ICDS — Capítulo 292

Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Expectro


Anterior |Índice| Siguiente


El Último Miembro (9)

Overlord aumentaba su poder dependiendo de cuanta más salud y maná tenía, ya que multiplicaba mi poder en lugar de sumarlo.

Incluso ahora, el maná del Rey Bestia se derretía constantemente en mí. Overlord recibió este maná y lo amplificó, y el maná aumentado dominó el maná que aún no podía controlar y lo llevó al flujo del Circuito Peruta.

Circuito Peruta extrajo el Enigma que rodeaba mi maná y creó un remolino. Este torbellino servía como escudo que podía defenderse de todo, así como una hoja que podía cortarlo todo.

“Huu…”

Di un breve respiro. Lo sentí cada vez que usé Overlord. Durante este período de cinco minutos, siempre traté de comprender su verdadera naturaleza. Este era un maná desconocido. Enigma, un poder que rivalizaba con el poder divino y el de Sherafina.

Ni siquiera Sherafina podría haber creado Overlord. Overlord nació a partir de Síntesis de Habilidades, que provino del artefacto que Loretta me dio, el Reloj de Bolsillo del Coleccionista. Siempre supe que el Reloj de Bolsillo del Coleccionista era un objeto poderoso, pero ahora sabía que no era solo poderoso. No importa cómo lo piense, no es algo que uno deba obtener como recompensa de una misión.

Como prueba, el maná que ejercía ahora…

[¿Es esa la fuente de tu confianza?]

[Verdaderamente místico. Es un poder demasiado grande para que lo ejerza un simple humano.]

[No importa cuán grande sea el poder, al final, su portador es un humano. Esa será la razón de tu derrota.]

En todo caso, el Rey del Miedo realmente sabía cómo jactarse. Tener un gran poder no servía de nada si la fuerza de voluntad de uno estaba destruida, pero…

“¡Los faroles no funcionarán conmigo!”

El remolino se intensificó, haciéndose más grande a cada segundo. Los susurros de los clones del Rey del Miedo se cortaron, y los que cayeron al suelo por el impacto de Explosión Gaia fueron arrastrados hacia el ciclón y destrozados. El maná amplificado de Overlord se estaba vertiendo por completo en el torbellino. Al mismo tiempo, el tifón tiraba continuamente del maná que formaba este mundo. El maná de Enigma seguía aumentando sin cesar.

[Kukuku, ¿un humano quiere devorar mi maná?]

“¡Dije que te concentres en mí!”

Gritó Hwaya. Sorprendentemente, las llamas que la rodeaban comenzaban a verse transparentes.

“¡No dejaré que ni siquiera lo rasguñes!”

[¿¡Kuk!?]

El Rey del Miedo se estremeció, sorprendido por las llamas de Hwaya. Inmediatamente tomé medidas. Gracias a Explosión Gaia y al enorme remolino, los numerosos clones del Rey del Miedo fueron incapaces de hacer nada. Ahora, era el momento de atacar su cuerpo principal.

“Elementales, es hora de la fiesta”.

[¡Yay!]

[¡Whoo, valió la pena esperar!]

[Soy el número 389,873 en la línea. ¡Trátame bien!]

[Uu, hoy no es la montaña rusa, ¿verdad? ¿Verdad?]

[¿Por qué sigue viniendo?] (Ex: Por ya estar viciado, lo odia y a la vez le gusta, es su gusto culposo)

No me acerqué a él, simplemente me quedé quieto mientras retiraba mi lanza. Cuando la hoja de la lanza creció y alcanzó cerca de setenta metros, innumerables elementales saltaron en ella. El remolino que me envolvía se movió naturalmente hacia la lanza y comenzó a girar ferozmente.

[¡Uoooooooo!]

[¡Uaaaaaaaaa!]

[¡Esto debe ser una limpieza del alma!]

Lo siento, pero no lo es.

[Aah, me estoy transformando.]

[¡Este es el poder de Prince-nim, el poder de evolucionarnos!]

[¡Siento que me volví más alto!]

El maná de Enigma transformó la apariencia de los elementales. Por supuesto, no podía verlos porque mi alma no coincidía con sus longitudes de onda, pero al menos podía ver que la luz que estaban emitiendo se hacía más brillante mientras giraban en el remolino de Enigma. Dado que su fuerza afectó el poder de mis habilidades, esto solo fue beneficioso para mí.

“¡Detenlo, Hwaya!”

“¡No planeo detenerme allí!”

Después del grito de confianza de Hwaya, las llamas que salieron de sus manos devoraron con avidez el maná atmosférico mientras cargaban ferozmente hacia el Rey del Miedo. Retorcidas como cadenas, las flamas de Hwaya penetraron al Rey del Miedo y lo mantuvieron inmovilizado. En ese momento…

[Bien, humanos. Dejaré que prueben el poder de este Rey del Miedo.]

El cuerpo del Rey del Miedo, que estaba siendo contenido por la cadena de fuego de Hwaya, de repente se partió por la mitad como una tortilla cortada con un cuchillo. Desde el vacío sin fin, se abrió un enorme ojo de miedo.

Si su existencia infundió miedo a las personas y sus clones hicieron realidad este miedo, su único ojo transformó todo el miedo de un individuo en un miedo peor que la muerte. En cierto modo, era como un veneno tóxico que hacía que uno se quitara la vida. Evocó todas las experiencias negativas que uno enfrentó a lo largo de su vida y las grabó en su mente. De hecho, incluso tergiversó y amplificó estas experiencias. Una vez que uno rechazó su propia existencia y se negó a tolerarlo, lo único que le quedaba era la muerte.

Me di cuenta de que su ojo eran una especie de Ojo Malvado.

“¡Tempestad Elemental!”

Le disparé con mi lanza.

[¡Uoooooo!]

[¡Demasiado feroz! ¡Demasiado emocionante!]

[¡Uweeeeeek!]

Fue realmente un espectáculo para la vista. Innumerables elementales brillaron dentro del remolino de Enigma, haciendo que en poco tiempo el cielo pareciera una galaxia. Enigma también cedió su luz a los elementales y se centró únicamente en fortalecer sus poderes. Para ser exactos, hice que lo hiciera.

La tormenta de elementales golpeó el ojo del Rey del Miedo.

[¡KAAAAAAAAAAK!]

Un grito que contenía todo el miedo y la desesperación sonó. Esperé un momento con mi lanza todavía extendida antes de cambiarla a su apariencia original. Fue después de que confirmara que le había desgarrado el ojo. Solté un suspiro de alivio.

“Whew, eso fue peligroso”.

Casi me devoran. Aunque Alma Absoluta se estaba defendiendo de sus ataques mentales, su ojo había borrado la existencia de Alma Absoluta por un momento. Si no tuviera Ojos Malvados de Petrificación, es posible que no hubiera podido usar Tempestad Elemental.

[¡KUOOOAAAA!]

[¿¡Cómo podría un humano…!?]

“¿¡Estás bien, Hwaya!?”

Inmediatamente verifiqué la seguridad de Hwaya. Como estaba en ese estado, esperaba que Hwaya estuviera peor. Sin embargo, no me estaba escuchando.

“¡Tu, muere! ¡Muere!”

Llamas transparentes ardían a su alrededor. Me preguntaba cómo las flamas podían ser transparentes, pero como las veía con mis propios ojos, no podía negar su existencia. Disparó bolas de fuego traslúcidas al único ojo del Rey del Miedo, que fue desgarrado de manera irreparable por mi Tempestad Elemental. El Rey del Miedo gritó.

[¡Acepta el miedo! ¡Acepta la desesperación de la realidad que te espera! ¡Al final, tendrás que enfrentarte a todos!]

Su cuerpo, que había tenido una forma indeterminada, de repente comenzó a crecer en brazos. Estos brazos parecidos a tentáculos volaron hacia Hwaya e intentaron asaltarla. Llevaban maná contaminado que parecía capaz de infundir el mismo miedo o incluso uno mayor que mirarlo al ojo. Hwaya quemó estos brazos y gritó ferozmente.

“¡Voy a acabar con él! ¡Protégeme!”

“¡Entiendo!”

En lugar de someterse al miedo, Hwaya lo usó como combustible para su ira y aumentó el poder de su fuego. Sus Ojos Malvados seguramente estaban ayudando, pero todavía estaba sorprendido por su fuerza de voluntad. Parecía rivalizar incluso conmigo, que tenía Alma Absoluta. Bueno, era probable que mi ‘habilidad’ también la estuviera afectando…

Al ver su fuego, estaba seguro de que había dado un paso hacia el mismo reino que Enigma. ¡Quizás podría llegar a manejar libremente Enigma más rápido que yo!

“No puedo perder ahora, ¿verdad?”

Murmuré en voz baja y levanté mi lanza. Con solo ese movimiento, el disminuido remolino se elevó de nuevo. El torbellino formado por maná puro comenzó a girar ferozmente con mi voluntad.

Los Cinco Reyes fueron perdedores que no tuvieron más remedio que conformarse con estar en posiciones iguales. Si no podía abrumarlos, ¿cómo iba a luchar contra el Señor Demonio o la existencia que estos reyes temían tanto?, ¿cómo iba a poner fin a esta competencia inútil?

Necesitaba que mi lanza fuera más afilada. Que tuviera un poder absoluto que pudiera atravesar cualquier cosa.

“… Pero dejaré que Hwaya lo haga aquí”.

Hwaya quería esto. No era tan inmaduro como para robarle el impulso.

Reuní el enorme remolino giratorio en un solo lugar en la punta de mi lanza. En el siguiente momento, empujé ligeramente mi lanza.

“¡Ahora, muéstrame tu verdadera apariencia!”

[¡Ku, kuaaaaaa!]

Los tentáculos que no se sometían a las llamas de Hwaya desaparecieron sin dejar rastro. Incluso el cuerpo del Rey del Miedo que no hizo contacto con el remolino comenzó a desvanecerse lentamente desde el exterior.

“Bien, pude incorporarlo un poco”.

Estaba contento con saber que podía mezclar un poco el principio detrás del golpe que hice hace tiempo. Quizás fue gracias a la ayuda de Enigma. Pero al final, Enigma también era parte de mi fuerza. Una vez que pudiera controlar todo esto libremente, no tendría nada que temer.

[¿¡De verdad quieren enfrentarse a mí, humanos tontos!? ¡Kuaaaaaaak!]

Mientras mi remolino aniquilaba partes del cuerpo del Rey del Miedo, una criatura grotesca gigante comenzó a aparecer en el cielo. Si la emoción conocida como miedo tuviera una forma viva, sería esta: grotesca, deformada y repulsiva.

¡Pero el Rey del Miedo, al final, era una criatura viviente! ¡No era una emoción que no se podía eliminar!

“Eres un farsante. ¡Nunca podrás ser el miedo en sí mismo!”

Hwaya gritó secamente y levantó la mano. En su palma, una inmensa cantidad de maná comenzó a coagularse.

“¡Incluso si lo eres, te quemaré perfectamente!”

Cerró el puño y luego lo abrió con suavidad. Aunque no podía ver nada, sabía que este era el ataque más fuerte que Hwaya podía hacer. El cuerpo del Rey del Miedo se quemó por el fuego invisible. Parecía haber descubierto que no había vuelta atrás, ya que dejó de intentar asustarnos y murmuró en vano.

[Ku, kuku… ¡Al final, resultó como él lo había planeado…! Trascendental, un nuevo nacimiento y… ¡Kuk, kukukuk!]

“¡No hables de cosas siniestras y muere!”

[Esto es lo que puedo darles, un verdadero miedo…]

Con eso, el último rastro de su existencia se quemó.

Habíamos derrotado al Rey del Miedo.


Ex: Me alegro que el crédito no se lo llevara Shin, que la pelea se centrara en Hwaya, así se puede desarrollar bien, como debe ser, si se puede también me gustaría que ella absorbiera el poder del Rey en lugar de Shin como con los últimos dos reyes. Igualmente espero que contra el Rey de los Muertos el combate se centre en Daisy y esta tenga la oportunidad de crecer como se debe, quiero decir, se enfrentaría contra un gran ser especializado en su área, el desarrolló que puede conseguir de ello es demasiado inmenso como para que se quiera concentrar la pelea en Shin y en beneficios que obtenga de esta, sería un desperdicio de oportunidad muy grande.


Anterior |Índice| Siguiente

0 0 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
tp_shin
tp_shin
hace 6 meses

Honestamente prefiero más que el prota vaya en solitario y mejore solo, pero bueno, me gustan todas las peleas de esta novela. Gracias por el cap

Kenoge
Kenoge
hace 6 meses

Gracias por los caps

4
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x