así que son creyentes de la iglesia?” Nail preguntó, frunciendo el ceño.

“Sí … No, no, no lo somos” respondió el hombre, golpeándose la cabeza contra el suelo una y otra vez. “En el pasado, fuimos engañados por la iglesia. ¡Pero ahora nos arrepentimos! Las deidades no protegieron a la iglesia. Nos equivocamos. Por favor, denos algo de comida.”

Sus palabras conmovieron a la multitud. Le rogaron: “Mi señor, por favor, por favor, denos un poco de avena. ¡Mi hijo se muere de hambre!”

“El ejército de la iglesia nos perseguía. Tuvimos que dejar nuestro equipaje.”

“Mi señor, no he comido nada en tres días.”

“Entonces, ¿preferirían que les dispararan ametralladoras que huir?” Pensó Nail. No podía soportar mirar los rostros marchitos y los cuerpos ensangrentados. Después de que huyeron de la Ciudad Santa, Graycastle fue su única esperanza de sobrevivir. Llevó la mano a la comida seca en el bolsillo de su cintura y estaba a punto de tirársela mientras un veterano lo agarraba por la muñeca.

“Oye, ¿qué estás haciendo?”

“Darles algo de comida”.

“¿Estás seguro? Estos tipos son creyentes de la iglesia.” El veterano bajó la voz y subrayó: “Son nuestros enemigos.”

“Pero ahora no lo son. ¿No lo oíste? Admitieron que habían sido engañados.”

“Hmm, ¿engañados?” El veterano respondió con desdén: “Cuando no puedan sobrevivir, incluso adorarán a los demonios. En comparación con los soldados del Ejército del Juicio que luchan por la iglesia, estas personas son simplemente vagabundos tímidos.”

“Lider, el tío Sang tiene razón. Tal vez ellos hicieron las armas y armaduras que usaba el ejército de la iglesia.”

“Puede que hayan herido al Primer Ejército.”

“Se lo merecen. Eso es con lo que terminarán desde que pelearon contra Su Majestad. Definitivamente no les daré comida.”

Nail respiró hondo e hizo un gesto para decirles que se callaran. Él dijo: “Escúchenme. Todos sabemos cómo era la ciudad fronteriza antes de que llegara Su Majestad. En ese momento, la iglesia engañaba a todos. Pero Su Majestad no nos abandonó ni nos trató como traidores. Entonces, ¿cómo podríamos despreciarlos? Por supuesto, estoy de acuerdo en que no debemos perdonar a ninguno de los que cometieron un crimen. Denles algo de comida y luego tráiganlos para interrogarlos. Eso es lo que debemos hacer.”

“Eh, bueno …”

“Y Su Majestad dijo una vez en su libro que el Reino de Graycastle es un todo. Siempre que alguien no sea culpable y esté dispuesto a rendir lealtad a Graycastle, debe ser tratado como un súbdito del rey, en lugar de ser perseguido y excluido.” Nail continuó diciendo: “Si hay gente inocente entre ellos y los vemos morir frente a nosotros, ¿no estaremos yendo en contra del deseo de Su Majestad?”

La multitud se quedó en silencio por un momento. Luego, el veterano sonrió y dijo: “Líder Nail, ahora sé por qué Sir Blair te eligió como líder de nuestro escuadrón. Te has vuelto tan diferente desde que fuiste a la escuela. En el pasado, siempre te tropezaste al hablar frente a una multitud. Si Iron Head te viera, estaría orgulloso de ti.” (NTE: pudo haber querido decir Iron Axe, pues recuerden que Nail le pidió que le permitiera dejar el ejército después ver a la niña (la bruja pura) morir, pero igual puede ser alguien llamado Iron Head que haya conocido pues, recuerden que mucha gente, antes de que Roland tomara el control, moría en la ciudad fronteriza de inanición durante el invierno así que así lo dejo.)

Aparentemente, no estuvo de acuerdo con el comentario de Nail de que “cualquiera que le rinda lealtad a Graycastle es un sujeto de Graycastle” pero como todos en el Primer Ejército admiraban al Rey Roland, ya no se opusieron a la decisión de Nail. El veterano dijo: “Pero no puedes arrojarles comida directamente. Eso provocará un caos. Recoge a algunos de ellos y ordénales que vengan uno por uno.”

A medida que llegaban más y más soldados, Eagle Face, el comandante adjunto del batallón que estaba a cargo de la guarnición de la Región Norte, también llegó al frente. Este hombre alto, de ojos redondos y boca puntiaguda como un águila gris de la Región Occidental, fue uno de los excelentes cazadores que se unieron a la Milicia con Iron Axe. Preguntó: “¿Alguien puede explicar lo que pasó?”

Nail dio un paso adelante y saludó, y luego le contó brevemente el incidente.

“¿Escaparon de la Ciudad Santa?” Eagle Face preguntó pensativo. Les ordenó que trajeran a un refugiado y les dijo: “¿Qué pasó en Hermes? Si me cuentas la situación en detalle, puedo darte comida.”

“Dios, mi señor …” El refugiado tragó saliva nerviosamente y respondió: “La Catedral de la Nueva Ciudad Santa … colapsó …”

“¿Qué?” Nail se sorprendió por un momento. Había oído que la catedral de Hermes era un símbolo de la inmortalidad de la iglesia. Antes de la finalización del Edificio Milagroso de Su Majestad, la torre había sido el edificio más alto construido por la humanidad. Al comienzo de la batalla defensiva en la cordillera Coldwind, también había soñado con seguir a Su Majestad a la meseta de Hermes y ocupar la torre que podría alcanzar los cielos según la leyenda. Pero este magnífico edificio … ¿ya no existía?

“Escuché que un gran pozo apareció repentinamente debajo de la iglesia y la torre entera cayó …” Los refugiados tropezaron, “El ejercito del juicio bloqueó la escena, pero un gran edificio desapareció sin dejar rastro, y el poderoso estallido … Todos sabían lo que sucedió. La iglesia se acabó, mi señor, las deidades ya no la favorecen. Los residentes de afuera han comenzado a huir. Llegamos un poco más tarde, y luego nos encontramos con el ejercito del juicio que nos perseguía. Entre los cientos de personas, solo nosotros escapamos…”

“¿Eso significa que la Ciudad Santa es un desastre ahora?”

“Un desastre, un desastre …” Ese hombre asintió y dijo: “Al lado de la Puerta Oeste, las Puertas Sur y Este también están abiertas y sin vigilancia. Obviamente, los guardias también se han escapado. Escuché que la situación en la antigua Ciudad Santa es aún peor. Realmente no he visto ninguna caravana entrar en la ciudad en mucho tiempo.”

“Entendido. Estás excusado.”

Después de que los soldados se llevaron a los hombres, Eagle Face parecía emocionado. “Esta es una buena noticia inesperada. Tal vez ocuparemos Hermes antes de la llegada del ejército.”

Nail, naturalmente, sabía por qué se alegraba el subcomandante del batallón. Si se convirtió en el primer comandante en dirigir el ejército a la Ciudad Santa, sin duda sería un gran logro. Pero Nail no prestó mucha atención a si obtendría más logros; en cambio, se preocupaba más por los refugiados que habían sufrido hambre y frio.

Después de que Nail expresó su preocupación, Eagle Face lo miró pensativo y respondió después de un momento: “Es imposible que el campamento retenga a estos forasteros. Dales algunas tiendas de campaña y comida, y permíteles acampar en los lugares donde las ametralladoras pesadas puedan alcanzarlos.”

“¿En este campo completamente desprotegido?” Nail dijo preocupado: “Si el clima empeora y hay fuertes lluvias o tormentas por la noche, probablemente no sobrevivirán a la noche.”

“Como jefe de la guarnición en la Región Norte, debo dar la máxima prioridad a la seguridad del Primer Ejército” Eagle Face no se inmutó y dijo: “Informaré al duque Kant para que los acomode. Antes de la llegada de los ayudantes a la ciudad Deepvalley, estas personas tienen que rezar para tener buena suerte.”


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

8 comentarios

    • No recuerdo, no lo confundes con Brian? El caballero que junto a su amigo terminaron metidos en un intento de quemar las provisiones el primer invierno.
      Su amigo murió protegiendo lo correcto, iba a delatar al tipo que planeaba quemar las provisiones y Brian pues ya vez, se convirtió en caballero después de evitar el atentado.
      De nail no recuerdo mucho la verdad.

      Me gusta

  1. Justo en capitulos pasados estaba comentando la mala suerte de Hermes al enfrentarse a las brujas de Taquilla justo después de la batalla contra Roland y ahora me dicen que hasta los guardias huyeron XD

    Solo falta que la catedral haya caído por el mismo gusano que devoró la pagona de los demonios xd

    Le gusta a 1 persona

      • Literal llegó Roland y el karma de sus fechorías de los últimos 400 años se les vino de golpe

        Ahora que pienso, qué mierda hacían los demonios los últimos 400 años? tanto tiempo para erradicar a las brujas/humanos y no pudieron contra un grupo de creyentes corruptos sin ejército? (recordemos que los guerreros del castigo de dios les tomó ese tiempo conseguir la cifra antes de Roland)

        Le gusta a 1 persona

        • creo recordar que agatha y phylis lo mencionan.
          los demonios necesitan la niebla roja para vivir, cuando la marea magica está baja no pueden hacer mucho y practicamente se la pasan hibernando, asi que hasta que la luna sangrienta está lo suficientemente cerca para que la marea magica suba en cierta medida, los demonios están bajo tierra como ranas en invierno, asi que no es como que tivieran 400 años para partirles la madre a los humanos, en el mejor de los casos, puede que no haya pasado ni cien años desde que despertaron, ademas de que, como la marea no está en su punto alto, apenas se la pueden arreglar para ponerse al corriente antes de tener suficiente niebla roja para iniciar el ataque.
          …….. ok, los demonios ganan como los mas desafortunados, la iglesia siquiera tuvo tiempo de hacer desmadre, estos tipos literal van despertando y roland (y los demonios del mar profundo) ya se los estan cargando XD

          Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .