Súper Gen Divino – Capítulo 838: Ciervo Blanco


Cuarto Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Ji Qing regresó de la casa de Yi Dongmu con una percepción alterada de Han Sen.

“Cuñado, si alguna vez encuentras tiempo, por favor enséñame alguna vez.” Ji Qing creía que Han Sen debía ser una persona muy poderosa para que Yi Dongmu le pidiera ayuda para entrenar y luego le señalara cada error que era capaz de notar. Uno podía aprender muchas cosas practicando con Han Sen.

“Quizás, en el futuro. Por ahora, los combates de mascotas comenzarán pronto y debo prepararme.” Aunque Ji Qing era una hermosa dama, Han Sen no le tenía mucho cariño.

No era difícil encontrar a alguien que fuera su imagen en el espejo en este mundo. Lo que era más difícil de encontrar era un corazón firme. Pocas personas podían escuchar a los demás señalando sus defectos.

Ji Qing no era Yi Dongmu, y puede que no tuviera la paciencia y la comprensión necesarias para escuchar y seguir la orientación que él podía proporcionarle. Si no podía aceptar sus defectos y trabajar para eliminarlos, no mejoraría. También existía la posibilidad de que acabara dudando de sí misma, algo que podría conducir a un problema totalmente distinto.

Han Sen sabía mucho de Yi Dongmu, y su respeto mutuo iba más allá de la simple amistad. Hacía falta algo especial para aceptar la revelación constante de los defectos, por lo que Han Sen no estaba dispuesto a ofrecer esa forma de entrenamiento a cualquiera. Si Yi Dongmu fuera sólo un buen amigo y nada más, no haría eso por él.

El concepto se remonta al antiguo emperador Li Shimin. Decía que Wei Zheng era un espejo de él mismo, y el emperador lo buscaba para exponer todos sus defectos.

Pero al final, no pudo aceptar las criticas. El odio que se había instalado en el interior de Li Shimin creció con el tiempo, y cuando Wei Zheng finalmente murió, Li Shimin desenterró y profanó su cuerpo.

No todo el mundo podía soportar la verdad, y eso incluía a Han Sen. A menos que se tratara de una persona muy especial, no diría demasiadas verdades.

A Ji Qing no le gustó lo que escuchó, y por eso le respondio, “No hay nada que preparar. Tienes una súper mascota, así que seguro que ganarás, ¿no?”

“No creo que Dong Lin y la familia Qi estén dispuestos a entregar sin más unas recompensas tan generosas. Creo que algo grande va a suceder, y por eso necesito prepararme por si acaso.” Rápidamente, Han Sen se despidió y volvió a su habitación. Iba a volver al santuario al día siguiente y regresar cuando los enfrentamientos estuvieran a punto de comenzar. No le apetecía tener a su cuñada rondando y molestándole mucho más tiempo.

De vuelta al santuario, Han Sen siguió pendiente de su calabaza. Sus ojos no descansaron ni un momento, ya que había recibido una información que indicaba la presencia de una súper criatura cercana. Salió en busca de la criatura, interesado en echarle un vistazo antes de que empezaran los combates de mascotas.

Después de caminar un rato, vio a un ciervo blanco trotando por un páramo. Se alegró mucho, pues se trataba de la súper criatura de la que le habían hablado.

El ciervo blanco se acercó, y entonces Han Sen utilizó su aura dongxuan para escanearlo. Su alegría aumentó aún más al saber que era una súper criatura de segunda generación.

“Hoy tengo demasiada suerte. Una súper criatura de segunda generación solitaria, ¿eh?. Voy a ser rico.” Han Sen estaba encantado, así que convocó a la Ángel Santa y a la Emperatriz Shakra. Con su Ardiente Púa Rex en la mano, corrió rápidamente hacia el ciervo.

El ciervo blanco, al ver a Han Sen, empezó a correr. Corría tan rápido que parecía un relámpago blanco, por lo que Han Sen ordenó a la Emperatriz Shakra que impidiera su precipitada huida. Se teletransportó justo delante del ciervo blanco y le dio un fuerte puñetazo que lo derribó al suelo.

La Ángel Santa voló delante del ciervo blanco y lo hirió con su gran espada, abriendo una fea hendidura en su espalda. Con la cascada de sangre que brotó, su pelaje antes blanco se volvió rojo.

Han Sen se unió a ellos frente al ciervo blanco, planeando cortarle el cuello. Pero justo cuando estaba a punto de hacerlo, el ciervo blanco pareció suplicar a Han Sen por su vida. No parecía dañino, y no parecía que quisiera atacar. Parecía asustado, y lo único que hizo fue pedir clemencia.

“¿Es realmente una súper criatura?” Han Sen utilizó su aura dongxuan para echar un vistazo y confirmó que, efectivamente, era una súper criatura de segunda generación. “¿Pero por qué no se resiste a mí y arremete contra sus atacantes?”

Han Sen aún no hizo ningún movimiento, y lo único que hizo fue fruncir el ceño. Si fuera un monstruo asesino, ya lo habría matado. Como el ciervo blanco no se había defendido, parecía una oveja inofensiva, y se sintió mal ante la perspectiva de matarlo.

“Shakra, ¿debo matarlo?” En conflicto, Han Sen se dirigió a la Emperatriz Shakra. Como no quería ser responsable de su muerte, deseaba que ella lo matara en su nombre. Para fingir que su muerte no había sido por sus manos, y así poder sentirse mejor.

En palabras más sencillas, se estaría mintiendo a sí mismo. Han Sen realmente no quería matar a una criatura tan inofensiva, pero no quería dejarla ir y obstaculizar su propio desarrollo personal.

Los súper puntos genéticos que podía proporcionarle favorecerían la progresión de la evolución de Han Sen.

La Emperatriz Shakra miró al ciervo blanco y le dijo a Han Sen, “Bueno, si puedes prescindir de él, hazlo. Devuélvelo al Refugio Shakra.”

“¿Por qué?” Han Sen frunció las cejas y miró a la Emperatriz Shakra, creyendo que tampoco tenía lo necesario para matar a la indefensa criatura.

¿De qué serviría una criatura en un refugio si no podía luchar, sino que sólo podía huir? No sería capaz de vigilar ni siquiera de pedir ayuda.

La Emperatriz Shakra miró al ciervo y dijo, “Si no me equivoco, este ciervo posee suerte. Puede parecer inútil, pero proporciona buena fortuna a los que están cerca.”

“¿Qué? ¿No podías habérmelo dicho antes?” Han Sen puso inmediatamente una sonrisa y se puso delante del ciervo. Se puso en cuclillas junto a él y utilizó su luz sagrada para curar sus heridas.

“Fue un malentendido, mi ciervo. No te lo tomes a pecho ni albergues malos sentimientos. Amo a los animales y soy pacifista, aunque no lo creas. Voy a las protestas y todo. Ven conmigo, te trataré bien.” Han Sen seguía curando al ciervo, hablando de forma lírica sin preocuparse de si entendía o no lo que le estaba diciendo.

Han Sen era muy consciente de los beneficios que podía proporcionar la suerte. Con buena suerte, había más posibilidades de obtener espíritus de las bestias. Y eso era importante.

La gente como Wang Yuhang, nacida en un estado de constante desgracia, luchaba constantemente. Poco podía hacer para mejorar su suerte. Con ese ciervo en su refugio, lo más probable era que la suerte de Han Sen sólo fuera a mejorar.

No era fácil rastrear o seguir el rastro de una criatura como esa, e incluso cuando la encontrasen, perseguirla sería difícil. La Emperatriz Shakra no tuvo más remedio que usar su teletransporte para evitar que se escapara. Lo más probable es que hubiera sido imposible para cualquier otra persona o súper criatura alcanzarla.

Después de que Han Sen curara al ciervo blanco, parecía muy manso. No volvió a huir, sino que se limitó a quedarse parado donde estaba.

“Muy bien, vamos al Refugio Shakra.” Han Sen decidió poner fin a su caza de más súper criaturas y en su lugar regresó con el ciervo al Refugio Shakra.

Pensó que el ciervo podría huir si no regresaban de inmediato. Además, los combates de mascotas iban a comenzar pronto, y Han Sen no podía perder el tiempo ni alejarse demasiado.

De vuelta en el Refugio Shakra, Han Sen pudo tranquilizar al ciervo blanco. No parecía que fuera a salir corriendo, así que eso le quitaba un peso de encima.

Ya era casi la hora, así que Han Sen hizo rápidamente las maletas. Volvió a la Alianza y se preparó para unirse al campeonato.

“Quiero ver qué demonios está tramando la familia Qi.” Han Sen miró su espíritu de la bestia y luego sonrió.

 

 


3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .