Release that witch: Capítulo 773



La Tercera Ciudad Fronteriza

 

La entrada a la cueva estaba ubicada al norte de Neverwinter. Se puede encontrar en la confluencia entre la ciudad y la sierra. En la ladera cercana, estaban las áreas de minería y hornos siempre ocupadas.

Cerca del pie de la montaña, un sólido muro de hormigón apareció frente a todos. Aunque todavía había muchas instalaciones en construcción, este lugar ya se había convertido en la zona más vigilada de Neverwinter. Había una torre de vigilancia en cada una de sus esquinas y una red de alambre en la parte superior. También había un fortín de ametralladoras a cada lado de la puerta.

Los guardias saludaron a Roland mientras atravesaba la puerta y entraba en el patio.

Al entrar en el patio, se sintió débilmente como si hubiera viajado de regreso al mundo moderno.

Lo que vio aquí definitivamente no se suponía que fuera de esta época. Había una cueva enorme que tenía la entrada cubierta con cemento. La cueva tenía más de diez metros de ancho y más de 5 metros de alto. Las dos grandes puertas de hierro eran de gran tamaño en comparación con la entrada y su grosor alcanzaba un asombroso metro de grosor. No eran sólidos vertidos, sino que estaban unidos por varias capas de placas de acero. Esto estaba a la par con muchas puertas en las fortalezas militares modernas.

Dado que las puertas de hierro pesaban tanto, la entrada tuvo que ser modificada y se instalaron correderas en el suelo para soportar las puertas. Incluso con las correderas, no podían abrirse solo con mano de obra.

Debido a esto, se utilizó una de las dos máquinas de vapor en el patio para proporcionar la fuerza impulsora para mover las puertas.

Si las bestias demoníacas rompían la línea defensiva establecida por las brujas de Taquila, siempre que se recuperara la reliquia de los dioses, estas dos puertas podrían bloquear a las siguientes bestias demoníacas afuera.

De pie frente a las puertas que eran tan grandes como un edificio de varias capas, Roland podía sentir su solidez. Casi 1/3 de la producción de acero de invierno de Neverwinter se utilizó para construir estas dos puertas. Su forma rectangular simple puede parecer fácil de producir, pero su tamaño por sí solo requiere un mayor nivel de habilidad.

El día en que se instalaron las puertas, Roland había presenciado la escena cuando se abrieron y cerraron. Al escuchar el rugido sordo de la máquina de vapor, el áspero rechinar de los rieles deslizantes y observar las puertas que se cerraban lentamente, Roland se sintió como si estuviera a cargo de la entrada que los protegía del día del juicio final.

A cada lado de las dos puertas de hierro, había media línea de palabras. Combinados, significaban la Tercera Ciudad Fronteriza.

Roland y la multitud de personas que lo seguían entraron en la cueva. La luz se atenuó de repente.

Phyllis sacó la Piedra de la Iluminación y se colocó al frente del equipo. Comenzó a llevar a todos a la cueva profunda.

“Su Majestad, no entiendo por qué llama a este lugar la Tercera Ciudad Fronteriza” Wendy dijo con desconcierto: “Si el área fronteriza exterior es la primera ciudad fronteriza, ¿dónde está la segunda ciudad fronteriza?”

“Porque el tercero es el título adecuado” respondió Roland. (NTE: según parece “la tercera ciudad fronteriza” es una referencia a Tokio 3 de evangelion, no sabría corroborar eso ya que no he visto evangelion)

“¿Ah?”

“De todos modos, ¿no crees que el número tres va bastante bien con una fortaleza? Además, no importa el nombre que le demos. Lo que importa es que la gente pueda recordarlo” dijo Roland con las manos extendidas.

“Está bien, siempre que le guste” dijo Wendy, crispando la boca.

Después de que dejaron de hablar, los únicos sonidos en la cueva fueron los pasos resonantes y el agua goteando.

Debido a la falta de spraymecs, solo el piso de la cueva fue pavimentado con concreto. A los dos lados del suelo había una zanja y un ferrocarril minero. Si se necesitaran materiales y alimentos, serían transportados en carros arrastrados por el otro motor en la entrada. Roland había escuchado de Phyllis que las Brujas del Castigo de Dios alguna vez estuvieron interesadas en medir la potencia de la máquina, y descubrieron que incluso cinco de ellas tirando de una cuerda juntas no podían evitar que la máquina de vapor las arrastrara hacia adelante. (NTE: los spraymecs, de manera sencilla, son similares a los camiones de bomberos, pero en lugar de agua, estos camiones rocían concreto (quizás a alta presión) a las paredes (¿y techos?) de los túneles, ejemplo)

Dado que las paredes y el techo de la cueva no se podían cubrir con hormigón, las fugas se volvieron inevitables. Afortunadamente, la temperatura dentro de la montaña no bajaría demasiado para que el agua del interior no se congelara. Mientras que los gusanos devoradores dejaban un rastro de moco mientras se arrastraban hacia adelante, cuando su moco se secaba, pegaba la tierra como si untara una capa de pasta en la superficie de las paredes y el techo. Debido a esto, no había peligro de que la cueva colapsara.

Después de aproximadamente media hora de caminata, la cueva se volvió más brillante.

“Casi estamos allí.” Phyllis redujo la velocidad. “Su Majestad, necesita …”

Roland sabía lo que quería decir y la interrumpió. “Está bien. Llévame allí ahora.”

La Bruja del Castigo de Dios se volvió y miró significativamente a Roland, “… Ok, entiendo.”

Al salir de la cueva estrecha, entraron en una gran caverna. Frente a ellos había una espaciosa cúpula del tamaño de un campo de fútbol. A lo largo de la caverna, decenas de rayos de luz se proyectaron sobre la cúpula y arrojaron puntos brillantes en el suelo. Con la ayuda de esta luz, la gente no se sentiría oprimida en esta área a pesar de estar en lo profundo de las montañas. Además de las brujas, el Primer Ejército también fue enviado para vigilar este lugar. Cada uno de los soldados había sido examinado personalmente por Nightingale para asegurarse de que eran los partidarios más firmes de Roland.

Cuanto más se adentraban en la cúpula, más se alejaban de esta luz. En el centro de la espaciosa cúpula, solo había unos pocos núcleos mágicos en forma de rombo. Eran las tres Brujas Superiores de Taquila … o, en otras palabras, portadoras originales.

Roland se acercó a las tres con una sonrisa en el rostro. Extendió su mano derecha hacia el monstruo burbuja líder. “Finalmente pudimos encontrarnos. Debes ser Pasha, ¿no es así?”

En ese momento, Roland pudo sentir a alguien jadeando detrás de él y sintió que una mano estaba en su hombro. Sin duda, si algo salía mal, Nightingale lo arrastraría a la Niebla al instante.

La mancha se quedó en silencio por un momento y luego una voz familiar sonó, “Estoy sorprendida, Su Majestad. Antes de hoy, solo nos habíamos estado comunicando a través del Núcleo de Ilusión. Quizás las imágenes ilusorias no eran tan aterradoras, pero en este momento, frente a mí, la calma que estás mostrando es asombrosa. Para ser honesta, eres el primero que ha visto este caparazón y reaccionó como si nada hubiera pasado. Incluso cuando las brujas de Taquila vieron por primera vez esta forma, no estaban tan tranquilas como tú. Tengo curiosidad, ¿no tienes miedo en absoluto?” Hizo una pausa, extendió un tentáculo y lo enredó suavemente con la mano de Roland. “Pero tienes razón. Soy Pasha. Gracias por apoyar a las brujas de Taquila”

“No nos ha apoyado. Es difícil decir si el grupo de gente común que envió está destinado a ayudarnos o a supervisarnos” entró una conciencia fría. “No será demasiado tarde para decírselo después de que termine de explorar la gran montaña nevada.”

“¡Alethea! ¡Hicimos un acuerdo!” interrumpió una tercera voz.

“Está bien. Me callaré.”

Parecía que las otras dos eran Alethea y Celine, que a menudo aparecían junto a Pasha. A Roland no le importó su tono. En primer lugar, esas brujas antiguas habían vivido en una era en la que las brujas eran superiores y, por lo tanto, les sería difícil cambiar de mentalidad. En segundo lugar, en comparación con el cambio de sus actitudes, deseaba más obtener algunos beneficios sustanciales.

“El explorador más famoso de los Fiordos dijo una vez que el miedo viene de lo desconocido. No importa cómo se mire, sus almas pertenecen a las brujas de Taquila” dijo Roland, sonriendo, “y no soy ajeno a estas últimas. Agatha se ha convertido en un imprescindible miembro de la Unión de Brujas y un miembro querido y de confianza en eso.”

Roland notó que el tentáculo de Pasha era bastante áspero y la superficie no estaba tan seca como parecía. La superficie de su tentáculo se sentía húmeda. Quizás fue porque constantemente se arrastraba por la tierra. Roland podía sentir claramente el calor debajo de su piel. Esta mancha gigante frente a él era, sin duda, una nueva forma de vida.

“… Ya veo.” la voz de Pasha sonaba sentimental, “y tienes razón. Nuestra cooperación había comenzado hace mucho tiempo.”

“Ante las amenazas de los demonios, todo el mundo debería dejar atrás los prejuicios del pasado y esforzarse por unir las manos.” Después de una breve conversación informal, Roland llegó al tema principal. “Las reliquias de los dioses han llegado, ¿verdad? ¿Puedo echar un vistazo a las cosas que determinan la vida de la humanidad?”

Pasha agitó los tentáculos principales en la parte superior de su cabeza. “Por supuesto. Ven conmigo.”


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

3 comentarios

  1. Sigo sin poder imaginar como se ven estas brujas, en ocasiones las pienso como células pero gigantes y en otras como una mutación de dorsos humanos con cabeza sin ojos y tentaculos por todos lados
    De cualquier manera Roland tiene nervios de acero, eso de toparse con una especie totalmente diferente y no generar reacción alguna es de locos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .