Súper Gen Divino – Capítulo 835: Joven Cuñada


Primer Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Cuando Han Sen regresó, preguntó por ahí. El consenso general era que nadie sabía realmente lo que Dong Lin estaba haciendo al permitir su participación.

“¿De verdad Dong Lin va a ser tan amable?” Han Sen se esforzó por creer que lo sería.

“Se mire por donde se mire, y siempre que no sea una trampa, entonces están siendo amables. Si no, simplemente no te dejarían participar en los combates de mascotas.” Dijo Ji Yanran.

“¿Crees que hay un motivo oculto en esa amabilidad suya? ¿Es una conspiración?” Han Sen miró a Ji Yanran con preocupación.

“No lo sé, pero el campeonato se ha organizado para que tenga lugar en la galaxia central. No será organizado por el propio Dong Lin, así que no hay nada que la familia Qi pueda hacer.” Ji Yanran tampoco estaba muy segura de qué pensar.

Si había una conspiración, no había forma de que se atrevieran a hacer algo agresivo contra Han Sen en la Alianza. Eso era, a menos que hubieran perdido la cabeza y se hubieran vuelto completamente locos.

Incluso si no les importaba el hecho de que fuera el yerno del presidente, hacer enojar a la familia Luo llevaría a la compañía Dong Lin a ser destruida en un solo día.

“¿Vas a ir?” Ji Yanran miró a Han Sen y le preguntó.

“Sí, por supuesto. ¿Por qué iba a rechazar algunos regalos? Si los combates realmente tienen lugar en la galaxia central en lugar de Dong Lin, entonces no hay nada que temer.” Han Sen se rió.

“Bueno, ten cuidado. Ese hombre de Dong Ling no es blando.” Le recordó Ji Yanran.

“De acuerdo.” Han Sen asintió, pero su mente ya estaba a la deriva. Estaba reflexionando sobre cómo repartir el premio de medicina que ganaría. Necesitaba más píldoras Genocreación, ya que el zorro plateado se las había comido todas. Por lo tanto, ya era hora de reponerlas.

Han Sen reservó unas vacaciones en la galaxia central y fue a visitar a su madre y a su suegro. Cenó con Ji Ruozhen y, al terminar, debatieron sobre los combates de mascotas.

Ji Ruozhen adivinó que Dong Lin no tenía mala intención y estaba siendo sincero, de ahí que organizara el evento en otro lugar. Era un lugar del que no tenían control exclusivo.

“Tal vez la familia Qi quiera un favor tuyo.” Dijo Ji Ruozhen. Luego, continuó, “Pero eso es sólo una suposición. Independientemente de lo que pueda parecer, tened precaución y cuidado cuando vayáis allí.”

Han Sen hizo un gesto de acuerdo, y Ji Ruozhen continuó su diálogo. “El campeonato comienza mañana. Será tu primera vez en la galaxia central, ¿no? Ji Qing estará allí, así que permítele ser tu guía turística.”

“Espera, ¿la Ji Qing que mató a una súper criatura?” Han Sen se sorprendió.

“Sí, y ella quiere verte. Ha querido hacerlo durante un tiempo, pero no ha podido verte debido a tus compromisos con el ejército. Ahora parece un momento adecuado.” Ji Ruozhen hizo una breve pausa y continuó diciendo, “Pero esa chica es realmente muy arrogante. Si te ofende de alguna manera, no te lo tomes a pecho.”

Han Sen confirmó su comprensión. Aunque fuera arrogante y ofensiva, Han Sen no se molestaría en buscar pelea con una niña.

Pero cuando Han Sen vio a Ji Qing, se había equivocado. Ella no era una persona joven, como él sospechaba. Parecía más madura que Ji Yanran, y era hermosa y encantadora.

“Pequeña Qing, trata bien a Han Sen. Es su primera vez en la galaxia central, así que asegúrate de visitar los lugares más importantes y mostrarle los alrededores.” Ji Ruozhen sonrió afectuosamente a Ji Qing mientras le hacía la petición.

“No te preocupes, tío. Lo trataré bien.” Ji Qing le devolvió la sonrisa.

“Cuñado, vamos.” Ji Qing caminó delante de Han Sen y sonrió.

Han Sen la siguió y fue conducido a una aeronave. Ella se subió al asiento del piloto y le pidió que subiera.

“Pequeña Qing, ¿conduces tú esto?” Han Sen pensó que un miembro de renombre de la familia como ella tendría guardaespaldas a su lado, o al menos un chófer como piloto.

“¿Quién sino?” Preguntó Ji Qing a Han Sen mientras ponía en marcha el motor.

“Pensé que tendrías un guardaespaldas o algo así.” Dijo Han Sen.

“Esta es la galaxia central, y hay espías robóticos dondequiera que mires. Tienen armas que pueden acertar objetivos a gran distancia, con una precisión de milímetros. Si alguien supusiera una amenaza, caería muerto en diez segundos.” Ji Qing sonrió y elevo la aeronave.

“¿Hay algún lugar específico al que te gustaría ir?” Ji Qing preguntó a Han Sen, mientras pilotaba la aeronave.

“Es mi primera vez aquí, así que no sé qué hay en el menú. ¿Por qué no decides tú a dónde debemos ir? Y una vez que hayamos terminado, llévame de vuelta.” Dijo Han Sen.

“No puedo hacer eso. Mi Tío me dijo que te tratara bien, así que ¿qué tal si te llevo a un lugar divertido?” Ji Qing tenía una sonrisa enigmática mientras giraba la aeronave en otra dirección y aceleraba.

Al ver su sonrisa, Han Sen supo que no tardaría en encontrarse en problemas esa noche. Evidentemente, estaba tramando un plan retorcido.

Pero a Han Sen no le importaba demasiado, así que puso su mirada en lo que podía ver por las ventanas. Los paisajes estelares de la galaxia central eran diferentes e increíblemente hermosos. Era la primera vez que veía esas vistas, por lo que los paisajes eran particularmente especiales para él.

Han Sen señaló cosas que no conocía y preguntó sobre ellas. Ji Qing respondió a todo, pero se sintió un poco incómoda.

Ji Qing se consideraba la primera persona que había matado a una supercriatura y había obtenido una Esencia Genética Vital, y creía que Han Sen era el segundo. Pero ahora, cada vez que la gente hablaba de supercriaturas y Esencias Genéticas Vitales, pensaba en Han Sen. Parecía que todo el mundo se había olvidado de que ella era la primera, lo que la hizo sentirse un poco molesta.

Además, había oído a mucha gente de su propia familia hacer elogios y cumplidos a Han Sen, lo que la hizo sentir un poco de envidia, y por eso estaba ansiosa por conocer al ladrón de reputaciones. Deseaba ver lo inteligente que era.

Si Han Sen fuera tan inteligente como todos decían, se sentiría mejor. Pero ahora mismo, Han Sen se comportaba como un niño curioso. No parecía ni la mitad de poderoso de lo que la gente decía. Le parecía injusto que un tipo como él le robara su reputación y protagonismo.

Por supuesto, sabía que no podía juzgar a alguien sólo por eso. Por lo tanto, había preparado algo para medir el verdadero poder de Han Sen.

No iba a luchar contra Han Sen ella misma, ya que ni siquiera era una evolucionada todavía. Sabía que Han Sen había vencido recientemente a Yu Qielan, pero creía que sólo estaba unos niveles por debajo de Han Sen. Si se convertía en una evolucionada, creía que sería más fuerte que él. Para él vencer a Yu Qielan no era nada.

Pero ahora mismo, Ji Qing había preparado algo mucho más divertido para Han Sen.

Pensando en eso, no pudo evitar que una extraña sonrisa se dibujara en su rostro. Sus ojos se entrecerraron de forma extraña.

Poco después, la aeronave aterrizó sobre un gran rascacielos.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .