ICDS — Capítulo 334

Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Expectro


Anterior |Índice| Siguiente


Ola Final (4)

Los monstruos que aparecían desde el Piso 41 de Más Allá se parecían a los demonios.

Tenían forma humanoide, pero poseían piel negra y una naturaleza violenta, y usaban partes de su cuerpo como armas. Al igual que los demonios, llevaban una cantidad explosiva de maná, pero eran diferentes en que podían regenerarse incluso si les cortaban las extremidades, confiando más en sus habilidades físicas que en las mágicas.

Estos monstruos llamados Elang nunca habían aparecido en la Primera Mazmorra.

[Son uno de los monstruos más antiguos de la mazmorra. Existieron incluso antes de la fundación de la mazmorra. Son seres del pasado que deberían haber desaparecido en el flujo de la naturaleza.]

“¿Y los arrastraste a la mazmorra?”

[Sí.]

Elang. Frente a estos monstruos, ni la magia ni las ‘habilidades’ funcionaron. No es que anularan el poder de la mazmorra. Era solo que los tipos de ataque realizados al refinar un poder en otras formas no funcionaban. Solo el aura pura y la fuerza de los elementos podrían dañarlos. Parecía que tenía algo que ver con su Liga.

[Él viene.]

[Su crecimiento parecía no tener fin, pero parece que ha llegado a su fin.]

También tenían una forma extraña de hablar. Mientras intentaban perforarme el estómago con las manos cubiertas de auras blancas, hablaban cortésmente como para molestarme.

[Es duro.]

[Su armadura tiene una habilidad muy especial. Si perdemos nuestro enfoque, moriremos en un instante.]

[Embosquémoslo para ponerlo a prueba.]

“¡Cállense, bastardos!”

Con un grito, mi lanza cubierta de un aura transparente salió disparada y aplastó a un Elang mostrándome los dientes.

Los Elangs cercanos se estremecieron y retrocedieron unos pasos, pero cargué hacia ellos con toda mi fuerza. Balanceando mi lanza como un bate de béisbol, barrí a todos los monstruos cercanos.

“¡No se me comparan!”

[Tienes razón, pero cuando nuestros números se multipliquen por ciento cincuentaiocho, tendremos una oportunidad.]

[No podemos entender cómo ha superado el estándar.]

[Debe haber habido una intervención externa. Para reducir la tasa de error…]

“¡Desaparezcan!”

A pesar de que admitieron que no tenían ninguna posibilidad a menos que sus números se multiplicara ciento cincuentaiocho veces, todavía me atacaron sin descanso.

Mientras me encargaba de ellos uno por uno, no pude evitar sentir curiosidad por saber sobre su jefe esperándome en el Piso 45. Tenía especial curiosidad por lo que tenía que decir sobre mí.

[Es imposible matarlo.]

[Es imposible para cualquiera.]

“¡Como dije, son ruidosos!”

Aunque hice que pareciera fácil, estos Elangs eran increíblemente poderosos. Para perforar sus duros cuerpos, necesitaba comprimir más de 200.000 maná y destruir incluso sus cenizas para evitar que se regeneraran.

El hecho de que ni siquiera un centenar de esos monstruos pudieran lastimarme mostró cuán monstruoso me volví.

Después de ocuparme de otro grupo de Elangs, llegué a un callejón sin salida. Ya había utilizado la detección de maná para comprobar otras áreas.

Estaba seguro de que este tenía que ser el lugar donde estaba la puerta, así que miré a mi alrededor confundido. Pronto, como para mostrar que no estaba equivocado, una puerta que conducía a la Primera Mazmorra apareció de la nada.

“Huu, es casi el final. Gracias a dios Más Allá es pequeño”.

Más Allá ya no era más grande que la Primera Mazmorra. A diferencia de los pisos de la Primera Mazmorra que llegaron a ser del tamaño de un planeta, los pisos de Más Allá nunca sobrepasaron el tamaño de un país. Además, como el Piso 45 era el último Piso, estaba realmente cerca de terminar Más Allá.

Salí a la Tienda de Piso esperando ver a Loretta agitando las orejas felizmente, pero no estaba allí. Incliné la cabeza y le envié un mensaje.

“¿Dónde estás, Loretta?”

[Uuu, dos mundos se extinguieron al mismo tiempo, así que estoy ocupada encargándome de algunas cosas. Por alguna razón, muchos mundos se están extinguiendo recientemente. ¡Es como si estuvieran tratando de quitarme a Shin-nim!]

“No creo que sea eso… Pero te veré más tarde”.

[Sniff, nos vemos luego, Shin-nim.]

Las palabras de Loretta me preocuparon. ¿Estaba mal pensar que subir más alto aceleró el cambio en otros mundos? ¿Alguien estaba coordinando estos cambios? Justo cuando pensaba que sabía más sobre el mundo, parecía que estaba equivocado. Suspiré.

“Está bien, también podría ir directamente a… No”.

Aunque estaba un poco cansado de luchar contra todos esos Elangs en el Piso 44, pensé que no tendría ningún problema en luchar contra el Jefe del Piso 95 si bebía algunas pociones y descansaba un poco. Sin embargo, mi conversación con Loretta me hizo sentir demasiado incómodo.

Incluso mientras me decía a mí mismo que todo estaba bien, regresé a la Tierra para recuperar la calma.

Cuando fui a la casa del gremio en Jongno, vi a varias súcubos moviéndose afanosamente.

“¿Que están haciendo todas?”

“¡Oh, Querido Esposo!”

Cuando una de las súcubos gritó, el resto instantáneamente se congeló y volvió su mirada hacia mí. Esta no era la primera vez que sucedía, pero aun así daba un poco de miedo.

“Estamos investigando el próximo brote masivo”.

“Ciara-nim está muy ansiosa. Estamos analizando datos pasados ​​para predecir todo lo que podamos”.

“Está especialmente ansiosa hoy”.

“¿Dónde está?”

Todas las súcubos señalaron el segundo piso. Asentí en respuesta y subí a la habitación de Ciara.

“Estás aquí, Héroe-nim”.

“¿Sabías que vendría?”

“Sí”.

Ciara sacó su rostro enterrado en papeles para mirarme. Sus pupilas en forma de cruz brillaban radiantemente.

“Si se trata de Héroe-nim, no hay ni una sola cosa que no sepa”.

“Sí, sí”.

Respondí a medias y me acerqué a ella. Su lado pretencioso era molesto, pero su lado trabajador era admirable.

Ciara entonces volvió a concentrarse en los documentos cerca de ella, por primera vez cuando yo estaba cerca, y murmuró de manera audible.

“Como pensaba”.

“¿Qué pasa?”

“Finalmente lo resolví”.

Dejó el documento en su mano, el cual recogí después. Contenía fotografías de las puertas de mazmorras de América tomadas desde múltiples ángulos. Incluso tenía datos sobre la Mazmorra de Evento que estalló después. Tuve que felicitar a los camarógrafos que arriesgaron sus vidas.

“Recuerda lo que le dije a Héroe-nim la última vez…”

Levantó la cabeza y pareció decir algo, pero se detuvo en el medio y se estremeció.

“¿Qué?”

“E-Estás demasiado cerca”.

Debido a que estaba mirando los documentos, naturalmente fui justo frente a ella. Ciara se sonrojó y se alejó inquieta. Su respiración era agitada.

“Ciara, cambiaste”.

“S-Si te acercas, no sé qué podría hacerte…”

Eso fue aterrador en sí mismo, pero el hecho de que se dé cuenta de eso fue sin duda un rápido avance.

“Ciara, creciste”.

“Hwaya-nim dijo que me mataría”.

“Oh…”

Parecía que incluso había aprendido a preocuparse por su vida. Después de un suspiro, me senté con cuidado en la silla junto a ella.

“¿Entonces? ¿Qué has descubierto?”

“Sí, como dije antes, he estado tratando de ver el futuro con la ayuda de Hwaya-nim”.

“Sí, lo recuerdo”.

Hwaya y Ciara querían saber dos cosas. Lo primero fue cuándo será el próximo brote de Mazmorras de Evento, y lo segundo fue dónde. Conocer estos dos factores era crucial para responder adecuadamente a ellos.

“Dijiste que no podías ver ninguna puerta y que solo nos veías a nosotros luchando contra monstruos en un lugar que no se parecía a la Tierra”.

“Sí, Héroe-nim. Pensé que era por mi falta de habilidad. Para ser más diestra, me concentré en aprender el Circuito Peruta y las formas de controlar el maná que me enseñó Hwaya-nim. También investigué mi capacidad de varias maneras… Por supuesto, mi habilidad creció como resultado”.

“¿Entonces? ¿Descubriste algo nuevo?”

“Déjame cambiar un poco el tema…”

Las pupilas en forma de cruz de Ciara brillaron.

“¿Te acuerdas de Groenlandia, Héroe-nim?”

“Por supuesto. Pasaron muchas cosas allí y no fue hace tanto tiempo”.

“Originalmente, Groenlandia era un páramo compuesto principalmente por hielo. Pero de alguna manera, los demonios lograron cambiar Groenlandia a una masa de tierra diferente. Héroe-nim dijo que pertenecía a un mundo llamado Luka”.

Ciara manipuló hábilmente un dispositivo sobre la mesa y encendió un video holograma. Contenía filmaciones de la cambiada Groenlandia.

“Para ser honesta, cómo lo hicieron no fue importante para nosotros. En cambio, me concentré en cuán perfectamente se intercambiaron los terrenos. Con la ayuda de las súcubos, investigamos la masa de tierra y nuestro resultado fue el mismo que nos dijo Héroe-nim”.

Por alguna razón, se veía muy orgullosa cuando dijo eso. ¿Le gustaba decir mi nombre?

“La actual Groenlandia ya no es parte de la Tierra. Es parte del continente Luka”.

“…”

Inmediatamente entendí lo que estaba tratando de decir. Ese fue el motivo de mi silencio.

Ciara también lo entendió y se quedó en silencio. Si ella fuera así cuando nos conocimos, nunca la habría odiado.

“Entonces…”

Después de un tiempo, abrí la boca.

“¿Me estás diciendo que el continente Luka se trasladará a la Tierra?”

“Sí”.

Ciara respondió con confianza.

“Y en lugar del brote de Mazmorras de Evento”.

“Quieres decir que pueden escapar completamente de la influencia de la mazmorra”.

“Sí. Creo que esta fue la razón por la que pude ver el futuro hasta este punto cuando no era buena para observar cosas relacionadas con la mazmorra. Por supuesto, a cambio había otro poder que me obstaculizaba”.

“Ese debe ser el poder del Señor Demonio”.

Respondí. Entonces me puse de pie.

“Debería estar listo. ¿Cuándo ocurrirá, Ciara?”

“En menos de dos meses a partir de ahora. No, dado que no estamos seguros de sí sucederá de inmediato, podría ser incluso antes”.

“Entiendo”.

Asentí en silencio. Ciara me miró y le brillaron los ojos.

“¡Pero creo en Héroe-nim! ¡Héroe-nim es alguien que será un conquistador de todas las cosas!”

“Realmente deberías parar”.

“¡Ni siquiera necesito verlo! ¡Estoy segura de ello!”

Realmente, ¿qué hago con esta niña? Hice un ligero suspiro. Luego me incliné un poco y le di a la aturdida Ciara un beso en la frente. Era la bendición que tanto deseaba.

“¡Kyak!”

“Si quieres que te dé otra bendición, no lo vuelvas a decir. ¿Entendido?”

“…”

Pensé que usar una zanahoria era una táctica mejor que utilizar un palo, pero desafortunadamente, no fue efectivo.

Ciara se había desmayado antes de escuchar lo que dije.


Anterior |Índice| Siguiente

0 0 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 Comentario
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
tp_shin
tp_shin
hace 5 meses

Así si me cae bastante mejor Ciara, no estoy de si Shin podrá terminar la mazmorra antes de que llegue la invasión, mi razón me dice que le dará tiempo, pero mi intuición me dice que no. Gracias por el cap.

1
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x