ending

Ending Maker: Capítulo 30 – 1


<Capítulo 30: Pareja Demente – 1>

 

EZ: Capítulo Único, disfrútenlo~~


Términos utilizados en este cap:

¿De qué color es tu sangre? – una famosa frase del personaje Rei de la serie japonesa Puño de la Estrella del Norte. Se utiliza con frecuencia cuando se critica a los villanos por sus malas acciones.

 

El día de la destrucción.

 

Fue el último día de Endymion, la capital del reino mágico de Magellan, que no se derrumbó ni siquiera en una confrontación directa con el poderoso Príncipe Demonio del Infierno.

 

¡Brammmm-!

 

Al principio, fue una vibración.

 

Pronto hubo un tremendo rugido, y el área circundante… no, todo el subsuelo tembló.

 

¡Craaack! ¡Craaack!

 

No era un terremoto ordinario.

 

Aparecieron decenas o cientos de grietas en el suelo. Las enormes grietas se extendieron, destruyendo los hermosos y elegantes edificios construidos por los Altos Elfos hace mucho tiempo.

 

¡Booom! ¡Craaaash!

 

Cientos de edificios se derrumbaron como fichas de dominó.

 

No se detuvo después de eso, ya que la reverberación en el suelo se hizo más fuerte y un sinnúmero de escombros comenzaron a caer desde el techo.

 

Las venas del dragón.

 

Una gran corriente de poder que fluía en el subsuelo de las tierras salvajes.

 

Un poder fuerte e inusual que era la fuente de poder de los dioses salvajes.

 

Una parte de ella comenzó a salirse de control.

 

La vena del dragón que los Altos Elfos utilizaban como fuente de energía de la ciudad en el pasado, ahora explotó después de haber sido estimulada por la Lanza de la Calamidad.

 

¡Baaaang!

 

Las llamas salieron disparadas a través del suelo desgarrado.

 

Y luego hubo una luz cegadora.

 

El terrorífico poder se elevó hasta el techo y destruyó todo lo que encontró.

 

Todo esto sólo tardó unos segundos en suceder.

 

“¡Aaaaah!”

 

“¡Waaah!”

 

“¡Gaaaak!”

 

Los monstruos del infierno gritaban.

 

Incluso Bandaizel se debatía en medio de la temible catástrofe natural, por lo que no podía mirar hacia Jude y Cordelia.

 

Pero no fue así para Jude.

 

Abrió los ojos y gritó, agarrando los hombros de Cordelia.

 

“¡Oye! ¡Estás loca!”

 

Estaban en una emergencia y en una situación extremadamente peligrosa, pero no pudo evitar decirle esas palabras.

 

Y Cordelia le devolvió el golpe a ese Jude.

 

“¡Dijiste que confiabas en mí!”

 

“¡Mierda! ¡Por qué confié en ti!”

 

“¡Uf! ¡Maldecirme! ¡Eso es demasiado!”

 

“¡Tú siempre lo haces!”

 

Eso fue todo.

 

Se quedaron sin tiempo para discutir.

 

El suelo tembló y luego se derrumbó al empezar a hundirse, y el techo también se vino abajo.

 

Los escombros que se estrellaron contra el suelo se dispersaron en todas direcciones.

 

¡Boom! ¡Boom! ¡Boom!

 

“Fuck”.

 

Jude volvió a maldecir.

 

Era una expresión seria y no una exclamación, pero a Cordelia no le importó. Cordelia lo abrazó de repente y gritó.

 

“¡Yo también confío en ti!”

 

Y activó el escudo.

 

Después de utilizar la mayor parte de su poder para crear la Lanza de la Calamidad, utilizó el poder que le quedaba para activar el anillo del Conde Chase. Un escudo azul translúcido apareció y cubrió a los dos.

 

“Fuuuck”.

 

Jude volvió a maldecir y luego cargó a Cordelia.

 

La cargó como una princesa y luego miró al techo.

 

“Confío en ti”.

 

La voz de Cordelia sonaba pequeña en comparación con los sonidos rugientes que los rodeaban. Pero en lugar de responderle, Jude se levantó de inmediato.

 

Era algo que era una verdadera locura hacer, pero si no lo hacía, morirían.

 

“¡Uooooooh!”

 

Se lanzó sobre el suelo que se derrumbaba.

 

Captó la ubicación de los escombros que caían y calculó su ruta en un instante.

 

Jude contuvo la respiración.

 

Creó un torbellino y lo utilizó para volar como un vendaval.

 

¡Boom! ¡Boom! ¡Boom!

 

Los rugidos ensordecedores continuaron.

 

En medio de eso, Jude siguió gritando. Subió y subió, pateando los escombros que caían.

 

¡Bang!

 

Los restos golpearon su escudo.

 

No resultaron heridos por el escudo, pero hizo que Jude se cayera.

 

Pero fue sólo por un momento.

 

Jude giró en el aire y creó un fuerte viento, y su caída se detuvo en ese momento.

 

Cordelia se abrazó al cuello de Jude y lo sostuvo con la magia <Fly>.

 

“¡Vamoooos!”

 

Gritó Cordelia y Jude volvió a girar sobre sí mismo.

 

Utilizó el torbellino para abrirse paso entre los escombros.

 

¡Baaaang!

 

El torbellino hizo volar los escombros.

 

El escudo apartó los pequeños escombros.

 

Sólo un poco más.

 

Evitó los escombros.

 

Evitó el techo que se derrumbaba…

 

¡Boom!

 

Pero era demasiado.

 

Los escombros que caían del techo esta vez eran demasiado grandes.

 

Como si cubriera el cielo.

 

Sin embargo, Jude no se rindió.

 

Fortaleció los brazos que sostenían a Cordelia y luego gritó.

 

“¡Cordelia!”

 

“¡OK!”

 

Jude quitó el escudo.

 

Cordelia lanzó al cielo una <Lanza de la Calamidad>, que había fabricado raspando la energía que le quedaba.

 

“¡Espiral!”

 

La Lanza de la Calamidad giró y atravesó el techo como un taladro. No destruyó completamente los escombros, pero logró hacer un agujero.

 

Jude se precipitó a través de ese agujero.

 

Después de pasar por el agujero que tenía 2 metros de diámetro, dio otro salto utilizando los grandes escombros del techo como punto de apoyo.

 

“¡Uooooh!”

 

“¡Es el cielo!”

 

Fue como dijo Cordelia.

 

El frío cielo azul dio la bienvenida a Jude y Cordelia.

 

La luz del sol que caía era muy hermosa.

 

Por fin vieron el cielo.

 

Jude que se elevaba miró al suelo y, sin saberlo, se disculpó con innumerables personas.

 

Surgió un enorme cráter de cientos de metros de diámetro.

 

Cientos y miles de trozos de restos rotos se amontonaban desordenadamente sobre el suelo destrozado.

 

“Desquiciada”.

 

“Ehehe”.

 

La última fue Cordelia. Tenía una mirada incómoda, como si estuviera avergonzada, pero aun así sacó la lengua.

 

Y Jude aterrizó en el suelo.

 

Jude se quedó mirando a Cordelia con una cara llena de sentimientos encontrados, y Cordelia apretó los labios una vez e intentó poner una excusa.

 

Pero todavía no.

 

Braaam…

 

Al principio se quedó en silencio.

 

¡Braaaammm!

 

Pero el sonido se hizo más fuerte.

 

No era el sonido de la ciudad subterránea ya destruida.

 

Las grietas continuaron extendiéndose.

 

Las grietas se extendieron como si quisieran destruir no sólo la ciudad subterránea central, sino también todo Endymion, y finalmente comenzaron a extenderse por el Cañón del Raptor.

 

“Uh…”

 

En el momento en que la aturdida Cordelia dijo eso…

 

¡Baaaaaang!

 

Comenzó el segundo gran derrumbe.

 

Se produjo una avalancha cuando partes del Cañón del Raptor se derrumbaron, seguida de una serie de explosiones y derrumbes en un área que abarcaba cientos de metros de diámetro y varios kilómetros de longitud.

 

¡Boom! ¡Boom! ¡Boom!

 

¡Bang! ¡Bang! ¡Bang!

 

Inesperadamente, el tiempo del choque fue corto.

 

Porque todo se hizo añicos y se estrelló a la vez.

 

Braaamm…

 

Fue el último sonido que escucharon desde lejos.

 

El silencio siguió después.

 

El cañón que rodeaba a Endymion se derrumbó a mitad de camino, y la dirección del viento cambió, por lo que el viento que soplaba golpeó a Jude y Cordelia.

 

Pasaron unos segundos.

 

Jude dejó a Cordelia en el suelo, y cuando se puso de pie, Cordelia dudó por un momento antes de sonreír torpemente y hacer un signo de V con los dedos.

 

“¡Problema resuelto!”

 

Porque a pesar de lo anterior, la Puerta al Infierno fue cerrada.

 

Porque lograron su objetivo.

 

Jude miró en silencio a esa Cordelia y se movió.

 

Levantó ambas manos y pellizcó las mejillas de Cordelia.

 

“¿Problema resuelto? ¿Problema resuelto? ¿Qué problema se resolvió?”

 

Cuando tiró de sus suaves mejillas hacia un lado, a Cordelia se le llenaron los ojos de lágrimas e inmediatamente lanzó un contraataque.

 

“¡Reshoivi el piobema!”

 

Al decirlo con una extraña pronunciación, Cordelia pellizcó también las mejillas de Jude.

 

“¿Ehhhh? ¿Qué estás haciendooooo?”

 

“¡Owww! ¡Duele! ¡Paiaaaaaa!”

 

Cuando Jude aumentó la fuerza de sus tirones, Cordelia gritó casi como si estuviera llorando, pero no se echó atrás.

 

Cordelia le pellizcó más fuerte cuando no le soltó las mejillas.

 

“¡Sueitaaameeee!”

 

“¡Suéltame tú primero!”

 

Fue el momento en que siguieron pellizcándose en las mejillas.

 

¡Papapapapapa-!

 

Unos anillos blancos de luz aparecieron sucesivamente alrededor de Jude y Cordelia.

 

Llegaron tan rápido que era difícil de contar, pero parecían ser cerca de diez.

 

“¡Subimos! ¡Subimos de nivel! Gracias a mí”.

 

Porque habían acabado con los monstruos del infierno que irrumpieron en Endymion.

 

La experiencia se redujo porque fue una derrota indirecta y no directa, pero el número de los monstruos era tan alto que subieron mucho de nivel.

 

“¡Deha-me! Deha-me!”

 

“Ugh.”

 

Ante la insistencia de Cordelia, Jude se soltó primero mientras gruñía.

 

Entonces Cordelia quitó la mano de la mejilla de Jude, no para mantener su acuerdo, sino para cubrir sus propias mejillas.

 

“¡Ack! Me duele mucho. Fue demasiado. Eres malo”.

 

La visión de una hermosa chica llorando mientras se cubría las mejillas rojas y ardientes era suficiente para convertir a Jude en un mal tipo a los ojos del mundo, pero sólo Jude y Cordelia estaban aquí.

 

Jude dijo mientras sus ojos se entrecerraban.

 

“Piensa en lo que hiciste basándote en tu conciencia”.

 

“Sniff, Sniff. Dijiste que confiabas en mí”.

 

En el momento en que Cordelia fingió llorar de nuevo…

 

¡Boom!

 

Con un fuerte ruido, Lena se abrió paso entre los escombros y apareció.

 

Además, no estaba solo. El pálido Kaplan y el Bellagio, Luke, también sacaron la cabeza del suelo.

 

“¿Jude? ¿Cordelia?”

 

“¡Lena! Me alegro de que estés bien”.

 

Cordelia corrió directamente hacia Lena y exclamó, y Jude se dirigió hacia ellas tras suspirar.

 

Lena era fuerte, pero se había preocupado por Kaplan y Luke.

 

Y después de unos pasos…

 

Sucedió lo que Jude esperaba.

 

“¡E-, endymion! ¡Endymion, la capital del reino mágico de Magellan…!”

 

Kaplan era arqueólogo, y conocía el valor de Endymion mejor que nadie de los presentes.

 

“Aaah…aah….”

 

Mientras se agarraba la nuca y se tambaleaba, Kaplan se derrumbó a causa de su angustia interna, y Jude comprendió por qué le hacía así.

 

Las antiguas ruinas llevaban intactas más de mil años. La ciudad de los Altos Elfos que sobrevivió a la batalla contra el poderoso Príncipe Demonio, estaba ahora destruida hasta el punto de que era difícil encontrar algún rastro de ella… Era una completa tragedia.

 

“Haa-haa. ¡Guau-guau!”

 

Ladró Luke mientras lamía la mejilla del angustiado Kaplan.

 

A diferencia de Cordelia, Jude no podía entender las palabras del animal, pero parecía que Luke le estaba diciendo a Kaplan que estaba bien.

 

Y en medio de esto, Cordelia abrazó a Lena y le pidió con una gran sonrisa.

 

“¡Lena! La Puerta al Infierno ha desaparecido, ¿verdad?”

 

“¿Sí? Eh… sí. Debe haber desaparecido. Probablemente… no, absolutamente…”

 

No era exagerado decir que la propia Endymion había desaparecido.

 

Con la boca abierta, Lena se quedó con la mirada perdida en los alrededores tras la gran destrucción, pero Cordelia se sintió satisfecha con su respuesta.

 

Se giró hacia Jude y sonrió alegremente, mostrando de nuevo el signo V con su mano.

 

“¡Después de todo, he resuelto el problema! ¿¡Queee!?”

 

El extraño sonido al final de sus palabras se debió a que Jude volvió a pellizcarle las mejillas.

 

“¡Duelle!”

 

“Te estoy pellizcando para que sientas dolor”.

 

Aunque esta vez sus pensamientos eran ligeramente diferentes.

 

‘Es suave y blanda.’

 

Su lado rebelde cuando la pellizcaban también era lindo.

 

Con un poco de motivo oculto, Jude siguió castigando a Cordelia.

 

“¡Aaaaaaaaah!”

 

Un temible rugido llegó desde lejos.

 

No, era claramente una voz enfadada.

 

¡Booom!

 

El enorme demonio salió volando de entre los restos.

 

Bandaizel.

 

El líder de los Lactos se elevó desde los escombros y desplegó sus enormes alas de murciélago.

 

Después de todo, era un demonio nombrado.

 

Consiguió mantenerse con vida mientras los demás monstruos del infierno eran aniquilados.

 

“Bandaizel…”

 

La tensión se extendió por el rostro de Lena.

 

Pero no en Jude y Cordelia.

 

Cordelia se giró mientras sus mejillas seguían siendo pellizcadas, y Jude retiró suavemente las manos de sus mejillas antes de darse la vuelta.

 

Bandaizel.

 

El demonio liberó su poder en su rabia.

 

“Está cubierto de sangre”.

 

“Está muy herido”.

 

“Su cabeza está sangrando”.

 

“Si te fijas bien, sus cuernos están un poco rotos”.

 

Bandaizel no pudo evitar fácilmente los escombros debido a su gran tamaño.

 

Se sintió como si estuviera enterrado vivo bajo los escombros.

 

“Así que Jude. ¿No te resulta familiar esta situación?”

 

“Ya ha ocurrido antes”.

 

“¿No es así? Es lo mismo que entonces, ¿verdad?”

 

El jefe del escenario que estaba medio muerto porque el propio escenario estaba destruido.

 

Una sonrisa se dibujó en los rostros de Jude y Cordelia.

 

Y desde lejos, Bandaizel finalmente alcanzó a ver a Jude y Cordelia y entonces estalló en un rugido de ira de nuevo.

 

“¡Aaaaah! ¡De qué color es su sangre!”

 

No podía creer que hubieran destruido la propia ciudad.

 

Si los Altos Elfos antiguos se enteraran de esto, ¡llorarían lágrimas de sangre!

 

Pero Jude y Cordelia no pensaban así.

 

Cordelia dijo mientras sus ojos brillaban.

 

“Son los mismos”.

 

“Parece que están enseñando frases cliché en el infierno”.

 

“Sí. Se está haciendo frecuente”.

 

Jude y Cordelia empezaron a decir tonterías, como siempre, antes de mirarse y sacar frascos de pociones.

 

Y se las bebieron de un trago.

 

Bandaizel volvió a enfurecerse.

 

Lena miraba alternativamente a Jude, Cordelia y Bandaizel con una mezcla de tensión y confusión. Después de haber vaciado los frascos de poción a la vez, Jude y Cordelia se giraron al mismo tiempo. Tiraron simultáneamente las botellas de poción y luego se adelantaron mientras hablaban.

 

“¿Empezamos el combate contra el jefe?”

 

“Esta vez, no es la fase 3… Es alrededor de la fase 2”.

 

El estado de Bandaizel era mejor que el del humano demoníaco de rango medio al que se habían enfrentado antes.

 

Aunque su estado había empeorado, seguía siendo un demonio nombrado.

 

Pero Cordelia no estaba preocupada.

 

Ella dijo mientras le brillaban los dientes.

 

“No pasa nada. Porque tenemos a Lena”.

 

“¿Pedimos ayuda?”

 

“Es hora de que nos lo devuelvan”.

 

La aturdida Lena parpadeó porque no entendía de qué estaban hablando.

 

Jude y Cordelia se miraron fijamente. Intercambiaron miradas y, al mismo tiempo, los dos espolearon el suelo.

Si lo desean bien pueden darle clic a la siguiente img si no tienen dinero para donar pero quieren apoyarme [leizer5991] (si es posible cómanse la publicidad con lo cual me ayudan mucho), gracias por adelantado para quienes lo hagan [recuerden el link los redirecciona a la pag de inicio del blog]


Anterior | Indice | Siguiente

5 comentarios

  1. Jude volvió a maldecir

    Jajajaja si él autor no lo menciona pienso que era Cordelia la que maldecía, no disculpen, la que exclamaba XD

    Error?
    1.-Jude quitó el escudo.
    El escudo no lo puso cordelia? Asi que no seria que ella lo quito?

    2.-Jude comprendió por qué le hacía así
    Porque hizo eso?..

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .