Súper Gen Divino – Capítulo 855: Abriendo un Cofre


Cuarto Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

La sangre de las súper criaturas no sólo manchaba la plaza, había tanta que se había formado un charco que inundaba la zona pavimentada. La campana azul ya estaba en plena evolución, por lo que Han Sen pensó que era una pena ver cómo se desperdiciaba tanta sangre.

La grulla voladora soltó un chillido desgarrador en el preciso momento en que el dragón se abalanzó para arrancarle la cabeza. El cofre dorado cayó al suelo y rápidamente se lo llevó un gusano parecido a un ciempiés.

La grulla fue la primera súper criatura muerta de la batalla. El cuerpo se descompuso al caer a la plaza, y al caer, una Esencia Genética Vital cayó con ella.

El dragón consumió rápidamente la Esencia Genética Vital y atacó al ciempiés gigante.

Han Sen observó la gran batalla durante un rato. Cuando se presentó la oportunidad, convocó a la Emperatriz Shakra y a la Ángel Santa y los envió a atacar al simio plateado.

¡Dong!

El simio plateado utilizó sus gruesos brazos para bloquear la gran espada de la Ángel Santa. Había sido mejorada por el Rey Caballero de Acero, pero aun así, todo lo que su golpe pudo dejar fue una ligera marca de rasguño. Su cuerpo era increíblemente resistente.

Mientras eso ocurría, la Emperatriz Shakra se teletransportó detrás del simio plateado y le dio un puñetazo en la oreja izquierda.

¡Katcha!

El sonido fue como si a un caracol se le acabara de romper la concha, y el sonido indicaba que le había roto la oreja izquierda. El simio gritó de dolor y movió una de sus manos para protegerse.

Han Sen, mientras tanto, clavó su Ardiente Púa de Rex en la oreja derecha del simio plateado.

¡Roar!

El simio tronó de dolor. Agarró la Ardiente Púa de Rex y lanzó a Han Sen con una fuerza tremenda.

Después de que sus dos orejas estuvieran heridas, su cara empezó a sangrar. El color plateado de su cuerpo parecía desvanecerse, y el poder que una vez existió comenzó a desvanecerse.

La Ángel Santa atacó de nuevo, y el simio trató de usar sus brazos para bloquear el golpe. Al contrario que antes, su brazo entero fue cortado. Tras la rotura de sus orejas, parecía que el cuerpo del simio se había debilitado.

Cuando el Rey Sangre de Demonio vio que Han Sen atacaba y dañaba a su simio plateado, se enfureció. Ya no le importaba que los cofres dorados acabaran en posesión de otros, y corrió hacia Han Sen con una furia desbordante.

Mientras avanzaba, dio la orden de que el resto de sus súper criaturas rodearan a Han Sen. Lo rodearon, y el dragón lo vigiló desde arriba como una tapa. El Rey Sangre de Demonio parpadeó y se fundió con las sombras. Cuando reapareció de nuevo, estaba de pie detrás de Han Sen.

Cuando golpeó, el ataque del Rey Sangre de Demonio no dio en nada. De alguna manera, Han Sen había evadido su golpe.

“Mejor aprende un nuevo truco, porque ese se está quedando viejo.” Han Sen alzó su Ardiente Púa de Rex y lo hizo caer sobre el Rey Sangre de Demonio.

Han Sen ya había deducido que el Rey Sangre de Demonio se movía a través de las sombras. Ahora, podía usar su Aura Dongxuan para predecir su destino.

Aun así, el Rey Sangre de Demonio no creía que Han Sen pudiera vencerle. En repetidas ocasiones, desapareció entre las sombras para realizar su ataque sorpresa. Tras varias repeticiones más, se sorprendió al ver que Han Sen los esquivaba todos.

Cuando se dio cuenta de que Han Sen realmente podía rastrear sus movimientos, su rostro se tornó funesto.

¡Roar!

El simio plateado gritó, justo cuando la Ángel Santa bajó su gran espada para arrancarle la cabeza del cuerpo.

«Cazada Súper Bestia Macaco Sangre Plateada. Se ha obtenido el Súper Espíritu de la Bestia Macaco Sangre Plateada. Carne comestible. Consumiendo la Esencia Genética Vital de la Súper Bestia Macaco Sangre Plateada hay oportunidad de obtener 0-10 súper puntos genéticos.»

Han Sen escuchó el anuncio y se alegró de saber que por fin había obtenido otro espíritu de la bestia.

Sin embargo, la reacción del Rey Sangre de Demonio ante esta muerte no fue la misma. Su sangre hervía de ira. Su determinación de matar a Han Sen se duplicó, pero justo cuando estaba a punto de atacar una vez más, una súper criatura le impidió el paso. Desde los lados, otras súper criaturas salvajes le atacaron y trataron de mutilarle, en un intento de tomar sus cofres dorados.

El Refugio Shakra era un caos total, y en medio del caos, el zorro plateado pensó que era un buen momento para dejar el hombro de Han Sen y cebarse con el simio plateado muerto.

Mientras el Rey Sangre de Demonio estaba ocupado, Han Sen aprovechó para huir a una zona con menos sombras. Si su némesis volvía a perseguirle, las cosas serían mucho más fáciles. Aunque Han Sen podía esquivar los ataques, un solo error bastaría para que fuera destruido. Era mejor prevenir que lamentar.

Sin embargo, la furia del Rey Sangre de Demonio no mostraba signos de disminuir. Sacudiéndose las súper criaturas, siguió a Han Sen por el aire, gritando.

El dragón, al oír a su amo gritar en la persecución de su humano más despreciado, acompañó al Rey Sangre de Demonio. Voló por encima de Han Sen, formando una sombra.

El Rey Sangre de Demonio utilizó esta sombra portátil para dirigirse hacia Han Sen.

Ante eso, Han Sen sonrió fríamente. No esquivó, sino que blandió su puño. Su puño era como un sol de plata, que iluminaba el área y prohibía el acercamiento de cualquier sombra.

¡Pum!

El Rey Sangre de Demonio no pudo aprovechar la sombra de Han Sen para abalanzarse sobre su enemigo. Derramando sangre, volvió a explotar a través de la sombra del dragón como si hubiera sido desterrado de su premisa.

La Emperatriz Shakra utilizó sus habilidades de teletransporte para abalanzarse detrás del Rey Sangre de Demonio y golpearle la cabeza. La cabeza del Rey Sangre de Demonio se incrusto en el muro de piedra que tenía a su lado y se convirtió en pulpa. Agarrando los tres cofres de oro que poseía, se marchó rápidamente.

A pesar de su cabeza destrozada, ensangrentada y desfigurada, el Rey Sangre de Demonio aún no estaba acabado. Gritó y fue detrás de la Emperatriz Shakra con el resto de sus súper criaturas, queriendo recuperar esos tres cofres más que nada.

“¡Huye!” Han Sen ordenó a la Emperatriz Shakra que escapara con los objetos que había conseguido recuperar. Conseguir tres era más de lo que esperaba, y asegurarlos era su primera prioridad.

Con la velocidad de la Emperatriz Shakra, escapar no debería haber sido difícil.

Pero para sorpresa de Han Sen, la Emperatriz Shakra no pudo escapar de la persecución del Rey Sangre de Demonio y sus subordinados.

El rostro de la Emperatriz Shakra estaba sumido en una mirada de desprecio, maldiciendo a las criaturas que la perseguían.

Entonces, la Emperatriz Shakra abrió los tres cofres que tenía en su poder. Una luz dorada estalló, expulsando una energía funesta.

Han Sen se sorprendió y su rostro se volvió sombrío. Sabía que algo terrible estaba a punto de ocurrir.

Las otras súper criaturas no habían podido abrir los cofres, debido a lo bien sellados que estaban. Una criatura incluso se había tragado el suyo, pero todo fue en vano.

Cuando Han Sen vio a la súper criatura hacer eso, la bestia fue desgarrada desde dentro. Cuando el cofre se deslizó fuera de sus intestinos, estaba bien y sin daños.

Para ser un cofre que parecía imposible de abrir o comer, la Emperatriz Shakra había abierto su tapa con relativa facilidad.

Han Sen ya sospechaba de la elección del Árbol de Jade y Oro de enraizarse en el Refugio Shakra, y todavía no creía que ella ignorara totalmente lo que significaba la existencia del árbol.

La Emperatriz Shakra había actuado excepcionalmente bien en los últimos tiempos, y había obedecido todas las órdenes de Han Sen. Su vida también estaba en sus manos, así que nunca pensó en cuestionar su lealtad.

Pero ahora, algo estaba mal. La Emperatriz Shakra debía saber algo sobre el árbol y había decidido mantener a Han Sen en la oscuridad. Abrir un cofre ahora, con aparente facilidad, era revelador.

Han Sen miró fijamente a la Emperatriz Shakra y a los tres cofres abiertos, queriendo saber qué había en su interior.

 

 


2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .