ICDS — Capítulo 313


Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Expectro


Anterior |Índice| Siguiente


Avance (6)

El equilibrio del equipo fue perfecto. Manejé la potencia de fuego, mientras que Daisy me atacaba y Yua me defendía. ¡Lo sé, este grupo está fundamentalmente mal!

“Querido Esposo, no habrá monstruos fuertes. De las regiones restantes, elegimos los lugares más peligrosos, pero sus jefes tienen Rango SSS como máximo”.

“Mmm”.

Seguí la línea roja en el mapa del holograma 3D.

“Rango SSS… Eso solía asustarme en el pasado”.

“¿Querido Esposo tuvo tal época?”

“¿Crees que nací con el nombre verdadero de un dios?”

Le di un golpecito a la frente de una súcubo y memoricé la ruta en el mapa. Como los monstruos estaban prácticamente extintos en Asia y Oceanía, planeamos esta vez limpiar América del Norte.

“Siempre quise ir a Groenlandia con Oppa…”

“Groenlandia suena genial. Debería tener la mayor cantidad de monstruos”.

Por supuesto, como ya había visto interminables tierras nevadas cuando estaba en la Antártida, los paisajes de Groenlandia no me alegraron mucho.

En cualquier caso, la población de Groenlandia era solo de alrededor de 60.000. No había nada que pudieran hacer contra la invasión inicial de monstruos y, como resultado, Groenlandia se convirtió en una isla de monstruos sin humanos a la vista.

“¿Sí? Oh, monstruos…”

Yua hizo una expresión irónica. Podría haberse emocionado porque era la primera vez que participaba en una cacería. Pero Yua, esto no se parecerá en nada a lo que estás pensando.

Daisy tampoco parecía tener ningún interés en los cadáveres que pudiera adquirir de este viaje.

“Rango SSS, nada especial. Pero matar monstruos es importante. Para que no causen problemas más adelante”.

Las palabras de alguien con experiencia siempre fueron importantes. Los monstruos tenían una mayor probabilidad de cruzar la dimensión cuando ya había monstruos en el otro lado. Esta propiedad fue lo que hizo que esta ruta dimensional fuera tan preocupante. Señalé las regiones que otros miembros de Revival y yo habíamos limpiado, y le pregunté a la súcubo.

“¿Una vez que hayamos terminado con América del Norte estaremos a la mitad?”

“Sí, sobre eso. Cuando las Mazmorras de Evento aparecieron en masa la última vez, se hizo la mayor parte del océano Pacífico y Atlántico. Pero…”

Sabía lo que quería decir, que el brote de monstruos no había terminado. Si incluso una sola Mazmorra de Evento se dejara intacta, explotaría y cubriría la tierra con monstruos. Si todos los monstruos planeaban cruzar hacia este lado, no podríamos relajarnos. Tenía la sensación de que el próximo estallido ocurriría pronto, y después de ese evento seguramente sería el descenso del Señor Demonio…

Con una sonrisa amarga, me toqué la frente.

“Realmente desearía tener tres cuerpos”.

En el pasado solo tenía que cuidar de mí y de mi familia. Pero ahora sabía demasiado bien que el peligro que enfrentaba la Tierra era uno que tenía que resolver, especialmente porque sabía la verdad.

“Ya lo estás haciendo muy bien, Querido Esposo. Nadie más puede hacer lo que estás haciendo. ¡Anímate!”

“Gracias”.

Todas las súcubos aquí habían perdido su hogar, pero en lugar de resentirse con los demás, pusieron sus esperanzas en mí y me siguieron. Sería un error de mi parte mostrar mi debilidad frente a ellas. Agarré la mano de la súcubo que me animó.

“Dile a Licorice y a las otras súcubos que dije gracias”.

“¡Aaaaah, yo también!”

“¡Yo también, yo también!”

“¡Ah, ya se está yendo!”

Agité la mano y me despedí con Yua y Daisy. Cuando la puerta se cerró pude ver a la súcubo con la que me tomé de la mano a punto de ser linchada por las demás.

Entonces recordé algo.

¿¡No pueden esas chicas simplemente compartir su sentido del tacto…!?

“¿Nos vamos ahora, Oppa?”

“Si. Vi a Madre antes, así que podemos irnos”.

Para que conste, Madre finalmente atravesó el Piso 20 gracias a la ayuda de otros. Aunque podía matar a un solo orco por sí misma, hice que dejara de escalar la mazmorra por ahora y la hice entrar en el gremio. Al igual que Padre, Madre también trataba la casa del gremio como suya, pero eso no cambiaba el hecho de que yo era el maestro del gremio. La asigné a la misma habitación que Padre.

“No debería tomar mucho tiempo”.

“Oppa… ¿Una vez que hayamos terminado podemos pasar unas horas haciendo turismo…?”

“Claro, siempre y cuando sea solo por unas pocas horas”.

Yua apretó los puños de felicidad. Al ver a Yua saltar de alegría, Daisy inclinó la cabeza y preguntó.

“¿Qué es, turismo?”

“Es cuando viajas a un lugar extranjero y ves sus monumentos famosos o lugares de interés”.

“Ajá”.

Daisy asintió con la cabeza.

“¿Entonces es ver la cultura de otra tierra, compararla con la nuestra y burlarse de ella?” (Ex:…)

“Deberías hacer algo con tu forma retorcida de pensar”. (Ex: La verdad es que un poco sí)

Aunque la última parte de lo que dijo estuvo completamente equivocada, de alguna manera podría relacionarme con la parte inicial. Si fuera a un país extranjero y viera las mismas cosas que si estuviera en casa, el viaje se sentiría como un desperdicio. Lo que hizo que viajar fuera divertido fue ver y experimentar cosas nuevas.

“Una vez que recuperemos el continente Sylon, Kang Shin debería hacer turismo”.

“Lo veré mientras lo reclamo de todos modos”.

“Un. Veámoslo juntos”.

“Seguro”.

“El niño en mi barriga también lo verá”.

“No, eso no sucederá”.

“¡Daisy Unni…!”

Yua, que ardía en su pasión por hacer turismo, vio a Daisy cuando escuchó lo que dijo, pero Daisy fácilmente apartó la mirada de Yua. Como pensaba, ¡Yua no puede ganarle a Daisy!

Nuestra ruta de viaje fue extremadamente simple. Comenzando desde Alaska, recibiríamos la guía de Guardián y Alas de la Libertas, limpiaríamos cualquier monstruo que veamos hasta nuestro destino final que era Groenlandia.

Pero antes de que saliéramos de nuestra casa del gremio en Jongno, una chica de cabello largo que vestía un traje de cuero negro entró apresuradamente en la casa del gremio… ¿Eh?

“¿Ye-Eun?”

“Huff, huff, no llego tarde. Gracias a dios… vi el helicóptero afuera, así que no pensé que te hubieras ido todavía”.

Ye-Eun contuvo el aliento y se acercó a nosotros.

“Déjame unirme. También quiero ser de ayuda”.

“Ya tenemos a tres personas yendo. ¿Qué pasa con la mazmorra?”

“¡Atravesé el Piso 70!”

Este monstruo.

“Puedo tomarme un tiempo libre ahora, ¿verdad?”

“Son demasiado increíbles”.

Estábamos haciendo un viaje para limpiar un continente, pero Yua lo trataba como turismo, Daisy como un negocio de relaciones y Ye-Eun como algo que hacer mientras descansaba. Si Ye-Eun había atravesado el Piso 70, estaba a un ritmo mucho más rápido que muchos de los demás, especialmente teniendo en cuenta la primera vez que ingresó a la mazmorra. Además, conmigo a su lado, no debería haber ningún problema…

“Claro, Ye-Eun. Hace tiempo que quiero hablar contigo. Podemos hacer eso una vez que hayamos terminado”.

“¡Un!”

Ye-Eun habló con una sonrisa brillante. Daisy chasqueó la lengua.

“Más molestias…”

“¿A quién llamas molestia? ¡Tú eres la molestia!”

“Sus maestras son amigas, así que ustedes también traten de llevarse bien”.

“Hécate me dijo, cuidado con Duca. Su mayor enemiga. Roba a todos los hombres buenos, y su pureza”.

¿Duca? Bueno, supongo que Hécate sabría más sobre ella que yo.

“No puedo discutir con eso, pero…”

“Uuu, mi placentero viaje con Oppa se está arruinando… ¡No, cuatro personas son mejores de lo habitual…!”

Yua murmuró para sí misma con el ceño fruncido. Después nos subimos al helicóptero que nos llevaría directamente al aeropuerto.

“Ah, por cierto, Shin. Ciara me dijo que te contara algo. Quería decírtelo por telepatía, pero no pudo debido a tu resistencia mágica”.

“¿Ciara?”

Dejé a Ciara con Hwaya después de la última vez que hablé con ella, ¿así que cuándo Ye-Eun se volvió tan cercana a Ciara? Al verme inclinar la cabeza, Ye-Eun habló con una sonrisa.

“El mes pasado formamos una segunda alianza como una señal de borrón y cuenta nueva”.

“¿Qué significa eso?”

“Es un secreto. Jejeje”.

“… Esa alianza, ¿puedes dejarme entrar?”

“¡No, Daisy no!”

“¿Entonces qué quería decirme Ciara? ¿Solo que no puede enviarme mensajes telepáticos?”

“Cierto”.

Ye-Eun habló mientras seguía en guardia contra Daisy.

“Dijo que podría haber un enemigo más fuerte que la última vez. Dijo que no está segura, pero nos avisó que estuviéramos preparados para cualquier cosa que pudiera suceder”.

“… Ya veo”.

“Aparentemente lo vio esta tarde. Cuando le dije que te iba a seguir, me dijo que pasara el mensaje”.

De repente, Ye-Eun aplaudió y agregó.

“Oh cierto, dijo que serían los demonios… ¿Pero qué significa todo esto?”

“No tienes que saberlo por ahora. Te diré después”.

Mi cabeza de repente comenzó a palpitar. Sentí que esto sucedía cada vez que salía. ¿Estaba eligiendo lugares que pueden causar problemas? Después de pensarlo un rato, le pregunté.

“No hay supervivientes en Alaska, ¿verdad?”

“Sí, Oppa. Alaska ha sido completamente dominada por monstruos”.

Yua respondió de inmediato. Revisé el mapa de nuevo.

No debería ser el centro de América, ¿verdad? Lugares con nada más que monstruos. El lugar más probable tenía que ser Alaska o Groenlandia.

“… ¿Debería ir solo?”

“Juntos”.

“¡Déjame ir también! ¡Te lo dije, no me interpondré en el camino!”

Para ser honesto no estaba preocupado por Daisy o Ye-Eun. No necesitaba decir mucho sobre Daisy, y Ye-Eun siempre podía convocar a Duca y correr.

La persona que me preocupaba parecía saberlo también.

“¿Es peligroso hasta el punto de que le causare problemas a Oppa?”

Correcto, el problema era Yua. Su ejército de mantis era poderoso. Con ellos alrededor podría hacerse cargo de la mayoría de los monstruos. Pero su ejército era inútil frente a un solo enemigo con poder absoluto.

“No te preocupes, Oppa. Tengo a Luna”.

“¿Luna?”

Miré al bebé dragón bostezando en los brazos de Yua. Al darse cuenta de que la estaba viendo, Luna me observo con ojos claros. Linda.

“Luna es realmente fuerte. Tiene habilidades que ni siquiera yo conozco”.

“¿En serio?”

Incliné la cabeza y verifiqué el maná de Luna. De hecho, tenía una increíble cantidad de maná dentro de ella. Cómo podía caber tanto maná en su pequeño cuerpo era un verdadero misterio.

“La razón por la que voy con Oppa es más por Luna que por las mantis. Luna come mucho”.

“…”

Extendí mi mano hacia la cabeza de Luna. El cuerno singular en la cabeza de Luna era pequeño, pero duro y afilado. Cuando lo toqué, Luna se estremeció, pero se quedó quieta dándose cuenta de que no pretendía hacer daño. Después de acariciarla por un tiempo, quité mi mano. Luna hizo ruido en voz baja y frotó su rostro contra mi mano. Yua sonrió dulcemente y le susurró a Luna.

“Así es, Luna, es Papi”.

“Jaja, Yua es buena haciendo bromas”.

Con esas palabras, volví a acariciar a Luna. Bien, tomé mi decisión.

Dos horas después, los cuatro llegamos a Alaska.


Anterior |Índice| Siguiente

5 comentarios

    • No pienso decir ningún spoiler, pero basado en todo el comportamiento de ambos hasta ahora es obvio que Yua no terminara con otra persona excepto Kang Shin, ambas partes no lo permitirían, así que es más cosa de cuanto tiempo pasara hasta ello.

      Me gusta

  1. Pienso que con monstruos SSS podrían ir cada persona por su cuenta y limpiar países sin problema, pero con lo de Ciara cambia la cosa. Gracias por el cap. P. D. En el turismo no te burlas de otras culturas

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .