ICDS — Capítulo 297


Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Expectro


Anterior |Índice| Siguiente


Acercándose, Yendo Más Lejos (3)

Tan grande como fue nuestra batalla, sus secuelas fueron igualmente enormes. El Rey Bestia y el Rey del Miedo podrían resumirse rápidamente como Revival derrotando las puertas que aparecieron sobre Burdeos, pero no se pudo hacer lo mismo con las horribles muertes en el corazón de una religión con más de mil doscientos millones de seguidores en todo el mundo.

El Rey de la Muerte se había revelado sobre el Vaticano y había matado a casi toda su gente. Aunque Revival marchó directamente al Vaticano después de enterarse de lo sucedido, no pudimos evitar que hubiera una gran cantidad de víctimas. La propia Ciudad del Vaticano no tenía demasiados ciudadanos, pero siempre estaba llena de turistas y peregrinos.

Afortunadamente, el Papa había sobrevivido lo suficiente para que Revival acudiera en su ayuda. Aunque no nos esforzamos específicamente por salvarlo y lo habíamos tratado como a cualquier otro ser humano, después de todo lo dicho y hecho, solicitó una reunión uno a uno para mostrar su gratitud.

Pero como necesitábamos tiempo para lamentar la muerte de nuestros camaradas, dejamos de lado su solicitud. El Papa era la menor de nuestras prioridades.

Aparte de los miembros desplegados en el Vaticano, todos los demás llevaron a cabo operaciones para eliminar monstruos en Japón y China. En consecuencia, no tuvieron que enfrentarse al muñeco diabólico.

Si algunos de ellos se vieran obligados a luchar contra el muñeco diabólico, no sabía qué habría pasado. Podrían haber salvado a Madre de ser secuestrada, pero era igualmente probable que tuviéramos que llevar a cabo más funerales.

Después de derrotar al Rey de la Muerte y matar a los monstruos restantes en el Vaticano, el dominio de la muerte creado por el Rey de la Muerte finalmente desapareció. Solo después de esto, la funcionalidad de la mazmorra volvió por completo. También fue en este momento que Licorice se enteró de la muerte de las súcubos. ¡Incluso habían estado cortando el vínculo entre las súcubos!

Pero quizás esto fuera lo mejor. Treinta y ocho súcubos habían muerto esta vez. Si todas murieran al mismo tiempo, Licorice, como su comandante, podría haber sufrido un daño mental severo.

De hecho, en cuanto se restableció el vínculo, Licorice se desmayó sin poder decir nada. Si esto hubiera ocurrido en medio de la lucha contra miles de muertos vivientes, el resultado no habría sido bonito.

“Estoy preocupada por Licorice, pero cuando la funcionalidad de la mazmorra se suprime y nos separamos, la conexión de las súcubos es lo único en lo que podemos confiar para comunicarnos… ¿Es solo el Rey de la Muerte quien es especial?”

En nuestro viaje en avión de regreso a Corea, con la desmayada Licorice en mis brazos, Hwaya murmuró después de examinar el rostro de Licorice con preocupación. Me encogí de hombros.

“Si lo piensas bien, el vínculo de las súcubos se basa en el maná antes que en su rasgo racial. Es solo que esta es la primera vez que sucede, pero es posible obstaculizar su conexión con un maná abrumador. Podría suceder más a menudo a partir de ahora”.

“… Huu. En ese caso, es posible que tengamos que sacar a las súcubos del combate de primera línea. Incluso si las desplegamos, solo pondremos en riesgo sus vidas”.

Lo que sucedió esta vez no tuvo precedentes. No estaba hablando del corte de vínculo entre las súcubos. Me refería a un enemigo del que eran incapaces de defenderse tendiéndoles una emboscada. Sin mencionar que era en una situación en la que todos los miembros de Revival se habían ido.

Nadie sabía cuántas batallas más teníamos que enfrentar, y considerando que solo se volverían más difíciles, poner a las súcubos en la línea del frente sería lo mismo que abusar de ellas.

“Tienes razón, ya sufrieron mucho. Hay otros lugares donde pueden brillar, así que a partir de ahora… ¿Mm?”

En ese momento, Licorice abrió los ojos. Por alguna razón, algo en ella estaba mal. Las partículas estrelladas habían desaparecido de sus ojos rosados ​​y, en cambio, había un círculo concéntrico en cada una de sus pupilas.

“¿Estabas preocupado, Querido Esposo?”

“Sí, y todavía lo estoy”.

“No te preocupes. He experimentado una pérdida similar una vez antes en Enesis”.

Licorice se tocó la frente mientras respondía con calma. Los círculos concéntricos de sus pupilas se expandieron y encogieron repetidamente, asustándome un poco. Continuó tranquilamente.

“¿Recuerdas lo que te dije sobre la muerte de las súcubos? ¿Que desaparecen como el rocío de la mañana?”

“Lo recuerdo”.

“Lo siento, pero eso fue una mentira. Las súcubos son una subespecie de Mares, los cuales también incluyen vampiros e íncubos. Cuando las súcubos mueren, no regresan a la naturaleza. En cambio, les dan su maná a sus parientes. Es el dicho común ‘estar juntos incluso después de la muerte’, el vínculo máximo que uno puede compartir”.

No pensé que fuera un dicho común, pero no dije nada. Licorice continuó.

“En el pasado, la Alianza Mare sabía sobre esto, y propusieron un plan para matar a todas mis subordinadas para concentrar su poder en mí”.

“¿¡Qué…!?”

“Cruel, ¿no es así? Incluso si me vuelvo más fuerte con cientos de muertes, el dolor podría haberme matado”.

“Pero el hecho de que todavía haya otras súcubos significa…”

Licorice asintió con la cabeza como si fuera obvio.

“Yo, por supuesto, los rechacé. Pero después de ese incidente, los líderes y yo siempre mantuvimos una relación inestable. Lo que ellos consideraban importante era diferente de lo que yo creía importante. ¿Y que si pudiéramos robar con éxito el poder del mundo? No habría importado si no tuviera a nadie con quien compartirlo. En lugar de ganar con ese método, hubiera preferido morir. Por eso también pude aceptar fácilmente la oferta del Lord de la Mazmorra. Como resultado de dar prioridad a la supervivencia de mi familia, nosotras las súcubos mantuvimos una distancia respetuosa del resto de los atacantes”.

“Entonces, tus ojos…”

“Un”.

Licorice asintió levemente.

“No quería llevar a cabo un plan tan cruel, pero también sabía que concentrar el poder de las súcubos en lugar de dividirlo daría un mejor resultado. Así que los miembros de mi familia acordaron ofrecer sus poderes a su reina cuando murieran. Incluso cuando seis súcubos murieron la última vez… e incluido ahora, recibí su maná. Es solo que esta vez se retrasó un poco debido a ese lich”.

Apretó los dientes. Sus ojos estaban temblando.

“Demasiadas murieron. Demasiadas. No quería volverme más fuerte así…”

Sus ojos no fueron lo único que se transformó. La apariencia de la cola y las alas cambió levemente y fueron de un color negro más profundo. Viéndola, pensé en el momento en el que luchamos contra el Lava King. Cuando las seis súcubos murieron, Licorice había mostrado un repentino aumento de poder. Probablemente fue porque recibió su maná.

“Lo siento, Querido Esposo. Ya no podemos enviar a las súcubos al combate. La situación de la Tierra es demasiado grave y nuestros enemigos son demasiado fuertes. Como líder de las súcubos, esto es culpa mía”.

“No, esto es culpa mía. No hiciste nada malo, Licorice”.

Licorice negó con la cabeza lentamente. Después de pensar en algo por un momento, susurró en voz baja.

“… Necesito algo de tiempo. Tendré que seleccionar un grupo”.

“¿Seleccionar? Licorice, las súcubos…”

Licorice puso su dedo en mis labios.

“Tenemos que volvernos más fuertes… Incluso si tenemos que debilitar a otras”.

“Tú…”

“Enviar maná, no tienes que morir para hacerlo”.

Licorice sonrió. En su frente, sus cuernos parecidos a los de un cordero cambiaron de dirección y señalaron hacia afuera. Era como si una bestia salvaje que se había concentrado en defender se resolviera atacar.

“Perdón por decirte esto tan tarde, Querido Esposo. No quería quitar el poder a mi familia. Pero estaba actuando mimada. Solo ahora me doy cuenta… que soy un fracaso como reina”.

“Ya eres fuerte. Me ayudaste mucho hasta ahora, y es lo mismo con las otras súcubos. Este incidente fue simplemente…”

“No, no es suficiente. Querido Esposo y Hwaya son mucho más fuertes que cuando nos conocimos, pero yo seguí igual. Las otras súcubos tampoco han cambiado. Además… nos queda menos de un año”.

Los ojos de Licorice brillaron. Nuevas partículas estrelladas aparecieron en medio de los círculos concéntricos de sus ojos.

“Medio año es suficiente. Me volveré lo suficientemente fuerte como para estar al lado de Querido Esposo”.

Como entendí su resolución, no dije nada. Después de un rato, Licorice chasqueó los labios y se corrigió.

“Probablemente sea demasiado difícil, pero al menos me volveré tan fuerte como Hwaya”.

“¿¡Por qué me estás mencionando!?”

“¡Querido Esposo ya superó los límites de su especie! ¡Ni siquiera puedo imaginar lo fuerte que será en medio año!”

La afirmación de Licorice me hizo feliz y un poco triste. Con esta compleja emoción en mente, les di unas palmaditas a ambas. Incluso mientras refunfuñaba, Hwaya dejó de quejarse de Licorice, y Licorice finalmente sonrió.

… Fue solo después de que llegamos a Corea que nos dimos cuenta de que dejamos un camino dorado en el Vaticano.

Quería celebrar un gran funeral para las súcubos, pero Licorice y las otras súcubos deseaban el mismo funeral que la última vez. Yo, por supuesto, escuché su solicitud. Los elementales cantaron para las súcubos y Plene también se unió. Aunque no era extravagante, todavía creía que era uno de los funerales más hermosos del mundo.

Después de que terminó el funeral, con mucha contemplación, decidí hacer de Madre una exploradora de mazmorras.

La razón fue simple. Si alguien volvía a apuntar a Madre, en lugar de invertir muchos poderosos usuarios de habilidad para protegerla, era significativamente más seguro tenerla en la mazmorra.

Aunque no podríamos recuperar los derechos de designación de exploradores de ella, era un precio barato a pagar para mantenerla a salvo. No pensé que desplegarían un enemigo tan poderoso para secuestrar a Madre, pero dado que ella podría ser utilizada para amenazarme a mí, el Héroe, era lógico.

Aumentar el número de exploradores era la menor de nuestras preocupaciones. En lugar de tener algunos exploradores más, tener a Madre a salvo en la mazmorra era mucho mejor, ya que no tendríamos que preocuparnos por ella. Si nuestros enemigos cambiaron su modus operandi, era natural que hiciéramos lo mismo.

Pero dado que la falta de habilidad de Madre fue una de las razones por las que no la convertimos en una exploradora antes, aprovechamos esta oportunidad para nombrar a un coreano Rango S para escalar la mazmorra con Madre. Como Padre le enseñó a Madre cómo huir y recolectar maná, creí que no sería una carga demasiado pesada. Probablemente.

Después de entrar a la mazmorra y salir, Madre se rio feliz. Parecía que se había olvidado por completo de haber sido secuestrada por la muñeca diabólica. De hecho, era mejor olvidar las experiencias traumáticas. No planeaba dejar que volviera a experimentar cosas aterradoras.

… Sin embargo, todavía tendría que mirar las caras de los monstruos mientras escalaba la mazmorra.

“Entrar y salir es muy sencillo. Qué misterioso. ¿Entonces cuándo puedo visitar la casa de mi hijo?”

“Tienes que alcanzar el Nivel 21, Madre”.

“Juju, sabes, soy muy buena en los juegos. Cuando era joven, incluso logré el mayor avance de trabajo en Mapl***ory. ¿Era tercero?” (Ex: MapleStory)

“No, no es tan fácil. Si lo fuera, habría dejado que Madre se convirtiera en exploradora mucho antes. Además, creo que ese juego tiene incluso un quinto ascenso de trabajo ahora…”

No me sorprendería que saliera con un sexto…


TI: El juego era en realidad Kingdom of the Winds, pero me decanté por Maplestory ya que prácticamente cumple el mismo rol y más gente lo conoce.

Ex: Kingdom of the Winds.

En realidad, no me sorprendería que tenga más talento del que cree Kang Shin, solo por el hecho de que es madre de Kang Shin y esposa de Kang Yungoong es probable que sea especial, ahora, si esa peculiaridad suya se podría aplicar al ámbito del combate es otra cosa, pero no me asombraría si fuera el caso.


Anterior |Índice| Siguiente

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .