Súper Gen Divino – Capítulo 886: Árbol Sangre de Dragón Anciano


Cuarto Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Han Sen descansó en su cabaña durante unos días más, y aunque no se había recuperado del todo, ya podía caminar.

Han Sen había sufrido heridas tremendas, y como no había instrumentos médicos en los alrededores, tuvo que confiar en la simple medicina y en el Sutra Pulso de Sangre para curarse. Apostó que tardaría otros dos meses enteros en volver a estar sano.

En los últimos días, Han Sen pudo obtener de Chu Ming y Qu Lanxi alguna información sobre la zona en la que había acabado.

La zona pertenecía al Refugio Espinas. Era un refugio de la realeza, y su nombre derivaba del bosque cercano: Bosque de Espinas.

Han Sen había acabado en el borde del Bosque de las Espinas, cerca de un refugio de clase Caballero llamado Refugio Qing Ming.

Eran los únicos humanos en el Refugio Qing Ming. Qu Lanxi llevaba ocho años viviendo allí, mientras que Chu Ming llevaba seis años. Pertenecían al Refugio Qing Ming. El Espíritu de clase Caballero, el Caballero Qing Ming, les hizo firmar un contrato. Entonces, se convirtieron en miembros del refugio, y el maestro del refugio les ofreció una oportunidad de sobrevivir trabajando para él.

Los humanos eran los campesinos de esta tierra, tratados como siervos, y tratados aún más pobremente que las criaturas. Después de todo, los humanos que ascendían a este Santuario solían empezar siendo más débiles que las criaturas más débiles.

No tenían ninguna posibilidad de competir con un Espíritu. Había Espíritus de clase Escudero en el Refugio Qing Ming, y aunque algunos de ellos eran más débiles que los humanos, mientras su piedra espiritual permaneciera en el refugio espiritual, podían luchar sin miedo a la muerte. Por ello, su valentía en el combate era inigualable. Por lo tanto, los humanos eran considerados campesinos, especialmente los que acababan de ingresar. Cuando eran contratados, lo único que se podía esperar de ellos era un trabajo duro y servil.

Cultivar semillas genéticas era una de esas tareas. Qu Lanxi y Chu Ming habían sido enviados a un jardín para cultivar dichas semillas, y para evitar el cruel castigo del Caballero Qing Ming, tenían una cuota de productos que entregar.

Fue duro al principio, pero afortunadamente, el Caballero Qing Ming no exigía mucho, y cualquier extra que produjeran se la podían quedar para ellos.

Durante los primeros años, cuando no tenían mucha experiencia, los tiempos fueron duros. Los castigos llegaban a menudo, pero después de dominar las cosas y aprender a cultivar las semillas con eficacia, les sobraban muchos productos. Gracias a ello, pudieron ahorrar lo que querían.

Hace tres años, juntaron todos sus ahorros para comprar una semilla ordinaria de árbol Espadas de Tinta. Durante los tres años siguientes, se esforzaron por cultivarlo y gastaron aún más en su saludable cultivo. Habrían sido capaces de cosechar sus espadas en cuestión de días, pero antes de eso, Han Sen apareció y arruinó todo lo que habían conseguido como esclavos.

Cultivar semillas genéticas no era fácil, y su nivel era importante. Se necesitaban muchos recursos y tiempo libre para cultivarlas y cuidarlas.

Los árboles Espadas de Tinta tenían que ser regados con Sangre de Escama Negra. Con eso, el árbol crecería sano.

Cuando plantaron por primera vez la semilla genéticas, tuvieron que enterrar los cuerpos de varias bestias escama negra cerca de ella. Sus cadáveres proporcionarían los nutrientes necesarios para su crecimiento inicial.

Las Bestias Escama Negra eran sólo criaturas ordinarias, pero obtener un cubo de su sangre cada día era una tarea difícil para ellos.

Después de todo, las criaturas del Refugio Qing Ming pertenecían en su mayoría al Caballero Qing Ming. No podían matar Bestias Escama Negra al azar. En su lugar, tenían que comerciar por la sangre y la carne.

Si querían cazar criaturas, tendrían que aventurarse en el Bosque de las Espinas. Pero ese territorio era el hogar de los monstruos más viles. Con su poder, cualquier encuentro con una bestia de ese lugar sería peligroso. Incluso se sabía que allí vivían criaturas mutantes.

Pensaron que cultivando un Árbol Espadas de Tinta, sus vidas serían considerablemente más fáciles. Nunca esperaron el desastre que les esperaba, tras la llegada de Han Sen. Por eso Chu Ming nunca fue amable con Han Sen, después de todo, Han Sen acababa de aplastar sus esperanzas y sueños.

Han Sen estaba arrepentido, y se sentía muy apenado por lo que había hecho inadvertidamente, pero no había mucho que pudiera hacer. Nunca esperó que el cristal negro empezara a absorber de repente la fuerza vital del árbol.

Han Sen se levantó de la cama ese día y salió a tomar el sol.

El patio estaba rodeado por una valla de madera, y Lanxi dijo que la casa había pertenecido a un viejo Espíritu. El Espíritu solía estar a cargo, pero después de su muerte, Qing Ming se la dio a Lanxi.

Ese día, Qu Lanxi y Chu Ming estaban trabajando en el jardín. Aunque el árbol Espadas de Tinta había sido destruido, había muchos otros árboles que tenían que cuidar. Por supuesto, el resto que cultivaban sólo era suficiente para mantenerlos y permitirles vivir a duras penas. No les proporcionarían los beneficios que tendría el Árbol Espadas de Tinta.

Han Sen, en su observación del patio, no vio ninguna silla en la que pudiera reclinarse. Pero sí vio un viejo árbol torcido, agachado cerca del suelo. Allí pudo sentarse.

Han Sen se acercó al árbol torcido y se sentó en su rama. Llevaba demasiado tiempo encerrado en la casa, así que la oportunidad de tomar el sol le vino muy bien.

El árbol parecía sólido, y era de color rojo oscuro.

Pero el árbol no tenía hojas, y parecía seco y muerto.

Mientras Han Sen tomaba el sol, intentó lanzar el Aura Dongxuan. Si podía simular la luz sagrada, podría curarse más rápido.

Pero cuando trató de lanzarla, fue incapaz de hacerlo. Su cuerpo y la energía de su interior estaban demasiado desordenados.

Aunque no era capaz de lanzar habilidades, sus sentidos generales se habían recuperado bastante. Se sentó en el árbol y sintió una pequeña fuerza vital procedente de la raíz del árbol.

Sin embargo, era muy débil. Era demasiado débil y parecía que iba a morir pronto.

Pero Han Sen sintió que la fuerza vital del árbol era especial.

“¿Este árbol fue cultivado de una semilla genética?” Se preguntó Han Sen, mientras rozaba la raíz del árbol con los dedos.

“Este es el Árbol Sangre de Dragón Anciano. Creció a partir de semillas de clase mutante. El viejo Espíritu que vivía aquí quería cultivar este árbol, y para ello tuvo que aventurarse en el Bosque de las Espinas para recoger los nutrientes necesarios para ello. Desgraciadamente, pereció en algún lugar de ese peligroso y retorcido territorio. Unos días después de su muerte, el árbol también murió.” Qu Lanxi se acercó y le comentó a Han Sen.

 

 


Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .