ICDS — Capítulo 343

Entiendo que desde aquí será difícil comentar y tal, pero de todas formas traten de hacerlo cuando puedan y den like que eso si que no cuesta nada.

Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Expectro


Anterior |Índice| Siguiente


Señor Demonio (6)

Nadie tuvo el tiempo ni la tranquilidad de decir nada.

En el siguiente momento, cada demonio bajo la luz de los espejos desapareció en polvo. En solo un instante, el diez por ciento del continente había sido aniquilado.

“Huu. Eso pasó factura”.

Llamé a Sharana y calmé la tormenta de arena que soplaba. Absorbiendo el maná de los demonios, repuse el mío. Había asimilado un dragón entero, no tendría que preocuparme por quedarme sin maná, pero aun así era bueno reponer mi maná cuando podía.

“¡Increíble!”

Al ver morir a cientos de miles de demonios en un parpadeo, Plene aplaudió de emoción. No sabría decir si era inocente o ignorante.

“¿Pero hay algo que pueda hacer?”

Plene miró alrededor del campo vacío e inclinó la cabeza.

“Tu poder es muy importante. Puedes sacar a los demonios que se esconden”.

“Eso es cierto, pero soy débil”.

Plene respondió con un rostro hosco. Si bien era fuerte a su manera, era la débil en comparación con Lotte o Licorice. Ella simplemente no era una competencia a partir de su reserva de maná.

“No, tu habilidad es tan importante como Lotte o Licorice. También es exactamente lo que necesito ahora”.

“¿Podré hacerlo?”

“Puedes si te ayudo”.

Plene abrió mucho los ojos. Puse una mano sobre el hombro de Plene.

“Canta, Plene. Piensa en traer a todos los demonios aquí”.

“¡U, Un! ¡Lo intentaré! ¡Siento que puedo hacerlo!”

Como tenía una personalidad obediente, inmediatamente comenzó a cantar cuando se lo ordené. En ese momento, mis cuernos brillaron con una luz feroz. Plene continuó cantando como si no se diera cuenta. Mientras tanto, su canción se estaba difundiendo más rápida y ampliamente.

Se necesitaron menos de diez minutos para que ocurriera un cambio.

[¡Kyaaaaak!]

[¡Kuk!]

[¡L-Luna, una Luna Gigante!]

Podía escuchar las voces de los demonios desde muy, muy lejos. Pronto, pude ver una tormenta de arena en el horizonte.

Los demonios especializados en técnicas de movimiento fueron los primeros en entrar en mi vista, mientras que los que podían volar fueron los siguientes en dispararse hacia nosotros a la velocidad del rayo.

Sin embargo, lo que enfrentaron no fue más que el final.

Los que lograron soltar un grito fueron los poderosos que pudieron resistir mi Encanto. Pero la mayoría de los demás simplemente se convirtieron en polvo en el momento en que quedaron bajo el efecto del espejo. Incluso con otros demonios muriendo frente a ellos, continuaron acercándose a nosotros como polillas yendo al fuego. Ya eran incapaces de pensar con claridad.

Mientras continuaba cantando, Plene abrió mucho los ojos como si no pudiera creer lo que estaba viendo. Cuando me miró con incredulidad, le di una sonrisa y le indiqué que continuara. La luz dorada que emitían mis cuernos se hacía cada vez más fuerte.

“Te dejo tomar prestado mi Encanto”.

“¡Lalala~!”

¿¡Increíble!’, parece que dijo.

“Así que no te preocupes por nada y sigue cantando. No debería tardar más de una hora”.

“¡Lalalala~!”

‘¡Esto es pan comido!’, parece que dijo. Fue mi interpretación unilateral, pero probablemente estuvo bien.

A medida que pasaba el tiempo, más y más demonios se acercaban a nosotros antes de convertirse en polvo. En consecuencia, una gran cantidad de maná comenzó a llenar el área. Continué absorbiéndolos mientras agrandaba el tamaño del espejo.

Finalmente, el espejo se volvió demasiado grande para ser capturado en mi vista, y el poder amplificado de mis ojos pareció hacer que incluso el flujo de aire fuera lento.

Por supuesto, como la canción de Plene no era apuntada por mis Ojos Malvados, no tenía que preocuparme que la canción se extendiera más lentamente. La canción de Plene se esparció como si cubriera todo el continente. Hubiera sido bueno cerrar los ojos y apreciar su hermosa voz, pero lamentablemente tuve que mantener los ojos abiertos para usar el poder de mis Ojos Malvados. Con una sonrisa, agregué más poder al espejo.

“Dortu, terminémoslo”.

[Soy Dortu. Entendido.]

El espejo gigante retumbó. Una grieta recorrió su centro y el espejo comenzó a partirse. Se crearon innumerables fragmentos de espejo, los cuales luego volaron rápidamente a su posición como si formaran una constelación.

“Precioso”.

Plene, que terminó de cantar, miró con asombro los brillantes fragmentos del espejo. Hablé mientras asentía.

“No les parecerá así a los demonios”.

Un espejo gigante podría verse mejor en la superficie, pero muchos espejos más pequeños eran en realidad mejor para difundir el poder de Ojos Malvados.

En solo unos minutos, la galaxia de fragmentos de espejo mató a los demonios restantes del continente.

“Bien hecho, Plene. Hemos terminado”.

“¿En serio? ¡Jeje, eso es genial! Ojalá mi Encanto creciera también”.

“Lo hará en el futuro. De todos modos, ocupémonos de una última cosa y regresemos”.

“¿Qué?”

Plene ladeó adorablemente la cabeza, pero solo le respondí con una pequeña sonrisa.

Sin embargo, no mucho después, apareció un hombre en el aire. Un demonio con un cuerno largo. El poder mágico en su cuerpo era sin duda de la clase más alta.

Al igual que el Comandante de Ejército al que me enfrenté en la Tierra, este demonio era probablemente el demonio más fuerte de este continente, aparte del Señor Demonio.

“Llegas tarde”.

[¡Sí!]

Apretó los dientes e hice una sonrisa maliciosa.

“No te enfades tanto. Eran más débiles que yo, ¿cierto?”

[¡Correcto, me puse en camino inmediatamente cuando escuché las noticias del Señor Demonio!]

“Jaja, veras, ese espejo gigante no solo llevaba el poder de mis Ojos Malvados”.

El poder mágico comenzó a surgir del cuerpo del demonio. Abrió sus alas de murciélago y gritó furiosamente.

[¡Ese espejo gigante era un círculo mágico para engañarme!]

“Bueno, no fuiste solo tú. Fue solo una pequeña magia de ilusión para evitar que tú y otros demonios que pudieran resistir mis Ojos Malvados me encontraran”.

Cuando rompí el espejo gigante, la ilusión desapareció naturalmente. Supuse que habría al menos cinco demonios que sobrevivirían, pero parecía que el demonio enfurecido frente a mí era el único que podía resistir mis Ojos Malvados.

[¡Causar un lío aquí no cambiará nada! ¡La Tierra será conquistada!]

“¿Pero sabías que todos los demonios que vinieron a la Tierra han sido eliminados?”

Agité mi mano en el aire. Los fragmentos de espejo que llenaban el cielo se movieron a lo largo del camino de mi mano.

Era como si estuviera moviendo el cielo nocturno, casi como un dios.

Al ver eso, hablé tranquilamente.

“Solo eres tú y el Señor Demonio ahora”.

[¡D-Diablo!]

“Oh por favor”.

Resoplé.

“Ustedes fueron los que vinieron tras nosotros primero”.

[¿¡Crees que son diferentes!? ¡No! ¡Solo porque nos quitaron el poder de nuestro mundo nos llamaron invasores!]

“Pero comenzaron a buscar otros mundos después de conquistar el continente Luka. El poder del mundo del continente Luka no desapareció, ¿verdad? El Señor Demonio todavía lo tiene, ¿no es así? No me digas que lo vas a negar cuando sé que han nacido nuevos demonios.

No respondió. Me encogí de hombros.

“Pero aun así, admitiré que eran iguales al principio. Pero tuvieron un comienzo retorcido. Lo corregiré ahora, para que algo así no vuelva a suceder. Por supuesto, aún morirán”.

[¡Arrogante! ¿Lo corregirás? ¡Eso es lo que el Señor Demonio busca hacer! ¡Reclamar todo y corregir los mundos retorcidos! ¡Hablas como el Señor Demonio!]

“El Señor Demonio está equivocado y yo soy diferente a él”.

Repliqué con frialdad. ¿Compararme con el Señor Demonio? Absurdo.

Este demonio era ignorante. Por supuesto, ser ignorante no era un pecado. Puede que no haya tenido la oportunidad de descubrirlo. No estaba bien culparlo por eso.

Sin embargo, tampoco merecía elogios. Como no planeaba explicarle todo, me preparé para escuchar sus últimas palabras.

“¿No tiene el Señor Demonio una debilidad o algo así?  Tu sabes, ¿los villanos no traicionan a sus líderes cuando están a punto de morir?”

[Mátame. ¡Te maldeciré con todo mi poder! ¡Llevarás una maldición de la que ni siquiera el Señor Demonio podrá librarse! ¡Nunca tendrás éxito! ¡Esta pesadilla que reina sobre nosotros continuará infinitamente sin fin!]

Mientras gritaba a todo pulmón, sangre manaba de sus orificios. Parecía que realmente estaba lanzando una especie de maldición. Sin embargo, simplemente resoplé ante la grotesca vista.

“Siento decírtelo”.

Apunté con mi dedo índice hacia él. Los fragmentos del espejo se dispararon hacia él.

“Pero soy inmune a las maldiciones”.

Abrió mucho los ojos. En el momento siguiente, fue tragado por la inundación de metal.

Solo unos segundos después, los fragmentos de espejo volvieron a su posición siguiendo el movimiento de mi dedo. Nada quedó en el lugar del demonio, y solo la pequeña cantidad de fragmentos ensangrentados sirvió como prueba de que alguna vez vivió.

“Muy bien, Plene. Volvamos. Ahora hemos terminado”.

“¡Wooow, eres increíble, Shin! ¡Tan genial!”

Los ojos brillantes de Plene se iluminaron aún más. Le di unas palmaditas en la cabeza mientras me decía a mí mismo que no debía dejar que Ina viera tal espectáculo.

Cuando regresé a la Tierra, todo seguía como estaba. A decir verdad, me preocupaba que otro cincuenta por ciento de la humanidad pudiera haber sido aniquilado, pero afortunadamente era solo mi imaginación.

Dicho esto, parecía que el lado de los monstruos realmente atacó. Me di cuenta de lo que pasó cuando vi la lanza dorada en la mano de Kain.

“Algo pasó”.

“Solo un ejercicio ligero”.

Si tenía que usar un poder de dios debía ser un ejercicio intenso. Parecía que a Kain le gustaba actuar distante. Pensando que no era una mala persona, le pregunté.

“¿Se terminó?”

“Sí. La Tierra encontrará su propio resultado”.

Kain habló en voz baja.

“Así que empieza ahora”.

“Lo hará”.

Antes de que me diera cuenta, otros miembros del gremio volaron. Nadie estaba en la mazmorra.

Hwaya, Daisy, Lebuik, Padre, Ye-Eun, Ren, Ludia, Shuna, Ina, Yua, Sumire, Walker, Michel, Ilayda. Aparte de Sophie, que no pudo participar en peleas debido a su embarazo, Leon, a quien se le dio una importante tarea, así como Licorice y Lotte que estaban ayudando a Leon, todos estaban presentes.

“Buen trabajo a todos”.

Empecé en un tono casual.

“Todo terminará hoy. La celebración puede esperar hasta que acabe”.

“No te llevarás a todos, ¿verdad?”

Ye-Eun preguntó con cuidado. Asentí.

“No puedo romper la mazmorra del Señor Demonio, así que solo yo y otros tres entraremos. Los magos cuyo poder mágico es menor que el Señor Demonio no serán efectivos contra él, así que tomaré a aquellos que puedan luchar a corta distancia. Primero, Padre”.

Incluyendo al Señor Demonio, los demonios tenían una mayor afinidad con el combate mágico que con el físico. Hwaya e Ina eran catastróficas para otros demonios, pero su poder no debería ser efectivo contra el Señor Demonio.

Al escuchar mis palabras, Padre levantó la lanza con alegría.

“Ahora estás respetando a tu padre”.

“Eres el único padre qué pensaría así al ser llevado a un lugar tan peligroso. A continuación, Ye-Eun”.

“¡Estoy lista!”

Ye-Eun tenía el nombre verdadero de un dios. No podía dejarla fuera. Luchar contra el Señor Demonio, frente a una tarea tan peligrosa, los ojos de Ye-Eun solo reflejaban entusiasmo. No podría ser más confiable.

“Finalmente, Sumire”.

“¡Sí, Shin-nim! ¡Lo haré lo mejor que pueda!”

Sumire gritó valientemente. Kain me miró como si no pudiera entender lo que estaba pensando.

“Hay demasiados. No creo que esa mazmorra permita la entrada de más de tres personas”.

“Le puse las manos encima antes. Cuando esas cadenas se suelten, la brecha en la mazmorra se ensanchará un poco. Será suficiente para que entren cuatro personas. Sin embargo, no podrás ir”.

“Hmph, que pena. Me hubiera gustado ver su rostro”.

Sonreí ante la tranquila respuesta de Kain.

“Tú también tienes algo que hacer. Lo dejo en tus manos”.

“No hay problema”.

“Entonces, siguiente”.

Miré hacia el cielo. Era hora. Las cadenas que ataban la mazmorra volaron y la oscuridad atrapada dentro comenzó a llenar el cielo.

El cielo se volvió negro.

Bajo el cielo artificial sin un solo rayo de luz, la mazmorra abrió la boca como para tragarse a más retadores.

Desde adentro, todavía podía escuchar los gritos de desesperación y oler el olor a sangre.

“¿Estás listo, Hijo?”

Con una lanza de tres metros de largo, Padre se volvió hacia mí.

“Sí”.

Respondí a la ligera. Inspeccioné innecesariamente mi equipo.

Acero estaba cubriendo mi cuerpo como siempre. En mi mano estaba la lanza de platino que podía atravesar cualquier cosa, una que no perdería ante el armamento divino de un dios.

También.

“Sharana, Ruyue, Peika, Dortu”.

[¡Estoy lista, Maestro!]

[¡Yo también, yo también! ¡Estoy lista para mostrar mi poder!]

[Juju, con el poder del Maestro, una mazmorra tan aburrida será pan comido.]

[Soy Dortu. Siguiendo el comando del Maestro.]

Con ellas a mi lado, no tenía miedo de nada. Pensando eso para mí, les di una sonrisa confiada. También respondieron con una sonrisa brillante.

Puedo hacerlo.

Me llenó una confianza abundante.

Apunté con mi lanza a la entrada de la mazmorra.

“¡Vamos a entrar!”


Anterior |Índice| Siguiente

0 0 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

6 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
ats
ats
hace 4 meses

wtf tremendo pack apñvinañvknaev ñavpn

tp_shin
tp_shin
hace 4 meses

Estoy súper emocionado y también triste por el final, espero que esté a la altura. Gracias por el cap, por cierto, Kain me sigue cayendo mal.

Brian Torres
Brian Torres
hace 4 meses

Señor me humillo ante su grandeza 😁. Ya pasó bastante tiempo pero creo que fue igual al sueño de Shin, ese “estas listo hijo” fue solemne

rick4421
rick4421
hace 4 meses

Esto va a estar intenso ,gracias por el pack de caps

6
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x