ICDS — Capítulo 289


Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Expectro


Anterior |Índice| Siguiente


El Último Miembro (6)

Loretta y yo entramos al castillo sin dudarlo. Como entendí un poco dónde estaba, guie a Loretta y caminé por el pasillo, sintiendo su maná ilimitado en los alrededores.

Mm, esto es…

“Tiene dos nombres verdaderos, eh”.

Cuando murmuré, Loretta inclinó la cabeza con curiosidad.

“¿Dos? Eso es imposible. Kain… Kain Zerahard solo tiene un nombre verdadero”.

“No, tiene dos. O escondió uno, o debe haber obtenido otro después”.

[Me sorprende que lo hayas descubierto.]

Después de que su voz sonó en el canal de comunicación, una pared en el pasillo se levantó como una cortina. Casi como una habitación escondida de las películas, más allá de la pared había un cuarto pequeño.

Kain Zerahard nos saludó, medio tumbado en un sofá gigante que parecía servirle de cama.

“Tú eres…”

Cuando me vio, abrió la boca y poco después la cerró. Aproveché este tiempo para examinarlo más de cerca.

Lo primero que noté fue su ropa. Prendas translúcidas similares a la seda cubrían su cuerpo, brillando con todo tipo de colores. El pequeño trozo de piel que mostraba en su cuello enseñaba lo pálido que estaba.

Tenía un cuello largo y delgado, y era lo suficientemente hermoso como para ser considerado una mujer. Pensé que Lin era bonito, pero Kain Zerahard incluso superó a Lin. Dejado solo durante mucho tiempo, su cabello era más largo que el de una chica promedio y eso parecía aumentar su encanto. Finalmente abrí la boca.

“Que atractivo”.

“Efectivamente, eres atractivo”.

Casi como si me estuviera copiando, Kain Zerahard comentó sobre mi apariencia al mismo tiempo. Al darnos cuenta de que hablábamos del otro, ambos cerramos la boca. Se hizo un incómodo silencio.

… Comencé a dudar si Loretta juzgaba a las personas por su apariencia.

Pronto, miró a Loretta y habló brevemente.

“Ha sido un tiempo”.

“Sí, ha pasado un tiempo”.

Eso fue todo. ¡Deben haber pasado siglos desde la última vez que se vieron! Por supuesto, no fui lo suficientemente generoso como para ver felizmente a Loretta hablar con su primer amor, y dado que Hwaya debe estar luchando contra uno de los reyes incluso ahora, hice avanzar la conversación.

“Mi camarada… Una persona preciosa mía se encuentra en una situación de vida o muerte en la que cada segundo importante. Por favor, tu poder puede salvarla. Necesitamos el Gungnir de Odín”.

“¿Entonces quieres que use a Gungnir?”

“Sí. Si quieres algo a cambio, estaría feliz de dar cualquier cosa siempre que esté dentro de mis posibilidades”.

Incluso mientras hablaba, supe en un rincón de mi mente que no aceptaría esta solicitud. Había vivido en una habitación secreta de su castillo durante siglos mientras se escondía teniendo el nombre verdadero de un dios. Sentí que sabía lo que esto significaba.

Aun así, vine a verlo porque tenía una carta en la mano. En el proceso de venir a encontrarlo, me convencí de su utilidad.

“Me niego. No hay nada que quiera”.

Como era de esperar, respondió instantáneamente.

“¿No hay nada que quieras?”

“Así es. Todo lo que quiero desapareció hace mucho tiempo y no hay forma de volver atrás en el tiempo”.

‘Como pensaba’. Murmuré para mis adentros. Como había oído hablar de él por Loretta y otros, supe lo que quería decir.

Fue el último superviviente de su mundo. En otras palabras, abandonó su mundo agonizante y escapó con el poder del mundo. Tenía que haber sido hace cientos de años.

“Deberías saber a qué me refiero. ¿Qué crees que estoy haciendo ahora mismo?”

“Te estás escondiendo”.

“Correcto, me estoy escondiendo”.

¿Cuándo fue la última vez que movió su cuerpo? Levantó sus largos y delgados dedos.

“Perdí todo lo que tenía que proteger y escapé maldiciendo todo. Como no tengo derecho a vivir, simplemente estoy esperando que la muerte se lleve mi vida. Desafortunadamente, mi ilimitado maná no me permitirá morir fácilmente, así que he estado esperando durante mucho tiempo. Quizás, tendré que esperar eternamente”.

“No creo que pueda hacerte cambiar de opinión… pero estás equivocado”.

Loretta habló. Su voz estaba llena de una leve ira.

“¿Me ves, Kain? ¿Ves lo que están haciendo todos los gremios administrativos? Si ayudas, podemos salvar a innumerables personas que se encuentran en la misma situación que tú. Incluso un poquito habría estado bien. La mazmorra siempre te animó y todos te apoyaron. Pero tu…”

“No lo entiendes, Loretta”.

“¿¡Qué es lo que no entiendo!? ¡Experimenté las mismas cosas que tú! ¡Todo lo que quería proteger! ¡Todos a los que deseaba defender! ¡Perdí todo lo que me apoyaba! ¡Padres, hermanos, amigos, camaradas! ¡Mi mundo y todas las vidas que viven en él! ¿¡Me estás diciendo que todavía no entiendo!?”

“Perdí a la mujer que amo, la única persona que amaba más que al mundo entero”.

A su tono tranquilo, Loretta respondió con una voz aterradoramente calmada.

“Sí, si había algo que no entendía, era la sensación de perder a un amante. ¿Es por eso que me lo enseñaste? Qué amable de tu parte”.

“…”

“No quería que los Héroes de otros mundos se enfrentaran a la misma realidad que yo. Por eso acepté la oferta del Lord y ayudé a crear la mazmorra. Creo caminos hacia innumerables mundos que son atacados por los enemigos de los mundos y ayudo a los exploradores a caminar por el sendero correcto. Al principio, eras uno de ellos, Kain”.

Todos los exploradores estaban en deuda con la mazmorra. No había ninguna duda al respecto. Al entrar en la mazmorra, obtuvimos el poder de resistir a nuestros enemigos y nos hicimos más fuertes al confiar en el poder de la mazmorra.

Pero Kain se refugió en el Área Residencial de Más Allá con el poder que recibió. En pocas palabras, se había lavado la boca después de recibir comida. Incluso después de cientos de años, era el explorador más fuerte. Si se uniera a un gremio administrativo o trabajara como Mercenario Dimensional durante este tiempo, podría haber salvado muchos mundos de la ruina.

Aun así.

“No está obligado a hacer nada, Loretta. Nadie puede obligar a alguien a hacer algo… Incluso si Loretta lo hizo en el pasado”.

“Sí, fui yo quien se decepcionó a sí misma. Como creí en él, recibí más conmoción cuando me di cuenta de la verdad”.

A través de Kain, Loretta aprendió que la confianza excesiva solo llevaba a lastimarse.

… Cómo actuó de una manera inexplicablemente exagerada a mi alrededor y cómo me dijo que escapara si las cosas se ponían difíciles seguramente tuvo algo que ver con su trauma de este incidente. Como no quería que la lastimaran, había bajado sus expectativas.

Para ser honesto, fue bastante absurdo. Esta debilidad y suavidad no deberían haber sido el encanto que sentía por mí.

“… Loretta, hay algo de lo que los chicos tenemos que hablar”.

Hablé antes de que se emocionara más. No solo Loretta, sino Kain Zerahard también abrió mucho los ojos. Parecía que no esperaba que hiciera esto.

“No hay nada más que necesite escuchar. Solo quería ver qué ibas a decir. Si conoces mis circunstancias, debes saber que solo tengo una respuesta para ti”.

“¡Ayuda a Shin-nim! ¡Deberías poder hacer esto! No es como si sufrieras una pérdida… ¿¡Ubub!?”

Bloqueé la boca de Loretta.

“Loretta, gracias por ayudarme a llegar aquí. Hiciste lo que tenías que hacer. A partir de ahora, estaré bien por mi cuenta. Puedo convencerlo”.

“¿¡S-Shin-nim…!?”

Loretta hizo una expresión graciosa como si no pudiera entender lo que estaba pensando. Aunque sus orejas agitadas eran adorables, ya que no estaba en el mejor lugar para mostrarle mi afecto, simplemente asentí con la cabeza por ahora.

“Déjamelo a mí”.

“… S-Sí”.

Al final, Loretta asintió con la cara sonrojada.

“E-Entonces te veré más tarde. ¡Volveré por ahora! ¡Sikatra dice hola! ¡Asegúrate de ayudar a Shin-nim!”

Loretta entonces se dio la vuelta y se fue mientras frenéticamente abanicaba su rostro enrojecido. Al verla irse en silencio, Kain murmuró.

“Gracias”.

“No es nada por lo que debas estar agradecido. La amo y ella me ama. Eso es todo al respecto”.

“… Tienes razón”.

Después de murmurar en acuerdo, habló con voz rígida.

“Pero todavía me niego”.

“¿En serio?”

“No hay nada que puedas decir que me convenza. Déjame estar”.

“¿Es el sentimiento de pérdida lo que te controla?”

“No, podría haber sido así durante los primeros doscientos años, pero ha pasado mucho tiempo desde que lo superé”.

Después de escucharlo, respiré brevemente. Luego, agregué rápidamente.

“Entonces es el sentimiento de impotencia”.

Los ojos de Kain se abrieron un poco. No fue una situación ridícula, pero no pude evitar sonreír levemente.

“¿Estás listo para hablar conmigo ahora?”

“Eres un novato que acaba de entrar en Más Allá… ¿Lo sabes?”

“No quiero presumir, pero estoy a punto de entrar en el Piso 31 de Más Allá. También estoy en el Piso 81 de la Primera Mazmorra”.

Aunque fui yo quien lo dijo, me sentí orgulloso. Había llegado tan lejos. Habían sucedido tantas cosas en el camino y, afortunadamente, me había aferrado a muchas cosas sin dejarlas ir.

Parecía que yo no era el único que pensaba de esta manera, ya que Kain hablaba estupefacto.

“… Ya me superaste en Más Allá. En tan poco tiempo también… ¿Eres realmente humano?”

“Lo he estado dudando recientemente, pero efectivamente era un ser humano cuando nací”.

“Talento… ¿Es esto lo que llaman talento? Que ridículo. En mi larga vida, esta es la primera vez que veo a alguien como tú”.

Sonreí ante sus murmullos.

“Por supuesto, comparado con los años que has vivido, los míos deben sentirse tan ligeros como una pluma. Pero Kain, ah, puedo llamarte Kain, ¿verdad?”

“Tienes las calificaciones”.

“Kain, mi pluma es un poco grande. Quizás, es tan grande que ni siquiera tú podrás verla en su totalidad”.

Mis Ojos Malvados brillaban por sí solos. Dependiendo del estado de ánimo de su usuario, los Ojos Malvados a veces se activan por su cuenta. Ese era uno de los defectos de los Ojos Malvados, pero no importaba ya que Kain no era tan débil como para verse afectado por mis Ojos Malvados.

“Hablemos, Kain, lo más rápido posible si se puede. Prometo darte algo que solo yo puedo darte, así que préstame tu poder”.

“Algo que puedes dar… dices”.

“Cómo puedo estar tan seguro incluso después de darme cuenta de lo mismo que tú. Eso es lo que puedo darte”.

Lo siento, pero no puedo garantizar nada. Solo estoy haciendo mi mejor esfuerzo.

Kain vio a través de mi pequeño farol, pero sorprendentemente, puso una sonrisa.

“Puedo ver por qué Loretta se enamoró de ti”.

Se levantó. Su cabello revoloteaba, e incluso después de cientos de años, su ropa de seda cubría su cuerpo con suavidad y fuerza. Después de ponerse de pie perfectamente, respiró levemente e infundió vida a su cuerpo.

Luego, me miró fijamente.

“Escuchémoslo entonces. Nadie puede molestarnos aquí, así que descansa tranquilo y enséñame tu todo”.

“Con gusto”.

Y eso es lo que hice.

Con eso, Kain se unió a Revival.


Ex: Lo detesto, completamente, Shin, pártele la cara eventualmente.


Anterior |Índice| Siguiente

6 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .