Un VIP al iniciar sesión: Capítulo 23 – 5


<Capítulo 23: Regurgitando odio – 5>

 

EZ: Capítulo Único, disfrútenlo y es uno del stock por ello solo es 1 el prox miercoles saco mas


“¿Apoyo? ¿Qué apoyo? Definitivamente eres de la asociación…”

 

“Podemos hablar una vez que esto se despeje”. Kang Shin-hyuk se unió inmediatamente a la batalla después de calmar al hombre y confirmar que no estaba herido. Ahora que su líder había sido asesinado, los lobos restantes se descontrolaron.

 

“Tómese un descanso, Sumbae.”

 

“Sí, gracias”. Eleanor asintió suavemente a sus palabras y se sentó cerca. La batalla fue corta, pero la fatiga ya se había acumulado dada la cantidad de poder que habían puesto en su asalto. Con su poder de regeneración, Kang Shin-hyuk podría recuperarse en pocos segundos, pero Eleanor necesitaba un respiro.

 

“Me uniré a ustedes”.

 

“No, terminará pronto, entonces yo también me tomaré un descanso…”

 

-¡Kyaaak!

 

Lo mismo ocurrió con el hombre que habían salvado. Mientras Kang Shin-hyuk le decía que descansara, un lobo espinoso vino a atacarle. Su agilidad superaba el rango A, pero Shin-hyuk era consciente de que su defensa era mucho más débil.

 

‘Aunque al menos se ha encargado del monstruo élite’. Kang Shin-hyuk se alegró un poco de encontrarse cara a cara con un monstruo de tipo lobo que había visto en sus libros de texto, teniendo en cuenta los extraños monstruos con los que había estado luchando hasta ahora. Lanzó una hebra del hilo relámpago, imbuyéndola con su Lucha del Dragón Dorado para atravesar la frente del lobo. Los monstruos élite tenían un nivel de defensa diferente, así que no lo había probado, pero a estos les funcionaba.

 

“Esto será fácil”.

 

“¿Lo perforaste con hilos?” Kang Shin-hyuk ignoró a los espectadores y recuperó su hilo del lobo. Era molesto que no pudiera usar directamente su función de enrutamiento automático frente a las personas.

 

“Vamos a tratar con esto rápidamente y salir de su vista”. Comenzó a extender sus brazos como un director de orquesta. Diez hebras de hilo se extendieron en todas las direcciones, brillando con un dorado pálido mientras cortaban a los lobos dentro de su alcance.

 

“Son ocho”. Giró los brazos con gran picardía, haciendo que los hilos se agitaran con furia. El espectáculo era fantástico, como una ola dorada que fluye sobre el suelo, pero el resultado fue cruel. Los cuerpos de los lobos fueron lanzados al aire mientras la sangre fluía libremente.

 

-¡Kyaaah!

 

Una hebra de hilo se abrió paso a través del cuerpo de un lobo que intentó atacarle a través de la niebla sangrienta. Apenas lo notó mientras corría hacia delante, ignorando los trozos de lobos que le rodeaban mientras apretaba los puños y tiraba de ellos hacia delante, haciendo que las hebras de hilo se tensaran y volvieran a los guantes. Todo a su paso quedó destrozado.

 

-Susurro de la bartender: Parece que ya has terminado. Deja el resto a ese hombre y vámonos.

 

Kang Shin-hyuk colocó uno de los cuerpos intactos de los lobos en su inventario mientras llegaba el susurro de Claire. Mirando hacia arriba, ella los esperaba en su moto.

 

-¿A dónde?

 

-Susurro de la bartender: Sigue recto; nosotros te seguiremos.

 

Con un movimiento de cabeza, se acercó a Eleanor. En ese momento estaba absorta admirando las suaves curvas de la lanza que empuñaba.

 

“¿Cómo has hecho un arma así?”

 

“Gracias a sus materiales. Ahora vamos”. Había monstruos a su alrededor. Kang Shin-hyuk talló un camino a través de ellos con sus hilos. El hombre, Ace Brett, lo observaba con el ceño fruncido mientras apenas podía creer lo que veía.

 

“Ese hilo… parece ser más fuerte”. El efecto de la poción de Claire y el encantamiento de Lee Na-hee también eran significativos, pero su rasgo estaba mejorando mucho la velocidad y el poder de las telarañas. Sumado a la capacidad de su Dragón Dorado de reforzar el poder de sus armas y habilidades, significaba que podían cortar a los monstruos con facilidad. Cuando se trataba de agresión, sentía que su Lucha del Dragón Dorado mejoraba sus armas más que el poder espiritual. El poder espiritual era una forma de comunicarse con la fuente de un objeto, pero la Lucha del Dragón Dorado estaba diseñada exclusivamente para el combate, así que era natural.

 

‘Puedo sentir que fluye a través de mí. Siento que me ayudará activamente a superar las limitaciones de mi cuerpo…’ Probablemente, se sentía similar a las personas que usaban la magia para amplificar sus habilidades físicas directamente. Pero, la magia podría sentirse inadecuada en comparación con ella.

 

“¡Oh, hey!”

 

“Volvamos al trabajo”. Kang Shin-hyuk respondió a Ace Brett y se alejó volando mientras Eleanor corría para alcanzarlo, con su lanza volviendo a su tamaño normal. Ace se dio cuenta de que no podía seguir su ritmo y se limitó a verlos partir.

 

‘Ha, maldición”. No estaba seguro de cómo aceptar el hecho de que ese joven ya era más fuerte que él a pesar de que acababa de debutar como novato de la asociación. No tuvo más remedio que reírse. No era sólo ese joven, sino también esa mujer la que había dado el golpe final.

 

‘Ella también parecía joven… ¿de dónde han salido? ¿Es cierta esa leyenda urbana de que la asociación está colaborando con el gobierno para llevar a cabo un proyecto de superhumanos artificiales?’ Una vez más, empezaron a surgir rumores infundados.

 


 

“¡Noona, ven aquí!”

 

“Wow, las puertas del aire se han abierto bastante”. El equipo de ciclistas compuesto por Claire y Lee Na-hee, se movían agitadamente. Esto se debía a que Claire había accedido a enfrentarse a los monstruos del aire a instancias de Shin Eunah por teléfono.

 

-Woooooo

 

“Es extraño escucharlo, pero el efecto es genial”. Claire estaba utilizando herramientas mágicas que había comprado en el Universo de los Héroes o que había creado ella misma. Un extraño sonido resonó desde el altavoz montado en la parte trasera de su moto, atrayendo a los monstruos de todas partes.

 

“Además… ¡esto!” Lee Na-hee apuntó el rifle de maná que tenía en la mano y se rió alegremente mientras lo disparaba a los monstruos que los perseguían.

 

“¡Increíble! ¿Lo hiciste tú misma?”

 

“Sólo lo he modificado. Pero es una estructura delicada, así que me costó mucho trabajo”. Claire luchaba con un arma que podía utilizar su control de maná y su alquimia únicos. El principal tipo de arma de su arsenal eran las armas de maná. Añadiendo círculos mágicos y materiales de alta calidad para mejorar su poder, había hecho un arma que podía ser manejada por cualquier persona capaz de usar la magia. Su precio sería absurdo si intentara venderla. Lee Na-hee era una hechicera capaz de crear artefactos, así que también era capaz de manejarla.

 

“¿Podría incluso mi hoobae manejar esto?” Lee Na-hee murmuró asombrada mientras mejoraba el rendimiento del arma con sus encantamientos y la disparaba una vez más.

 

“Podría ser posible si le añadiera algunas innovaciones”. Claire asintió, mirando hacia atrás mientras esquivaba a los monstruos. Sería posible cambiarlo para que manejara tanto el poder espiritual como el mágico, aunque no podía hablarle a Lee Na-hee del poder espiritual.

 

“Shin-hyuk también es bueno disparando. ¿Lo viste en el encuentro de atletismo?”

 

“Oh, no estaba interesado en mi hoobae entonces”. Lee Na-hee disparó tres rondas de magia a un murciélago cercano antes de volverse hacia Claire.

 

“¡¿Conociste a mi hoobae por aquel entonces?!”

 

“Uh, um, bueno….”

 

“¿Qué sentías por él?”

 

“Bueno, eso…” Claire hizo una pausa antes de desprenderse de él y sacar un arma de su inventario. Era un arma tipo dron equipada con una pistola mágica y un lanzagranadas que sólo podía ser controlado con su magia. Tenía bastante reputación entre los superhumanos y mercenarios que luchaban con armas.

 

“Vaya, es el dron de combate alquímico con el que había soñado…”

 

“Ah, gracias. Por cierto, ¿también estás interesado en Shin-hyuk?”

 

“Creo que mi abuelo quiere pegarlo a mí”. Lee Na-hee meneó la cabeza.

 

“No, sinceramente, yo también estoy interesada. Es raro… a veces parece que es mayor… luego a veces actúa lindo”.

 

“¿Verdad?”

 

“¿Hmm?” Cuando Claire aceptó de inmediato, Lee Na-hee le levantó una ceja. Claire se dio cuenta inmediatamente de su error y escondió la cara.

 

“¿Eh?”

 

“¿Hmm?”

 

“¿Por qué?” Uno, dos, tres drones en total comenzaron a dar vueltas alrededor de la moto, disparando balas mágicas a los monstruos que los rodeaban. Lee Na-hee no quería ser su próximo objetivo, así que respondió en silencio.

 

“No, no es nada”.

 

“De acuerdo”. Claire sonrió, sacando un dron más. Sin embargo, no estaba equipado igual que los otros.

 

“¿Para qué es ese?”

 

“Para tomar fotos del combate del Titiritero de la Muerte”. (EZ: Fuiste tu!!! XD)

 

“…”

Si lo desean bien pueden darle clic a la siguiente img si no tienen dinero para donar pero quieren apoyarme [leizer5991] (si es posible cómanse la publicidad con lo cual me ayudan mucho), gracias por adelantado para quienes lo hagan [recuerden el link los redirecciona a la pag de inicio del blog]


Anterior | Indice | Siguiente

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .