Shiki: Volumen 03: Capítulo nueve: parte 4

[Anterior] [Índice] [Siguiente]


“Akira, dime, ¿el otro día no recibiste una llamada del hijo del Taller?”

Era la hora de la cena cuando la madre de Akira, Sachiko, le preguntó eso.

“Mm, sí, así fue.”

“Eso pensé” dijo Sachiko mientras colocaba los tazones de sopa de miso y se quitaba el delantal. “Ese hijo del taller. Parece que murió.”

Con los palillos congelados en la mano, Akira miró fijamente el rostro de su madre. “……¿Falleció?”

“Eso escuché de pasada. Cuando salí a hacer algunas compras, escuché hablar de eso. De todos modos, parece que dijeron que murió esta mañana. Ahí fue cuando pensé, ¿no lo conocías?”

Akira estaba helado de terror y los ojos de Kaori se abrieron como platos.

“Pero eso es…… ¡Dijo que, si pasaba algo, nos lo haría saber!”

“Estoy segura de que tuvo suficiente en qué pensar y se olvidó. Pobre. ¿No estaba todavía en la escuela preparatoria?”

Akira tiró los palillos y se puso de pie. “¡¿Qué demonios?!”

“¿De qué se trata esto?”

“El padre de nii-chan dijo que nos llamaría, ¿no es así? ¡Los adultos son así! ¡Nunca planeó contactarnos desde el principio!”

Kaori se demoró en reaccionar, mirando como Akira salía corriendo de la sala de estar después de decir eso. Su madre y su padre se quedaron boquiabiertos.

“Querido …… ¿Qué fue eso?” su madre murmuró, luego, como si volviera a sus sentidos, su rostro se arrugó. “¿Qué diablos le ha pasado?”

Kaori no pudo responder. Los pasos de Akira resonaron por el pasillo, y pudieron escuchar la puerta de entrada abriéndose y cerrándose bruscamente mientras él salía corriendo. Lo más probable es que haya ido a la casa de Natsuno. O posiblemente a cualquier lugar donde pudiera estar solo. Incluso si ella fuera tras él, no había nada que pudiera decir por él, pero aun así quería estar a su lado, así que Kaori también dejó sus palillos. Cuando se movió para ponerse de pie, Sachiko le gritó.

“¡Déjalo ser!”

“……Pero.”

“Déjalo en paz. ¿Qué pasa con él de repente? Tirando sus palillos, gritándole a la gente. Si no quiere cenar, déjalo hacer lo que quiera. No le importa lo que hizo.”

No es eso, trató de decir Kaori. Akira no estaba enojado con Sachiko, estaba enojado con el padre de Natsuno. Pero Sachiko habló por ella.

“Como sea, solo come.” dijo mirando al padre de Kaori sentado aturdido a su lado. “Tú también. Estás en casa por una vez, pensé, así que traté de hacer las cosas que te gustan, así que ¿dejaras que se desperdicien?”

Sí, murmuró su padre, pero aun así miró el plato a medias sin levantar una mano para comer. Kaori una vez más se preocupó por Akira — y Natsuno también, y realmente no tenía ganas de tocar su comida.

“Ya veo. Entonces hagan lo que quieran. Tú, Akira, tu papá” dijo Sachiko como si escupiera las palabras. “¿Qué crees que soy, de todos modos? No soy su criada. Día tras día, tengo comidas calientes en la mesa para ustedes, y sin recibir un solo centavo de pago por ello. Y, sin embargo, todos ustedes ¡Ni siquiera recibo un agradecimiento de ustedes! Se lo comen como si fuera obvio que estuviera allí, ¡si no tienen ganas de comer, déjenlo allí!”

Kaori bajó la cabeza.

“Y tu papá dice que está trabajando y no regresa hasta media noche. ¿Trabajando? ¿Qué tipo de trabajo hay para hacer en el ayuntamiento? Realmente vas a salir a beber con todos los del trabajo, ¿no? Pensé que estabas trabajando horas extras, así que te preparé una comida caliente, pero dices que no la quieres y te vas directo a la cama, luego ustedes dos, ustedes dos, déjenme decirles, no les importa la hora de la cena, ¡simplemente salen corriendo a jugar!”

La cabeza de su padre estaba colgando, parpadeando como desconcertado.

“Trato de tener algo caliente para que lo esperen con ansias, pero no importa cuánto tiempo espere, no vuelven. Les pido que cuiden la casa, pero se van y salen corriendo a jugar sin ayudar en absoluto. Sólo se van a jugar lo que quieran, regresan cuando quieren, e imaginan que la cena estará obviamente allí cuando vengan, ¿no es así?”

“……Lo siento.”

“Ahórrame tus disculpas. ¡Haz lo que quieras!” ella arremetió y luego tomó su comida recogiéndola en silencio. Kaori hizo una modesta imitación de sus acciones. Cuando Sachiko terminó de comer sola, recogió sus propios platos. Lavó los platos en un estallido de ruido, como si fuera un estallido de ira.

“Papá … Lo siento” Kaori dijo en voz baja. “Hicimos enojar a mamá. Así que ella también se enojó con papá”

“……Está bien.” dijo su padre en voz baja. Kaori pensó que su voz parecía extrañamente carente de poder. Mantuvo sus manos cerca de la comida, pero como se había mencionado, en realidad no comenzó a comerla.

“¿Qué pasa? ¿No estás comiendo? Si lo dejas, mamá se enojará de nuevo.”

Así es, dijo su padre, pero de hecho no dio señales de tomar sus palillos.

“Papá, ¿estás enfermo? ¿No tienes apetito?”

“……Sí.” Tanaka murmuró y dejó sus palillos. Se puso de pie sin rumbo fijo.

“……¿Papá?”

“Voy al hospital.”

“¿Estás bien?”

Sí, Tanaka asintió, tomando su abrigo de donde colgaba. Sacó una tarjeta de una carpeta de papeles que guardaba junto a la televisión.

Kaori inclinó la cabeza. Era el boleto de registro de un paciente. Vio “Clínica Ebuchi” escrito en él.

“Papá, ¿has estado enfermo? ¿Desde hace cuánto tiempo?”

¿Había estado yendo al hospital? Debe haberlo mantenido en silencio. Kaori miró a su padre, pero él le sonrió.

“Estoy bien. De todos modos, saldré un poco.”

Kaori asintió. Cuando su padre se fue, ella estaba sola en la sala de estar. Era una atmósfera desagradable, con el ruido que estaba levantando Sachiko. Normalmente, esto sería cuando Kaori y su padre intentarían suavizar las cosas con su madre. Alabarían la comida, fingirían comérsela como si fuera muy deliciosa, le expresarían gratitud por prepararla y la ayudarían un poco como prueba de ello. Pero era cierto que Kaori y su padre no tenían apetito. De ninguna manera fue culpa de su madre, pero al no poder calmarla como de costumbre, su madre estaba aún más irritada.

Su padre había abandonado la escena. Kaori también quería escapar, pero si al menos no comía, tenía la sensación de que las cosas empeorarían. Se obligó a comer, incluso sin probarlo. Todo mientras se preocupa por Akira y su padre.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

0 0 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x