ICDS — Capítulo 332


Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Expectro


Anterior |Índice| Siguiente


Ola Final (2)

Cuando subí al Piso 91 me encontré con un mundo abierto. El cielo estaba alto y azul, y un vasto mar estaba ante mis ojos. Bajo mis pies había arena blanca.

“¿Vine al lugar equivocado?”

No se me puede culpar por pensar esto. Sospechando que estaba bajo una ilusión, levanté mi maná, pero nada cambió. Incluso a un dios le resultaría difícil engañarme. Eso solo podía significar que la escena que tenía ante mí era real.

Cuando me di la vuelta, vi una escalera colocada de manera poco natural que demostró que este era el Piso 91. Había llegado más allá del Piso 90 el cual pocas personas habían visto.

“No sé qué significa esto, pero lo sabré una vez que empiece a caminar”.

Después de prepararme para lidiar con lo que sea que se me presente, grité.

“¡Comenzar exploración!”

¡Plump! En el momento en que mi voz tronó, escuché el sonido de algo cayendo al mar. El sonido no terminó con una sola vez. Casi como si alguien estuviera arrojando rocas gigantes al mar, el ruido sonaba continuamente.

“¿Qué está pasando en el mar…?”

Curioso, me volví hacia el mar, luego me encontré con una pierna del tamaño de un edificio llena de ventosas que se elevaba del agua. Si la pierna era tan grande, ¿qué tan grande era su cabeza?

“…Estás bromeando, ¿verdad?”

Murmuré con el ceño fruncido.

[No.]

Aunque innecesario, Sherafina respondió rápidamente. Maldije por dentro y estaba a punto de dar un paso adelante cuando me di cuenta de que me estaba hundiendo.

Cuando me di la vuelta, la arena detrás de mí caía como si se hubiera abierto un agujero en el medio de la playa. ¡Desde el pozo, un monstruo gigante con miles de tentáculos asomó su cabeza!

“¡Una hormiga león!”

Los tentáculos se lanzaron simultáneamente hacia mí. Esta hormiga león no solo me estaba haciendo deslizar hacia su pozo, ¡sino que también atacaba con sus tentáculos!, ¡fue realmente la forma final de evolución de hormiga león! (Ex: Por si quieren información de las hormigas león)

La arena tenía un poder de succión como si las propias arenas llevaran maná, y los tentáculos volaban por todas partes. Cualquier otro explorador podría haber estado en grave peligro, pero desafortunadamente para la hormiga león, tenía unos cuantos métodos que pudiera usar para volar.

Primero, invoqué a Sharana y la infundí dentro de mí antes de elevarme hacia el cielo. Entonces, llamé a Dortu.

[Soy Dortu. Creando bombas.]

Inmediatamente después de que Dortu transmitiera su intención, varias explosiones surgieron del pozo de la hormiga león. Afortunadamente continuaba yendo hacia arriba. De lo contrario, ¡las explosiones gigantes podrían haberme afectado también!

En medio de las explosiones, el cuerpo de la hormiga león se reveló. Como pensaba, la hormiga león era increíblemente grande y era difícil encontrar las palabras adecuadas para describirla. Desde lo que parecía ser el agujero de la boca, la hormiga león creó algunas bolas de maná y las lanzó hacia mí.

“¡Hmph!”

No importa qué tan grande fuera o cuánto maná llevara, al final, era un organismo de clase baja que no podía manejar maná a mi nivel. Como humano, tuve que enseñarle a este insecto el lugar al que pertenecía.

Extendí la mano al aire. Una lanza de platino apareció de la nada y tracé una trayectoria que atravesó todas las esferas de maná que disparó la hormiga león. Luego extraje el poder de Dios del Rayo. En un instante, la lanza crepitó con chispas y comprimí el rayo en un solo punto. Una vez que se reunió suficiente energía, disparé el rayo sin un momento de demora.

“Realmente va bien con los rayos”.

Al principio no estaba satisfecho con que evolucionara a una lanza desconocida, pero si la Lanza Caótica era problemática porque tenía una individualidad demasiado fuerte, esta lanza combinaba bien conmigo como si estuviera hecha para mí.

Incluso ahora, cuando disparé un rayo o concentré mi energía, fue fácil y simple como si hubiera otro yo ayudando. Su capacidad para amplificar la energía del rayo fue especialmente notable. Incluso sin maná, el solo hecho de tener esta lanza me permitiría disparar un rayo en cualquier momento que quisiera.

El relámpago que cayó del cielo atravesó las bolas de maná de la hormiga león. Desde lejos, el rayo parecería un pincho. Sin perder esta oportunidad, usé el poder de Acero a través del rayo que disparé e hice mías las bolas de maná.

“¡Haap!”

En el momento en que levanté mi brazo, el rayo se transformó en un látigo y voló junto con el movimiento de mi brazo. Las bolas de maná ensartadas rodaron hacia el final y formaron una sola esfera. Finalmente, fue como si estuviera balanceando un mayal conectado por cadenas.

[¡Guooooooo!]

La hormiga león bramó. Aunque ahora estaba seguro de que no era una hormiga león real, eso no importaba mucho.

Levanté el mayal y lo golpeé. Con un estruendo, atravesó las gigantescas mandíbulas de la hormiga león y rompió partes de su caparazón. Luego, un rayo se vertió en el cuerpo de la hormiga león, haciéndolo convulsionar.

“¡Muere!”

Balanceaba el mayal continuamente sin parar. Debido al gran tamaño de la criatura, solo uno o dos latigazos no fueron suficientes para acabar con ella, pero cuando golpeé repetidamente sus heridas con la bola de maná, la hormiga león finalmente se quedó en silencio.

[Soy Dortu. Terminando el trabajo.]

En un instante, Dortu transformó los granos de arena en bombas. Cuando explotaron, la carne revelada debajo del caparazón que rompí se disparó al aire. Un repugnante fluido corporal entró en erupción como un volcán antes de que el cuerpo tembloroso de la hormiga león desapareciera en partículas de luz.

Después de confirmar que la hormiga león había muerto, levanté la cabeza y miré a mi alrededor.

“Creo que sé cuál es el concepto del Piso 91…”

En el suelo, pude ver más cabezas parecidas a hormigas leones asomándose, y en el mar pude ver los tentáculos agitándose de un pulpo confirmando que lo que vi antes era correcto. En ese caso, también tenía que haber algo en el cielo.

Lo encontré.

No uno, sino más de diez dragones estaban dando vueltas entre sí. Cada uno de ellos era al menos cien veces más grande que Lotte. Parecía que se dieron cuenta de mi existencia, ya que algunos de ellos se volvieron para mirarme.

[¡Gruoooooooooo!]

Sus rugidos hicieron temblar la tierra. Por un momento, no pude evitar pensar que era mejor saltar al mar y luchar contra los tentáculos del tamaño de un edificio que pelear contra esas monstruosidades.

Sin embargo, ya había provocado a esos dragones al máximo. Con un profundo suspiro, pateé el aire.

“¡De acuerdo, venid a mí, malditos lagartos!”

Junto con un grito animado, blandí mi lanza. Entonces vi agitarse el rayo de antes y se disparó desde el suelo a lo largo de la trayectoria que tracé. Inmediatamente incliné mi cabeza.

“¿Por qué todavía está aquí?”

Por supuesto, Loretta ya me había enseñado a solidificar y controlar el maná que disparé. Al igual que con la facilidad con la que maté a la hormiga león en este momento, esta técnica era conveniente y perfecta para cualquiera que odiara desperdiciar maná.

El único inconveniente era que era difícil de mantener durante más de unos minutos.

Ese fue el motivo de mi sorpresa.

[¡Gruooooooo!]

El dragón que estaba más cerca de mí exhaló fuego. Rápidamente balanceé mi lanza y la bola gigante de maná en la cabeza del mayal eléctrico recibió el aliento del dragón. Como estaba conectado a mí por mi lanza, Acero podía convertir las llamas del dragón en una bola de maná.

Entonces, el poder se quedó sin disiparse.

“Entiendo…”

Murmuré aturdido y miré hacia abajo. La lanza de platino todavía brillaba místicamente. Claramente, esta lanza tenía la capacidad de preservar e incluso amplificar el poder que imbuí en ella.

Cuando la lanza evolucionó, inmediatamente le pedí a Dortu que la analizara, pero todo lo que pudo decirme fue que era un metal de una forma que no podía existir. Ahora entendí lo que quiso decir. Si hubiera otra lanza como esta, sería un desastre.

“Bueno, entonces probémoslo un poco”.

Era posible que la lanza tuviera habilidades que no conocía. Primero, retraje la bola de maná, la cual había absorbido todas las llamas del dragón, antes de empujarla hacia adelante con fiereza. Enfurecido por el hecho de que no me inmute por su fuego, el dragón estaba cargando hacia mí cuando fue golpeado por la bola de maná y fue enviado volando de regreso.

“¡Jaja, no soy muy hábil en el uso de mayales! ¡Así que te mostraré en qué soy experto!”

Tensé los brazos y vertí todo el rayo y maná que pude empuñar en la lanza. La bola de maná que colgaba en la cabeza del mayal relámpago se fundió lentamente en un relámpago, y el mayal se transformó en un solo rayo grueso y largo. Su ancho tenía espacio para crecer, pero su largo ahora había alcanzado la altura de un rascacielos. Inmediatamente sostuve y blandí esta lanza gigante.

“¡Ahora ven aquí!”

[¡Gruoooooo!]

Los rugidos de los dragones resonaron en el cielo. Como para armonizar con los alaridos de estos, los monstruos en el mar aullaron.

¡Los monstruos a los que tuve que enfrentarme en el Piso 91 eran estas enormes criaturas! La fuerza de cada una no perdió ante ninguno de los monstruos con los que luché en el pasado. En ese caso, ¡tenía que jugar a su nivel!

“¡Es una Tempestad Elemental tamaño jumbo solo para ti! ¡Aquí!”

En la hoja de lanza gruesa y larga hecha de rayo, un sinnúmero de elementales se reunieron. Varios elementales que nunca antes había blandido respondieron a mi llamada y se unieron a la tormenta que se avecinaba alrededor de mi lanza.

[¡Whoo, llamen a todos sus amigos! ¡Hoy hay espacio más que suficiente!]

[¡Sí, por fin puedo unirme al paseo de Prince-nim!]

[Es Peika-nim.]

[¡Estúpido, no digas el nombre!]

Sintiendo su inminente perdición, los dragones exhalaron fuego una vez más mientras cargaban hacia mí. Inmediatamente llamé a Dortu.

“¡Bloquéalos como quieras y envíalos hacia el camino de Tempestad Elemental, Dortu!”

[Soy Dortu. Aceptando la demanda irrazonable del Maestro.]

Los dragones no pudieron romper la barrera metálica que creó Dortu. Eso fue suficiente. Sosteniendo la lanza eléctrica de varias docenas de metros de largo que se había convertido en una gran tormenta, la empujé hacia adelante.

“¡¡¡TEMPESTAD ELEMENTAL!!!”

En un solo momento, explotó cerca de un millón de maná. Los monstruos mirándome, los que huían de mí y los ansiosos por romper la barrera de Dortu fueron barridos por la tormenta de elementales. Ver a todos esos dragones desaparecer a la vez fue realmente una vista refrescante.

[¡Kuaaaaaaaaaa!]

[¡Kiiiiiiii!]

Sin embargo, aún quedaban muchos monstruos, tanto en el suelo como en el mar. Miré alrededor del cielo infinito. A lo lejos, más allá del punto que Tempestad Elemental podría haber alcanzado, confirmé la existencia de más monstruos voladores. Inmediatamente le pregunté a Sherafina.

“Sherafina… ¿Qué tan grande es este lugar?”

[Tiene tres veces el tamaño de la Tierra.]

Me dieron la misión de destruir un mundo entero de monstruos.


Anterior |Índice| Siguiente

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .