Release that witch: Capítulo 807



Dentro de las Ruinas

 

Casi al mismo tiempo, toda la “piel” se encogió y rodó, y un gusano salió del muro de piedra. Con una mucosidad líquida saliendo de su piel, rápidamente subió hacia la parte superior de la cueva.

Pero Nightingale fue mucho más rápida.

De repente apareció de la Niebla y se colgó boca abajo en el techo de la cueva tan ágilmente como si estuviera en un terreno plano y bloqueó el camino del gusano. Antes de caer al suelo, clavó una daga brillante en la cabeza del gusano y la clavó firmemente en la pared de piedra.

El gusano luchó durante un rato y luego se le cayeron las seis patas. Estaba muerto.

En ese momento, Lightning finalmente notó que el “huevo” era simplemente el torso del gusano. Con la cabeza y las piernas enterradas en piedras y bloqueadas por su vientre gigante, su torso parecía un huevo.

La figura del gusano estaba desproporcionada. Su parte delantera se asemejaba a una hormiga agrandada, con una longitud de no más de medio metro. Su parte trasera, es decir, la parte de “piel” que envolvía al Demonio Loco, era lo suficientemente grande como para contener tres grandes barriles en su interior. Aunque más de la mitad de la mucosidad se había derramado y la “piel” hinchada se había encogido, su área seguía siendo asombrosa.

“¿El demonio nace de su vientre?” preguntó la niña sorprendida.

“Nunca había oído hablar de algo así.” Agatha se agachó y estudió cuidadosamente al demonio bajo la luz de una Piedra Mágica. “Este Demonio Loco … es completamente maduro. Mira su brazo. La cicatriz aquí es causada por la incrustación de una Piedra Mágica. Su circunferencia es más grande que el otro brazo, lo que significa que el demonio había lanzado picas constantemente con poder mágico”.

“Entonces, ¿dónde está la Piedra Mágica?”

“No tengo idea. Probablemente se la hayan quitado.”

“¿Así que se lo llevó este gusano?” Elena preguntó con impaciencia. “Se tragó al demonio y lo digirió mientras se colgaba de la pared. Desafortunadamente, se cruzó con nosotras. Su Piedra Mágica fue digerida por sí misma o se perdió durante una guerra. ¿Tiene sentido? No te preocupes por este gusano asqueroso, buscar a Fran es más urgente.”

“¿Se tragó al demonio?” Lightning cuestionó en su corazón. “Su boca no es lo suficientemente grande para que la atraviese un ser humano adulto, sin mencionar para un Demonio Loco de casi tres metros de altura.”

“Eso es raro …” la voz de Nightingale provino del vacío. “Obviamente está muerto, pero ¿por qué no se disipó su poder mágico hasta ahora?”

“¿Qué?” Agatha se sorprendió. “¿Quieres decir que esto es un demonio?”

“Sí, su poder mágico es tan fino como la niebla. No lo noté hasta que salió rodando del vientre del gusano. Pero seguramente está muerto. A juzgar por el nivel de descomposición de su piel, murió hace uno o dos días”. Nightingale luego preguntó con desconcierto: “Pensé que era imposible que el poder mágico se acumulara en un cadáver ¿no es así?”

“Si lo viste bien, es realmente extraño…” Zooey asintió. Insertando la espada profundamente en la pared de piedra, dijo: “Quizás deberíamos llevarnos estos dos cuerpos para una investigación más profunda. Dejemos una marca aquí y recojámoslos cuando terminemos de acampar.”

Mientras caminaban hacia adelante, se encontraron con más “gusanos huevo” y de nuevo, aunque no todos estaban enterrados bajo el muro de piedra, algunos estaban parados justo al lado de la orilla del río o estaban agrupados como hongos.

Al tener experiencia, las brujas ahora podían asegurarse de que sus ataques golpearan directamente los puntos cruciales de los gusanos o les cortaran la cabeza, que estaban enterradas bajo la tierra, uno tras otro. Abriendo los vientres de los gusanos, encontraron que no solo había demonios locos adentro, sino también demonios temibles y cuerpos humanos.

Eso asustó a las brujas.

Más allá de la zona fronteriza, no había residencias humanas. ¿Cómo cazaban los gusanos a los humanos?

¿Podría ser que los gusanos hubieran estirado sus piernas en el dominio de Neverwinter sin dejar rastro?

En ese momento, Nightingale de repente alertó, “Hay una reacción mágica por delante. Espera, no … ¿es eso, Fran?”

“¿Dónde?” Elena no se apresuró hacia adelante, sino que se abrió en abanico con las otras Brujas del Castigo de Dios, sosteniendo sus espadas y protegiendo alrededor.

Lightning entendió que en el mundo brumoso todo era blanco y negro, y la mayoría de los objetos que veía estaban constituidos por líneas de silueta visualizadas y retorcidas, excepto el poder mágico, que estaba en colores brillantes. Por eso el oscuro entorno subterráneo no tuvo influencia en Nightingale.

“En frente, a la izquierda, 200 metros … unos 400 pasos. Parece estar enredada por algo.” La voz de Nightingale fue más y más lejos y se volvió borrosa bajo el ruido de los chorros de agua. “No puedo ver… iré primero… ¡Espera!”

Un momento después, sonaron dos disparos.

¡Bang! ¡Bang!

El disparo de la pistola de chispa sonó particularmente fuerte bajo tierra. Las Brujas del Castigo de Dios se miraron unas a otras y caminaron hacia adelante mientras mantenían su formación. Lightning fue más rápida. Voló sobre ellas y hacia los disparos mientras sostenía firmemente el revólver en su mano.

Por suerte, lo que le preocupaba no sucedió. Pronto, Nightingale levantó la Piedra de Iluminación para guiar el camino.

Tumbados bajo los pies de la bruja había dos monstruos con patas delanteras en forma de hoz. Las pistolas de chispa hicieron dos agujeros en las cabezas de los gusanos y la sangre azul se extendió por el suelo.

“¿Son estas las bestias demoníacas que mencionaste que pueden ocultar sus figuras?” Lightning preguntó mientras flotaba en el aire.

“Sí, pero no importa cuán hábiles sean, no pueden esconderse de mis ojos.” Nightingale guardó su revólver y le dio unas palmaditas a Fran que estaba firmemente atascada, ella preguntó: “¿Estoy en lo cierto?”

Fran luchó un poco y gimió algo, pero parecía que su boca estaba sellada.

Nightingale notó que ambos lados del gusano estaban cubiertos de gelatina blanca que fijaba firmemente a Fran en el suelo. Su boca gigante también estaba bloqueada. Aparte de eso, su cuerpo robusto estaba lleno de heridas. Al parecer, cuando se cayó del profundo agujero, le dolió mucho.

Además, para sorpresa de Nightingale, había más de un gusano gigante. Otros dos gusanos devoradores yacían tranquilamente en el suelo, como si estuvieran profundamente dormidos.

“¿Es esto …” Una idea pasó por la mente de Lightning. Rápidamente aterrizó y apartó el musgo del suelo. Una pizarra moteada apareció a la vista. (NTE: entiéndase pizarra como un tipo de roca.)

“¿Oh?” Nightingale lanzó un silbido. “Bien, parece que hemos encontrado …”

“¡Las legendarias ruinas de la montaña nevada!” dijo con entusiasmo.

“¿Qué pasó?” Las demás llegaron una tras otra. Para no estirar su formación demasiado libremente, las Brujas del Castigo de Dios se habían movido a una velocidad fija. Siempre caminando al frente, estaba Elena, lo que cambió ligeramente la opinión de Lightning sobre ella.

“Encontré a Fran y dos monstruos que parecían querer hacer una comida con ella” explicó Nightingale brevemente. “Fran está bien, pero está atrapada en el suelo. Esto ya es parte de las ruinas subterráneas, lo que significa que los enemigos podrían estar cerca. Saquemos a Fran de aquí lo antes posible y llamemos al Primer Ejército para que establezca puestos de centinela.”

Elena asintió con la cabeza, sacó la espada pesada que llevaba en la espalda y cortó rápidamente esa resistente gelatina. Cuando la boca gigante de Fran recuperó su libertad, todas la oyeron gruñir en voz baja.

“¡No miren hacia arriba!”

Cuando Lighting la escuchó, inconscientemente había levantado la cabeza.

El cielo estaba completamente oscuro, no se podía ver nada a primera vista. En este lugar, la cueva se extendió hacia arriba, creando un enorme espacio en forma de cúpula. La Piedra de Iluminación solo podía iluminar un espacio muy limitado en el suelo, sin ofrecer una visión detallada en la parte superior. Al momento siguiente, Nightingale sintió que los finos vellos de su cuerpo se erizaban.

En la oscuridad, apareció un ojo escarlata, luego dos ojos, tres ojos …

No sabía cuántos ojos la estaban mirando en ese momento. Vio esas decenas de miles de ojos, como decenas de miles de estrellas, unidas en una gigantesca placa roja … que parecía una “Luna Sangrienta”


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .