Un VIP al iniciar sesión: Capítulo 23 – 4


<Capítulo 23: Regurgitando odio – 4>

 

EZ: Dije casi siempre y mientras pueda alistar unos cap pero esta vez no pude por ende sera solo 1 cap y parte del stock tube problemas con mi explorador de internet todo el dia al punto de pegar varias veces mi patata por ahora ya no veo problemas pero… si no pude alistar cap bueno disfruten del cap de hoy y el semanal de NDE sera mañana 


Habían aparecido innumerables puertas de emisión al mismo tiempo, dando lugar a una situación llamada contracorriente. Era un fenómeno que todo el mundo no tenía más remedio que reconocer, ya que innumerables monstruos de diferentes tipos se unieron para destruir el mundo y matar a la humanidad. En una palabra, era la guerra. En el pasado, había habido tres incidentes de este tipo en Corea. Otros países sólo habían experimentado dos como máximo (África ya había caído en manos de los monstruos cuando ocurrió el primero), por lo que Corea se consideraba especialmente desafortunada en este sentido. Sin embargo, ahora, cuando más de cien puertas irregulares se abrieron a la vez por todo Seúl para verter monstruos, se convirtió en el momento en que se produjo la primera contracorriente del mundo. Si Vanguard, el gremio de batalla número uno del mundo, no lo hubiera encontrado antes, Corea podría haber sido arrasada.

 

-¡Tierra grande… aire nuevo…!

 

-Vamos a conquistar.

 

-Lo tomaremos.

 

Pocas personas sabían que las puertas no eran independientes sino que estaban interconectadas. Sin embargo, los que veían a los monstruos que salían de ellas, comunicándose entre sí, se daban cuenta de forma natural. El hecho de que hubiera una conspiración al acecho detrás de las puertas que los humanos aún no podían descifrar, todos los que luchaban en primera línea para bloquear la contracorriente podían percibirlo. Eran Vanguard y la Asociación de Superhumanos.

 

“¡Bloqueen el lado derecho! ¡Nos están empujando!”

 

“¡Una nueva puerta a las 11 en punto! ¡Es de clase A!”

 

“El gremio Baekyang se encargará de ellos. ¡Concéntrense en este lado!”

 

“¿Ya llegó la Alquimista? ¡¿Está en Corea?!”

 

-¡Kiaaaah!

 

El caos no mostraba signos de disminuir. En comparación con hace diez años, cuando se produjo la tercera contracorriente, el nivel medio de los superhumanos había aumentado, pero también el número de monstruos que aparecían. Esto dificultaba el movimiento de los superhumanos de rango inferior al B.

 

“¡Maldición… esto se siente extraño…!”

 

“¡Monstruos de élite rango S en el frente! ¡Vice-capitán, por favor, salga!”

 

“¡Vamos…!” Ace Brett, el vicecapitán del tercer equipo de Vanguard, que había estado luchando más que cualquier otro gremio, maldijo mientras cargaba hacia adelante. Los lobos espinosos se dispersaron a su alrededor, atacando a los superhumanos, pero Ace Brett blandió una daga de maná púrpura para cortarlos sin dudarlo. La maldición de la daga imbuyó el cuerpo de los lobos, robando su energía para Ace. A medida que robaba la energía de los monstruos, el aura púrpura que rodeaba la daga aumentaba gradualmente.

 

-¡Kiiii!

 

-¡Kyaaak! ¡Kyaah!

 

“¡Kh!” Los lobos se dieron cuenta de lo sucedido e intentaron huir, pero no les dejó. Cualquiera que fuera cortado por la daga maldita no podría escapar sino a través de la muerte. Los lobos ya estaban destinados a convertirse en la presa de Ace.

 

“¡Quítate! ¿Eh…?”

 

-Grandioso…

 

Mientras la energía seguía cubriendo la daga por completo, Ace Brett se enfrentó al monstruo de élite que acababa de formarse frente a la puerta. Era un lobo gigante deforme con robustos cuernos negros y una espina muy afilada bajo la barbilla.

 

-Estas tratando con la maldición de la vida, un poder no permitido a los humanos…

 

“Ha aparecido un monstruo molesto y demasiado hablador”. Ace ya había predicho aproximadamente que aparecería un monstruo que sabía hablar. Lo sabía porque había participado en el segundo en Estados Unidos antes de unirse a Vanguard, que le había salvado de los infinitos monstruos que había ahí.

 

‘Bueno, aquello no era gran cosa comparado con esto…’ En aquel momento, se había dado cuenta de los límites de lo que se podía conseguir sólo con el esfuerzo, esa barrera que separaba el trabajo duro del verdadero talento. Pero no se arrepentía. Había algunos superhumanos que pensaban que él estaba entre los que tenían talento, pero había muchas personas a las que se veía obligado a admirar.

 

-Es un poder que no se controla, no se puede controlar.

 

“¿Pretendes saber de qué estás hablando, monstruo?” Sus ojos brillaron en medio de la luz mientras se preparaba.

 

“¡Kh…!”

 

-Te voy a enseñar.

 

“¡¿Uf?!” Tuvo que olvidarse de atacar, ya que se vio obligado a esquivar con todas sus fuerzas cuando las espinas negras brotaron del suelo bajo él.

 

-¡Kaooooo!

 

-¡Kiiiii!

 

-¡Kuhek, Kieee!

 

Los superhumanos que seguían a Ace Brett eran de élite y, por tanto, pudieron evitar cualquier daño grave, pero los lobos que les rodeaban fueron eliminados por las espinas. El ataque se había extendido por una amplia zona sin ninguna advertencia ni preparación. Ahí donde Ace Brett esquivaba, surgían más espinas. Lanzó su daga contra ellas, pero en el momento en que chocaron, las espinas le succionaron la energía.

 

“¡¿Uf…?!”

 

-Control.

 

La voz esperaba su siguiente movimiento. Las espinas se desvanecieron tan pronto como aparecieron mientras la energía del lobo gigante aumentaba. Parecía similar a la propia habilidad de Ace… pero quizás de mayor calidad.

 

-Muévete. Muéstrame tus habilidades.

 

“Odio a los monstruos como este”. Ace refunfuñó y levantó la cabeza, sintiéndose un poco renovado. Podía luchar, pero la cuestión era…

 

[¡Vicapitán Brett!]

 

Una llamada llegó desde el equipo telepático del Cuartel General.

 

[¡Es el rango S+! Puede crecer más allá de eso, así que ten cuidado. Es probable que hayan disfrazado sus rangos para desorientarnos]

 

“La energía absorbida amplifica temporalmente sus estadísticas. Es similar a mí”.

 

[Sí, pero… ¡ok! El apoyo llegará pronto, ¡así que por favor aguanta!]

 

Ace sabía que sus propias habilidades no eran tan efectivas. La energía que absorbía de sus enemigos podía curar sus propias heridas o aumentar la potencia de sus ataques, ¿pero subir su rango al siguiente nivel? Eso no era posible, pero los límites de este monstruo no parecían terminar ahí.

 

-¡Vuelve a comprobarlo!

 

“¡Adelante, muere!” El lobo se precipitó hacia él a través de las espinas negras que volaban por el aire. Desconfiaba de las espinas ya que no podía saber dónde o cuándo iban a surgir. Moviéndose con cautela, condensó la energía de su maldición y la disparó contra el torso del lobo, que no pudo absorber la energía que ya estaba fijada en su forma. Pero quizás esa era la intención del lobo. En ese momento balanceó su cola con decenas de espinas.

 

‘Es peligroso.’ Ace se alejó de un salto, haciendo uso de las habilidades de supervivencia que tenía cualquier superhumano de alto nivel. Incluso el lobo gigante parecía sorprendido mientras saltaba a más de diez metros de distancia.

 

“Ahora es jaque mate para ti… ¿eh?” Sin embargo, cuando se giró para lanzar otro ataque en el aire, su cuerpo se puso rígido. Cualquiera se sorprendería de algo que cayera desde arriba.

 

“Qué, monst-”

 

“¡Nunca haré otro aterrizaje de héroe!”

 

“…¡Wow!”

 

“¡No hagas nada!” No se trataba de un monstruo, sino de un hombre y una mujer con abrigos y máscaras negras que habían caído juntos, aterrizando uno al lado del otro. Varias preguntas cruzaron la mente de Ace al verlos, específicamente por qué desde arriba y qué clase de gremio se vestía de esa manera, pero se dio cuenta rápidamente de la verdad.

 

“¡Titiritero de la muerte! El arma secreta de la asociación”.

 

“¡No! ¡No lo digas!” Kang Shin-hyuk gritó mientras enviaba diez hebras de hilos de araña para formar un grueso escudo que bloqueara las espinas del lobo gigante. Al bloquear el ataque, echó los brazos hacia atrás mientras se alejaba, enviando las espinas de vuelta al lobo.

 

“¡Cuidado con esas espinas!”

 

“¡No dejes que te toquen!” El lobo gigante evitó las espinas que volvían hacia él mientras Shin-hyuk volvía a extender su telaraña. Dos hebras de hilo envolvieron la pata delantera del lobo, y tres más envolvieron su pata trasera. Las cinco restantes envolvieron su torso mientras el veneno y el rayo lo atravesaban.

 

-¿Kahak?

 

Kang Shin-hyuk tiró del lobo hacia abajo. Fue un espectáculo increíble, ya que se ocupó fácilmente de un monstruo de rango S+ antes de que aterrizara en el suelo. Kang Shin-hyuk continuó dando pasos en el aire gracias a su Maestría del Viento mientras manejaba al lobo.

 

“¡Gracias!” Era la apertura perfecta. Eleanor descendió como un meteorito con su jabalina sobre el estómago del lobo. La lanza se expandió rápidamente hasta alcanzar los cinco metros de longitud al golpear, haciendo uso de la habilidad con la que la había imbuido. Fue gracias a Do Woojin que logró hacerla.

 

“Haaaah!”

 

-¡Kaaahak!

 

La lanza atravesó al lobo y salió por el otro lado. Eleanor cayó al suelo con el lobo, aterrizando justo encima de él.

 

“¿Qué…?” Habían pasado tantas cosas en un instante que Ace Brett no pudo evitar murmurar sin comprender. El titiritero de la muerte había aparecido con una mujer al azar para matar a un monstruo de rango S+ al instante, así que por supuesto, era sorprendente. Mientras tanto, empezaron a aparecer mensajes delante de Kang Shin-hyuk cuando aterrizó en el suelo.

 

-Has suprimido un ser perjudicial para el orden de las cosas. ¡Bonus basado en el nivel de pertenencia! ¡Has recibido 2.500.000 HP! Como bonus VIP, has recibido un bonus adicional de HP equivalente al 50% de la recompensa, ¡para un total de 3,750,000HP!

 

-¡Una bonus de 3.000HP de este administrador que ha admirado tu espléndida apariencia! Si tan solo esa zorra no estuviera aquí.

 

‘Gracias a que ella estaba aquí, fue fácil’. Kang Shin-hyuk comprobó la seguridad de Eleanor antes de utilizar la función de enrutamiento automático para guardar el lobo gigante en su inventario.

 

“Es increíble que te hayas ocupado de ello a la vez”.

 

“Sigamos adelante. No te preocupes, compartiré lo que se atrapó con justicia”. Los dos se alejaron en breve, dejando a Ace Brett mirando sus espaldas.

 

“Tú… ¿cómo…?” La voz de Claire llegó desde arriba, quejándose del nombre que había decidido, pero Kang Shin-hyuk la ignoró.

 

“Somos el apoyo”.

Si lo desean bien pueden darle clic a la siguiente img si no tienen dinero para donar pero quieren apoyarme [leizer5991] (si es posible cómanse la publicidad con lo cual me ayudan mucho), gracias por adelantado para quienes lo hagan [recuerden el link los redirecciona a la pag de inicio del blog]


Anterior | Indice | Siguiente

5 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .