ICDS — Capítulo 295


Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Expectro


Anterior |Índice| Siguiente


Acercándose, Yendo Más Lejos (1)

El cambio se produjo rápidamente. La muñeca diabólica controlada por el Rey de la Muerte se desplomó repentinamente como si sus cuerdas estuvieran cortadas. Como un lich sensible al maná, el Rey de la Muerte inmediatamente notó este cambio y sacudió su bastón con asombro. Pero fue demasiado tarde. La muñeca diabólica solo hizo crujidos en respuesta.

[Hm, no se mueve, aunque esta muñeca es como un clon mío.]

Por supuesto, no se movió. La muñeca diabólica debería haberse vuelto metálica. Al ver cómo estaba haciendo crujidos, lo más probable es que estuviera luchando a su manera. Desafortunadamente, el Rey de la Muerte ya no tenía el control sobre ella.

Con la muñeca incapaz de moverse, soltó a Madre. La magia de Daisy era más rápida que la del Rey de la Muerte, y yo era incluso más rápido.

[¡Oh! ¡Eres bastante rápido, Héroe!]

El Rey de la Muerte guardó la muñeca diabólica y usó magia para asegurar a Madre, pero la magia de Daisy contrarrestó la suya y yo tomé a Madre en mis brazos. Pero cuando la recibí, fruncí el ceño.

“¿Está perfectamente bien?”

[Jajaja, mientras prometas cooperar conmigo, ¡ella estará bien! Ahora, si sabes en qué situación te encuentras deberíamos tener una buena conversa… ¿¡!?]

El dedo que estaba apuntando hacia mí se volvió plateado.

[Soy Dortu. Señalar al Maestro es de mala educación.]

[Algo está aquí.]

Él susurró. Inmediatamente vio a su alrededor, pero no pudo ver a Dortu. Naturalmente, alguien que controlaba a los muertos vivientes no podía percibir a Dortu. Dortu no nació como cualquier otro elemental. Era posible que incluso los elfos no pudieran percibir a Dortu.

[Pero esto no cambiará nada. Verás, me aseguré de ponerle un cuidado especial. Soy el único que puede curarla.]

No había nada más tonto que esforzarse por controlar una situación imperceptible. Al menos en este aspecto, el Rey de la Muerte parecía ser mejor que los otros reyes. En lugar de buscar a Dortu, me estaba amenazando a mí, que controlaba a Dortu.

[Si no me la devuelves pronto, mi maná dentro de ella hará… ¡BOOM! Supongo que eso no te gustaría.]

Se rio maliciosamente.

[Vamos, Héroe. Piénsalo. No hay necesidad de que luchemos. ¿No sientes curiosidad por las cosas que sé?]

“Pregunta, ¿solo tienes una muñeca diabólica?”

[Jajaja, ¿me preguntas si tomé otros rehenes? Una herramienta mágica preciosa como esta, incluso yo solo tengo una. Así que regrésala, Héroe. De lo contrario, tu madre estará en un aprieto.]

Sacudió su palo de madera. Mientras las cuerdas bailaban, la muñeca diabólica crujió espeluznantemente.

No me atrevía a creerle fácilmente, pero ciertamente solo tenía un palo de madera, e incluso si no huera así, simplemente tenía que encargarme de él antes de que pudiera hacer cualquier otra cosa. Como tal, tomé medidas de inmediato.

“Dortu”.

[Soy Dortu. Atacando al enemigo.]

En ese instante, los abdominales huesos del lich se rompieron. La metalizada muñeca diabólica le había penetrado el estómago. Parecía que no esperaba que le robara el control de su muñeca. Su momentáneo error de juicio le había asestado un gran golpe.

[¡Kuhuk!]

“Parece que eres el más débil físicamente de todos los reyes”.

Aunque lo dije medio en broma, la muñeca diabólica fortalecida por la habilidad de Dortu probablemente era lo suficientemente fuerte como para causar daño crítico incluso al Rey Bestia. Por supuesto, eso no significaba que Dortu fuera siempre tan poderosa. Era solo que el ataque anterior llevaba una cantidad de maná devastadoramente absurda.

Dortu tomó el maná dentro de la muñeca diabólica y atacó al Rey de la Muerte. Esta muñeca tenía la capacidad de ocultar su presencia y era lo suficientemente poderosa como para matar a docenas de súcubos. Incluso podría regresar instantáneamente al Rey de la Muerte mientras lleva a Madre. Dado que tal cosa se estaba utilizando como arma de asalto de una sola vez, su poder era imaginable.

Los ataques de la muñeca no simplemente terminaron con romper los huesos del Rey de la Muerte. A medida que la muñeca se descomponía lentamente, el cuerpo de lich del Rey de la Muerte comenzó a tornarse plateado a partir de su estómago. El color plateado también se extendió desde su dedo previamente metalizado, extendiéndose a las articulaciones de los dedos, la mano, la muñeca, etc. Era como si el poder del metal que controlaba a la muñeca devorara al lich.

[¿¡Estás mutando el cuerpo de un rey!? ¿¡Qué poder es este!?]

“¿No dijiste que pusiste tu fuerza vital en un contenedor? Solo estoy cambiando un objeto sin vida por otro. No es diferente a transformar la muñeca diabólica en metal”.

[¡Imposible!]

Eso es lo que también pensé, pero después de quitarme 300.000 maná, Dortu lo hizo posible. Quizás, las ‘habilidades’ elementalistas que finalmente dominé igualmente me ayudaron.

Al ver su cuerpo convertirse en una pieza de metal, el Rey de la Muerte me vio y gritó.

[Héroe, disfruto hablando de las cosas en lugar de recurrir a la fuerza. Pero si vas más lejos, volaré a tu madre. ¡No estoy bromeando!]

“No podrás hacerlo ahora”.

También le devolví la mirada. Ahora que Dortu hizo su movimiento, no había nada que pudiera hacer el Rey de la Muerte. Si tuviera que señalar el motivo de su derrota, sería que era un lich, ya que Dortu no tenía la capacidad de convertir a los seres vivos en metal.

[Soy el rey de los muertos. ¡No creas que puedes ganarme con algo como esto…!]

Desde la parte no metalizada de su cuerpo, su maná comenzó a hervir. El Rey de la Muerte dejó de intentar controlar la maldición sobre Madre y concentró todo su maná en su cuerpo. Pero esto era exactamente lo que estaba esperando Dortu. Devoró con avidez el maná del Rey de la Muerte y aceleró el proceso de metalización con ello. Contra Dortu, el Rey de la Muerte no era más que una presa.

No mucho después, el Rey de la Muerte se dio cuenta de que no podía hacer nada. Una luz roja sangre brillaba en las cuencas de sus ojos mientras rugía.

[Tú eres quien tomó esta decisión. Sin mí, no podrás curar esa maldición. En el momento en que pierda mi cuerpo, comenzará la cuenta atrás y en menos de cinco minutos tu madre perderá la vida. Sin mencionar que no podrás encontrar mi recipiente de vida. Cuando regrese, tendrás que tomar otra decisión. No seré tan amable la próxima vez.]

Con eso, se convirtió en un muñeco metálico. Daisy escrutó su cuerpo y me miró con los ojos brillantes.

“Él no, está muerto. Convertirlo en metal, no puede matarlo. Tengo que… matarlo”.

“Lo sé. Puedes acabar con él. Espero que Licorice y Lotte regresen pronto con su recipiente de vida”.

“Pero, la madre de Kang Shin”.

Al escuchar la voz llena de preocupación de Daisy, sonreí. Incluso ahora, la maldición ubicada en el corazón de Madre latía amenazadoramente, pero coincidentemente aprendí cómo lidiar con maldiciones como esta hoy. ¿Cuándo preguntan?

“¡Toma a mi madre, Sumire!”

“¡S-Sí! ¿Eh? ¿¡S-Shin-nim!?”

Después de entregar a Madre a Sumire, usé Engaño Mundial. Hubiera sido perfecto si pudiera usar Juego del Dios del Cielo, pero ya lo había usado en mi pelea con el Rey Bestia. Afortunadamente, no era absolutamente necesario tenerlo para mi plan.

El método que pensé fue simple. Entre los monstruos con los que luché, había uno llamado Doppelgänger Superior. Estos monstruos tenían la habilidad de hacerse más grandes o pequeños. Por lo tanto, me transformé en un Doppelgänger Superior y me hice imperceptiblemente diminuto. Aunque era una forma bastante indirecta, de esta manera, aún podía hacerme pequeño usando Engaño Mundial.

Después de transformarme, volé hacia las fosas nasales de Madre y continué por su esófago. Aunque el Rey de la Muerte había dicho que tenía cinco minutos, no sería extraño si hubiera incluso menos tiempo.

Mientras volaba hacia el corazón de Madre, reprimí el sentimiento de urgencia e hice todo lo posible por mantener la calma. Afortunadamente, había experimentado algo similar antes y pude encontrar fácilmente su corazón. Inmediatamente noté una maldición negra similar a un tumor que crecía en su palpitante corazón. Me contuve de maldecir en voz alta y extendí mi mano hacia ello.

“Huu, hagamos esto”.

Inicié el Circuito Peruta.

Mientras mantenía un tamaño lo suficientemente pequeño como para no dañar a Madre, absorbí la maldición al usar el poder de Circuito Peruta. Si no hubiera luchado contra el Rey Bestia, nunca me hubiera imaginado poder hacer esto.

“¡Ven y pelea conmigo!”

La maldición negra resistió ferozmente, pero no pudo aguantar el tirón del Circuito Peruta. Pronto, la maldición saltó a regañadientes del corazón de Madre y cargó hacia mí. A cambio de recibirlo directamente, atraje la maldición al giro de Circuito Peruta. Naturalmente, era más seguro tomarlo con la mano que con el corazón.

“¡Ven, ven!”

Con mi mente completamente enfocada en Circuito Peruta, comencé a gotear sudor. La maldición se sentía acre y sofocante, y constantemente trataba de devorarme por completo. Pero concentré mi maná en la mano que había extendido. El remolino de maná que llevaba la maldición se movió hacia mi mano y comenzó a volverse negro. Parecía imposible defenderse por completo.

“¡Solo aguanta un poco más…!”

Unos segundos después, la maldición que permanecía en el corazón de Madre desapareció por completo, se enfocaba en mi mano la cual tenía un maná mucho más apetitoso.

“¡Hecho!… ¡Te veré en un rato, Madre!”

Con una perla negra llena de maldición en la mano, rápidamente usé Regresar. El punto de transferencia, por supuesto, fue Roma, donde Hwaya y yo llegamos antes. Todavía estaba lleno de zombis.

[¡Guooooooooo!]

“¡Gracias por estar aquí!”

Casi como si me estuviera esperando, un zombi empujó su cabeza hacia mí. Quería darle un gran abrazo de oso si era posible, pero tenía prisa. Lo toqué con mi mano y grité.

“¡Caduceo!”

Exactamente diez segundos después, un zombi que llevaba una maldición mortal explotó.


Ex: Honestamente creía que usaría a Caduceo, pero para revivir a su madre tras morir, no de esta forma.


Anterior |Índice| Siguiente

6 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .