ICDS — Capítulo 331


Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Expectro


Anterior |Índice| Siguiente


Ola Final (1)

Después de dejar Más Allá, me dejé caer en la silla frente a la Tienda de Piso de Loretta. Loretta me miró fijamente e inclinó la cabeza.

“No cambiaste mucho”.

“¿Tengo que someterme a una súper transformación cada vez que regreso?”

“Has estado haciendo eso por un tiempo. Pensé que la Vieja estaba vertiendo lo que tenía en Shin-nim”.

Pensando en eso ahora, no estaba equivocada. Me rasqué la nuca y respondí.

“Bueno, Sherafina tendrá problemas para volver a llenar los Pisos superiores, pero no esta vez. Incluso yo no puedo meter una pajita y succionar todo de cada enemigo que encuentro. Ah, por cierto…”

De repente, recordando lo que acababa de experimentar, apreté el puño derecho y levanté el dedo índice antes de moverlo lentamente hacia la derecha.

“¿Sí?”

“Mm…”

Como Loretta no pareció entender, fui más lento y lo hice con más claridad. Sólo entonces Loretta pareció entender.

“Juju, ya veo”.

“Si”.

“Eso es genial… sabía que mis ojos no estaban mal”.

Loretta sonrió alegremente como si supiera que esto sucedería. Extendí la mano y agarré la suya antes de preguntarle lo que me había estado preguntando durante mucho tiempo.

“¿Decidiste que era yo desde el principio?”

“Por supuesto. Cuando Shin-nim estaba en el Piso 7, ya estaba segura”.

Loretta sonrió tímidamente y agarró mi mano con fuerza antes de continuar.

“Sin embargo, no pensé que llegaría a amar a esa persona. También fue entonces cuando te di la llave”.

“… En serio, no puedo ganar contra Loretta”.

“Ahora sabes lo increíble que soy”.

Loretta se pavoneó con el pecho y sonrió con confianza. Al verla, hablé como si acabara de pensar en algo.

“Por cierto, recogí un hacha. ¿La quieres?”

Lo que saqué de mi inventario no fue otra cosa que la hacha gigante negra que llevaba la vida del Lord de la Muerte.

“La Lanza Caótica ahora está llena. Ya extraje la ‘habilidad’ que tenía, pero no debería perder en términos de solidez”.

“Si es un regalo, lo aceptaré con mucho gusto. Pero debes saber que darle un hacha a tu amada no es de sentido común”.

“No te quejes si vas a aceptarla”.

Refunfuñé y le entregué el hacha. Loretta blandió el hacha un par de veces y pareció satisfecha.

“Wow, esta es una gran arma. ¿Hm? No puedo evaluarla… ¡Está más allá de lo que el Lord puede leer!”

“Es perfecta para la autoprotección, ¿verdad?”

“¿Los monstruos en la mazmorra han sido tan extraños últimamente, Shin-nim?”

“Sí, incluso Loretta podría tener problemas para lidiar con ellos”.

Cuando asentí con seriedad, Loretta hizo una expresión cansada antes de balancear su hacha como si estuviera enojada.

“¿Cuántos monstruos puso Lord en la mazmorra sin que lo supiera? Si no fuera por Shin-nim, ¡podrían haberse tragado todo el maná de la mazmorra! Los recursos de la mazmorra son infinitos. Lord parece estar aceptando monstruos sin pensarlo mucho. ¿Cómo planea lidiar con el costo de mantenimiento?” (Ex: Aquí podría referirse a que incluso si los recursos son infinitos, el mantener todo no lo es, eso o simplemente se confundió el TI y los recursos son finitos)

“Gracias por decirme cosas que no quería saber. De todos modos, deja de mover esa hacha cada vez que dices algo. Da miedo”.

Loretta frunció los labios y blandió el hacha un par de veces más antes de guardarla en su cuerpo. No podía acostumbrarme a ello por muchas veces que lo viese. Aun así, ahora sabía que era la magia espacial única de Loretta.

“Lo cuidaré bien”.

“Incluso si no estoy allí, esa hacha protegerá bien a Loretta”.

“O Shin-nim puede quedarse conmigo siempre”.

Loretta murmuró mientras se acercaba lentamente a mí. Al ver sus ojos brillantes, me di cuenta de lo que estaba pensando. Me rasqué la cara y respondí.

“Tengo que escalar la mazmorra”.

“Esa lanza tomará algo de tiempo para que evolucione, ¿verdad? Estoy segura que lo hará”.

Ahora que lo mencionó, de hecho, no tenía ninguna razón para contenerme de hacer evolucionar la lanza. Levanté la Lanza Caótica. Aunque ha estado absorbiendo mi maná durante algún tiempo, no parecía estar cerca de terminar su evolución. Tuve que sentarme y concentrarme en verter maná en ella.

“¡El Jardín de Hadas tiene aire y agua fantásticos! ¡Estoy segura de que estar allí ayudará a la evolución de la Lanza Caótica!”

“No tienes ninguna base para eso, ¿verdad?”

“¡Sí!”

Loretta asintió con confianza. Ya tenía una mano sujetando la mía, pero ahora que guardó su hacha, usó su mano libre para agarrar mi hombro con fuerza. Si tuviera cola, estoy seguro de que se movería ferozmente.

“¡Vamos! También puedo darle algo de mi maná”.

“No, está bien. Hazme un delicioso té”.

“¡Seguro!”

Tan pronto como di mi consentimiento, Loretta abrió la puerta al Jardín de Hadas. Con una sonrisa amarga, entré con Loretta.

“Noonim, estás siendo grosera”.

“Vete”.

Por alguna razón, cuando vio a Lin en su cabaña, trató de echarlo. Sin embargo, Lin se rio descaradamente mientras negaba con la cabeza.

“Calma, calma, esta es la evolución final de un arma que hice. Como su creador, ¿no debería ofrecer mi ayuda?”

“¡Liiiiiin…!”

Parecía que la Lanza Caótica notificaba automáticamente a Lin cuando estaba lista para evolucionar. Pero aun así, pensar que predeciría que vendría a la cabaña de Loretta…

Tranquilicé a Loretta, que estaba en su modo de batalla, y sonreí ante la astucia de Lin.

“No sabía que necesitaba la ayuda de Lin”.

“Cuando evolucionó a la Lanza Caótica de la Lanza Glotona, creo que desperdició demasiada energía. Además, pensé que su atributo se volvería similar al tuyo, pero por alguna razón, su elemento de fuego se fortaleció, lo que no me gustó”.

“¿No es Lin un dragón de fuego?”

“Así es como se hizo, pero no se suponía que fuera así cuando evolucionó”.

¡Esta fue la primera vez que escuché sobre esto! Cuando miré a Lin, preguntándome por qué no me lo dijo todo este tiempo, lentamente esquivó mi mirada y apartó la vista.

“D-De todos modos, tampoco digirió completamente todo lo que devoró. Supongo que es mi culpa por no saber que devoraría una espada sagrada. Así que fui y lo arreglé con Eleine”.

“¿Cómo se relaciona Eleine con todo esto?”

Lin sacó una pequeña esfera de su bolsillo.

“Como sabes, la herramienta mágica que te dio Eleine fue bastante extraordinaria. Hasta entonces la estaba menospreciando bastante. Pero esa herramienta mágica suya podía elevar el rango de un objeto en un nivel incluso cuando no formaba parte del proceso de creación del artículo. Esa es una hazaña que es difícil de explicar con palabras. Entonces, si tomamos prestado su poder, pensé que podríamos hacer que tu lanza evolucionara sin tener ninguna energía indigerida”.

“¿Y esa cosa es lo que te dio Eleine?”

Coloqué la Lanza Caótica encima de una mesa. Lin examinó la lanza antes de dejar escapar un suspiro.

“Esperaba tanto, pero seguro que comió muchas cosas al azar. Agradece mi previsión”.

“Siempre estoy agradecido”.

“Mentira”.

Lin resopló, pero parecía bastante satisfecho. En ese momento, vi una marca de beso en su cuello. Pensando en el precio que debió haber pagado para conseguir esta cosa, un escalofrío recorrió mi espalda.

“Lin, llegar tan lejos por mí es un poco espeluznante, así que por favor…” (Ex: Shin, eres un poco…)

“Sé lo que estás tratando de decir, pero esto es de Loka”.

Lin casi me golpea.

Puse obedientemente mi mano sobre la Lanza Caótica. Loretta y Lin, en quienes confiaba absolutamente, estaban aquí conmigo. Después de reunir maná cercano con Circuito Peruta y Alma Absoluta, comencé a empujar cada onza de maná en la Lanza Caótica.

“Este bastardo… ya tenía una idea, pero cuánto maná tiene…”

“Lin, si vas a hacerlo, hazlo correctamente. Si es posible, termínalo rápidamente y vete”.

“Lo entiendo, así que para con esa intención asesina”.

Mientras vertía maná en la Lanza Caótica, Lin también colocó la esfera en su mano sobre la Lanza Caótica antes de extraer su maná. Desde el costado, Loretta observó la escena de dos hombres con cuernos sosteniendo una sola lanza. (Ex: Eso suena extremadamente mal)

Después de un tiempo, la lanza comenzó a brillar por sí sola. La cantidad de maná que se le puso superó fácilmente los 1,5 millones. Sin embargo, la mirada de Lin me dijo que siguiera adelante, así que continué vertiendo más maná.

Después de que una cantidad realmente desconcertante de maná entró en la lanza, la esfera colocada en la parte superior desapareció. Lin abrió mucho los ojos.

“Whew, ahí. Kang Shin, termínalo”.

“Si”.

Tan pronto como las palabras salieron de su boca, vertí todo el maná que me quedaba en un último chorro. Inmediatamente, la lanza liberó una luz cegadora. En medio de la luz, la forma de la lanza se volvió más simple.

Después de que una poderosa luz llenó la cabaña, la lanza finalmente dejó de devorar mi maná.

Primero se reveló el suave mango de la lanza. Los símbolos negros rojizos que cubrían la lanza habían desaparecido, y un metal platino absolutamente inmaculado llenó mis ojos.

“… ¿Algo salió mal, Lin?”

“¿Crees que lo sé?”

Después de guiarme todo este tiempo, ¡Lin me traicionó! Examiné la lanza con más preocupación. Primero, la longitud no cambió mucho. La hoja de la lanza era un poco más larga, lo que la hacía más adecuada para apuñalar que para cortar, y estaba hecha de un metal aún más blanco que la hoja de la lanza. Nunca antes había visto un metal así.

“Qué hermosa lanza”.

¿Se veía diferente para Loretta? Su voz aturdida me hizo reexaminar la lanza. Por lo que dijo, de repente se veía más bonita.

“Agárrala, Shin-nim”.

“Mmm”.

Agarré la lanza como dijo Loretta. Inmediatamente, una sensación electrizante se extendió desde la punta de mis dedos. Con solo sostenerla, parecía como si se hubiera convertido en parte de mi cuerpo. Aunque la Lanza Caótica era un objeto supremo en sí mismo, era incomparable con esta lanza.

“¿Cómo está, Kang Shin?”

“¿Cómo es, Shin-nim?”

El draconiano y la elfa estaban esperando mi reacción. Levanté la lanza de platino y la abracé. Después de confirmar una cosa, hablé con confianza.

“Esto… no puedo ver su información”.

La indignidad de Sherafina aún no había terminado.


Anterior |Índice| Siguiente

7 comentarios

  1. Parece que para Shin el amor es más un sufrimiento que un placer, a lo mejor debería dejar de ser estupido, porque parece que se está obligando a querer en serio. Por cierto a que se refería Shin con eso de cerrar el puño levantar el índice y girarlo a la derecha? Gracias por el cap.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .