Maestro del fin de los tiempos: Capítulo 304


Anterior |Índice| Siguiente


¿Quién es el Visitante?

En el aire.

Qin Feng estaba rodeado por los Murciélagos Madera Oscura, ¡pero no le causaron ni un solo daño en absoluto!

En cambio, se convirtió en un trampolín para que Qin Feng avanzara hacia abajo.

Las llamas del Sable Emperador Verde eran como dragones largos, destrozando a los Murciélagos Madera Oscura.

Los cadáveres cortados y decapitados de los Murciélagos Madera Oscura cayeron del cielo.

¡Tap!

Qin Feng aterrizó en el suelo poniendo su pie sobre un árbol antiguo.

El helicóptero aerodeslizador de combate aún no se había ido, y Ke Xiangzuo vio todos y cada uno de los movimientos de Qin Feng a través del monitor.

“Eso fue una locura, ¿es siquiera humano?”

Ke Xiangzuo se secó el sudor frío que rodaba por su frente. Ahora, finalmente entendió que Qin Feng era incluso más fuerte de lo que había imaginado, y su poder había alcanzado una etapa que no podía comprender.

“¡Debe haber alcanzado el nivel D!”

“No importa, esto no tiene nada que ver conmigo. Enviaré el metraje a la sede, ¡eso es si puedo salir vivo de este infierno!”

Ke Xiangzuo maniobró el helicóptero aerodeslizador y desapareció de la Cresta Tangshan. Mientras en el otro lado, Qin Feng aterrizó en un árbol enorme y desapareció en un instante.

“¡Sombra Oscura!”

El aura de Qin Feng desapareció.

Sin embargo, los Murciélagos Madera Oscura estaban muy irritados y comenzaron a atacar violentamente por todos lados. No pudieron sentir a Qin Feng y no tenían dónde descargar su ira, lo que provocó que el caos dentro del bosque continuara durante un tiempo antes de que disminuyese gradualmente.

En este momento, la gente escondida detrás de los árboles frunció el ceño.

“¿Quiénes son esas personas?”

“¿Son solo dos personas, pero son tan presumidas?”

“¿Pero en realidad son bastante fuertes?”

“¿Por qué se ven tan familiares?”

Algunos de ellos no estaban familiarizados con ellos, ¡y sin embargo, hubo algunos que pudieron reconocer instantáneamente a Qin Feng y Bai Li!

“¿Qin Feng?” Lei Chen pensó que estaba viendo cosas.

Habían pasado más de diez días desde que pasó la marea de bestias marinas. Se difundió la noticia desde Ciudad Marítima de que sufrieron grandes pérdidas, y uno solo podía imaginar lo enojado que estaba Lei Chen.

Pero no podían hacer nada al respecto. Aunque Lei Chen tenía a la Organización Leitang para respaldarlo, no podía simplemente tomar dinero del grupo para ayudar a subsidiar la ciudad.

En solo un abrir y cerrar de ojos, una ciudad que se pensaba que era próspera de repente estaba sufriendo un déficit.

Todo esto sucedió debido a Qin Feng.

¡Había destruido la isla refugio!

Una vez que Lei Chen escuchó el informe traído por Wang Zhichao, sintió la necesidad de despedazar a Qin Feng.

No esperaba que Qin Feng tuviera las agallas de venir a la Cresta Tangshan.

“¡Jeje, el desierto es peligroso!¡Qin Feng no puede culparme si muere ahí afuera!” Hubo un destello de intención asesina parpadeando en los ojos de Lei Chen.

En este momento, Qin Feng estaba escondido en la cavidad de un árbol grande. Usó su conciencia para escanear su entorno.

“¿Hm?” La cara de Qin Feng se puso pálida de inmediato. Su conciencia había entrado en contacto con la conciencia de otras dos personas, pero fue solo por una fracción de segundo.

‘¡Hay un usuario de habilidad de nivel D y un artillero de nivel D!’ Pensó Qin Feng.

¡Hay once personas en total!

Por supuesto, incluidos Qin Feng y Bai Li, ¡había trece personas en la Cresta Tangshan!

Estos trece usuarios de habilidad de nivel D estaban entre los mejores de las principales ciudades.

Qin Feng ya podía identificar algunas de sus identidades. Mientras escaneaba usando su conciencia, las de ellos coincidían con las de los recuerdos de Qin Feng.

Ciudad Chengyang : Bo Tianyang

Ciudad Marítima: Lei Chen

Ciudad Fu: Fu Qi

No solo eso, estaban Meng Lin, el Señor de la ciudad Niumeng, Ye Qun de la ciudad de Qing, Zhai Ping de la ciudad de Bahai y Han Yuanzheng de la ciudad de Qihan.

Entre ellos, Fu Qi, el señor de la Ciudad Fu, era un usuario de habilidad de madera, mientras que Han Yuanzheng, el general de la Ciudad Qihan, era un artillero.

¡El resto eran todos guerreros antiguos!

Los guerreros antiguos eran fuertes en el combate en solitario, los usuarios de habilidad eran raros y los artilleros eran adecuados para combates a gran escala. En tal situación, era común que la mayoría de las personas que llegaban a la Cresta Tangshan fueran guerreros antiguos.

En cuanto a las cuatro personas restantes, Qin Feng sospechaba que eran de las familias de guerreros antiguos, y una de ellas tenía un método de cultivo similar al de la familia Xue .

“Es una lástima que no pueda echarle mano a la familia Xue esta vez, pero si fuera asesinado por una ultra bestia o por alguien de otra familia, ¡espero que los ancianos de la familia Xue no me culpen a mí!” Qin Feng se burló.

Esta gente aún no había hecho un solo movimiento, ni pensaban en un esfuerzo conjunto. Solo estaban esperando el momento más apropiado para hacer un movimiento.

Pero Qin Feng no podía esperar más.

No había ninguna razón para que él se contuviera y esperara, ¡y no querría desperdiciar su oportunidad ahora!

“La muerte del viejo rey bestia probablemente ocurrió este mes, y no ha pasado más de una semana desde entonces, pero ninguna de estas personas ha adquirido el cristal del viejo rey bestia. No solo eso, ¡algunos de ellos incluso han muerto!”

Eso solo podría significar que las otras criaturas rey bestia tenían la ventaja.

No importa cuán poderoso fuera un rey bestia, definitivamente no era algo que la gente común pudiera derrotar. Aunque estas personas podrían ser las mejores entre otras élites, todavía no eran rival para un rey bestia.

Estaban planeando sentarse y cosechar los beneficios de los demás, pero desafortunadamente nadie comenzó una pelea, por lo que su plan no funcionó.

Qin Feng usó su conciencia para escanear su entorno. No le costó mucho esfuerzo encontrar finalmente algunos reyes bestia.

Había tres reyes bestia cerca.

En el este, una pitón dorada extremadamente grande estaba encorvada en una enorme pendiente que miraba hacia el sol. Sus escamas doradas brillaban bajo la cálida luz del sol, deslumbrando los ojos que se posaban en ella.

“¡Una Pitón de Escamas Doradas!” La Pitón de Escamas Doradas de nivel D3 tenía más de cincuenta metros de largo, y la parte más gruesa de su cuerpo medía dos metros de diámetro. No era un espectáculo para los débiles.

Con un ser así, solo se necesitaba un bocado para matar a un ser humano.

En dirección suroeste, una cascada fluía sobre una caída vertical, formando un charco de agua. Curiosamente, la piscina estaba congelada y, junto a la piscina, yacía un tigre blanco de ojos azules.

“¡Rey Tigre de Pupilas Escarchadas!”

El Rey Tigre de Pupilas Escarchadas era una especie única. Todo su cuerpo era blanco escarcha y podía usar habilidades de hielo.

El Rey Tigre de Pupilas Escarchadas era raro y muy fuerte. A pesar de que su cuerpo tenía solo cinco metros de largo, tenía el aura de un rey.

¡Un enemigo fuerte!

Qin Feng volvió a manipular su conciencia y, en dirección noroeste, apareció otra especie de bestia en medio del vasto bosque.

“¡Gorilas de Cabeza Roja!”

Este grupo de gorilas gigantes pelirrojos con rostros retorcidos viajaba en grupos, casi tiránicos, y el lugar en el que residían era demasiado peligroso para que cualquier humano pudiera poner un pie.

Después de todo, los gorilas de cabeza roja también tenían habilidades de madera.

Entre los muchos gorilas de cabeza roja, un gorila gigantesco que medía entre siete y ocho metros de altura, casi tres pisos de altura, estaba sentado en la cima de un árbol gigante. A través de su conciencia, Qin Feng pudo ver que todos estaban mirando hacia el lugar más alto de la Cresta Tangshan.

Ahí era exactamente donde estaba el viejo rey bestia.

¡El Rey Gorila de Cabeza Roja!

El Rey Gorila de Cabeza Roja tenía una gran inteligencia.

“¡Son todos muy fuertes!”

Qin Feng frunció el ceño ligeramente. Arrugaba las cejas mientras rápidamente formaba un plan en su mente.

Pronto, se fijó en el Rey Pitón de Escamas oradas entre los tres reyes bestias.

Como era finales de febrero, la luz del sol aún no era cegadora, pero la temperatura se había calentado. El rey pitón yacía perezosamente sobre una roca, y su cuerpo de escamas doradas deslumbraba a los ojos.

Qin Feng se envolvió en runas oscuras y pasó junto al rey pitón. Entró en la cueva de la pitón.

Dado que el rey pitón tenía un cuerpo grande, la cueva tenía al menos tres metros de ancho, lo que no era sorprendente.

Cuando Qin Feng entró, cualquier cosa en menos de cincuenta metros fue repentinamente clara para su vista.

Con su visión nocturna, Qin Feng podía ver claramente todo a su alrededor.


Anterior |Índice| Siguiente

4 comentarios

  1. Forlag: Días dos.. Al parecer nadie ha notado que esta mal la numeración se saltaron desde el capítulo 303 al 305
    Seguiré con mi experimento de.. ” la gente no lee los títulos”…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .