ending

Ending Maker: Capítulo 31 – 1


<Capítulo 31: Lugar Sagrado – 1>

 

EZ: Capítulo Único, disfrútenlo~~


Notas del cap:

Satanás perdió su trabajo hoy – Meme coreano sobre los actos humanos que son tan malvados y viciosos que hacen que Satanás pierda su trabajo. Este meme tiene muchas variaciones y no se limita a ‘Satanás perdió su trabajo hoy’.

 

La Reina de las Hadas Salvajes, Eonelle, levantó la cabeza.

 

La hermosa luz brillaba desde el colorido techo de cristal.

 

La luz del sol se dispersaba y difundía según cálculos precisos, desprendiendo una sensación de fantasía y misterio para el espectador.

 

“Wow…”

 

Una voz infantil salió de la boca de Eonelle.

 

Sorprendida por su voz, Eonelle parpadeó y se miró a sí misma, y se dio cuenta de que sus extremidades eran mucho más cortas de lo habitual.

 

No era una reina de las hadas.

 

Ahora era su yo más joven, antes de convertirse en reina.

 

Fue durante la época en que su madre aún vivía.

 

Eonelle parpadeó y sonrió.

 

Pensaba como un hada, no como una reina.

 

Ya sea que esté en un sueño o no, pensó que debía disfrutar de este momento.

 

“Qué emocionante”.

 

En lugar de una sonrisa elegante, Eonelle tenía una sonrisa linda y adorable antes de mirar de nuevo a su alrededor.

 

Y pronto recordó dónde estaba ahora.

 

Se trataba del invernadero de los Altos Elfos situado en las profundidades de Endymion.

 

Además de la magia, los Altos Elfos del reino mágico de Magellan también alcanzaron logros sobresalientes en varios campos de estudio.

 

Crearon un jardín mucho más hermoso en el subsuelo que el que tenían en la superficie, y las hadas aficionadas a las cosas bonitas y encantadoras visitaban sus jardines con el permiso de los Altos Elfos.

 

“Bonito”.

 

Flores de numerosos colores llenaban su vista. Había tantas variedades que si se tratara de un jardín hecho por humanos, habría parecido desordenado por el exceso de variedades, pero éste era el jardín de los Altos Elfos.

 

Numerosas flores y árboles estaban dispuestos juntos, pero había armonía en su disposición.

 

Lejos de parecer desordenado, las flores y los árboles se complementaban entre sí, formando una vista muy hermosa.

 

“Huele bien”.

 

Eonelle cerró los ojos y disfrutó de la fragancia del jardín. Y entonces llegó a sus oídos una voz que hacía tiempo que echaba de menos.

 

“Eonelle”.

 

“¡Mamá!”

 

Eonelle gritó por reflejo mientras saltaba de su posición y se dio la vuelta.

 

Allí estaba su hermosa y bondadosa madre, la anterior Reina de las Hadas, con una elegante sonrisa.

 

“¡Mamá!”

 

Eonelle corrió como una niña y se abrazó a la cintura de su madre.

 

“Sigues siendo una niña”.

 

“Sí, así es. Soy una niña. hehehe”.

 

¿Cuánto tiempo hacía que no se comportaba así de forma tan tierna?

 

Hacía tiempo que no hablaba y actuaba como un hada normal.

 

La antigua Reina de las Hadas tenía una sonrisa un poco solitaria cuando miró la cara de su hija.

 

Porque en sus ojos, que podían ver más allá del tiempo y el espacio, vio a la Eonelle adulta, su hija convertida en Reina de las Hadas.

 

La anterior Reina de las Hadas acarició la mejilla de Eonelle con emociones que sólo podían describirse como orgullo, arrepentimiento y cariño.

 

“Eonelle, ¿te gusta este lugar?”

 

“Sí, me gusta. Es muy bonito”.

 

“Sí, cuando los Altos Elfos de Magellan dejaron Endymion… nos pidieron especialmente que lo cuidáramos bien”.

 

Los Altos Elfos ya habían dejado Endymion cuando nació Eonelle.

 

Sin embargo, la anterior Reina de las Hadas recordaba la época en que los Altos Elfos vivían en Endymion.

 

“Mamá era amiga de los Altos Elfos, ¿verdad?”

 

“Sí, lo era. Los Altos Elfos eran amigos de nosotras, las hadas salvajes. Nos dejaban usar las aguas termales y el jardín a nuestro antojo”.

 

“A mí también me gustan las aguas termales”.

 

“Eres realmente mi hija”.

 

“Hehehe”.

 

La anterior Reina de las Hadas acarició la cabeza de Eonelle, y ésta disfrutó de su tacto.

 

Este momento era sólo un sueño, pero como hada, no le importaba distinguir la realidad de lo sueños.

 

“Eonelle”.

 

“Sí, mami”.

 

“Este lugar… cuida bien de Endymion. Algún día… el día en que los Altos Elfos regresen, podremos estar orgullosas… podremos decir que nosotras las hadas nunca hemos descuidado nuestra amistad con los Altos Elfos”.

 

Era imposible manejar todo Endymion.

 

Incluso los Altos Elfos habían renunciado a cuidarlo.

 

Así que sólo los lugares donde los Altos Elfos y las hadas compartían su amistad, que eran las aguas termales y los jardines, eran los que podían conservar bien.

 

“Sí, mami. Definitivamente lo haré”.

 

“Fufufu, qué buena chica”.

 

“Te lo prometo. Definitivamente. Promesa de meñique”.

 

“Muy bien, es una promesa de meñique.”

 

“Sí, mami”.

 

Eonelle sonrió con belleza y la anterior Reina de las Hadas la abrazó con fuerza. Compartieron el calor de la otra bajo la luz del sol que brillaba desde el techo de cristal de colores.

 

“Mami”.

 

Eonelle abrió los ojos.

 

Y se dio cuenta de que ahora era la Reina de las Hadas.

 

Pero por un momento se quedó absorta en su sueño. En lugar de enfrentarse a la realidad, prefirió escapar de ella durante un rato.

 

Tic-tac. Tic-tac.

 

De repente se levantó y salió de su habitación, con el dobladillo de su vestido arrastrándose por el suelo.

 

Se enfrentó a la visión que tenía delante.

 

“Haha… hahaha…”

 

¿No decían que la risa a veces surge cuando uno se enfrenta a una situación muy absurda?

 

La vista que tenía ante ella no cambió.

 

La escena de su sueño sólo permaneció en sus sueños ahora.

 

Estaba completamente arruinada.

 

El lugar donde se produjo el gran derrumbe sólo podía describirse como ruinas.

 

La Reina de las Hadas se esforzó por mantener su elegante sonrisa.

 

Pronto sintió que se desmayaba de nuevo, pero se dio la vuelta y se puso en pie con firmeza. Pero no pudo evitar que su débil voz saliera de su boca.

 

“No fue… un sueño”.

 

Habría estado bien que fuera un sueño.

 

Si fuera sólo un sueño…

 

Si sólo fuera una mentira…

 

“Mami, lo siento.”

 

Eonelle no pudo cumplir su promesa.

 

Soy una niña mala.

 

Lo siento.

 

Cuando las lágrimas corrieron por las mejillas de la Reina de las Hadas, hubo algunos que observaban la escena en secreto.

 

“Jude. ¿Qué debemos hacer? Está llorando”.

 

“…¿Entonces no debería llorar?”

 

Endymion estaba completamente destruida.

 

Cuando Jude habló con los ojos entrecerrados, Cordelia hizo un puchero, empujando tímidamente sus dedos índices uno contra otro.

 

Jude volvió a suspirar al verla con ese aspecto y luego dijo.

 

“Haa… además de eso… ¿eres un verdadero demonio? ¿Cómo puedes decir eso?”

 

“Q-, qué…”

 

“Endymion se ha ido, así que no aparecerán más demonios en Endymion… Tales palabras hicieron que Satanás perdiera su trabajo hoy”.

 

Fue una idea tan diabólica.

 

No, aparte de tener tal idea, la sacó de su boca y la dijo. Y con una cara y una expresión tan bonitas.

 

“Uhhh…”

 

Los comentarios de Jude hicieron que Cordelia se encogiera aún más, pero tenía algo que decir en su defensa.

 

“Tú me enseñaste”.

 

“¿Qué?”

 

“Quiero decir, eso… cuando rompimos el puente…”

 

Cordelia se refería a la vez que rompieron el puente para derrotar a Lacto.

 

Jude fue quien dijo originalmente esa frase, no Cordelia.

 

Sin embargo, Jude chasqueó la lengua ante la tímida refutación de Cordelia y dijo con los ojos entrecerrados.

 

“¿Esto es lo mismo que eso? ¿Y no hay algo así como tiempo y lugar?”

 

Él tenía razón.

 

Cordelia se encogió aún más y Jude tiró de las mejillas de la esa Cordelia con ambas manos.

 

“Ugueu…”

 

Cordelia normalmente se enfadaría y se resistiría, pero esta vez no lo hizo.

 

Se limitó a aceptar su castigo con un rostro sombrío.

 

Pero eso no duró mucho.

 

“Sé que estás mirando. Acérquense”.

 

Ante la llamada de la Reina de las Hadas, Jude y Cordelia se estremecieron al mismo tiempo antes de aclararse la garganta y dar un paso al frente.

 

“Jude, Cordelia”.

 

“Su Majestad”.

 

Jude respondió en voz baja, y Cordelia inclinó la cabeza tras mirar a los ojos a la Reina de las Hadas.

 

La Reina de las Hadas sonrió amablemente al verlos.

 

“Está bien. No tienes que poner esa cara de abatimiento. Defender a Endymion… no, salvarlo… no, fue por el mundo de todos modos”.

 

Aunque estaba un poco descompuesta en el medio, la Reina de las Hadas siguió manteniendo su elegante sonrisa hasta el final de sus palabras.

 

“Para cerrar la Puerta al Infierno, ¿verdad?”

 

“Sí, si la Puerta al Infierno hubiera crecido así como así… habría habido una terrible tragedia. Las acciones de Cordelia fueron bastante excesivas, pero no había otra forma en aquel entonces. Gracias a la decisión de Cordelia en nombre de todos, pudo salvar mi vida también. Si la castigas, deja que yo lo reciba en su lugar”.

 

Cuando Jude no dejó de defenderla e incluso llegó a decir que estaría dispuesto a recibir el castigo en su lugar, Cordelia se sobresaltó y parpadeó en blanco, y la Reina de las Hadas meneó la cabeza.

 

“No, no es justo castigarte. Como dijiste, Cordelia salvó a todos. Y… creo que yo también tengo la culpa por descuidar la gestión de otras áreas además de las originales que manteníamos. Porque ni siquiera supe que la Puerta al Infierno se abrió aquí”.

 

La Reina de las Hadas también era consciente de los peligros de la Puerta al Infierno.

 

Si la Puerta al Infierno hubiera crecido tal y como Jude dijo, las hadas serían las primeras en estar en peligro.

 

“Entonces Cordelia, endereza tu pecho. Aunque Endymion se haya ido… ¿no está claro que has salvado al mundo y a nosotros, las hadas?”

 

“Su Majestad…”

 

Cordelia se sintió profundamente conmovida y comenzó a llorar.

 

La Reina de las Hadas se rió un poco ante la respuesta de Cordelia antes de continuar.

 

“Conozco el nombre de Lena. La Santa Ángel Lena, uno de los cinco héroes que acabaron con la tragedia del Reino Paragon. Pero viéndola ahora, parece que tiene el Síndrome Demoníaco”.

 

“Sí, así es. Tenemos que tratar a Lena”.

 

Cordelia habló rápidamente sin pensar, y la Reina de las Hadas también asintió con firmeza.

 

“Sí, tienes razón. También es nuestra benefactora, así que merece ser ayudada”.

 

“Su Majestad…”

 

El rostro de Cordelia volvió a sonrojarse con profundas emociones.

 

Jude también expresó su admiración por ella en sus pensamientos.

 

‘Es una verdadera reina.’

 

Era increíble que la benévola mujer que tenía delante fuera de la misma raza que las hadas que él conocía.

 

En cualquier caso, la reina de las hadas, verdaderamente bondadosa, se dio la vuelta y dijo.

 

“El síndrome demoníaco es una enfermedad causada por la acumulación del aura del infierno en el cuerpo. Así que si lavas el aura del infierno con aura sagrada, podrás curar el Síndrome Demoníaco”.

 

Lo que dijo era la verdad.

 

De hecho, la forma más rápida de tratar el Síndrome Demoníaco en el juego era ir a un gran templo, dar la mayor cantidad de dinero de donación posible y escuchar los himnos del coro mientras se bañaba en agua bendita.

 

“Hay un lugar sagrado no muy lejos. Es el lugar donde el dragón dorado, el rey de los dioses salvajes, interactuó con Solari, el antiguo dios del sol”.

 

“Oh…”

 

Jude expresó su sorpresa sin saberlo.

 

Porque según la historia de la Reina de las Hadas, era una tierra donde dos dioses permanecieron temporalmente juntos.

 

Era literalmente un lugar sagrado entre los lugares sagrados.

 

“Te diré la ubicación, así que lleva a Lena ahí para curar el Síndrome Demoníaco”.

 

“¿En verdad?”

 

“Sí, en verdad”.

 

“¡Vaya! ¡Su Majestad es la mejor! ¡Muchas gracias!”

 

Cordelia estaba dispuesta a abrazar a la Reina de las Hadas en ese momento, pero su absoluta diferencia de altura se lo impidió.

 

La Reina de las Hadas se rió un poco al ver que Cordelia dudaba cuando intentaba abrazarla, y pronto volvió a mirar a Jude y dijo.

 

“Jude”.

 

“Sí, Su Majestad”.

 

“Lo digo por precaución…”

 

Las palabras de la Reina de las Hadas se interrumpieron al final antes de aclararse la garganta de repente y decir mientras miraba a otra parte.

 

“No pueden destruir ese lugar”.

 

El lugar sagrado.

 

Especialmente el lugar sagrado.

 

“Por supuesto. Intentaré evitar que se produzca la peor situación”.

 

El rostro de Cordelia se puso rojo en el momento en que Jude habló con una mirada decidida, como si estuviera haciendo un juramento.

 

Después de debatirse en ese estado, le habló a la Reina de las Hadas en un tono urgente.

 

“¡L-, lo prometo! ¡Iré tranquilamente! ¡De verdad!”

 

“Sí, creo en ti. De verdad. De verdad. Por favor. Por favor…”

 

Su elegante sonrisa seguía siendo la misma, pero al final, había algo de desesperación en las palabras de la Reina de las Hadas.

 

No era realmente solo un lugar sagrado.

 

Porque tenían que proteger ese lugar sagrado.

 

¡Especialmente ese lugar sagrado!

 

“Lo prometo. De verdad…”

 

La desanimada Cordelia encogió los hombros al hacer una promesa, Jude se adelantó de nuevo.

 

“Su Majestad, me haré responsable y protegeré el lugar sagrado de Cordelia”.

 

“Sí, creo en ti”.

 

“No soy un demonio…” (EZ: Lo eres XD)

 

Murmuró tímidamente Cordelia poco después de la cara de preocupación de la Reina de las Hadas y el juramento decidido de Jude.

 

La Reina de las Hadas se giró de nuevo hacia Cordelia y habló.

 

“Lo siento. Te he desanimado. Como dije antes, es cierto que nos salvaste. Puedes estar orgullosa de ello. Eres una guerrera que tomó una decisión que no era fácil de tomar”.

 

“Sniff, sniff, Su Majestad”.

 

Ella (La Reina de las hadas) hizo un daño grave a alguien y luego pretendió ayudarla (Cordelia).

 

La Reina de las Hadas sonrió con un poco de picardía a Cordelia, cuyos pensamientos se revelaban claramente en su rostro, y Jude también sonrió.

 


 

“Ah, menos mal. Hay una forma de curar a Lena”.

 

“Tienes razón”.

 

La residencia de las hadas, que difería en tiempo y espacio de los lugares ordinarios, no era un lugar muy bueno para descansar adecuadamente.

 

Por eso, Lena y Kaplan se alojaban en una casa de baños en las afueras de Endymion, que no se derrumbó.

 

“Ufufu, estoy emocionada. Si vamos al lugar sagrado, Lena se curará del Síndrome Demoníaco, entonces Lena recuperará los poderes de ángel, y podremos obtener la sangre de Lena. ¿No es así?”

 

En el camino hacia la casa de baños, Cordelia caminaba con energía riendo, e incluso se puso a cantar.

 

“La sangre de Le~na~ doo doo doo doo~

 

Lugar sagrado~ doo doo doo doo~

 

Modo ángel~ doo doo doo doo~

 

La sangre de Lena~”.

 

Su canto y sus gestos eran seriamente lindos y adorables, y Jude trató de distanciarse de ella. Y Cordelia, habiendo captado a ese Jude, lo fulminó con la mirada.

 

“¿Por qué?”

 

“No, ¿lo preguntas porque no lo sabes? Mírate”.

 

Una hermosa chica sonreía alegremente mientras cantaba sobre la sangre.

 

“Umm…”

 

“¿No es raro?”

 

“Hmph. ¿No es raro, sin embargo?”

 

No obstante, parecía estar avergonzada ya que su cara se puso roja.

 

Jude sonrió y continuó con sus palabras.

 

“Continuando, es bueno. Hemos salvado a Lena, y si seguimos así, obtendremos la sangre del ángel”.

 

“Sí, podré usar la Regresión Ancestral… ¡entonces será posible usar esto también!”

 

Cordelia habló en voz alta mientras sacaba el Juicio Celestial, que había llevado a la espalda durante todo el viaje.

 

Era una de las cien espadas que el propio Arcángel Auriel forjó, y un poderoso objeto mágico que podía utilizar el “Día del Juicio”.

 

Actualmente estaba sellada, por lo que era más un garrote que una espada, pero una vez que ella obtuviera el poder de un ángel, sería capaz de quitar el sello.

 

“Es un evento feliz, una ocasión feliz”.

 

“Sí, me gusta especialmente que hayamos salvado a Lena”.

 

La había visto morir en soledad con una expresión dolorosa en ese video, y esa escena aún permanecía en sus ojos.

 

Pero habían salvado a Lena.

 

Salvaron al héroe del primer episodio de Legend of Heroes, que debería haber muerto.

 

‘Significa mucho.’

 

Entre los cinco personajes principales del primer episodio de Legend of Heroes, Hoja Fantasma Kamael era el único que estaba activo después del segundo episodio.

 

Así que si eso no ocurriera.

 

Si los cinco personajes principales sobrevivieran y se unieran a la lucha para detener el Armagedón…

 

‘Tenemos que hacer que suceda.’

 

No era sólo Lena.

 

De alguna manera salvaron al Hombre de Hierro Landius aunque la causa de su muerte era aún desconocida.

 

‘Los otros dos también.’

 

El Nigromante Velkian y el Druida Fran también.

 

Y además, los héroes de Legend of Heroes 2 también.

 

“¿En qué estás pensando?”

 

“Una buena idea”.

 

“Vuelves a decir algo extraño”.

 

Jude sonrió ante la reprimenda de Cordelia, y volvió a tratar el tema del lugar sagrado.

 

“De todos modos, espero que no haya ninguna vena del dragón en el lugar al que vamos esta vez”.

 

“¿De qué estás hablando?”

 

“No, no es nada”.

 

Jude contestó descaradamente y se hizo el ignorante, mientras Cordelia hacía un puchero pero sólo fue un momento.

 

“Démonos prisa. Quiero darle a Lena las buenas noticias”.

 

“Ok.”

 

Los dos que caminaban juntos comenzaron a acelerar el paso.

 

Y bajo los pies de esos dos.

 

En las profundidades de la tierra.

 

El desbordamiento de las venas del dragón estaba continuamente causando anormalidades.

Si lo desean bien pueden darle clic a la siguiente img si no tienen dinero para donar pero quieren apoyarme [leizer5991] (si es posible cómanse la publicidad con lo cual me ayudan mucho), gracias por adelantado para quienes lo hagan [recuerden el link los redirecciona a la pag de inicio del blog]


Anterior | Indice | Siguiente

7 comentarios

  1. Al comienzo pense que se saltaron algún capítulo y después pensé que la reina se volvió loca y que esta abrazando a Lena como si fuera su madre o algo asi XD
    Pobre reina de la hadas…
    Quien diría que detrás de ese lindo rostro se encuentra un demonio…
    Errores
    1.(mejillas de la esa Cordelia con ambas manos
    Mejillas de Cordelia con

    2.- Murmuró tímidamente Cordelia poco después de la cara de preocupación de la Reina de las Hadas y el juramento decidido de Jude.

    Después de ver la cara de preocupación…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .