Súper Gen Divino – Capítulo 844: La Espada que Apunta al Refugio Sangre de Demonio


Segundo Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Han Sen no quería visitar él mismo a la familia Qi, así que le pidió a Ji Ruozhen que comprara las píldoras por él. También le explicó el probable beneficio que las píldoras proporcionarían a la humanidad en el futuro.

Los pensamientos de Ji Ruozhen coincidían con los de Han Sen. Había convocado una reunión familiar antes, con la esperanza de preguntar a la familia si debían o no comprar todas las píldoras para mascotas producidas por la familia Qi.

Pero todos los presentes estaban más interesados en las perspectivas que presentaba el Fluido Genético Ángel, y no hicieron caso de lo que les dijo Ji Ruozhen. No pudo convencer a los demás miembros de la familia.

En cambio, Ji Ruozhen utilizó su propio dinero para comprar todas las píldoras posibles. El propio Han Sen vendió todo lo que no necesitaba y utilizó el dinero que había acumulado para comprar todas las píldoras de la familia Qi que pudo.

Debido a que la familia Qi había almacenado en exceso, sin saber el error promocional que estaba esperando a suceder, se enfrentaban a la bancarrota. Habían gastado una fortuna en ingredientes para la futura producción de las píldoras, pero las bajas ventas suponían una gran presión financiera para la familia. Para recuperar todo el capital posible, se conformaron con fijar el precio de venta de las píldoras por debajo de su coste de producción y vender con pérdidas. Ahora que Ji Ruozhen compraba tantas, la familia Qi estaba muy agradecida.

Después de todo, mucho dinero iba a parar a manos de Genéticas Ángel. Pocos tenían el dinero para ayudar a la familia Qi, especialmente cuando competían con Genéticas Ángel. La ayuda que Ji Ruozhen prestó a la familia Qi fue enorme.

Sin embargo, Han Sen era quien financiaba la mayoría de las compras. Ji Ruozhen sólo estaba para hacer las transacciones y ocuparse de los negocios. Y mientras eso ocurría, Han Sen pasó mucho tiempo en el santuario, preguntándose cómo podría proteger el Árbol de Jade y Oro.

Tras muchas deliberaciones, Han Sen llegó a la conclusión de que no podría protegerlo de un asedio. Por lo tanto, pensó en atacar primero al Rey Sangre Diabólica. Apostó por que el ataque, en un momento como ése, sería la mejor defensa.

“No está mal. Pero, ¿cómo vas a sacar a las súper criaturas del Refugio Sangre de Demonio?” Aunque la Emperatriz Shakra tenía fe en que el plan funcionara, las súper criaturas estaban dentro del refugio y no había forma de que Han Sen pudiera entrar sin más. Si no se les podía sacar, cualquier preparación que hicieran ahora sería en vano.

“Sacarlos no será difícil, siempre que pueda ser tan ágil como sea necesario.” Han Sen se rió. Estaba pensando en llamar a Wang Yuhang. Para alejar a las súper criaturas, supuso que no tendrían más remedio que confiar en él.

Era una suerte que Wang Yuhang hubiera sido capturado por la familia Zhao no hacía mucho tiempo. Encontrarlo de nuevo en las regiones circundantes sería mucho más fácil ahora.

Cuando volvió a encontrar a Wang Yuhang, le preguntó si quería o no cazar súper criaturas con él.

“¿Súper criaturas? No son nada comparadas con la fuerza y el celo que tengo hoy en día. Arrasaré con todo lo que se cruce en nuestro camino.” El pecho de Wang Yuhang se hinchó en un alarde de arrogancia.

Han Sen se sorprendió ante el comportamiento de Wang Yuhang y preguntó, “Tiito, ¿desde cuándo eres tan valiente?”

“¡Teehee! No voy a ocultar la fuente de mi valentía. Mira aquí, este remedio que poseo…” Mientras decía esto, sacó una caja de metal de su mochila. Dentro de ella, había dos viales de un cierto fluido.

“¿Fluido Genético Ángel?” Han Sen recordó cómo eran.

“¡Teehee! La variante de más alto nivel, además. Puedes lanzar poderes elementales como proyectiles con estas pequeñas e ingeniosas pociones.” Dijo Wang Yuhang.

“¿De dónde lo has sacado?” Han Sen se sorprendió. Eran muy populares, y mucha gente clamaba por ellas, pero con la limitada cantidad de sangre disponible para su creación, sus existencias eran escasas. Wang Yuhang no era en absoluto un evolucionado famoso, así que el hecho de que poseyera dos era sorprendente.

“Los compré. Sería una tontería creer que la familia Zhao iba a agraciar la magnificencia de mi persona con estos, de forma gratuita.” Wang Yuhang guardó los frascos y continuó dándose un golpe en el pecho, “Entonces, ¿dónde está ese lugar del que hablas? Por cualquier diablura monstruosa que te desafíe, ¡mataré sin descanso!”

“Oh, así que es bueno que pueda depender de ti.” Han Sen sonrió. Wang Yuhang estaba muy seguro de sí mismo en ese momento, así que era el momento perfecto para llevarlo al Refugio Sangre de Demonio.

Si fuera cualquier otro día, lo más probable es que se negara a ir. De hecho, había demasiadas súper criaturas residiendo allí, y con su mala suerte, le causaría varios problemas.

El Fluido Genético Ángel no sólo había aumentado su valor, sino que cuando se enfrentaran a los monstruos con los que lucharían allí, el fluido bien podría salvarle la vida.

Ambos viajaron hacia el norte, hacia el Refugio Sangre de Demonio. La confianza de Wang Yuhang aún no había flaqueado, y se mostraba visiblemente firme en la comodidad que le proporcionaba la posesión del Fluido Genético Ángel.

Han Sen sólo esperaba que su arrogancia no se apoderara de él. Cuando se trataba de luchar contra súper criaturas, aún podía ser destruido.

El Refugio Sangre de Demonio era como un castillo, y era más pequeño de lo que Han Sen había imaginado. Sin embargo, parecía embrujado. No era tan elegante y de aspecto sagrado como el Refugio Shakra.

“¿No mencionaste una prueba de espantosa furia? Pah, mira allí. Yo, solo, me enfrentaré a toda esa espeluznante finca en solitario.” Después de hablar, Wang Yuhang recuperó su inyector y se preparó para inyectarse un vial del Fluido Genético Ángel.

Al ver que el refugio no era demasiado grande, no creía que pudiera haber nada poderoso dentro.

Sin embargo, Han Sen le agarró la mano. Dijo, “No te impediré que mates nada, pero creo que sería mejor que primero hiciéramos un reconocimiento.”

“Bien. Permitiré que los miserables que residen dentro se aferren a las fugaces y miserables excusas que consideran como vidas un par de minutos más.” Wang Yuhang guardó el inyector.

Cuando Han Sen y Wang Yuhang se acercaron al refugio, el rostro de este último palideció. El heroísmo que antes había impulsado a Wang Yuhang se esfumó.

Por encima del Refugio Sangre de Demonio, se podía ver un gran dragón volando. Un extraño pájaro también estaba allí arriba. Había muchas criaturas viles fuera de las puertas, incluyendo algo parecido a un minotauro.

Media hora más tarde, habían identificado positivamente cinco súper criaturas diferentes. Dios sabía cuántas más residían dentro del refugio.

“Tiito, tu oportunidad ha llegado. ¿Quieres ir y matarlos ahora?” Han Sen sonrió a Wang Yuhang, cuyo rostro seguía pálido.

Cuando escuchó lo que Han Sen le había preguntado, dio un salto y dijo, “¿Es mi muerte lo que deseas fervientemente? El número de criaturas que hay allí es demasiado grande, e intentar una infiltración sería un suicidio. No me gusta el concepto de seguirte dentro sólo para morir.”

“No podemos apresurarnos a entrar, tienes razón. Pero podemos alejar a algunos de ellos. ¿No eres muy hábil en eso?” Han Sen se rió.

El rostro de Wang Yuhang se tornó amargo y dijo, “Eres muy consciente de lo desafortunado que puedo ser. Si me aventuro a acercarme a ese sórdido infierno, todos los monstruos de los alrededores desearán mi sangre y vendrán a por mí como sabuesos. Piensa en la variedad de muertes horribles que podría acabar sufriendo…”

“¿No tienes el fluido genético ángel? No hay nada que temer.” Dijo Han Sen.

“Gasté hasta el último centavo que poseía en obtener estas deliciosas soluciones, y las compré para poder matar a las súper criaturas. No había planeado usarlas sólo para poder huir.” Dijo Wang Yuhang.

“Tiito, no funcionará. Entonces, ¿qué tal si vas y los sacas? Por cada súper criatura que matemos, te llevarás el sesenta por ciento de los beneficios. De las Esencias Genéticas Vitales que vendamos, sólo recibiré el cuarenta por ciento. Si hay espíritus de la bestia, tú seras el primero en elegir.” Han Sen elaboró una amplia gama de tentaciones diferentes para Wang Yuhang. Matar a las súper criaturas era lo más importante, y a Han Sen no le importaban demasiado las recompensas.

De todos modos, era probable que hubiera más primeras generaciones allí dentro. Si ese era el caso, a Han Sen no le importaría dárselas a Wang Yuhang, en absoluto.

“¿Estás seguro?” Los ojos de Wang Yuhang brillaron de repente.

“¿Cuándo te he mentido alguna vez?” Dijo Han Sen, con una mirada de suficiencia y rectitud.

“No, quiero el setenta por ciento. Y todos los espíritus de la bestia que recibamos serán míos.” Dijo Wang Yuhang.

“De acuerdo.” Han Sen estuvo de acuerdo.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .