Estrella Tragada: Volumen 8, Capítulo 26


– Cañón Láser B6 –

Traducido: Ulric
Editado y Corregido: Osirius

Todos los presentes en la sala de reuniones se quedaron repentinamente boquiabiertos, se podía oír caer un alfiler en aquel silencio sepulcral. Nadie en la Tierra podía atreverse a decir que tenía una forma garantizada de matar al monstruo devorador. ¡Incluso los que tenían un dominio, Hong y Dios del Trueno, sólo podían decir que iban a luchar hasta la muerte, arriesgándolo todo sólo para luchar y tener una oportunidad!

¡No había ninguna garantía!

“¡Luo Feng!” Hong miró fijamente a Luo Feng, “Tú, ¿qué has dicho?”

“No lo escuché claramente.” A su lado, Dios del Trueno también miraba fijamente a Luo Feng. “¡Puedes repetirlo!”

“¡Luo Feng, qué acabas de decir!” A su lado, Jia Yi se agarró a Luo Feng, su voz temblaba de ansiedad.

“Luo Feng.”

Los líderes de los distintos países, así como los Representantes Guerreros, estaban todos mirando a Luo Feng, casi como personas a punto de ahogarse que ven pasar un barco de rescate. Muchos de ellos empezaron a limpiarse y a frotarse los oídos, preocupados por haber escuchado mal. Algunos incluso se dirigieron a sus homólogos de al lado y les preguntaron si estaba diciendo la verdad.

Nerviosos, ansiosos, aprensivos… diferentes emociones llenaban la sala de reuniones.

“¡He dicho!”

Luo Feng respiró profundamente, mirando a la gente de alrededor: “¡Tengo una forma garantizada de matar al monstruo devorador!”

“¿Realmente tienes una garantía?”

“Luo Feng, tú, ¿qué usarás para matar al monstruo devorador?”

“Luo, no estás fanfarroneando, ¿verdad?”

Diferentes todos de piel, los presentes no pudieron evitar gritar. Uno tras otro, algunos con el pelo alborotado, pero los rostros aún enrojecidos.

“Silencio.” Hong gritó con fuerza.

La sala de reuniones se fue quedando en silencio, Hong dijo en voz alta: “Yo preguntaré a Luo Feng, que todo el mundo mantenga la calma, por favor.” Después de todo, la escena estaba llena de los más brillantes de la Tierra. Sólo debido a su desesperación por salvar su país, su raza, su cultura y la supervivencia de la Tierra, perdieron la calma. Al escuchar esas palabras de Hong, no pudieron evitar calmarse.

“Luo Feng.” Hong miró a Luo Feng, todos en la sala de reuniones miraron a Luo Feng.

Luo Feng miró a Hong: “Pregunta.”

“Qué usarás para matar al monstruo devorador, no me digas, te batirás con él.” Hong miró a Luo Feng, en la sala de reuniones se encontraban los principales expertos del mundo, después de escuchar a Luo Feng sabrían si realmente tenía una garantía o solo mentía.

“Atención todos.”

Luo Feng inspeccionó a la multitud, “Durante la última asamblea, solicité un registro de todas las ruinas arqueológicas de la Tierra y su información a mi Jefe.”

“Puedo dar fe de ello.” Hong asintió, efectivamente esa información le fue entregada personalmente.

“Cuando apareció ese monstruo devorador, yo también estaba extremadamente preocupado. Pensé en formas y pensé que las ruinas arqueológicas podrían tener alguna esperanza de salvar el mundo.” Luo Feng dijo seriamente: “Hay muchas ruinas, la mayoría de las cuales los países ya han excavado. Las únicas tres que quedan son ¡las tres más peligrosas!.”

“¿Tres más peligrosas?”

Mucha gente se quedó sorprendida.

Conocían con claridad las tres más peligrosas y su nivel de peligrosidad.

“Número 1, 12 y 31, ¿a cuál de ellas fuisteis?” Hong no pudo evitar preguntar.

Todos los terrestres conocían los peligros de esas tres ruinas.

“La número 1, en el fondo del mar de las Bermudas, la pirámide de plata blanca y la número 31, la nave cerca de los campos venenosos, no puedo entrar.” Luo Feng negó con la cabeza: “Fui a las ruinas número 12, el barco negro.”

Muchos dentro de la sala de reuniones asintieron.

Había muchos que conocían la número 12, sin embargo, no importaba quién fuera enviado allí desde los países, todos sufrían pérdidas.

“Esa nave, para ser capaz de mantener su suministro de energía para el pasillo con láseres, reconocí de inmediato… que esa nave no debe estar muy dañada. ¡De hecho!” Los ojos de Luo Feng se iluminaron, “Cuando entré, efectivamente había algunas armas dañadas. Sin embargo, el arma más poderosa de un solo objetivo… ¡un cañón láser estaba casi perfectamente bien! Obtuve varios robots de reparación de la nave y actualmente está en reparación, creo que estará listo para usar pronto.”

“¿Cañón láser? ¿Es tan potente?” Varias personas sospecharon.

“No digas tonterías si no lo sabes.”

Un anciano blanco con el pelo desordenado miró fijamente a Luo Feng: “El cañón láser que has adquirido, ¿de qué grado es?.”

Luo Feng se inquietó ligeramente.

Dentro de su mente, Babata dijo: “¡Dile que es de grado B6!”

“¡Es un grado B6!” Luo Feng dijo.

“¡Dios mío, grado B6, la humanidad se ha salvado! ¡La humanidad se ha salvado!” Aquel anciano de pelo desordenado estaba tan emocionado que empezó a llorar y a reír en el acto.

Inmediatamente, varios representantes cercanos preguntaron: “Señor Bruce, este láser B6, ¿qué tan poderoso es?”

“Silencio todos.”

Este anciano Bruce inspeccionó su entorno, diciendo en voz alta: “Hay muchos aquí que lo saben. Nosotros, en la Tierra, que estudiamos los láseres lo suficientemente potentes como para matar monstruos, comenzamos nuestra investigación a partir de las antiguas ruinas y sus cañones láser dañados o rotos. Excavarlas e investigar nos permitió construir el nuestro.”

“En ese entonces, obtuve algo de información, el poder de los cañones láser en el universo están separados en diferentes grados.” Bruce dijo: “Traducido al lenguaje terrestre, los grados principales son A, B y C.”

“Por ejemplo, un cañón láser A1, puede matar a un guerrero Viajero Estelar común de nivel 1.”

“¡Un cañón láser A2, puede matar a un guerrero Viajero Estelar común de nivel 2!”

“Y así sucesivamente, ¡el grado A9 puede matar a un guerrero Viajero Estelar de nivel 9!”

“Y los cañones láser de grado B, son muy preciados en el universo. El cañón láser de grado B1 puede matar a un un guerrero Estelar común de nivel 1.” Bruce se rió, “¡Y así, el B6, puede matar a un guerrero Estelar común de nivel 6! Según la información, este grado de arma ni siquiera se puede encontrar en una flota interestelar.”

De repente, la sala de reuniones estalló.

“¡Ja, ja! ¡Hay esperanza, hay esperanza!”

“No hay necesidad de más muertes, no hay necesidad de que mueran tantos otros.”

“Ja ja.”

“Jo Jo.”

Muchos de los principales expertos y élites perdieron la compostura por su felicidad. Nadie se molestó… lo que era la compostura por esa noticia.

“Luo Feng.” Hong miró a Luo Feng, sonriendo, “¡Gracias!”

“Jefe…” Luo Feng estaba a punto de abrir la boca.

“No hay necesidad de llamarme Jefe, si me respetas, entonces sé como el Dios del Trueno, llámame Hermano Hong.” Hong sonrió, estaba realmente muy agradecido a Luo Feng… incluso en una lucha a muerte, sólo tenía un veinte a treinta por ciento de posibilidades de ganar. Si podía evitar la muerte y aún así matar al monstruo devorador, ¿quién se suicidaría de buena gana?.

“Hermano Hong.” Luo Feng gritó.

“Ja ja, bien, ja ja, que felicidad, no he sido tan feliz en mucho tiempo.” Hong perdió la compostura por completo, Dios del Trueno se acercó desde un lado.

“Oh, claro, Luo Feng.” La expresión de Hong se volvió seria, hablando, “¡Sé que la velocidad del cañón láser puede alcanzar la velocidad de la luz, ese monstruo devorador no tiene ninguna posibilidad de esquivar! Sin embargo, si no muere de un solo disparo, ese monstruo devorador puede definitivamente escapar bajo Tierra y encontrar rápidamente una forma de venganza para destruir el cañón. Por eso… sólo hay una oportunidad de matarlo.”

Luo Feng se sorprendió por dentro.

¡Claro!

¡El cañón láser, también conocido como el cañón de luz, era realmente rápido! Sin embargo, después del primer disparo, el segundo tardaba en prepararse y cargar, en ese corto tiempo, el monstruo devorador, con su increíble velocidad podría escapar definitivamente. En el momento en que escapara… no le daría a Luo Feng otra oportunidad.

“Entiendo.” Luo Feng asintió.

Su conciencia salió del espacio virtual, de vuelta a la realidad, ya eran más de las 6 de la mañana.

Ya había luz en el exterior.

“La noche ha pasado, el día ha llegado.” Luo Feng estaba en su balcón, respirando sobre el cristal, su aliento caliente hacía que la ventana se empañara.

“Luo Feng, ya está hecho, ya está hecho, buajajaja… ¡Yo, Babata, soy demasiado impresionante! Más de ochocientos mil años sin usarse, aún así he podido arreglármelas para arreglarlo.” La risa orgullosa de Babata resonó en la mente de Luo Feng. Luo Feng estaba feliz, no tenía ganas de molestarse por la arrogancia de Babata, en su lugar preguntó: “¿Dónde está el arma? Sácala y déjame ver.”

“Maldición, no te apresures.”

Dentro del espacio del puño de la muñeca, Babata se estiró: “Este cañón láser puede ser el arma para un único soldado, sin embargo, sigue siendo el arma individual de tipo universo. Sigue ocupando un espacio bastante grande. Requiere seis metros de largo, seis metros de ancho y tres metros de alto, un espacio así. Tu balcón no puede albergarlo.”

“¿A eso se le llama arma individual?” Luo Feng estaba sorprendido.

“Llama a cualquier robot o guerrero y podrán levantarla fácilmente. Por supuesto que es un arma individual.” Babata dijo insatisfecho: “¿No ves que las enormes armas instaladas en naves, sólo sus cuerpos son del tamaño de la nave nodriza de tu Tierra?”

Luo Feng se frotó la cabeza y se rió.

Así es.

Un arma intergaláctica comparada con cualquier otra arma en espacio, la diferencia debía ser enorme.

“Además, Luo Feng, no tienes forma de usar esta arma, ¿no tienes esos tres robots de reparación?, pásame uno. Le daré instrucciones, pasar este tipo de trabajos a los robots es lo correcto, aunque no tengan sentido de la creatividad, no cometerían ningún tipo de error para un trabajo así.” Dijo Babata.

Luo Feng estuvo definitivamente de acuerdo.

De los tres robots de metal negro, uno de ellos fue transportado rápidamente por Babata a su espacio de almacenamiento, ocupándose de su reprogramación.

“¿Por qué no ha aparecido el monstruo devorador del fondo del mar?”

En el balcón de la casa de Luo Feng estaban reunidos Hong, Dios del Trueno, Jia Yi y otros, incluyendo a Luo Feng, un total de doce personas. El sol estaba alto en el cielo, eran más de las 12 de la tarde.

“Cuál es la prisa, si no sale nunca, sería lo mejor.” Hong rió mientras miraba a Dios del Trueno, Luo Feng sin embargo estaba mirando el gran robot de metal negro frente a él, tranquilamente acomodado con la enorme arma… seis metros de largo, seis metros de ancho, tres metros de alto, toda su estructura parecía estar hecha de cristal.

Su interior era extremadamente complejo, daba vértigo sólo con mirarlo.

La boca misma era de cinco metros.

“¿Puede un disparo realmente matar al monstruo devorador?” Mo Henderson de Estados Unidos estaba preocupado.

“Relájate.” Luo Feng dijo con confianza: “No te dejes engañar por el cuerpo de ciento ochenta metros de largo de ese monstruo devorador, su cerebro sólo mide veinte metros. Un rayo láser de cinco metros de diámetro disparado… le abrirá completamente la cabeza, destruyendo su cuerpo y su alma, ¡estará tan muerto que no podrá volver a morir!”

“Oh, vuélale los sesos.” Mo Henderson estaba emocionado.

El grupo esperaba ansioso.

Sólo el robot de metal negro no se movía en absoluto, con el sol brillando sobre su cuerpo, apenas había reflejo.

Pasaron los minutos y los segundos.

El mediodía, la una, las tres, las cinco…

Cuando el sol llegó a la montaña del oeste, justo cuando se estaba poniendo.

“Hola.” Hong contestó al comunicador de su reloj.

“¡Jefe, el monstruo devorador acaba de salir volando de una isla de Eslovaquia, cerca de la Antártida! ¡Ha salido del mar!” Una voz transmitida desde el reloj, las doce personas presentes se emocionaron.

Casi al mismo tiempo, los comunicadores de los relojes de todos los demás vibraron.

¡Ya está aquí!

¡El monstruo devorador había aparecido por fin!

Cualquier error que encuentren de ortografía, coherencia, etc. Por favor, coméntenlo, ayudarán mucho a los futuros lectores.


CAPÍTULO ANTERIOR  | ÍNDICE| CAPÍTULO SIGUIENTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .