ICDS — Capítulo 341


Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Expectro


Anterior |Índice| Siguiente


Señor Demonio (4)

Lo vi en el momento en que regresé a la Tierra. Era difícil pasar por alto algo tan grande volando en el cielo. ¿Qué tan grande era? Lo más probable es que pudieras verlo sin importar dónde estuvieras en la Tierra.

Así.

Inmediatamente tuve dolor de cabeza. Cuando desperté por primera vez como Elementalista, vi un sueño. Esta mazmorra se veía exactamente como la que vi en ese entonces.

En ese sueño, el cielo era de un negro rojizo, el sol no podía brillar sobre la tierra e innumerables personas habían muerto en la mazmorra. Si mal no recuerdo, Padre y yo hablamos antes de entrar a la mazmorra.

“O-Oppa”.

Dándome la vuelta, vi a Yua entrando por la puerta.

“Yua”.

“Realmente es Oppa”.

Yua murmuró aparentemente con incredulidad. Luna no estaba en sus brazos.

“¿Dónde está Luna?”

“Luna creció. Ya no puedo cargar con ella”.

“¿En solo un mes?”

“Pasaron muchas cosas. Sígueme. Mucha gente se ha preocupado demasiado por Oppa”.

Nos veíamos por primera vez en un mes, pero Yua estaba actuando extrañamente tranquila y serena. Pensé que solo había pasado un mes, pero ¿pasaron diez años de alguna manera? Estaba lleno de todo tipo de pensamientos, pero decidí contentarme con ver a Yua sana y salva.

Cuando salimos por la puerta, Yua habló en voz baja.

“Me alegro de que estés a salvo, Oppa. Estaba tan preocupada”.

“Lo siento, no volverá a suceder”.

“¿En serio?”

“Por supuesto. También casi ha terminado”.

Con eso, hice una sonrisa amarga. Yua pareció un poco sorprendida mientras me miraba a la cara, pero pronto asintió y sonrió.

“Confío en ti”.

“Bien”.

“¿Pero la confianza de Oppa proviene de ese cuerno de forma extraña? Ah, ahora tienes dos”.

“No te preocupes por el cuerno, jajajaja”.

Frotando los dos cuernos que se curvaban en mi frente, sonreí dulcemente.

“¡Shin! Donde estuviste hasta ahora”.

Hwaya, que estaba mirando una pantalla de proyección en la pared, gritó en el momento en que me vio entrar con Yua antes de caer en su asiento.

Con los ojos temblorosos y llorosos, habló mientras me miraba.

“Siento que perdí treinta años de vida preocupándome por ti”.

“Lo siento, no pude hacer nada al respecto”.

“¿Qué tal ahora? ¿Estás bien?”

“Por supuesto”.

“Whew, Hic”.

Al ver a Hwaya romper a llorar, acaricié suavemente su cabeza. Hwaya entonces dejó escapar lo que había estado guardando durante el último mes.

“Fue tan difícil para mí. Todos solo te escuchan a ti. Fue tan triste y molesto al mismo tiempo”.

“Lo hiciste bien. No volveré a cortar el contacto de repente, así que no te preocupes”.

Hwaya hizo un puchero y refutó.

“Dijiste que siempre estarías a mi lado antes de desaparecer”.

“¡Pero es verdad esta vez!”

“¿En serio?”

“Lo juro con el dedo meñique”.

Aunque no tenía muchas opciones, ya que le dejé todo a Hwaya durante un mes, ella merecía algunos elogios y consuelo. Con solo mirarla pude ver que estaba a punto de colapsar.

Puede que a los demás les pareciera bien, pero sabía lo preocupada que debía estar.

“Gracias, Hwaya. Me ocuparé de todo ahora, así que no te preocupes”.

“Un”.

“Uuuu, t, tengo que soportarlo”.

Parecía que Yua estaba sintiendo un gran dolor por mi intimidad con Hwaya. Había muchas cosas que quería decir, pero decidí esperar hasta más tarde.

Viendo hacia arriba, vi la pantalla que estaba mirando Hwaya.

Entonces, me congelé.

“¿Qué es esto?”

“Áreas que sufrieron transferencia terrestre. Mira las zonas en rojo”.

“Pero esto es…”

“Bueno, así es como es”.

Hwaya habló con bastante calma. Señalé a Jongno, donde se encontraba nuestra casa del gremio, y pregunté.

“¿No había una Mazmorra de Evento aquí antes?”

“Sí, pero esa Mazmorra de Evento tenía monstruos, no demonios”.

Inmediatamente sentí que un escalofrío recorría mi espalda. Había entendido lo que quería decir.

“Entonces…”

“No te preocupes, Shin. No es tu culpa. Todos fuimos engañados”.

Aunque Hwaya parecía tranquila al respecto, no pude calmarme en absoluto. Habíamos cometido un error de cálculo crítico.

Pensando en ello ahora, las transferencias terrestres anteriores solo habían sido entre el continente Luka y la Tierra. Pero incluimos áreas de Mazmorras de Evento del mundo de los monstruos en nuestras zonas seguras. Ni siquiera nos detuvimos a pensar.

¿Por qué? ¿Por qué no lo pensé? ¿Por qué asumí que el continente Luka y el de los monstruos operaban bajo las mismas reglas?

Sabía la respuesta. Fue porque las Mazmorras de Evento de los demonios nunca se superpusieron con la de los monstruos. Como resultado, concluimos que la transferencia terrestre seguiría la misma regla.

Pero eso había sido una trampa. Los demonios incluso podrían haber planeado que sus caminos de invasión fueran de esa manera por este momento. Cuando lo pensaba así, el vello de mi cuerpo se erizaba.

Nos engañaron. Pensamos que estábamos preparados, pero eso fue arrogancia. El Señor Demonio y los demonios nos habían engañado por completo.

Pregunté solemnemente.

“¿Cuantos murieron?”

“2,3 mil millones”.

Al ver que mi expresión se endurecía, Hwaya añadió.

“Todo ocurrió en un instante. Transferencias terrestres en áreas que creíamos que eran zonas seguras. Mi corazón dio un vuelco cuando escuché la noticia”.

“¿Qué tal ahora?”

“Ha sido atendido. Ocurrió aproximadamente una semana después de tu desaparición. Casi como si supieran que no estás aquí”.

La expresión de Hwaya se ensombreció al recordar las últimas semanas.

“Ninguno de los miembros de Revival murió. Ilayda y Ludia se aseguraron de que todos sobrevivieran. Es por eso que la gente nos resiente más”.

“¿Resentir? ¡No es como si quisiéramos que otras personas murieran! ¿¡Cómo pueden estar resentidos con nosotros solo porque los miembros de Revival no murieron!?”

“Es precisamente porque no morimos contra esos demonios fuertes y temibles. Innumerables personas comunes murieron, pero nosotros no”.

Me imagino lo mucho que trabajaron los miembros de Revival para proteger a los demás. ¿Pero la gente estaba resentida con nosotros porque ninguno murió? Lo absurdo de la situación me dejó sin palabras.

En ese momento se abrió la puerta. Ludia entró silenciosamente.

“Lo siento, solo planeé escuchar, pero no pude calmarme hasta que te vi con mis propios ojos”.

Ludia parecía tan agotada como Hwaya. Entonces recordé que estaban en el mismo turno. Ludia se acercó rápidamente a mí y cerró los ojos mientras me abrazaba. Después de que la energía que soltó me cubrió, se alejó con una expresión de satisfacción.

“Genial, no estás herido”.

“Lo siento, planeé ver a todos después de hablar con Hwaya”.

“No te preocupes, lo entiendo”.

A Ludia no pareció importarle demasiado, ya que se volvió hacia Hwaya y habló.

“Olvidaste algo importante”.

“¿Algo importante?”

Ludia asintió con la cabeza.

“Es que Shin es visto como algo separado de Revival”.

“¿Qué quieres decir? Soy el maestro de Revival”.

“Este desastre ocurrió cuando te fuiste. La gente dice que esto no habría ocurrido si estuvieras aquí”.

Entendí lo que decía Ludia, pero todavía estaba estupefacto.

“¿Qué tontería es esa? Nada habría cambiado incluso si estuviera aquí”.

Sin responder, Ludia puso otro video en la pantalla. Fue una cobertura de noticias en vivo.

[Las voces de condenación contra Revival son cada vez más fuertes. Muchos apoyan la teoría de que los miembros de Revival han conspirado contra Kang Shin, quien no ha aparecido durante el último mes. Portavoz de Revival, señorita Hwaya Mastiford.]

Hwaya suspiró.

“Por eso no dije nada. Temía que se enojara más”.

“Estoy enojado”.

“Ves”.

“¿Desde cuándo te convertiste en portavoz? ¿No eres la vice maestra del gremio?”

“A la gente no le importa”.

Hwaya habló sin rodeos.

“Para ellos, Revival es Kang Shin y Kang Shin es Revival. Sin ti, Revival no es más que un grupo militante que no se puede controlar”.

“El momento era demasiado perfecto”.

Ludia dijo encogiéndose de hombros.

“Al principio lo ignoramos y pensamos que desaparecería, pero las voces se hicieron más fuertes a una velocidad que no podemos entender”.

“Para la gente, no eras diferente a un dios. Se puso peor durante el último mes, prácticamente hasta el punto de la adoración ciega. Y nosotros fuimos los demonios que mataron a dios”.

Arrugué mi frente. Empecé a comprender la extraña calma de Yua y la frustración de Hwaya. Incluso yo quería llorar.

“Maldita sea, ¿por qué ahora?”

Pensé en el mes que pasé absorbiendo el poder del dragón. Fue un momento necesario para hacer crecer mi fuerza y reafirmar lo que aprendí sobre mi halo y Enigma.

Pero durante este tiempo, los demonios hicieron un asalto frontal como si supieran de mi situación. Los miembros de Revival lograron detenerlos, pero de ninguna manera podría considerarse exitoso.

Un tercio de la humanidad había muerto. Era difícil decir si el mundo podría seguir como estaba.

Los demonios también deben haber sufrido un daño catastrófico. Lo que hicieron no fue lo que harían invasores. ¡Estaban prácticamente en una misión suicida!

O tal vez, no les importaba el número de bajas.

Después de pensar tan lejos, levanté la cabeza.

Miré la entrada a la mazmorra en el cielo.

“¿Alguien ha entrado en esa mazmorra?”

“No si hubieras estado aquí, Shin”.

Al escuchar las palabras de Hwaya, cerré los ojos. Ludia agregó a la explicación.

“No importa cuántos demonios matáramos, la gente no nos creería. Casi como si los estuvieran controlando, nos odiaban y gritaban tu nombre. Estábamos seguros de que el Señor Demonio estaba en esa mazmorra, pero no teníamos la confianza para entrar sin ti”.

“Eso es bueno. Me habría puesto furioso si entraran sin mí”.

“Pero otras personas no nos escucharon”.

Golpeé mi puño contra la mesa.

La profecía de Ciara se estaba haciendo realidad.

Incluso después de devorar la sangre de innumerables usuarios de habilidad, la mazmorra en el cielo parecía hambrienta de más, extendiendo una luz roja sangre por todo el mundo.


Anterior |Índice| Siguiente

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .