Súper Gen Divino – Capítulo 876: ¿Se atreven a creer que pueden golpearme?


Segundo Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

“¿Tal vez sea porque no soy un miserable que ha cometido varias atrocidades?” Han Sen dijo fríamente.

“Tú…” Lui Gui se enfureció rápidamente por la respuesta recibida. Señaló con el dedo a Han Sen y gritó, “¡Debes haber hecho algo!”

“Bien, lo admito. Hice que los truenos siguieran cayendo sobre ti. No sólo tuviste mala suerte, ¿de acuerdo? Fui yo. ¿Estás satisfecho?” Han Sen se encogió de hombros.

Lui Gui no sabía qué decir. El rayo provenía del cielo, y Han Sen claramente no produjo el rayo. Por lo tanto, no creía que fuera Han Sen y no podía culpar directamente al hombre por hacer lo que había admitido sinceramente.

“¡Señor Han, ha malinterpretado su significado! Nos preguntamos si tiene una forma de evitar que el rayo le golpee. Tal vez, si comparte su método, podríamos evitar ser alcanzados también. También podríamos terminar esta aventura un poco más rápido.” Dijo Zhao Xuebin.

“Yo soy alguien que da, no quien recibe. Así que créeme cuando digo que estaría dispuesto a compartir un método, si lo tuviera. La verdad es que no tengo ni idea de por qué el rayo no me ha alcanzado a mí ni a mis allegados.” Respondió Han Sen.

Zhao Xuebin frunció el ceño, pensando que era muy poco probable que Han Sen intentara engañarlos.

Pero si Han Sen realmente era simplemente afortunado, esa cantidad de suerte parecía imposible.

“Debes tener un espíritu de la bestia para protegerte del rayo, ¿es eso?” Lui Gui se reincorporó a la conversación con el dedo y la voz levantados.

“Vaya, qué grosero. Con un tono tan irrespetuoso, no creo que pueda hacer nada por ti.” Dijo Han Sen.

“Bueno, si no tienes un espíritu de la bestia, ¿qué tal si vas más despacio y desmontas, para que podamos caminar todos juntos?” Lui Gui creía firmemente que había descubierto la verdad, y por eso gritó la sugerencia.

Zhao Xuebin miró a Han Sen, preguntándose cuál sería su respuesta. Han Sen dijo, “De acuerdo. Claro, por mí está bien.”

Todos guardaron sus monturas y rodearon a Han Sen como pingüinos. Si Han Sen tenía un espíritu de la bestia que le protegía de los truenos, creían que debían estar lo suficientemente cerca como para que su protección se extendiera a ellos también.

Dos pasos después, un rayo volvió a golpear la cabeza de Lui Gui. Cayó al suelo como un saco de piedras. Por la fuerza del rayo que le alcanzó, parecía mucho más grave que los anteriores.

El zorro plateado, en brazos de Zero, mostraba una sonrisa siniestra.

Todos miraron a Han Sen con una expresión extraña, y justo cuando Lui Gui se estaba reincorporando, otra persona fue golpeada por un rayo.

A medida que seguían ascendiendo por la montaña, los truenos se hacían más fuertes. Todavía estaban a tres millas de la cima, y los rayos ya estaban hiriendo a los élites y cansándolos demasiado para continuar.

“¡No me creo esta mierda!” Lui Gui siguió caminando, incapaz de creer que los truenos no pudieran alcanzar a Han Sen.

Pero los rayos seguían golpeando al equipo, y la mayoría de ellos estaban heridos. Han Sen y Zero no habían sufrido ni un solo pelo chamuscado, en comparación.

Si Han Sen tenía protección, Zero debería haber sido susceptible a los rayos también. Pero ella no había sufrido ningún daño, y el rayo nunca la tocó. Los rayos sólo alcanzaban a los miembros de Genéticas Ángel, era muy extraño.

“¡Debes ser tú! ¡Aaargh!” Lui Gui estaba increíblemente enfadado, y justo cuando se giró para gritar a Han Sen y empezar a señalar con el dedo, un rayo le golpeó la cabeza. Su casco salió volando y su cara se volvió negra. Volvió a caer al suelo, pero esta vez no se movió. Se había desmayado y casi parecía que iba a morir.

“Te lo dije. Si tienes mala suerte, es probable que sea el karma. Si haces cosas malas, te pasarán cosas malas. En este caso, te caerá un rayo.” Han Sen se dirigió fríamente a Lui Gui, que estaba en el suelo.

“Señor Han, ¿puede decirnos por qué los truenos sólo nos atacan a nosotros? No me diga que simplemente tiene suerte, la suerte de esa envergadura no existe.” Zhao Xuebin empezaba a perder la paciencia ahora.

Los demás miraban furiosamente a Han Sen, murmurando palabras mezquinas en voz baja.

“¿Qué? ¿En serio queréis pelearos conmigo? Si es así, venid a por mi.” Dijo Han Sen con frialdad.

Toda la gente de Zhao Xuebin estaba sorprendida. Aunque todos tenían Fluido Genético Ángel, todos habían sido gravemente heridos por los repetidos rayos. Luchar contra Han Sen, que tenía una súper mascota, sería como mínimo difícil.

Zhao Xuebin no quería utilizar el líquido hasta el último segundo, por lo que su rostro cambió repentinamente. Con una sonrisa forzada, dijo, “Señor Han, nos ha malinterpretado una vez más. Sólo decía que ha sido una improbable cadena de coincidencias la que le ha dejado a usted sin un rayo. Pero por el momento somos socios, y los socios deben ser completamente honestos el uno con el otro.”

“Bien. ¿Realmente quieres saber por qué los truenos no me alcanzan?” Han Sen sonrió.

“¡Sí, por favor, dinos!” Exclamó educadamente Zhao Xuebin.

Han Sen no respondió verbalmente. Miró hacia arriba y vio otro rayo, y mientras descendía, lanzó su puño en alto. Un rayo salió de su puño e impactó en el rayo que venía.

La explosión que se produjo como resultado derribó a todos al suelo. Todos estaban pálidos, y muchos de ellos empezaron a sangrar. Todos miraban a Han Sen con asombro, como si fuera un dios.

“¿Se atreven a creer que pueden golpearme los rayos?” Dijo Han Sen, y luego los ignoró, continuando su ascenso por la montaña.

La gente lo miraba con incredulidad. Rápidamente se pusieron en pie y siguieron a Han Sen hasta la cima como si fueran sus discípulos. Ya nadie pensaba en usar el Fluido Genético Ángel para combatirlo.

Que un puñetazo destrozara los rayos nacidos en el cielo era increíble, y habían subestimado claramente el poder de Han Sen. Por mucho Fluido Genético Ángel que se inyectaran, no creían tener lo necesario para acabar con Han Sen.

El área que les rodeaba seguía siendo azotada por los rayos, y luchar contra una persona que comandaba tales rayos sería una tontería. Sabían que no tendrían ninguna oportunidad.

“¿Cómo puede ser tan poderoso el Golpe Trueno Sónico? Es más fuerte que lo que pueden hacer la mayoría de los transcendidos.” Afirmó Feng Lin, sorprendido.

“Que Han Sen haya derrotado a Yu Qielan no se debe simplemente a la suerte. Su Golpe Trueno Sónico es realmente tan temible.” Comento Zhao Xuebin.

“¿Qué hacemos? ¿Seguimos adelante?” Feng Lin había perdido los nervios y estaba dispuesto a escapar, y no era el único que pensaba así.

Sabían que no eran ni la mitad de fuertes que Han Sen, así que no se atrevieron a seguir adelante.

Zhao Xuebin suspiró y dijo, “Bien. Esperaremos aquí. Si el Toro de Trueno está en la cima, Han Sen no podrá ocultar su muerte, de todos modos. Lo más probable es que pueda hacerlo solo.”

Cuando todos se enteraron de que no tendrían que llegar a la cima para luchar contra una súper criatura, se sintieron aliviados. Se llevaron al moribundo Lui Gui.

Gracias a la protección del zorro plateado, Han Sen y Zero casi habían llegado a la cima sin problemas. Entonces, vio algo.

“Es una súper criatura, y no está sola.” Han Sen, al ver la cima delante, pareció sorprendido.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .