ICDS — Capítulo 299


Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Expectro


Anterior |Índice| Siguiente


Acercándose, Yendo Más Lejos (5)

Con el asunto urgente resuelto, finalmente pude hablar con Kain. Había regresado a la mazmorra cuando terminó la pelea en la Ciudad del Vaticano, y ahora había venido al Jardín de Marianne después de que se lo pedí. Cuando lo llamé a la sala de recepción y lo senté, de repente hizo una pregunta inesperada.

“¿No tienes demasiadas mujeres?”

“Hablemos de otras cosas”.

“Tienes a Loretta, pero seguro que eres codicioso”.

“Hablemos de otras cosas”.

Codicioso… No podría decir que no era codicioso, ¡pero esto era lo mejor para todos!… Aun así, decir eso me dio en el corazón.

¿¡Estaba mal querer hacer felices a todos!?… Bueno, tal vez lo fue. (Ex: No, en absoluto, ni siquiera tienes que preocuparte por lo que diga un maldito que dejo a todos los que lo conocieron con un mal sabor de boca, de forma literal es la persona a la que menos caso tienes que prestarle en cuanto a este tema)

¡Maldita sea! ¡Ni siquiera puedo salir en mi propia defensa! Todavía no había dejado la mentalidad coreana. ¿Quién me puede culpar? ¡Después de todo era coreano!

“Entiendo. He experimentado cosas similares. Aun así, es tu culpa por haber nacido así. No debería haber sido difícil rechazarlas desde el principio”.

“No sabía que las cosas saldrían de esta manera. Además, ¡no nací así!”

No lo invité a pedir consejos románticos, así que cambié de tema.

“¿Te decidiste?”

“Me sorprendió de verdad. Comparado con tus enemigos, tú y tus aliados son sorprendentemente fuertes. Incluso dudaba de que la mazmorra se propusiera desarrollarlos a todos”.

Sonreí. Si eso es lo que parecía, probablemente se debió a que el poder de la Tierra se distribuyó para seleccionar usuarios de habilidad cuando los monstruos invadieron por primera vez. A diferencia de otros mundos, estas habilidades nos permiten a muchos de nosotros fortalecernos más rápidamente.

Dicho esto, dado que los métodos de cultivo de maná no estaban muy extendidos en la Tierra, esto no podría considerarse una gran ventaja. Además, este no fue el trabajo de la mazmorra, sino el de otra persona, que ejerció el poder de la Tierra y nos lo dio.

“Prácticamente limpiamos la mayoría de las fuerzas de los monstruos. Desafortunadamente, hay cientos de miles de demonios, o quizás incluso más. Ni siquiera hemos encontrado todavía al más importante, el Señor Demonio”.

“Señor Demonio… podría haber luchado contra demonios en el pasado”.

Con eso, hizo una sonrisa amarga.

“Como sabes, realmente no le temo a muchas cosas. Cooperemos… Por lo que hay más allá”.

Antes de que me diera cuenta, Kain tenía dos vasos en la mano. Por un momento, pensé que los había sacado de su inventario, pero no fue así. Fue una magia espacial. Usando su poder mágico, creó un espacio externo conectado a él que le permitió almacenar y sacar artículos. El inventario sería una versión evolucionada de esta magia.

Fruncí las cejas.

“¿Aprendiste eso de Loretta?”

“No necesitas ponerte celoso. Tú eres a quien ama ahora, y para mí… ella era solo una amable noona tendera y una maestra que me enseñó muchas cosas. Eso es todo”.

Noona tendera. Para ser honesto, escuchar eso de otra persona me hizo sentir extraño. Sin mencionar la mirada en sus ojos y su forma de hablar…

Resoplé.

“No mientas. No vine hasta aquí siendo un niño”.

“… De todos modos, ella no era mi amante”.

No negó mi acusación y eludió el tema. Luego, sacó una botella de licor con una etiqueta desconocida.

“No necesito más amor. Venganza. Eso es suficiente. Para eso, cooperaré contigo”.

“¿Qué es eso?”

“La última botella. Es de mi mundo. Considéralo un honor”.

“…”

Esta botella tenía que tener un significado especial para él. Le quité la copa sin decir una palabra y lo dejé verter el contenido de la botella. Luego tomé la botella y la vertí en su copa. Con eso, brindamos.

Mientras bebía, un olor indescriptiblemente penetrante de un licor fuerte invadió mi nariz y, como para apaciguar esta sensación de asfixia, una dulzura picante se extendió por mi garganta. Mi pecho se sentía pesado. Algo pareció llenarme las entrañas y en un instante estalló.

Mantuve la calma con los ojos cerrados y saboreé el impacto que me produjo esta copa de alcohol. Pronto, abrí los ojos entrecerrados y le pregunté.

“… ¿Puede el contenido de alcohol de una bebida superar el 100%?”

“¿Qué piensas? No seas estúpido y toma otra copa”.

Me sentí aliviado de que Padre y Walker no estuvieran aquí. Finalmente, Kain y yo vaciamos la botella de licor y fui directamente a la mazmorra. Si Padre se enterara, temía que me atacara.

Los monstruos que aparecían en el Piso 31 de Más Allá no eran otros que Reinas Súcubos. En comparación con la Reina Súcubo que aparece como Jefa del Piso 65 de la Primera Mazmorra, las Reinas Súcubos de Más Allá parecían tener un mayor Encanto además de aparecer como cientos. Para los hombres comunes, este lugar era digno del nombre Cielo. Aunque, por supuesto, los echarían poco después de que les chuparan la vitalidad.

Para mí, sin embargo, este lugar fue uno de los pisos más fáciles de Más Allá.

“¡Kyak!”

“¿¡Cómo podría ser esto!?”

“Aah, la fuerza está abandonando mi cuerpo”.

Cuando las Reinas Súcubos me vieron, la mayoría usó Dulce Pesadilla y con mi Encanto absurdamente alto, recibieron la penalización por fallar sus ‘habilidades’ y se quedaron en blanco. Simplemente las había apuñalado con mi lanza y seguí adelante.

El propósito del Piso 31 de Más Allá era probablemente aprender a atacar a las Reinas Súcubos mientras se esquivaban sus ataques de Dulce Pesadilla. Para mí, nada de esto importaba. Balanceé mi lanza prácticamente al azar mientras cargaba hacia las Reinas Súcubos.

“¡No puedo creerlo, pero ese hombre está mucho más allá de nuestras capacidades!”

“¡Como se esperaba de nuestro primer cliente!”

“¡Cortina de la Noche!”

“¡Beso de Muerte!”

Aproximadamente a la mitad del Piso 31, las Reinas Súcubos comenzaron a atacarme con diferentes métodos. Sabía por Licorice que las Reinas Súcubos también eran expertas en magia normal. Sin embargo, Licorice era especial incluso entre las Reinas Súcubos, y aunque fueron fortalecidas por Más Allá, su magia no fue capaz de alcanzarme. Alma Absoluta defiende perfectamente contra cualquiera de sus ataques mentales, y su atributo mágico podría bloquearse fácilmente con el poder de Ruyue. Incluso en el peor de los casos, podía usar a Sharana para fortificar mi defensa.

“Aah”.

“No soy lo suficientemente fuerte para luchar contra él”.

“Incluso si tratamos de detenerlo, solo estaremos perdiendo el tiempo”.

“Puedo sentir que su aura es similar a la nuestra”.

Cuando parecía estar cerca de atravesar el Piso 31, las Reinas Súcubos comenzaron a retroceder como si hubiesen perdido el ánimo. No era como si hubieran usado Dulce Pesadilla, ¿entonces qué estaba pasando? Justo cuando estaba pensando eso e inclinaba la cabeza, una de ellos dio un paso hacia mí.

“Por casualidad, ¿formaste un contrato con otra Reina Súcubo?”

“Si, lo hice”.

¿Cuándo fue la última vez que tuve una conversación en Más Allá en lugar de pelear? Ligeramente desconcertado, respondí obedientemente. Para mostrar que mi guardia no estaba bajada, agarré mi lanza con fuerza y ​​la hice girar. Luego la miré y le hice mi propia pregunta.

“¿Cómo supiste?”

“Aquellos de nosotros llamados a Más Allá carecemos de pureza, pero la mayoría de nuestras habilidades y recuerdos permanecen”.

Sonrió levemente. Hubo otras que sonrieron al mismo tiempo que ella, y noté que las Reinas Súcubo se veían similares. La Reina Súcubo frente a mí parecía haber notado que mis ojos brillaban, ya que asentía con la cabeza.

“Correcto, todas son yo. Después de todo, ¿cómo podría haber tantas Reinas Súcubo en Enesis? Para ser precisos, son falsificaciones creadas con maná y almas ligeramente alteradas. Si preguntas cuál es real, no podemos responderte porque ni siquiera nosotras lo sabemos”.

“…”

El precio que tuvieron que pagar los perdedores fue aún más cruel de lo que pensaba. Dicho esto, imaginé que sería algo como esto. Aunque sabía que Enesis fue quien invadió Elesia, no pude evitar simpatizar con ellas. Por supuesto, si mostraban algún signo de hostilidad, estaba completamente preparado para aplastarles la cabeza con mi lanza.

“Afortunadamente estamos en un piso alto, por lo que aún no nos hemos regenerado y nuestra alma escasamente esparcida está preservada. Creo que alguien podría haberlo mencionado antes. Verá, eres nuestro primer cliente”.

Esta fue la primera vez que se me notificó oficialmente que había alcanzado el nivel más alto al que nadie ha subido en Más Allá. Por supuesto, como no esperaba que otro explorador hubiera superado a Kain, no me sorprendió demasiado.

“Voy a ir al grano. ¿La Reina Súcubo con la que tienes un contrato tiene cabello rosado?”

“Sí”.

Un aire extraño fluyó entre las súcubos, pero eso fue solo por un momento. Pronto, todas las súcubos asintieron y dieron un paso atrás.

“Entonces, como pensamos, no se te puede medir con nuestras habilidades. Ve al Piso 35. Ella te estará esperando allí”.

“¿Ella?”

“La gobernante de todas nosotras”.

La Reina Súcubo hizo brillar sus ojos y habló.

“Lilith. A quien ustedes llamarían enemigo del mundo”.

Me estremecí. Me pilló desprevenido en el lugar más inesperado. Ya tenía una ‘habilidad’ llamada Tentación de Lilith. Si pudiera encontrarme con ella en el Piso 35 de Más Allá y derrotarla…

“Se lo diré a los íncubos para que puedas pasar a través de ellos. Aunque… algunos de ellos podrían no aceptarlo y atacarte”.

“No tengo miedo en absoluto”.

“Sí, eso es lo que pensé que dirías. Puedes irte ahora, chico encantador”.

Si fuera mi pasado yo, habría cazado incluso a los monstruos que no se resistieron. Pero ahora era diferente. Sabiendo que alguna vez fueron camaradas de Licorice y el trágico destino que tuvieron que soportar, realmente no tenía ganas de pelear. Después de hablarles, tenía aún menos ganas.

Lo más importante, no era tan rico en tiempo para pelear contra los que no buscaban pelea conmigo. Sin mencionar que las súcubos y los íncubos eran monstruos con logros extremadamente altos en Encanto en lugar de artes marciales. No pensé que luchar contra ellos me permitiría superar mis límites de ninguna manera. Dicho esto, estaba deseando conocer a esta Lilith en el Piso 35.

Además, parecía que realmente había enemigos de mundos esperando en los pisos superiores de la mazmorra. En este punto, tenía la sospecha de que la mazmorra no estaba hecha para que los exploradores escalaran por completo. Parecía que pisos impasables se crearon solo por el hecho de tener más Pisos.

Mientras pensaba en estas cosas inútiles, me despedí y pasé por las Reinas Súcubos.

“Por cierto, ¿puedes hacernos un último favor y dormir con nosotras solo una vez—?”

Con una Reina Súcubo derribada y arrastrada por las demás, todos los monstruos desaparecieron lentamente de mi vista.

Entonces, se abrió la puerta de la Primera Mazmorra.

“Está bien, vamos de nuevo”.

Piso 82 de la Primera Mazmorra. Esperándome debería haber una versión aún más fuerte del Infierno Carmesí del Piso 81.

La cima de la mazmorra, lo que una vez se sintió tan fuera de alcance, ahora estaba completamente a mi alcance. Día a día, podía sentir que me acercaba a ello. No tardaría mucho. Hasta que llegué a ese lugar y hasta que me alcancé.

Di un paso adelante.


Anterior |Índice| Siguiente

5 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .